"Ser cosmopolita no significa ser indiferente a un país y ser sensible a otros. Significa la generosa ambición de ser sensibles a todos los países y todas las épocas. El deseo de eternidad, el deseo de ser muchos" JORGE LUIS BORGES

15 de junio de 2007

MUSEE DU QUAI BRANLY

Cuando pensamos en Museos siempre nos remite a sitios fríos, lejanos y sumamente aburridos, pero tal vez puedes cambiar esta percepción si logras ubicarte en el lugar y tiempo de la persona que creó ese objeto, mueble, escultura o cuadro que estamos admirando y nos maravillamos de la amplitud de la creación humana, cuando pensamos que alguien pudo haber soñado y ejecutado su obra, que quedara para la posteridad… Hay sitios pequeños y sitios muy grandes, sitios acogedores y sitios que impresionan por su envergadura, pero siempre, debes pensar que es todo obra de la naturaleza humana y fue concebido con la función de salvaguardar el arte para la historia de las generaciones venideras. Para mí, disfruto tanto de un Museo Municipal en cualquier ciudad o pueblo del mundo, como de los grandes templos de las grandes capitales, donde se resguardan tesoros patrimoniales de la humanidad. No nos remitiremos esta vez cómo han obtenido esos museos sus obras, pero si, pensando positivamente como han logrado salvaguardarlos, algunos con acceso gratuito, como el famosísimo British Museum y otros con entradas desorbitantes, pero todos en si son una aventura fascinante para cualquiera que se atreve a traspasar sus portales. Dentro de ésta última corriente te vamos a presentar el nuevo icono de atracción en la no menos atractiva y famosa ciudad de París: el muy novel Museé du Quai Branly o Museo de las Artes Primarias, que no es nada mas y nada menos que una impresionante colección, sino la más grande de arte étnico venido de todos los rincones del planeta y que remiten a una vastasísima historia de creación humana. Inaugurado en junio de 2006, es una obra arquitectónica moderna, que rompe con parámetros de la arquitectura parisina, que ha llevado diez años en catalogar sus obras y otros cinco en llevar a cabo el edificio en si, situado frente al Sena y a pocos pasos de la Torre Eiffel. Su característica mas impresionante es que cuenta con el jardín vertical mas alto del mundo, que de por si es una atracción muy particular y en sus enormes dimensiones también cuenta con jardines interiores que rodean sus entradas y un anfiteatro para conciertos y obras de teatro. Puedes recorrer sus salas donde están muy bien representadas culturas primitivas de África, Asia, América, y Oceanía, cuenta también con salas de exhibiciones permanentes y temporarias, filmoteca, salas de audio, investigación y desarrollo, a escala mundial, con científicos venidos de todas partes. Desde las polémicas reformas en los ´80 en el Museo del Louvre (pensemos solo en la Gran Pirámide de la entrada) que Paris no veía tamaño desenvolvimiento de políticos, científicos, curadores, embajadas, pueblos y artistas en llevar a cabo este emprendimiento monumental … Pero mas allá que su edificio te sorprenda y sus dimensiones y cantidad de objetos te impresionen, vale la pena darse una vuelta por él y enfocarse en las personas escondidas detrás de cada objeto, desde artesanos de nuestros pueblos andinos, chamanes indígenas, pueblos isleños de Oceanía, tribales de África y antiquísimas culturas asiáticas, detrás de todos ellos está el hombre común y el sorprendente ingenio humano, aquel que nos permite disfrutar de este compendio de capacidades y nos permite seguir sintiéndonos parte de esta maravilloso planeta, tan así como siéntete un “ ciudadano del mundo” y disfruta de Paris cuando observes una obra de Alta Costura o un cuadro impresionista, como cuando entres al Museé du Quai Branly y te transportes a tierras lejanas y llenas de gente como vos y yo, queriendo ser parte del universo que nos rodea. MUSEÉ DU QUAI BRANLY 37, Quai Branly – portail Debilly 75007 – Paris – France Tel: 01 56 61 70 00 Fax: 01 56 61 70 01 Abierto de martes a domingos, de 10 a 18.30hs, los jueves hasta las 21.30hs. Gratis el primer domingo de cada mes. http://www.quaibranly.fr/ Nota al pie: Uno de los sitios preferidos por mí son las tiendas de éstos enormes museos, tal vez para llevarme parte de algo que me ha impresionado o deslumbrado, y así me sucedió en la tienda del Quai Branly: maravillosos objetos /copias de arte milenario, telares, bolsos, esculturas, todas de un gusto sorprendente, pero un sector en especial debo recomendar, el dedicado a los libros y a la música de la denominada “world culture”, no pude dejar de comprar para mis pequeñas sobrinas unos libros de cuentos africanos encantadores, con historias originales y muy entretenidas, por fin encontraba una opción a las caperucitas, cenicientas y príncipes que tanto han colmado el mundo occidental y podía por fin brindarles algo que abriera sus pequeñas cabezas y ampliara su enorme imaginación, con historias de niñas como ellas, pero que viven en sitios increíbles y pertenecen a pueblos como los zulúes, como los bakongo o los masai. Gustavo S. *Originalmente publicado en revista/guia The Ronda, Buenos Aires, Argentina

No hay comentarios.: