"Ser cosmopolita no significa ser indiferente a un país y ser sensible a otros. Significa la generosa ambición de ser sensibles a todos los países y todas las épocas. El deseo de eternidad, el deseo de ser muchos" JORGE LUIS BORGES

19 de julio de 2007

TRABAJAR en un CLUB DE JAZZ en NEW YORK CITY

Estoy convencido que a lo largo de nuestra vida, se conjugan diferentes factores, realidades, para que uno logre transformarse a si mismo y por ende comenzar a modificar su entorno. Hace unos años, en búsqueda de nuevos horizontes y experiencias de vida, tuve la oportunidad de vivir en la ciudad de New York. Fué y continúa siendo,  una de las experiencias más excitantes que recuerde hasta ahora, no sólo por descubrir un nuevo y fascinante mundo, sino también porque exploré el más fascinante mundo que un ser humano podría aspirar a conquistar : su propia interioridad, su propia espiritualidad, su propio sentido en la vida. Como muchos de nosotros, tuve varios ensayos laborales a lo largo de mi vida. Algunas buenos, otros no tanto, pero sin dudas  una de las experiencias más fascinantes que he tenido es haber trabajado en uno de los mejores clubes de Jazz de Nueva York: "JAZZ STANDARD", situado en 116 East 27 Street, en la zona de Madison Square Park.

Quiso la buena coincidencia de factores, aunque la casualidad tal vez fué la más importante, lo que posibilitó mi entrada en este mundo: de pequeño me llamaba la atención la música blues, el jazz y el soul norteamericanp, y con los años fui armando mi propio repertorio de gustos y sentidos. Con el tiempo fuí incorporando sonidos de otras latitudes, como el tango, la bossa nova, el tropicalismo, la musica celta. Pero siempre acompañado de jazz, una palabra que se me revela mágica.

Poder audicionar en un restaurante en NYC, sin saber que era para "Blue Smoke"/"Jazz Standard", fué entonces una enorme alegría y satisfacción. Fué en mayo del 2002, cuando comencé a trabajar allí, pocos meses posteriores a su inauguración.


Estos dos espacios pertenecen a un grupo de trabajo y humano extraordinarios. Forman parte de la companía " Union Square Hospitality Group", la que tal vez sea la mejor empresa de restaurantes y hospitalidad de todo los EEUU y por ende, del mundo. "USHG" es una empresa fundada y presidida por Danny Meyer, incluye: "Union Square Cafe", "Gramercy Tavern", "Eleven Madison Park", "Tabla", "Blue Smoke", "Jazz Standard", "Shake Shak", "The Modern", "Cafe 2" y "Terrace 5" en el renovado Museo de Arte Moderno. Todos y cada uno de estos lugares son estupendos, populares y sobre todo son sitios donde reina la "HOSPITALIDAD". Cuando entras a trabajar en alguno de los restaurantes del grupo, tienes un entrenamiento muy serio de una semana, entrenamiento que incluye las actividades principales del grupo, de tu sitio de trabajo, pero sobre todo tienes un entrenamiento sobre "hospitalidad, atención al cliente, solidaridad, trabajo en equipo". Es un aprendizaje que además, como luego lo comprobaría, te acompaña toda tu vida, incluso en la cotidiana. En una de estas reuniones semanales, tuvimos el gusto de conocer personalmente al presidente del grupo, el señor Danny Meyer.















Acostumbrado en mi país, Argentina, a que los ejecutivos, jefes o managers se comporten con toda soberbia, falta de profesionalismo y sobre todo distanciados de sus empleados, fué inmensa la sorpresa al encontrarnos frente a una persona totalmente cálida, amable y muy accesible a todos nuestros requerimientos. Pero sobre todo una persona que vive y transmite eso que inculca, la "hospitalidad". Danny Meyer tiene muy en claro que es lo que desean los clientes de sus restaurantes y el entiende como nadie, que se debe comenzar por los empleados para transmitir su mensaje. Ha creado sitios donde todos se sienten parte del mismo, donde todos se sientes orgullosos de pertenecer. Pero, además, sitios muy famosos en la ciudad, donde sientes que perteneces a un buen lugar, y donde quisieras siempre encontrarte.

Este sentido de "pertenencia", Danny Meyer también lo transmite a sus clientes, ya que constantemente se toma tiempo para hablar con ellos, de preguntarles sus sentimientos en el lugar, de consultarles detalles que hace que las personas se encuentren con alguien amigable, donde siempre sea un placer regresar. Como escribe en su tercer libro, llamado "Setting the Table, The Transforming Power of Hospitality in Business" : la primera y más importante aplicación de hospitalidad es la gente que trabaja para vos y luego, en descendente orden de prioridades, los clientes, la comunidad, los proveedores, y los inversores. Esta forma de priorizar posturas, es lo más tradicional que el considera en su companía, y es la base fundamental de tamaño suceso.

 














Otras de las consideraciones que escribe en su excelente libro son: - Hospitalidad está presente cuando algo pasa para ti, pero esta ausente cuando algo pasa por ti. Estos dos siemples conceptos <> expresan mucho. -Contexto, contexto, contexto, enlazado con el concepto de Lugar, Lugar, Lugar. -Compartir con los clientes el concepto de "pertenencia", cuando logras esto seguro que tendrás seguidores fieles e invariablemente, permitira tener suceso en el negocio de los restaurantes. -Tu obtienes más si primero ofreces más. -Cualquiera sea el centro de tus ideas, conócelas, nómbralas, cree en ellas. Cuando cedes el código de tus valores, es tiempo de retirarte. 


Nacido y criado en St. Louis, Missouri, Danny creció en el seno de una familia, donde el padre era dueño de una agencia de viajes, lo que le permitio de joven poder visitar varios paises. E inclusive llego a trabajar de guia turístico para su padre, basado en Roma. Dos de los sitios que marcaron a D.M. en su vida, fueron Italia y Francia, donde aprendio las bases del interesante mundo de la gastronomia y su gusto por la misma. Sitios que regresa cada año acompañado de su esposa y cuatro hijos. Siguiendo su pasión por la comida y vinos, obtiene su primer experiencia como asistente de manager, en el restaurante italiano Pesca, de NYC.

Luego regresaría unos meses a Europa, para estudiar cocina, como aprendiz tanto en Francia como en Italia. En 1985, y a la edad de 27 años, abre junto al chef y socio Michael Romano, el "Union Square Cafe", pionero en el concepto de un nuevo modelo de cocina, cálida y hospitalaria, siendo este el comienzo de la transformación de la cocina americana. Este restaurante que aún continúa, tuvo un suceso inmediato, siendo laureado con tres estrellas por el New York Times y reconocido por los lectores de la prestigiosa guia Zagat Survey, el restaurante más popular de la ciudad por sucesivos siete años. En adición al surgimiento de una nueva, casual y encantadora cocina americana, también colaboró en el resurgimiento de toda la zona de Union Square durante el transcurso de los ultimos 20 años. En julio de 1994, Danny abrió el restaurante "Gramercy Tavern", con el chef y socio Tom Collicchio, ofreciendo una vuelta más a la refinada cocina americana de procedencia francesa, en un edifico histórico y señorial.




Este restaurante tambien fue categorizado con tres estrellas por el NYTimes, y fue nombrado sucesivamente por Zagat Survey's el restaurante más popular de la ciudad en 2003, 2005 y otra vez en 2006.
 

A fines de 1998, Danny Meyer dá la bienvenida a sus clientes y amigos en dos nuevos emprendimientos: "Eleven Madison Park" y "Tabla". Cada uno situado conjuntamente, sobre un edificio maravilloso de estilo art-déco, cerca de la antigua Madison Square Park y el edificio Flatiron. Con la apertura de estos restaurantes Danny decidio la formación del "Union Square Hospitality Group". "Eleven Madison Park" tiene como chef a Daniel Humm, dotándolo de un sentido puro y basado en los mercados populares de Provence. Entre otros galardones recive en 2004 el Premio James Beard por "Mejor Servicio en America".
 











"Tabla" es manejado por el chef Floyd Cardoz, en exquisita Nueva Cocina Hindú, quien también fue galardonado con tres estrellas por el NYTimes, fué rankeado por la guia Zagat Survey como el "Mejor Resturante Indio de la Ciudad", y fué incluido entre los mejores por Citysearch.com y Time Out New York. Ambos restaurantes, "EMP" y "Tabla", fueron incluidos por Zagat Survey entre los 20 restaurantes mas populares de la ciudad.

En la primavera del 2000, "Union Square Hospitality Group" inaugura "Blue Smoke" y "Jazz Standard", con un real sabor sureño de costillas y barbecue y jazz de clase mundial. Los dos restaurantes fueron datados en 2003 como "Mejor Barbecue" y "Mejor Jazz en Vivo" por Citysearch.com. Blue Smoke lideró la lista de "Dónde comer ahora" por el New York Magazine en 2004.

Posteriormente Danny Meyer incorpora algunos de sus intereses de infancia, operando desde el verano de 2004 "Shake Shak", un puesto de comidas en Madison Square Park, sirviendo hot dogs de estilo Chicago, hamburguesas, helados, vino y cerveza. Siguiendo los pasos de "Eleven Madison Park" y "Tabla", "Shake Shak" a contribuido al renacimiento a su vez de Madison Square Park. Asimismo, USHG fue honrado al ser seleccionado como el grupo que abriría cafés y resturantes en el reciente renovado "MoMA" de Nueva York. Incluyendo el exquisito "The Modern", dos cafés: "Cafe 2" y "Terrace 5". En su año de apertura "The Modern" fue galardonado como el "Mejor Nuevo Restaurant" por la James Beard Foundation.

Como importante activista, Danny Meyer participa en numerosas actividades de beneficiencia a lo largo de los EEUU y participa en conferencias, debates, programas de TV y radio, siendo su perfil destacado en numerosas revistas y diarios de todo el pais. Danny, sus restaurants y chefs, han recibido 17 James Beard Foundation Awards ( la cumbre de la gastronomía americana) incluyendo el de "Restauranter del Año", " Restaurant del Año", "Mejor Chef", "Mejor Servicio", "Mejor Sommelier", "Filántropo del Año", "Quién es Quién en el Mundo de la Gastronomia" y "Mejor Diseño de Restaurant".

Junto a su socio y chef Michael Romano, han escrito dos libros: "Union Square Cafe CookBook" (HarperCollins, 1994), "Second Helping from Union Square Cafe" (HarperCollins, 2001). En octubre de 2006 realiza su tercer libro "Setting the Table" donde examina el poder de la hospitalidad en restaurants, empresas y en la vida. Tuve la oportunidad de leer este último, y resulta gratificante observar que alguien escribe realmente lo que sucede a su alrededor, como pude comprobar en experiencia propia, todo lo que contiene el libro es veraz, y tiene que ver absolutamente con su personalidad. Sin dudas Danny Meyer es una de las personalidades más admiradas en los EEUU y es una de las personas más admiradas por mí, un ejemplo en el mundo de los negocios y el trabajo, pero un ejemplo también en el comportamiento diario. Cada noche en Jazz Standard teníamos ( y estoy seguro que asi continua) lo mejor del jazz mundial, en una sala intimista, un 'sótano' muy bien diseñado, con asientos y paredes de pana roja, con luz muy tenue, velas en las mesas y un clima de sofisticación, podiamos escuchar y ver todo lo bueno que este fascinante mundo ofrece.






Pero ademés Jazz Standard es el Club más 'abierto' a otras expresiones musicales, puedes oir muy buena musica de cualquier latitud, el tango, la bossa nova, los ritmos latinos no le son ajenos. Los dias lunes que el club no abre sus puertas, tienes la noche "libre" donde por lo general algun empleado de cualquiera de sus restaurantes, que tenga banda o cante, puede tener el sitio para él o ella y realizar actuaciones. Nosotros en ésa época teniamos un compañero, Fred Jones, un moreno muy simpático quien, con su banda, nos ofrecia lo mejor del repertorio soul. Todos asistíamos a sus conciertos y luego continuábamos la fiesta en alguna casa prestada para la ocación. Hoy en día Fred (radicado en Los Angeles) tiene su propio sello, es productor, arreglador y compone sus propias melodias.







En tus dias libres y semanalmente, te ofrecian "vales" para poder cenar junto a cualquier compania en los restaurantes del grupo a eleccion. Desde los humildes limpiadores, hasta los managers, todos ibamos a otros sitios y cuando te presentabas en la entrada, la atencion era increible, maravillosa, te hacian sentir realmente como parte de la compania y no era de extrañar que el manager del lugar asistiera a tu mesa a saludarte. El mes de diciembre de 2002, fue especial para mi, pues tuvimos el primer encuentro, de algo que hoy es anual, y que ellos han tenido el tino de bautizar: "Tango meet Jazz". Sin dudas influenciado por la musica de Astor Piazzolla, es un encuentro que dirige y ejecuta el maestro Pablo Ziegler, musico argentino basado en Nueva York. Pablo Ziegler ha sido pianista del ultimo grupo que acompañaba a Piazzolla por el mundo entero, y hoy podriamos decir que es un "continuador de su sonido".









Cada año ofrece su propio repertorio, asociado al de Piazzolla, acompañado por musicos de la escena mundial.



Son encuentros unicos y donde tuve la oportunidad de observar como el sonido de Buenos Aires sigue hipnotizando al mundo entero. Otros dos artistas que me han emocionado y tuve el placer de tratar son Cassandra Wilson y Jimmy Scott, este ultimo en la presentacion de su increible album "Mood Indigo". Cada uno de nosotros tiene sus propias experiencias de vida, su propio camino. En el mio, haber estado en Nueva York, en ese momento, rodeado de esta gente en lo laboral, y de otros en lo personal ( cuantos amigos queridos!!) constituye algunos de los mejores momentos y mas gratos recuerdos.

Puedes oír muchas cosas sobre Nueva York, sobre los EEUU, pero como repito siempre es mejor realizar tu propia observación con mente y corazón abiertos, bien grandes, y dejarte sorprender por lo mejor que el mundo te pueda ofrecer ... 


 Para continuar leyendo sobre Union Square y Danny Meyer les recomiendo visitar: http://www.ushg.com/ http://www.jazzstandard.net/ Hay muchos y buenos lugares de jazz en la ciudad, algunos de los mas famosos son: Blue Note ( donde en setiembre de 2002 conoci al maestro Lalo Schifrin, al realizar una semana de conciertos por su 70 aniversario). http://www.bluenote.net/ Village Vanguard, Jazz Iridium, Birdland, Knitting Factory, por nombrar algunos que he conocido.

Una excelente lista de clubes y recomendaciones puedes consultar en: http://www.ny.com/clubs/jazz Nueva York cuenta tambien con el mayor complejo en el mundo entero, dedicado exclusivamente al jazz, "JAZZ at LINCOLN CENTER" una idea del genio de Wynton Marsalis que tanto hace para su difusion en todas partes (actualmente de gira por Europa).

Se encuentra situado frente al Columbus Circle, dentro del inmenso complejo de Time/Warner. Cuenta con varias salas, un club, tienda, Hall of Fame y actividades permanentes, sin dudas un mundo a descubrir: http://www.jalc.org/

No hay comentarios.: