"Ser cosmopolita no significa ser indiferente a un país y ser sensible a otros. Significa la generosa ambición de ser sensibles a todos los países y todas las épocas. El deseo de eternidad, el deseo de ser muchos" JORGE LUIS BORGES

30 de agosto de 2007

HAY BUENOS AIRES, QUE DOLOR !

Se puede ser imparcial al describir la ciudad de Buenos Aires ? Como toda gran ciudad, y gran me refiero al tamaño, Buenos Aires, la anciana Reina del Plata, no escapa a los canones de ciudad/caos latinoamericana. Transitar hoy por sus calles se ha convertido en una aventura reservada para expertos en supervivencia urbana, donde millones de almas deambulan sin cesar en un caos frenetico de apuro, transito endemoniado, accidentes automovilisticos cotidianos y mucha, pero mucha energia negativa.
Como tener una vision imparcial de Buenos Aires y poder ofrecer, desde mi optica, una reseña balanceada de la misma ?... seguramente sera y lo es, una mision casi imposible.
Es cierto que cuando uno viaja y habita en otras ciudades, sobre todo europeas, la mirada cambia y se transforma a la distancia. Y desde esa distancia que hoy me otorga cierta critica madura, es que me duele enormemente mi ciudad. Cuando habito en Europa y me preguntan por Argentina, trato de dar una mirada positiva, clara y me sorprendo invitando a mi interlocutor a venir al pais, a recorrerlo, terminando con la expresion: "te va a sorprender gratamente".
Pero hoy debo enfocar mis sentimientos y decir que Buenos Aires, como ciudad turistica y en cuanto a ciertos atractivos arquitectonicos/culturales/gastronomicos sigue siendo fantastica.
Pero como poder disfrutar de todo lo que nos ofrece?, sin caer en rehenes del caotico transito porteño, de las decenas de marchas y protestas de "piqueteros a sueldo", de la falta absoluta de politica de transporte que sea realmente urbano y masivo, de las veredas rotas en el 90% de los barrios que componen la ciudad.
De la desidia de las empresas de construccion que abundan en toda ciudad grande y donde en Buenos Aires no toman el minimo recaudo de colocar pasarelas seguras al peaton comun, de las toneladas de basura y mierda de perros desparramadas por doquier.
Donde sus bellos edificios estan tapados de grafittis politicos y carteles con toda consigna, donde la contaminacion visual y sonora la equiparan a cualquier ciudad asiatica, donde los asaltantes y estafadores estan a la vuelta (literalmente) de cada esquina. Donde en sus comercios y restaurantes te cobran precios segun tu cara, al mejor estilo de mercaderes arabes. Donde te venden una ciudad "urbana y sofisticada", si, pero cuanto mas sofisticada sea tu billetera, mas sera la cantidad de guardaespaldas que requieras. Donde te venden una ciudad "gay friendly", si, pero donde la oferta es realmente escasa y donde los propios gays locales se boicotean y esconden ante la mirada de cualquiera. Donde imponen la etiqueta de "capital latinoamericana de la vida gay", si, pero los estafan con los precios y los servicios que realmente ofrecen. Donde ves que la ciudad esta cada vez mas parcializada. Antes se polarizaba en norte/sur, pero ese norte hoy arranca desde la avenida Santa Fe y todo lo demas, al sur, es aun peor y caotico. Donde otrora barrios muy habitables, como Caballito y Villa Urquiza, hoy son carne de rapiña de los especuladores inmobiliarios y donde las torres y nuevas construcciones se suceden sin cesar, y donde los servicios colapsan al no estar preparados para tamaña demanda.
Donde conviven el Bajo Flores, con sus bolsones de pobreza e inmigrantes esclavizados, con un Puerto Madero pujante, apabullantemente rico y dinamico. Donde han copiado "Palermo Soho" y "Palermo Hollywood", una de las grandes mentiras porteñas, donde se vive una burbuja de "estilo joven", "diseño", "vanguardia" y "sofisticacion", en lugar de darles a estos otroras tranquilos barrios, su verdadera dimension y dinamica. Por eso no es sorprendente leer en estadisticas que el porcentaje de dias que transitan los miles de turistas que a diario elijen este pais como destino, es muy corto para quedarse en Buenos Aires. Donde tres dias "alcanzan" para recorrer sus circuitos turisticos y los demas, huir rapidamente hacia destinos del interior del pais, esa otra Argentina, maravillosamente diferente a la caotica capital. Este es un pais increible en cuanto a las ofertas de turismo aventura, me atreveria a decir uno de los paises mas ricos del planeta en cuanto a diversidad paisajistica y variedad cultural. En el interior de Argentina sorprenden los emprendimientos particulares en cuanto a ofertas de servicios, hoteleria, actividades, y sobre todo, el gran valor agregado de los argentinos que habitan en ese corazon: su enorme simpleza y generosidad.
Lamentablemente no sorprende en Buenos Aires, encontrar gente que no conoce su pais, y que si han viajado solo lo han hecho hacia el exterior del mismo, munidos de su sobervia y complejo de grandeza. Son muchos los argentinos que asi reflejan su mundo, sin logar un balance emocional hacia el mismo. Buenos Aires es, como tal vez lo sea todo el pais, una ciudad intermedia. Con intermedia me refiero a que no es violenta y caotica al estilo de Caracas, Sao Paulo o Mexico DF, pero tampoco es Europa como pretende, ni Asia por una cuestion cultural.
Buenos Aires tiene mucho para transformarse en el motor de Latinoamerica, al estilo de Londres, Berlin y Paris en Europa. Pero lamentablemente, y tratando de ser una vez mas imparcial, no creo que lo logre, no hay una cultura politica, comunitaria y urbana que pueda cambiar este caos, y ahora es cuando debo decir, en voz baja ... pareceria que todo tiende a empeorar. Gustavo S.

1 comentario:

Yas.- dijo...

Qué lindo blog che, te felicito.-