"Ser cosmopolita no significa ser indiferente a un país y ser sensible a otros. Significa la generosa ambición de ser sensibles a todos los países y todas las épocas. El deseo de eternidad, el deseo de ser muchos" JORGE LUIS BORGES

31 de enero de 2008

Benjamin Frankin en el Museo Carnavalet

Si viajas a Paris antes del 9 de marzo, no dejes de recorrer el Museo Carnavalet, es decir, el Museo que reune la mejor coleccion de objetos de toda indole de la historia de la ciudad, y que hoy brinda una extraordinaria retrospectiva sobre la vida de ese ilustre hombre que fue Benjamin Franklin. Esta exposicion que reune alrededor de 340 pinturas, esculturas, objetos y documentos es la primera consagrada en Francia a Benjamin Franklin desde 1956. Ella reagrupa las colecciones del Museo Carnavalet, asi como de algunas instituciones de primer nivel, como la Biblioteca Nacional de Francia , el Château de Versailles, el Museo Nacional de la cooperacion franco-americana de Blerancourt, entre otros. El recorrido se articula a traves de la personalidad prolifica de Benjamin Franklin, encarnacion americana de los enciclopedistas.
Enviado como diplomatico por el Congreso americano, para asegurar el sosten de Francia a la guerra de la independencia de los EEUU, Benjamin Franklin fue desde su arrivo a Paris objeto de todo tipo de interes. La firma del tratado de 1783 ( de reciprocidad franco-americana) sera su triunfo personal. Impresor, filantropo y fisico, su invencion del pararrayos lo corona de un aura de benefactor de la humanidad.

Cultiva una apariencia simple y una personalidad que seduce a las mas altas esferas parisinas. Adapta su personalidad y se rodea de mujeres influyentes y relacionadas con un ambiente intelectual refinado pero que de todos modos aparta para poder vivir lejos de la ciudad, pero cerca de la naturaleza. Dentro del contexto de un Paris ebulliciente de ideas, se acerca asimismo a los hombres de ciencia de la epoca y se interesa sobretodo por la invencion del aerostato. Pertenece a la misma logia masonica que Voltaire, frecuenta asimismo los salones de las grandes personalidades de la aristocracia proxima de los fisiocratas como asi en lo cafes parisinos de moda con los enciclopedistas. El desarrollo de la exposicion analiza la influencia postuma de Benjamin Franklin. Su impacto sobre la Revolucion Francesa y el culto rendido a este gran hombre han contribuido a forjar su mito como defensor de los derechos humanos y de las virtudes republicanas ( que no tienen nada que ver con el partido gobernante hoy en los EEUU. ). Aparece igualmente como el iniciador de una moral en su justa medida y de un enrriquecimiento que guarda, hoy en dia, una resonancia sobre la esfera publica. La exposicion presente en el Carnavalet es sumamente completa y puedes encontrar, por ejemplo, un facsimil de la declaracion de independencia de los EEUU. y una copia de la Declaracion Universal de los Derechos del Hombre. Sin dudas para visitar y comprender, la historia de este hombre tan ligado a aquella de los EEUU y Francia. “ Enclavado en el corazón del viejo y hoy tan de moda barrio de Les Marais encontramos el Museo Carnavalet, que resume –sin duda– en un espléndido palacio buena parte de la historia de París. En lo que fue la mansión, se observan magníficos ejemplos de la arquitectura civil del Renacimiento y del Siglo XVII. Así, a través de las diversas salas, hacemos un rápido recorrido por el París de todas épocas desde objetos arquelógicos, hasta pinturas y esculturas, pasando por la fotografía y la recreación de salones de diversos períodos y etapas parisienses, evocando el modo de vida de los viejos palacios. Fue en 1866 que el barón Haussman tuvo la idea de preservar la memoria de esta ciudad y hacer del hotel Carnavalet un auténtico museo. En el idioma francés el término hotel se utiliza también para definir un palacio y no sólo un hostal, de modo que ésta fue, en realidad, una casa particular edificada hacia 1548 por Jacques des Ligneris, Presidente del Parlamento. Entre sus posteriores propietarios destaca Madame de Sevigné.

En el sótano tenemos la sección arqueológica que ha sido constantemente enriquecida con diversas colecciones. Aquí nos podemos dar perfecta cuenta de la vida cotidiana de los primeros parisienses de la época galo-románica. De allí pasamos a una deslumbrante sucesión de habitaciones y salones en el más puro estilo de los siglos XVII y XVIII. El Carnavalet por sí solo fue uno de los palacios más suntuosos de la ciudad, sin embargo se ha visto enriquecido por piezas, plafones y elementos de otras antiguas mansiones como las boiseries del hotel d’Uzés y del Café Militaire en refinado estilo neoclásico, obras maestras del gran arquitecto y decorador Claude Nicolas Ledoux o los plafones pintados por Charles Le Brun, provenientes del hotel de La Riviera y sin omitir las piezas decorativas de las colecciones Bouvier y Debray. Aquí destaca también en la escalera monumental un bellísimo mural pintado por Brubetti hacia 1748 y que originalmente estuvo dispuesto en el hotel de Luybes con escenas de la vida galante. Igualmente impresionante es el salón Demarteau con pinturas ejecutadas en 1765 por Boucher, Fragonard y Huet.Vecino al Carnavalet tenemos el Hotel Le peletier de Saint-Fargeau construido entre 1686 y 1690 por Pierre Bullet y que viene a formar parte del mismo museo desde su ampliación en 1980. Hoy ambos palacetes forman un mismo museo, agrupando éste ultimo el salón de los espejos, cuya decoración ha permanecido intacta desde su edificación; los gouaches de Le Souer, son una verdadera crónica de la revolución. También alberga los souvenirs de la familia real y un espectacular salón de baile con paneles pintados por el célebre pintor catalán José María Sert, trasplantado íntegro del hotel de Wendel y que constituye un auténtico ejemplo del Art-Deco. Por último tenemos la Boutique Fouquet creada por Alfonse Mucha en 1901, verdadera joya del Art Nouveau con inspiración animal y vegetal de gran animación. Localizado en el número 23 de la Rue de Sévigné que constituye un clarísimo ejemplo de los diversos estilos decorativos que se han creado en esta incomparable ciudad.”
  • Museo Carnavalet de Paris
  • 23 rue de Sévigné 75003 Paris Tél. : 01 44 59 58 58 Fax. : 01 44 59 58 10
  • Abierto todos los dias, excepto los lunes y feriados
  • Gratuito para todas las exposiciones permanentes, con entrada para las temporarias. ( Tarifa exposicion Benjamin Franklin 7 euros).
  • http://www.paris.fr/

( Descripcion del Museo adaptado de casasgente.com)

No hay comentarios.: