"Ser cosmopolita no significa ser indiferente a un país y ser sensible a otros. Significa la generosa ambición de ser sensibles a todos los países y todas las épocas. El deseo de eternidad, el deseo de ser muchos" JORGE LUIS BORGES

29 de enero de 2008

Simplemente el Polaco Goyeneche!

Hoy cumple 82 años uno de las voces eternas del tango argentino, don Roberto "Polaco" Goyeneche. Un porteño de ley, una voz ronca, unica, profunda, capaz de provocarte los mas diversos sentimientos en su fraseo tan particular. Si bien siempre digo que jamas me acompaña la nostalgia, no deja de emocionarme cada vez que escucho su voz, en cualquier parte donde me encuentre. Gracias a la gente de Tango-Tour, he recibido un e-mail con la siguiente reseña: " Nació el 29 de enero de 1926 en Capital Federal, Buenos Aires, Argentina El Polaco inicia su carrera como cantor de la orquesta de Raúl Kaplún en 1944, a los dieciocho años. Y junto al cantor Ángel Díaz "El Paya", (quien fuera responsable de su apodo). De esta época no quedó testimonio discográfico. El "Polaco" que conocemos inicia su época de oro cuando ingresa en la orquesta de Horacio Salgan en 1952 y durante nueve años como cantor de Aníbal Troilo. Muchos buscarán en el estilo de Carlos Gardel y Edmundo Rivero las influencias de inspiración de Goyeneche, pero jamás copió. Se constituye como modelo imperecedero de intérprete que a un tiempo respetó celosamente la letra de los tangos y encontró el hondo sentido estético de las melodías sin distorsionarlas. Durante 68 años vivió en Saavedra; donde con 14 años cantaba para sostener el hogar de su madre viuda. Fueron varios los maestros de Goyeneche. Gardel, Le Pera, Cátulo Castillo, Homero Manzi, José María Contursi, Homero Expósito, Discépolo, Cadícamo. Pero fue sin duda Trolio el que le enseñó el secreto del fraseo. Además de sus grabaciones con Pichuco, cantó también con las orquestas de Armando Pontier, Atilio Stampone, Baffa-Berlinghieri, Roberto Pansera, Leopoldo Federico, Astor Piazzolla y Raúl Garello. El propio Garello reconoció haber escrito para él no menos 110 canciones. Aclamado en el Chatelet de París –los críticos lo llamaron "Gardel reencarnado", dijeron que es capaz de hacer enmudecer al público leyendo la Biblia y de petrificar a toda una sala al interpretar "La última curda". Falleció el 27 de agosto de 1997. "

1 comentario:

Mordi dijo...

Qué grande el Polaco!
Viste el cartel que hay en buenos Aires en Av R. Balbín, frente a Parque Sarmiento?
Llegás desde la Av. Gral. Paz y el Polaco te recibe "Bienvenidos a mi barrio". Voy a poner unos MP3 del Polaco ya mismo, para celebrar su cumpleaños.
Gracias por esta nota, Gus.