"Ser cosmopolita no significa ser indiferente a un país y ser sensible a otros. Significa la generosa ambición de ser sensibles a todos los países y todas las épocas. El deseo de eternidad, el deseo de ser muchos" JORGE LUIS BORGES

7 de marzo de 2008

Sobreviviendo al Huracan "EMMA"...

El fin de semana pasado ( sabado 1 de marzo ) he tenido una de las experiencias mas "surrealistas" de mi vida:
Fui uno de los miles de pasajeros atrapados en el cielo aleman, durante el paso del huracan "Emma".
Habran leido o visto las noticias sobre esta increible tormenta que afecto gran parte de Europa Central, donde nos dejo a miles de pasajeros varados en distintos aeropuertos.
En mi caso, durante un vuelo de la compania "Lufthansa", Bruselas-Frankfurt y Frankfurt-Buenos Aires, durante el trayecto inicial nuestro avion fue tomado por el embate de la tormenta y sin mediar respiro alguno fuimos inducidos por la naturaleza: las luces de emergencia se encendieron, hubo algunas escenas de panicos, azafatas corriendo y el capitan anunciando que aterrizariamos en Colonia ... todo duro unos minutos, eternos hasta tocar tierra nuevamente.
Luego fuimos llevados en buses de la compania a Frankfurt, donde las escenas del aeropuerto me recordaron esas peliculas de catastrofes donde los humanos "desesperadamente buscan abandonar la tierra ante el inminante ataque de meteoritos, gozdillas, virus y tantas otras viscisitudes..." Posteriormente a tres horas de espera pude cambiar mi pasaje y luego de once horas en el aeropuerto (donde me senti como Tom Hanks en ¨La Terminal") pude volar de regreso a Sao Paulo, Brasil y finalmente Buenos Aires, desde donde escribo ahora.
Bien, mi reflexion al final, luego de ver el aterrizaje de este A-320 en Hamburgo, que bien pudo haber sido el mio, es la fragilidad de estos enormes pajaros metalicos ante la inmensidad de la naturaleza, digna de nuestos mas fuertes respetos. La fragilidad del sistema inter-aeroportuario ante situaciones como estas, donde cientos de miles de pasajeros nos vimos forzados a permanecer en ellos por tiempos indeterminados ... y finalmente, una reflexion ante la fragilidad de nuestras vidas y la posiblidad de "morir", en cualquier instante.
Si bien al principio senti panico como todos, luego entre las horas de espera en el aeropuerto aleman, pude sentir un enorme placer al darme cuenta que si hubiera muerto en el aire, no hubiera dejado nada pendiente detras, que podria morir ahora mismo y que estaria muy agradecido a la vida que me toco en suerte. Estoy totalmente preparado para ese instante, donde se que ccontinuare con mi espiritu de otra manera, donde continuare mi camino transformado en otro ser y que he sido inmensamente feliz por los momentos vividos: por los malos momentos de los cuales tanto aprendi y de los buenos que reflejan esa mueca de "placer" que me acompaña.
Le he dicho gracias y cuanto los quiero a muchos amigos presentes y a aquellos que ya no estan. He tenido la enorme fortuna de disfrutar del calor de un hogar y de una familia que si bien hoy lejana y transformada, estan presentes.
He visto algunos de los mejores amaneceres y atardeceres en paisajes soñados.
He sentido el calor de la tierra bajo mis pies al caminar descalzo en sitios como la Patagonia Argentina, las montañas Atlas, el Central Park, las colinas de la Toscana o la Provence.
He escuchado algunas de las voces mas increibles de la tierra ( Mercedes Sosa, Cassandra Wilson, Norah Jones, Cesaria Evora, Tina Turner, Jimmy Scott, entre tantos otros).
Me he reido muchisimo en ronda de amigos o ante la complicidad de solo uno y lo mas importante: se de lo que hablan, cuando hablan de amor e intento ser un maestro en ello al ejercerlo a diario ... y tambien, he descubierto mi vida espiritual como uno de los grandes tesoros con los que esta vida me ha regalado.
Gracias Vida!

5 comentarios:

Mordi dijo...

Qué bárbaro!
Yo estaba en el aeropuerto de Múnich cuando pasó esa tormenta. Al descender el avión que me llevaba desde Venecia se movía para todos lados. Me recagué. Más tarde, cayó una nevada fuerte en muy poco tiempo.
El aeropuerto estuve cerrado por un par de horas y se atrasaron todos los vuelos.
Al final tardé 10 horas para viajar desde Venecia a Tolosa.
En esos momentos uno se da cuenta, como vos decís, de lo grágiles que somos.

Gus dijo...

Amigo Mordi! que julepe!! como decimos aqui :)

Le saludo desde Tandil, estoy visitando mi familia y comiendo unos salamines y quesos de campo, JE!

Un abrazo

Mordi dijo...

trae quesos! o alfajores ;-) Después de todo estoy en Francia, así que queso se consigue... tomme des Pyrénées, cantal, bamalou, etorki y otras variantes del sudoeste.

Ganó Delanoë en París,viste?
En Tolosa, no hay caso.. seguimos con los conserva...

Cunado volvés?

Inma dijo...

Hola, soy Inma quiero decirte que me ha encantado tu blog sobre todo este articulo y ojala sirva de reflexion para hacernos ver que podemos vivir cada momento como si fuese el ultimo y como tu bien decias con la tranquilidad de haber dejado los deberes bien hechos, y darnos cuenta de que lo que nos parece un problema siempre tiene una solucion, porque todo lo que pasa a nuestro alrededor sirve para hacernos crecer cada dia un poquito mas.

Gracias por estar ahi.

Gus dijo...

Hola Inma! Gracias otra vez por pasar por éste blog y dejarme tu comentario...

Sí, parecen frases hechas, pero es muy certero cuando uno piensa en la fragilidad de la vida y lo bendecido que somos cada dia al abrir los ojos y darnos cuenta que un dia mas esta delante nuestro y éste día será el resultado de nuestras acciones y pensamientos.

Que así sea!