"Ser cosmopolita no significa ser indiferente a un país y ser sensible a otros. Significa la generosa ambición de ser sensibles a todos los países y todas las épocas. El deseo de eternidad, el deseo de ser muchos" JORGE LUIS BORGES

21 de abril de 2008

Estancia Harberton y Pinguinera

Esta es una de las opciones mas gratas que puedas encontrar al visitar la Tierra del Fuego, la puedes realizar via maritima o terrestre, como lo realizaramos nosotros. Se trata de una visita a la historica Estancia Harberton y caminata en la pinguinera de Isla Martillo: lugar de anido y reproduccion de una gran colonia de pinguinos magallanicos. Recordemos que la Estancia Haberton es la mas antigua de la Isla Grande de Tierra del Fuego y data de 1887, cuando el general y entonces presidente de la Nacion, Julio A. Roca, dona estas tierras al pastor anglicano Thomas Bridges, en ”agradecimiento por su contribucion al conocimiento de la vida silvestre local y su acercamiento con los aborigenes nativos.” “Harberton” refiere al pueblo ingles de donde era oriunda su esposa, y juntos comienzan los trabajos de explotacion ganadera, esencialmente bovina. Harberton es un hermoso paraje, hoy continua trabajando bajo la supervision de los descendientes de la Flia. Bridges y han hecho de ella un modelo de desarrollo y preservacion en la region. Cuenta con una muy buena infraestructura para recibir a huespedes y visitantes ocacionales.

Puedes incluso recorrer sus instalaciones y visitar un muy buen museo de mamiferos locales, llamado “Acatushun“: “Si bien la estancia cubre una superficie total de 20.000 ha, el sector que se visita es de unas 5 ha, correspondientes al casco, compuesto por un conjunto de edificios donde se destaca la vivienda familiar, de 28 metros de frente por 9 metros de fondo, rodeada por otras dependencias revestidas en madera y chapa, guardando el estilo arquitectónico de la casa principal. Allí se agrupan el galpón de esquila, carpintería, caballeriza, vivienda del personal y, algo más alejado el Museo de Huesos Acatushún. El edificio principal fue importado desde Inglaterra en 1887 y armado posteriormente en su emplazamiento actual; se trata de la construcción en pie y en uso más antigua de la Tierra del Fuego. Contigua al casco se encuentra un área de reserva natural, de unas 5 ha, custodiada por los propietarios desde su creación, que coincide con la instalación en la zona de la Familia Bridges (ver sección Misión Anglicana). Las islas Gable y Martillo (donde se halla la colonia de pingüinos magallánicos), junto con otras islas aledañas, forman parte de la estancia. La estancia se halla en funcionamiento, dedicada a la cría de ovinos. Es la única abierta permanentemente al público, que puede llegar en excursiones o por sus propios medios para visitar sus instalaciones. Se llevan a cabo caminatas guiadas por el casco de la estancia, cementerio, y en el área de reserva contigua se recorre una senda de interpretación botánica. También desde el muelle zarpa una embarcación pequeña para acercarse a la pingüinera de la Isla Martillo. Un sector de la antigua vivienda ha sido destinado para instalar una confitería (abierta permanentemente) que, de mediar las reservas respectivas, puede adaptarse para ofrecer servicio de almuerzo. Funciona una boutique para venta de libros, fotografías y recuerdos. “ Partiendo de esta Estancia ( el camino de recorrido de por si es otra aventura, ya que observaras paisajes espectaculares, montañas, rios, lagos y bosques con colores que cambian a cada rato y que adquieren formas increibles debido a la inclemencia de los vientos) se realiza el plato fuerte de la excursion: la visita a la Isla Martillo, hogar de miles de parejas de pinguinos magallanes y de otras especies de aves.

“ El pinguino de Magallanes anida en Isla Martillo -54°54'S 67°23'O, localizada en el Canal Beagle en la Estancia Harberton- entre Septiembre y Abril. La colonia aloja mas de 1000 nidos e incluye una pequeña colonia de 9 nidos de pinguinos Papúa (Pygocelis Papua), único asentamiento registrado para Sudamerica de esta especie.

Isla Martillo representa una de las únicas tres colonias de pinguinos de Magallanes presente en Tierra del Fuego Argentina (y la única en la Isla Grande de Tierra del Fuego), lo que resalta su valor. En la mencionada colonia encontramos un sector de 800 m2 aprox. en el cual se realizará la visita guiada. La colonia Isla Martillo se estableció en algun momento de fines de los '70. Los machos llegan a fines de Spetiembre o comienzos de Octubre, allí comienzan a establecer su territorio en los nidos utilizados durante la temporada previa, luego de unos dias llegan las hembras, que volverán a formar pareja con el mismo macho del año anterior. La puesta de huevos ocurre entre fines de Octubre y principios de Noviembre. El tamaño de puesta normal es de dos huevos. Los nidos se construyen en madrigueras profundas excavadas en el terreno arenoso y turboso de la Isla Martillo. Algunas madrigueras tienen mas de un metro de largo. Los primeros pichones nacen hacia mediados de Noviembre y los últimos a fines de la primera semana de Diciembre. Durante el primer mes de vida los pichones permanecen en el nido. No pueden caminar ni permanecer parados por su cuenta. Únicamente se alimentan de la comida que los padres les traen. Finalizado este primer mes de vida, ya cuentan con la fortaleza como para caminar por su cuenta y comenzar a salir del nido. En general ante el menor peligro vuelven a introducirse en su nido bajo la protección de sus padres. Hacia fines de Enero y comienzos de Febrero los pichones habrán alcanzado los sesenta/setenta días de edad, con un peso que puede superar al de un adulto. El peso que han ganado lo necesitan para ganar su plumón y adquirir así su primer plumaje juvenil de este modo se convierten en juveniles que dejarán la colonia al poco tiempo. Estos juveniles pueden permanecer en el mar por varios años hasta volver a la colonia. Otros retornarán a la colonia cada año hasta alcanzar la madurez, y forman parte de ese elenco de aves presente continuamente en la playa.” Sin dudas un espectaculo unico, la travesia esta muy bien cuidada, ya que recorres una porcion infima de la isla a traves de pasarelas muy bien ubicadas, y jamas tienes contacto directo con estas increibles y simpaticas aves. De regreso, luego de un merecido chocolate caliente en la cafeteria de la estancia, observaremos a la vera del camino, esos famosos arboles, llamados “bandera” por la posicion que adquieren sus ramas al ser sacudidas constantemente por rafagas de vientos. Y tambien observaras las no menos famosas “castoreras”: embalses realizados por miles de castores, increibles obras de ingenieria, que han modificado sustancialmente el paisaje fueguino y que hoy constituyen una plaga y un azote a la economia local. Segun parece, hace aprox. 60 años alguien importo desde Canada las primeras 25 parejas de castores, con la intencion de explotar la muy rentable produccion de pieles, pero parece ser que la adaptacion de estos castores al entorno fueguino hizo que se modificara la calidad de sus pieles y ya no fuera apta para la explotacion, sumado a la desaparicion de sus depredadores naturales, degradando en una especie endemica establecida. Regresando a los pinguinos, sabras que debido al cambio climatico que afecta especialmente la region antartica y por ende la fragil vida salvaje de su entorno, esta produciendo una desaparicion constante de especies marinas, entre otros algunas especies de pinguino antartico. Mejor te lo explica mi viejo amigo JUAN CASAVELOS, quien hoy trabaja como COORDINADOR DEL CAMBIO CLIMATICO de la FUNDACION VIDA SILVESTRE ARGENTINA:
  • “ Según el último informe del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), la población de pingüinos antárticos está en peligro debido al calentamiento global. El informe "Cambio Climático y Pingüinos Antárticos" muestra que cuatro especies de pingüinos (Emperador, Papúa, Barbijo y Adelia) que se crían en el continente Antártico están amenazadas. Para algunos de ellos, el calentamiento global está alterando el hábitat sobre el cual los pingüinos desarrollan su vida. Para otros, la comida está siendo cada vez más escasa debido al incremento de la temperatura además de la sobrepesca. "Los pingüinos antárticos tienen una larga marcha recorrida", declaró Juan Casavelos, Coordinador del Programa de Cambio Climático de la Fundación Vida Silvestre Argentina (representante local de WWF en la Argentina). "En la actualidad esos íconos de la Antártida deberán luchar para adaptarse al veloz cambio que se registra en el clima". La Península Antártica se está calentando cinco veces más rápido que el promedio mundial. El hielo marino -el que se forma con el agua de mar - cubre una superficie 40% menor que hace 26 años en el oeste de la Península Antártica. Esta reducción produjo la merma del krill, la más importante fuente de alimentación para los Pingüinos de Barbijo. La cantidad de estos pingüinos decreció de un 30 a un 66% en algunas colonias, dado que la menor disponibilidad de comida dificulta la sobrevivencia de las crías. La misma historia se repite con los pingüinos papúa.En el último siglo, los Emperadores - la más grande y majestuosa de las especies de pingüinos- han sufrido una reducción de alguna de sus poblaciones a la mitad. Los inviernos con temperaturas más cálidas y vientos más fuertes provocan que tengan que criar a sus pichones en capas de hielo cada vez más delgadas. Esto impide que el hielo resista hasta que los pichones estén listos para sobrevivir por sus propios medios.En la costa noroeste de la Península Antártica, donde el calentamiento es más dramático que en ninguna otra parte, las poblaciones de pingüinos de Adelia disminuyeron un 65% en los últimos 25 años. Las temperaturas más cálidas provocan que la atmósfera retenga más humedad, que resulta en más nieve. Los científicos están preocupados por los pingüinos de Adelia, ya que este necesita que la superficie esté libre de nieve y hielo para criar a sus pichones. "El hielo marino es la base de la cadena alimentaria de muchas de las especies de la Antártida que se mantiene en balance", agregó Casavelos. "Luego de una larga marcha, los ministros reunidos en la Conferencia de Cambio Climático de Bali, Indonesia, deben comprender la necesidad de reducir y limitar dramáticamente las emisiones de gases de efecto invernadero para evitar que el actual problema del cambio climático se agrave y para salvar a los Pingüinos.
"La Fundación Vida Silvestre Argentina mantiene su Programa Antártida y Océanos Australes para conservar:
  1. las especies marinas emblemáticas de la región como los albatros, petreles, pingüinos y los mamíferos como ballenas y focas;
  2. los recursos naturales, principalmente pesqueros, como la merluza negra o el krill. Mientras la primera es de vital importancia para la economía nacional, la segunda es uno de los pilares que sostiene las redes alimenticias del mar.
  3. áreas naturales importantes para la conservación de la diversidad biológica... Notas:· El informe, Cambio Climático y Pingüinos Antárticos, fue producido en asociación con el Dr. David Ainley, científico experto en pingüinos de Adelia y en cambio climático. Para más información sobre las investigaciones que conduce se pueden encontrar en http://www.penguinscience.com/.”

No dudes en apoyar el trabajo de la Fundacion Vida Silvestre Argentina, miembro de la WWF. Para mas informacion visita:

Como asi tambien :

2 comentarios:

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

Lo más cerca que estuve de los pingüis fue en Punta Tombo... y me parecuó fantástico.

Chocolante caliente....hummmm! :)

Gus dijo...

No conozco todavia Punta Tombo, pero sueño con ir muy pronto!

Luego de ver las peliculas "La marcha de los pinguinos" y muy especialmente "Happy Feet", claro que quieres salir corriendo a verlos, pero sobre todo senti una necesidad enorme de trabajar en la proteccion de estos animalitos tan fragiles ...