"Ser cosmopolita no significa ser indiferente a un país y ser sensible a otros. Significa la generosa ambición de ser sensibles a todos los países y todas las épocas. El deseo de eternidad, el deseo de ser muchos" JORGE LUIS BORGES

5 de abril de 2008

Navegando por el Canal Beagle

Una de las excursiones no convencionales que puedes realizar en Ushuaia, es navegar por el Canal Beagle. Debes tener en cuenta el clima, ya que en ésta zona es muy variable, y puedes llegar a ser sorprendido por fuertes ráfagas, que seguro otorgarán mayor adrenalina a tu aventura, pero no te garantizará regresar a tierra. Ushuaia posee múltiples posibilidades, su hermosa bahía te permite soñar con surcar esas aguas tan famosas y ser testigo, de otra mirada sobre el mundo acuático y animal. Recordemos que ésta zona ha sido desde la época de los grandes navegantes, sitio codiciado e hito de los grandes barcos que al buscar una ruta que uniera los Océanos Atlántico y Pacífico, llegaron hasta tan lejano destino.

El primero en surcar y unir éstos mares en esa zona del mundo, fue Hernando de Magallanes, descubriendo el estrecho que hoy lleva su nombre. Magallanes, hombre muy culto en su época, navegante portugués al servicio del rey Carlos I de España, buscaba una ruta hacia las Indias Orientales e Islas Molucas. Circunnavegó las costas de la Patagonia Argentina. Al observar grupos indígenas de gran envergadura y cubiertos con pieles, se cree que los denominó “patagones”, por un personaje de una novela famosa en su época, que narraba la historia de unos seres monstruosos de grandes patas, llamados “patagones”. Magallanes el ver los grupos aborígenes inmediatamente los asoció con aquellos de los que hablaba el relato. Posteriormente la región comenzó a llamarse “Patagonia”, es decir “la tierra de los patagones”.
Fueron muchos los navegantes europeos que se atrevieron a surcar esas aguas, encontrándose con numerosos grupos indígenas, que practicaban la caza, eran marinos, pescaban y por lo general eran nómades. Algunos de estos grupos fueron los ýamanas, alakalufes, onas y selkmans. Todos poseían diferente envergadura física y tenían sus propios lenguajes.
Lamentablemente, hoy no sobrevive ningún hombre de éstos que poblaron la zona, víctimas de matanzas sistemáticas por parte de colonos europeos, codiciosos de ocupar sus tierras para la explotación agrícola-ganadera y víctimas también de las numerosas enfermedades que estos colonos traían consigo. Uno de los grandes navegantes que circundó esta región fue el naturalista inglés Charles Darwin, embarcado en el navío “Beagle”, con el cual reveló las diferentes etnias, y las diferentes especies de vegetales y animales que poblaban esta vasta región, en su viaje alrededor del planeta.
Hoy en día podemos acercarnos a la vida y obra de tantos personajes y sus increíbles historias al tratar de recorrer estos estrechos, canales e islas. La mejor aproximación que puedes tener es visitando el “Museo Marítimo de Ushuaia”, ubicado en las edificaciones del antiguo “Presidio del Fin del Mundo”, un excelente museo donde podrás interpretar en sus diferentes pabellones la vida, época y circunstancias de los diferentes grupos étnicos que poblaron la región, la avifauna, la historia de la colonización de la Tierra del Fuego y réplicas en escala de los diferentes navíos que tuvieron un papel protagónico en la región. También podrás recorrer la historia de los estudios científicos de la Armada Argentina sobre el continente antártico y cómo no, la historia del mismo presidio y sus personajes.

Para navegar por el Canal Beagle, una de las mejores opciones es contratar una de las embarcaciones de “Patagonia Explorer”, empresa que desde hace seis años recorren éstas aguas. Nosotros lo hicimos a bordo del velero “Remanso III”, de muy reciente botadura. Nos pareció una excelente opción, al ser un velero que navega con ocho personas y dos tripulantes.

Partiendo del puerto local, te aproximas a la Isla Alicia donde podrás apreciar los primeros lobos marinos de un pelo. Luego llegamos a la Isla de los Pájaros, donde verás lobos marinos de uno y dos pelos y una numerosa colonia de cormoranes.

Posteriormente te acercas a la Isla de los Lobos propiamente dicha y circunnavegas el Faro “Les Eclaireurs” que ilumina el paso de los navíos desde 1919. Regresa a la Bahia con una escala en las Islas Bridges, donde podras observar la fauna y vegetación autóctona y observar el mayor yacimiento de restos de la vida cotidiana de los aborígenes en la región. Durante la navegación cuentas con suficiente café o té, acompañado con masas dulces o si prefieres alguna bebida más fuerte para paliar los vientos y el frio, dependiendo la época del año.

Los dos tripulantes son muy amables y con gusto te contarán historias de la región y te mostrarán las diversas especies de la fauna local. Un capítulo aparte lo constituye la posibilidad de observar un paisaje único, atrayente, inhóspito y mítico, con una puesta de sol que nunca podrás olvidar y lo mejor serás testigo de paisajes a los cuales el gran turismo masivo aún no se ha atrevido a llegar.

http://www.patagoniaadvent.com.ar/

Ojalá así permanezca por mucho tiempo, aunque en los veranos los grandes cruceros antárticos están llegando cada vez más seguido, siendo éste último verano austral la cifra récord de 610 de estos cruceros en una sola temporada.

Otra curiosidad que podrás observar y ser testigo: cuando regresamos a la bahía de Ushuaia, pasamos por la naciente del particular Aeropuerto local (llamado Malvinas Argentinas) y en ese momento se acercaban para aterrizar dos naves de Aerolíneas Argentinas (con una diferencia de apenas minutos). Nuestro capitán detuvo el velero justo debajo de éstos aviones y pudimos ver todo el proceso de aterrizaje, demás está decirte que estos aviones pasaron literalmente sobre nuestras cabezas… toda una aventura diferente. Po r la posición de la pista de aterrizaje, estas naves deben realizar una maniobra sobre el canal Beagle, para luego acerarse desde el canal a su pista. Una maniobra como nunca antes había observado!

http://www.ushuaia.com.ar
  • http://www.tierradelfuego.org.ar
  • http://todoushuaia.com
  • 1 comentario:

    Mordi dijo...

    Qué lindas fotos, Gus!

    Qué bueno que disfrutes de tu estadia en Argentina y que hayas tenido la experiencia de los aviones en Ushuaia!