"Ser cosmopolita no significa ser indiferente a un país y ser sensible a otros. Significa la generosa ambición de ser sensibles a todos los países y todas las épocas. El deseo de eternidad, el deseo de ser muchos" JORGE LUIS BORGES

21 de mayo de 2008

Praga ! la Bella

Praga es una de mis ciudades favoritas en Europa, y desde que la visite por primera vez en 1999, no he cesado de recomendar viajar hasta alli como parte de una introduccion a Europa Central.

Corazon de la region de Bohemia, Praga ha sido desde su fundacion el centro de varios imperios, reinados y de peregrinaje de cuanto viajero se precie. Tambien tuvo su epoca destacada en la Baja Edad Media, cuando era el epicentro de los “alquimistas” y de los primeros “oscurantistas cristianos”. Hoy en la zona monumental del “Castillo de Praga”, te llamara la atencion una pequeña calle, de empedrado y puertas bajas: es la antigua calle de los alquimistas, en cuyo numero 22 viviera Franz Kafka. Junto a Viena y tal vez Budapest, Praga es el centro del la Europa romantica y monumental, aquellas ciudades donde no puedes evitar remontarte a su pasado y a su legado artistico, donde la musica clasica encuentra su mejor ubicacion y tal vez hasta respiras ese ambiente por doquier.

Mucho de esa antigua atmosfera se puede revivir hoy en dia, su rico legado y patrimonio arquitectonico ha llamado la atencion inclusive de la Unesco, quienes en 1992 declaran su casco antiguo, como “Patrimonio Cultural de la Humanidad”.

“La Ciudad Dorada” o “Ciudad de las Cien Cupulas” ha sufrido desde hace una decada, los sinsabores del turismo de masa. Si bien hoy es absolutamente un polo de atraccion turistica y los cafes americanos no han tardado en aparecer, creo que han logrado preservar cierto sabor autoctono, imposible de pasar por alto, al visitar semejante obra monumental. Visitar Parga es entrar en una atmosfera especial. Llaman a la “ciudad vieja” los edificios comprendidos a la Edad Media, la “ciudad nueva” son aquellos comprendidos en … los sigles XVIII y XIX, aquellos años que terminaron de conformar el perfil de cual hoy disfrutamos.

Cuna de la arquitectura barroca, gotica y hasta modernista, lo primero que llama la atencion es la armonia de convivencia de todos estos estilos, las numerosas terrazas de tejas rojizas y el famosa “Castillo de Praga”, el que domina la ciudad. Cuya vista nocturna, conjuntamente con todo el entorno y desde el “Puente Carlos”, te aseguro que es una de las mejores visiones que puedas encontrar en toda Europa. Praga tambien es la historica, la de su pasado heroico y plagado de reyes, invasiones, diferentes legados y su famosa “Primavera de Praga”, aquella manifestacion popular de mayo de 1968 (como el “Mayo Frances”) cuando se opusieron al dominio de la entonces Union Sovietica. Tuvieron que pasar veinte años mas, para que el imperio sovietico cayera y con ello devino las divisiones de republicas que aun no ha cesado.

La no tan antigua “Republica Federativa de Checoeslovaquia”, devino pacificamente en las “Republicas Checa” y “Eslovaquia” (1993) determinando a Praga la capital de la primera. Praga tambien es la cultural, la de los escritores afamados, siendo Kafka tal vez el mas reconocido. Es tambien la Praga de los nuemrosos teatros, Operas monumentales, salas de conciertos y mucica barroca, clasica y sacra. Mozart vivio en ella, presentando algunas de sus obras a los reyes bohemios, cuando Praga formaba parte del Imperio Austrohungaro…

Un itinerario espontaneo por Praga te llevara a reconocer estas zonas: “ La ciudad posee un entramado de lugares de tal belleza que hará que el visitante se sienta impresionado. Pero la estructura de Praga no es difícil de explorar al contrario permite ser visitada a pie y para los que deseen andar poco existe una red de metro y tranvía. Praga esta dividido en cinco barrios cuyos nombres corresponden a las cinco ciudades que originariamente crecieron a orillas del rió Moldava.

  • Stare Mesto, La Ciudad Vieja, el centro de la ciudad.

Su parte norte corresponde al barrio judío conocido como Josefov con un magnifico legado cultural. En el Barrio Judío (Josefov) se visita el cementerio, con 12.000 lápidas apiladas de los siglos XV al XVIII, y la sinagoga gótica. Ambos forman parte del Museo Judío (Cervená 101). La capilla Betlémská, desde cuyo púlpito propagaba sus ideas revolucionarias Jan Hus desde 1402 hasta su martirio en 1415, fue reconstruida en los años cincuenta.

  • Al otro lado del rió Moldava se encuentra Mala Strana (Barrio Menor).

Un barrio de estilo barroco con calles serpenteantes con bellas casas y grandiosos palacios. En Mala Strana en su zona elevada denominada Hradcany, encontraremos el complejo del castillo y la catedral de Praga. La iluminación nocturna del puente de Carlos y los alrededores del castillo es de ensueño.

El puente de piedra Karluv, o de Carlos, es uno de los más bellos de Europa. Fue construido en 1357, durante el reinado de Carlos IV. Las 30 estatuas barrocas fueron añadidas a principios del siglo XVIII. Desde la torre más alta se contempla una magnífica panorámica de la ciudad.

Al otro lado del puente está el barrio de Malá Strana, el más pintoresco de Praga. La iglesia jesuita de San Nicolás, diseñada por los famosos arquitectos Dientzenhofer (padre e hijo), es del más puro estilo barroco.

El palacio Vald¢stejn es otro magnífico ejemplo de este período. En la iglesia de Nuestra Señora de la Victoria (Panna Maria Vítezná) está el Niño Jesús de Praga, traído desde España a mediados del siglo XVI.

  • El monumental complejo del Castillo de Praga (Pra¢zsk´y Hrad) ha sido testigo mudo de la historia de la ciudad desde hace más de 1.000 años.

En la catedral de San Vito, de estilo neogótico, descansan numerosos reyes de Bohemia.

Otras edificaciones de interés son el Palacio Real y la Basílica de San Jorge. Al norte del recinto se encuentra la curiosa calle de los alquimistas. Aún conserva el empedrado original. Franz Kafka vivió en el numero 22. Siempre en la zona, el museo del palacio de Sternbersk´y tiene una soberbia colección de pintura que llega hasta el siglo XX.

La iglesia de Loreto es famosa por el carillón de su reloj y por su colección de joyas y objetos religiosos. Merece especial mención la custodia El Sol de Praga, adornada con 6.222 diamantes.

  • Al sur de la ciudad se encuentra Nove Mesto, la Ciudad Nueva.

Posee el conocido art nouveau o arquitectura modernista de la ciudad: la famosa plaza de San Wenceslao esta situada en este barrio.

La plaza Wenceslao (Václavské nám¢ estí), en realidad un amplio paseo que parte del Museo Nacional, un colosal edificio neorrenacentista de finales del siglo XIX. Al final del paseo están las tiendas y cafés más conocidos. La otra gran plaza, Karlovo nám¢ estí, es actualmente un parque. No dejar pasar la oportunidad de tomar un café en esta zona.

  • En el extremo sur de la Ciudad Nueva se encuentra la fortaleza de Vysehrad donde dice la leyenda nació la ciudad de Praga.”

La mejor manera de recabar informacion precisa sobre la ciudad es visitando su pagina oficial:

http://www.czechtourism.com/spa/es/docs/what-to-see/prague/index.html

El arte de Jiří Votruba:

Una de las grandes sorpresas que tuve el placer de descubrir al visitar Praga por primera vez, fue el popularisimo trabajo del diseñador checo, Jiří Votruba.

Su trabajo se encuentra presenta en todas partes, es sumamente reconocido en su pais y en todo el mundo, pues cada año sus exposiciones personales y colectivas continuan llamando la atencion de personas de todas procedencias.

Su trabajo como pintor, artista grafico y diseñador, le han permitido realizar varios libros sobre el mundo de la Opera explicado y graficado para niños.

Tambien los escritores han sido tema de sus trabajos, y gracias a el, por ejemplo podemos asociar a Borges con Kafka, y reconocer a otros autores checos. La musica de Votruba no se centra unicamente en la opera, tambien el jazz tiene una destacadisima presencia en su trabajo. Su serie de “Jazz en Praga”, Jazz nocturno”, “Jazz sobre el puente Carlos” o “La melodia de Praga” son encantadoras maneras de acercar este arte a lo popular.

Nacido en Praga en 1946, estudio diseño y arquitectura en la Universidad Central de Praga y desde el año 2000 que su obra no cesa de tener reconocimiento internacional.

Si bien cuando observas su trabajo distribuido en todas partes en la ciudad y la mercadotecnia que lo rodea es muy grande, no dejas de maravillarte esta singular comunion de arte popular/identidad con la ciudad y arte grafico puesto al servicio de la mercadotecnia. Ojala otras ciudades imitaran la iniciativa de Praga al tener como “diseñador oficial de la ciduad” a un artista tan grande como Jiří Votruba.

Fotografias Yves N.

No hay comentarios.: