"Ser cosmopolita no significa ser indiferente a un país y ser sensible a otros. Significa la generosa ambición de ser sensibles a todos los países y todas las épocas. El deseo de eternidad, el deseo de ser muchos" JORGE LUIS BORGES

19 de septiembre de 2008

Paris: la invisibilidad de los 'sans-papiers' (clandestinos)

En numerosas ocaciones les he contado lo ‘fabulosa’ que es Paris, lo bueno de mantener un sueño planetario de poder (aunque sea una vez en la vida) visitarla y recorrer éstas calles, que tengo el privilegio de recorrer a diario.

Pero existe otra gente, que también sueña con venir a Paris, pero en éste caso no es a visitarla (o tal vez si). El sueño de ellos es venir a trabajar en Paris y con ello poder ganarse la vida como todos y mantener a sus familias a la distancia. Este fenómeno social planetario, no es ajeno a Paris, y se vive desde hace décadas, pero creo que por fin ha llegado el momento que muchos de éstos trabajadores (hombres y mujeres) cobren visibilidad y puedan reclamar por ciertos derechos. Es un fenómeno caldente en la vieja y rica Europa, pero no escapa a ciudades como Buenos Aires con sus inmigrantes de los pueblos del interior de Argentina y países limítrofes, y no escapa por ejemplo a New York City, con los millones de latinoamericanos que trabajan en sus calles, que a diario viven y respiran otro ritmo en la ciudad.

Pero que, como en todas partes, constituyen la fuerza que hace mover el enorme engranaje de nuestras sociedades capitalistas. Y ésto, insisto, se repite en todo el planeta.

Aquí en París lo veo a diario, vivo en un barrio privilegiado, de esos que llaman ‘de moda’, o en el léxico local “quartier bo-bo”. Les hablo del IIIeme. arrodisement de Paris, popularmente conocido como Le Marais (el pantano). A pocos pasos de donde vivo, se encuentra la “Bolsa de Trabajo” de Paris, la cual ha sido tomada por alrededor de 800 ‘clandestinos’ desde el mes de mayo de éste año. Estos ‘sans-papiers’ están decididos a permanecer allí, hasta que el último de ellos sea regularizado y no sean encarcelados y deportados, como es la política inmigratoria del actual gobierno conservador. Estos ‘sans-papiers’ de la Bolsa de Trabajo, constituyen el colectivo 75, en nombre del número departamental de Ile de France, que es donde se encuentra Paris y sus pueblos vecinos. Son originarios del Africa sub-sahariana: Mali, Mauritania, Senegal, Costa de Marfil, etc. es decir la Africa que le “correspondió” a Francia en la época de la salvaje “colonización”. La mayoria de ellos, cómo no, escapan de guerras locales, de hambrunas, de sequías y catástrofes naturales y a diario vemos en televisión como llegan a Europa, a bordo de los ‘cayucos’ o embarcaciones muy básicas, donde la mayoria muere en el intento. Sobreviven como pueden, generalmente por la ayuda de organizaciones civiles no gubernamentales y sobre todo por el apoyo de vecinos, artistas y de otras agrupaciones. Han pasado por diferentes etapas en todos éstos meses y han tenido grandes discuciones con los miembros de la CGT local.

Pero lo que ellos reclaman es que ‘todos’ los casos sean revisados, ya que la CGT y otras organizaciones, han iniciado una fuerte campaña de ‘regularización’ de trabajadores, sobre todo en lo concerniente a la restauración, limpieza y mantenimiento de edificios, que es a lo que se dedica la mayoria de ellos.

Los trabajadores ‘sans-papiers’ de la Bolsa de Trabajo de Paris, lo que reclaman es que la mayoria de ellos, quienes constituyen ‘pequeños trabajadores’, ‘pequeños cuentapropistas’, y muchos son mujeres, ancianos y niños que no tienen NINGúN tipo de papel que les dé una identidad, una visibilidad para seguir estando en Francia, sean ‘regularizados’. Estos indocumentados acampan dentro de las instalaciones y se relevan permanentemente en busca de ayuda externa. Parte de ésta ayuda que les llega, ha sido generosamente donada por fotógrafos locales, quienes ha través de sus trabajos han logrado dar ‘visibilidad’ al grupo y tratan de no caer en el olvido del cual son objeto por la prensa local.
Algunas de éstas obras te las presento aqui.
Esta semana sin embargo han ‘saltado’ a los titulares de diversos medios europeos: un grupo de trabajadores ha tomado el famosísimo restaurante “La Tour d’Argent” el más antiguo de Francia y uno de los emblemas culinarios de la ciudad. Situado en el Veme. arrodisement , de cara al rio Sena y Notre-Dame, su fundación data de 1582 ! y desde siempre atrajo a una ‘clientela distinguida’. En la única ciudad que se encuentra ubicada, además de Paris, es Tokio. Pero parece que además de ésta distinguida clientela, La Tour d’Argent también atrae a trabajadores sin papeles, por supuesto como ayudantes de cocina o limpieza y son ellos los que hoy reclaman su regularización. Otro hecho que ha entrado en los medios locales ésta semana, se debe a que la Bolsa de Trabajo ubicada en la rue Charlot, tendrá en pocos dias como vecinos a los integrantes de la nueva temporada de “Star Ac”, la versión local de “American Idol” u “Operación Triunfo”. Serán quince jóvenes en busca de su sueño de ‘fama’ los que convivirán en un lujoso ‘hotel particular’, a pocos metros de los 800 clandestinos que se hacinan en la Bolsa de Trabajo … irónico, no?.
Creo que a diferencia de los sumamente politizados trabajadores argentinos, nuestros compañeros ‘sin papeles’ locales, tratan de permanecer como una fuerza unida y sin representación partidiaria. Intentado ser un ‘colectivo’ independiente.
Dos casos de artistas que colaboran con ellos, son los del fotógrafo Fabien Breuvaut, quien posee su estudio en la rue de Bretagne y rue Charlot, dentro del fascinante “Marché des Enfants Rouges”. Este señor fué el primero en prestar su apoyo con una idea muy original: sacar fotos de los sin papeles con algún vecino que mostrara a su vez, sus documentos de identidad. Como una forma de “sostén” por parte del vecino a los trabajadores clandestinos. Luego éstas fotografías (cientos de ellas) han sido fijadas en las paredes externas de su local y en las paredes exteriores de la Bolsa de Trabajo. Asi, los que transitamos a diario por alli, no solo vemos a éstos desprotegidos, sino que tambien vemos el apoyo de los parisinos sensibilizados con la causa. Otra artista que presta su ayuda es Laura Genz, quien a diario realiza ‘dibujos’ retratando la vida cotidiana dentro y fuera de la Bolsa. Estos dibujos son impresos en forma de “cartas postales” y se venden, a total beneficio de la organización, a cinco euros la copia. Sus trabajos son impactantes y muy visuales, una especie de ‘diario dibujado’ y lo puedes encontrar en el siguiente link.
Algunos fotógrafos que colaboran son: Cyril Fakiri, Ernest Morales, Hugues Leglise-Bataille, Benjamin Lemaire, Florent Quenault, Dominique Brachais y alguien que se hace llamar ‘briziophoto’. Puedes acceder a sus propios link presionando en sus nombres.
En un mundo donde los grandes movimientos financieros de un sitio, repercuten planetariamente, como ocurre éstas semanas, no voy a ‘descubrir’ que existen millones de personas, cuya única culpa es haber nacido en el sitio equivocado para nuestra ‘moderna’ sociedad. Ya creo que ni siquiera cuenta el color de piel. Creo que éstos casos se trata de una discriminación económica, su único pecado es … haber nacidos pobres. Tal vez presentando otra cara de la ciudad, puedas entender, cuando la visites, qué pasa en ese mundo subterráneo, el que ‘sostiene’ todo el engranaje. Y tal vez, sólo tal vez, la próxima vez que te los encuentres en el Metro parisino, en las calles de ciertos barrios o en la Bolsa de Trabajo, puedas tener una mirada solidaria y respetuosa para con ellos. Así de simple.
(Fotografias: AP - Ernest Morales - Hughues Leglise Bataille - Benjamin Lemaire - Dominique Brachais - 'briziophoto' y Gustavo Soto - C.Todos los Derechos Reservados)

Actualizado 29/09:

No quisiera que este blog se transforme en un forum sobre la inmigracion y los hechos historicos de cada pais. Al contrario, creo que ha quedado bien claro desde inicios del mismo, mi devocion por la raza humana y una mirada de amor y piedad por tanta gente en este mundo que no accede a la misma vida que TODOS deberiamos poseer ...

Sin embargo, este post es una cierta vision de una situacion que se vive en Francia y creo que en muchos otros paises del mundo. Para completar con algo mas de informacion, les comparto una excelente nota (escrita por Beatriz Portinari y Emilio de Benito ) editada en el siempre correcto diario 'El Pais' de Espana.

La misma se titula "Un pais para quedarse" y dice asi:

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/pais/quedarse/elpepisoc/20080929elpepisoc_1/Tes

17 comentarios:

Mariluz Barrera González dijo...

Interesante lo que cuentas Gus... creo que algo muy importante cuando se visita un país es tomar en cuenta lo que social, económica y políticamente se vive... no quedarnos solo con lo bello del paisaje... Son las personas lo que hacen una nación... definitivamente...

Un beso.

JP dijo...

Muy buena nota Gus.
Desconocía todo eso de París.
En España a diario se vé mucha gente caminando por las calles pidiendo , supongo que como en todos lados como dices.
Un saludo.

Hαmℓet dijo...

Me gusto tu post; muestra la otra cara de la moneda, la que nadie quiere ver, o si la ve, sólo pasa por su lado, mira e indiferente a su realidad, sigue su camino. Conozco a una cubana que habla sobre esta cara. Otra vez en Europa, sabemos que en Asia y Africa sucede lo mismo. Eso si, una crítica; no creo que sea pecado para ellos haber nacido pobres. Ser pobre no es voluntario, y los pecados son acciones voluntarias para quebrantar un orden. En fin... bonitas fotos

saludos

Gus dijo...

Hola Mariluz! asi es, creo que una ciudad, una sociedad, las hacemos todos los que en ese momento compartimos un lugar ... y estos 'sans papiers' vayan que tienen visibilidad.

Gus dijo...

JP: amigo, no se a que te refieres con 'gente en la calle pidiendo', porque ese es otro fenomeno de todas las urbes del planeta...

Esta humilde gente no quiere mendigar, ellos quieren papeles y poder desarrollar una vida digna.

Algo garantizado por la Declaracion Universal de los Derechos HUmanos, precisamente firmada aqui en Paris el 10 de diciembre de 1948 ...

Gus dijo...

Amigo Hamlet! cuando digo 'el unico pecado de haber nacido pobres' es una expresion ironica, claro que no es un pecado!!

Me refiero que ya no hablamos de segregacion (aunque obviamente la hay) por el color de piel, me refiero que existe una segregacion absoluta economica.

No importa de donde vengas: Latinoamerica, Europa del Este, India o Africa (por citar algunos) ser pobres se ha transformado una condicion de 'desprecio' por muchos de aquellos que tienen una vida de 'privilegios'.

alternatique dijo...

Alo!,
oye.. antes q nada pues muchas gracias por tu comentario... si pues acabo de llegar y espero que la etapa de adaptación pase rápido!!... al menos ahí viene la escuela..
gracias por la buena vibra!!
que estés muy bien!!!

Haldar dijo...

Excelentes fotos! No me extraña que en la Ciudad Luz pase algo asi. El problema inmigratorio esta presente hoy en dia en todos los paises. gente moviendose de un lado a otro, en busca de mejores alternativas, mejores niveles de vida, trabajo, etc, escapando de guerras, hambre, problemas politicos, etc. Incluso aca en Jamaica, existen esos problemas. este no es un pais de primer mundo. Mas bien esta llenos de pobreza y miles de problemas, pero aun asi, muchos cubanos y haitianos se viene en busqueda de mejores horizontes.

Aca los procesos inmigratorios son bien duros, incluso es muy dificil obtener un permiso de trabajo. Ellos prefieren que las compañias contrataen personal local, pero el problema es que los locales no estan calificados para ralizar muchos de los trabajo que las compañias y embajadas ofrecen. Entonces la oficina de inmigracion pone muchas trabas para que los extranjeros que vienen a trabajar aca, puedan obtener sus papeles. Es un cuento largo. En fin, creo que la inmigracion es un problema mundial hoy dia, y cada vez las leyes se han ido haciendo mas estrictas. besos

Ani dijo...

Sumamente interesante y educativo, Gus.
Y cuán ilustrativos los links que ponés en tus artículos, excelentes.
Mirá, has visto en Clarín.com el especial "Cayucos" de Gustavo Sierra, en este caso en Tenerife, Islas Canarias:
http://www.clarin.com/diario/2008/09/04/conexiones/especial.html
Leía allí que en España protegen y educan a los niños que llegan en cayucos hasta los 18 años, los convierten en españoles; pero una vez que llegan a la mayoría de edad, les quitan toda protección y los "largan" a la calle sin papeles. Como decía un maestro
de ellos en el informe, la misma policía que los protege hasta los 18 años, es la que - una vez cumplida la mayoría de edad-
los persigue...
Yo desconocía toda esta problemática; este informe tuyo junto con el de Sierra me han "desasnado" bastante.

Saluditos! Nos seguimos viendo!

Gus dijo...

Alternatique: Bienvenido otra vez a Paris y espero que tu estadia y tus estudios marquen una nueva etapa para ti!

Recuerda, hay muchos organismos jovenes que pueden ayudarte en lo que necesites. Y como te conte antes, el Instituto de Mejico es muy bueno y esta cerca de casa: 119,rue Vieille du Temple, en Les Marais.

Suerte y te espero por aqui!

Gus dijo...

Hola Haldar! Muchas Gracias por tu comentario y explicacion. No sabia nada del asunto en Jamaica y es bueno conocer como es la realidad de otros pueblos ... pareceria que siempre hay pueblos mas pobres que donde uno esta y es una realidad muy doliente de este mundo actual.

Espero algun dia visitar Jamaica y conocer mas sobre la realidad de la isla y la zona ...

Bienvenido otra vez al cyber espacio despues de tu tiempo fuera de el! ;)

Un fuerte abrazo.

Gus dijo...

Ani: gracias por tu comentario tambien y ... bienvenida al mundo real! lamentablemente en todas partes pasan cosas y hay gente que realmente vive mal.

Es una realidad planetaria y seria interesante, cuando uno visita otro lugar, tener una mirada de respeto y consideracion para la gente que esta en una situacion desfavorida, no te parece asi?

Me alegro que a traves de este reporte puedas conocer otra cara de la inmensamente bella Paris.

A Bientot!

pepa dijo...

En primer lugar quisiera decir que el tema de los "cayucos" no es más que un negocio del país de origen y fomentado por los que recurren a ello. En segundo lugar y como española creo que antes de emitir un comentario, y no saber de dónde vienen las campanas, es algo bastante arriesgado. En España atienden a toda persona que llega en "cayuco" e intentan remitirla a su país de origen y SU PAIS LO RECHAZA!!!!!!!!! ¿Que tal?. Este es un tema muy delicado a mi parecer y no se deberían realizar opiniones al vuelo. En todo país es necesaria la mano de obra y lamentablemente hay mucha gente que vive criticando las acciones de los que nos gobiernan, pero al final ésos mismos actuan de la misma manera.
Siempre ha habido inmigración, la diferencia es que antes era controlada, ahora existe una invasión a la dignidad.
Por cierto para aquel que se sienta ofendido con mi comentario MI MARIDO ES ARGENTINO.
Pepa

Juan dijo...

Qué tema este!Da para opinar de muchas maneras y es muy difícil hacerlo con autoridad si uno no está lo debidamente informado, Por eso te agradezco Gus por proporcionar buena información y con sus fuentes correspondientes.

Es algo que me apena muchísimo constatar que la humanidad en conjunto y especialmente las sociedades más prósperas no hayan podido conquistar DE HECHO (más allá del doble discurso político o de los intentos aislados de intelectuales y artistas) el básico instinto de aprovecharse de los más "débiles" y explotarlos para así seguir sosteniendo su prosperidad. Les basta con hacer algunas "obras de caridad" para aplacar sus conciencias y ya pueden dormir tranquilos.Y esto pasa en todos los rincones del planeta, creo.Resulta mucho más grotesco e indignante por su ironía, que sean países como España, Francia e Inglaterra, los que hoy pongan el grito en el cielo si pisan "su" territorio los tataranietos de aquellos que antes iban a buscar en sus barcos para venderlos como esclavos, tras haber anclado en aquellas costas sin pedirle permiso a nadie, ni siquiera a Dios.Eso es para mí el colmo de la hipocresía. Pero me quedo con algo que mencionaste por ahi y es esa especie de "desprecio" inconsciente, casi involuntario que siente la mayoría de los humanos civilizados y medianamente prósperos al ver a alguien en condiciones de marginalidad, tal vez sucio y con las ropas en malas condiciones-incluso niños,como si fuera responsabilidad suya la desigualdad de oportunidades.En el mejor de los casos la reacción es de "indiferencia".Y aquí debo confesar que yo mismo lo experimenté en algunas ocasiones, hace ya tiempo, es como contagioso.
Pero ahora me invade una profunda compasión y respeto por toda esa gente y unas ganas de poder ayudar tan fuertes que hasta duelen físicamente.Duelen tanto como las actitudes de tantas personas que antes respetaba un poco más y ahora lo hago mucho menos.

Y como mi cerebro está dotado de una especie de "Dj-memory system", automáticamente se reproducen viejas y nuevas canciones en mi mente mientras leo y escribo esto:

"...sólo le pido a Dios, que lo injusto no me sea indiferente...."

"...she calls out to the man on the street: Sir, can you help me?"

"...teach me again, teach me again..."

Gus dijo...

GRACIAS JUAN!!! Simplemente GRACIAS por tu impresionante aporte ... sóolo agregaría otra estrofa del 'Sólo le Pido a Dios', la que dice asi:

"Sólo le pido a Dios
que el futuro no me sea indiferente,
desahuciado está el que tiene que marchar
a vivir una cultura diferente."

leafar dijo...

Great Great pictures !
Thanks for talking about the work of fabien breuvart and thaks for the link to my blog.

Arenaysal dijo...

Produce tristeza ver como crece la desigualdad, como los ciudadanos son de primera,segunda o tercera, simplemente por donde han nacido o por como les ha tratado la vida.Es complicado aportar soluciones, no es fácil, o al menos yo no lo veo fácil. Lo que tengo claro es que solo con generosidad y visión a largo plazo de todos los gobiernos del mundo en general, pero los del primer mundo en particular es posible dar una solución justa a la humanidad. Gracias por tan realista publicación