"Ser cosmopolita no significa ser indiferente a un país y ser sensible a otros. Significa la generosa ambición de ser sensibles a todos los países y todas las épocas. El deseo de eternidad, el deseo de ser muchos" JORGE LUIS BORGES

19 de octubre de 2008

La DORDOGNE y sus maravillas naturales

A pocas horas de regresar de uno de esos increibles viajes, que siempre me sorprenden y causan inmensa admiración. Varias veces les he contado aqui, cómo cada viaje que emprendo me movilizan de cierta manera, que jamás puedo regresar de la misma manera como partí. Y es tan evidente lo que me ocurre con ello, que ni siquiera ‘lo busco conscientemente’, las cosas suceden, y permito que ‘arriben a mi’.

Estas reflexiones rondan mi cabeza, cuando todavia mantengo fresco en mi retina, las imágenes, los sabores, los colores, los sentimientos, de haber conocido una región sorprendentemente bella, increiblemente bien preservada y sobre todo, con un sentido de la vida, la estética y los valores de las actividades rurales ‘casi’ intactas. Me refiero ésta vez, a la región de la Dordogne, en el Sudoeste de Francia, precisamente la parte conocida como el ‘Périgord Noir’.
Tantas imágenes vienen a mi de una manera que no me lo esperaba, y eso es lo que amo de los viajes, dejarte sorprender por lo que el camino te muestra e ir eligiendo tú itinerario a medida que vas avanzando ( aunque creo que ésto lo aplico también a mi vida cotidiana Je!).Cuántas historias de vida puedes contener en tú memoria? Con cuánta gente puedes verte involucrado en tús viajes? Cuántas maravillas de la naturaleza pueden caber en tú retina? Cuántas bendiciones de la tierra te pueden sorprender en la gastronomía de la región que visitas?
Todas éstas ideas siempre me acompañan cuando regreso de éstos ‘viajes iniciáticos’, en cualquier parte que visito. Y Francia, la Francia tan antigua, tan cargada de historia y bendiciones de la Naturaleza, no deja de sorprenderme gratamente a cada paso. Si bien uno puede tener la fantasía de Paris, la gran capital y tal vez uno o dos lugares más, he terminado de convercerme que éste país bien merece descubrirlo en cada rincón de su geografía. Y en eso estoy.
En realidad, hemos partido de Paris buscando la ruta hacia Toulouse y la región conocida como ‘Lot’ en los ‘Midi-Pyrénées’.
Decidimos con mis acompañantes alojarnos en un encantador ‘caserío’ (ni siquiera figura en los mapas) llamado ‘Saint-Chamarand’, en el valle de ‘Quercy’.
Tomando como base una ‘chambre d’hôte’ llamada ‘Les Cèdres de Lescaillé’ (atendido por sus dueños originarios de Suiza y con quienes hemos compartido la alegría de la hospitalidad y el quehacer tan humano de hacer nuevos amigos).
Fuimos descubriendo parte de la región y pueblos hermosos, de los cuales algunos se encuentran inscriptos en la lista de la asociación “Les Plux Beaux Villages de France”: Saint-Cirq-Lapopie, Autoire, Loubressac, Turenne, Curemonte. Pero también Cahors, Rocamadour, Alvignac, Cordes-Sur-Ciel todos conocidos como el ‘Circuit of wonders’. Toulouse la occitana, la ‘ciudad rosa’, que vibra al ritmo de su propia historia y de los miles de estudiantes que a diario ocupan sus parques, sus calles, cafés, museos, y centros culturales. Toulouse me ha sorprendido y enamorado, es sin dudas una ciudad bellísima, con tantos sitios interesantes, tanta historia y cultura, que bien merece una visita de por lo menos una semana. Cómo en todos los otros sitios, me prometí regresar ‘siempre’. Luego hemos tomado otra vez la ruta nacional 20, con dirección a Paris ( son seis horas en auto, aproximadamente), haciendo escala en la región de la Dordogne: cuando me sentía feliz de haber descubierto la región que antes les mencionaba, jamás, sinceramente jamás pensé que me iba a sorprender tanto con éstas maravillas que ante mí se iban presentando.

Debo reconocer que ayuda el hecho de haber realizado éste viaje en una semana y algo más a pleno sol y cuando los bosques y campos se tiñen con los diferentes tonos del otoño. Tal vez sea la mejor época del año para visitar cualquier sitio como éste: te encuentras lejos de la furia turística del verano, tienes disponibilidad de acceso a donde quieras que vayas y los pobladores locales se encuentran mejor predispuestos para comenzar una conversación con el ‘turista accidental’. Habitada desde tiempos prehistóricos, se encuentran vestigios de la era paleolítica por doquier. Aqui sientes que, lo que has leido sobre nuestros amigos, la familia Cro-Magnon, se transforma en realidad, al poder visitar personalmente los sitios de sus antiguos emplazamientos. Diferentes cuevas y cavernas están al alcance de nuestras manos, siendo “Lascaux’ la estrella mundialmente conocida. Pero creánme que no la única, aqui tienes muchos otros sitios que descubrir y que te sorprenderán tanto como la famosa ‘Capilla Sixtina’ de la prehistoria. Luego la región fué habitada por tribus de las Galias, y sucesivas invasiones fueron transformando la vida de los habitantes y la región. Toda la zona sufrió interesantes cambios en la época ‘gala-romana’, y hoy puedes visitar vestigios de fortalezas, anfiteatros y termas. Invasiones sucesivas de Normandos y Bárvaros, el feudalismo que a comienzos del siglo X reina en toda Europa, le otorga otro carácter, ya que comienza la construcción de numerosos castillos y dominios, sobre todo por parte de cuatro familias que compartian el poder: los Mareuil, Bourdeilles, Beynac y Biron.
Se fundaron numerosos pueblos, abadías y fortificaciones, y prontamente la región se ve involucrada en la guerra de los Cien Años que oponia a Francia con Inglaterra y luego durante las guerras de religión, sufriendo más invasiones, destrucciones, el nacimiento de nuevos reinados, la desaparición de otros y asi durante siglos.
Con el advenimiento de la Revolución Francesa, la antigua región de ‘Périgord’ deviene el departamento de la Dordogne y durante el periodo imperial napoleónico y casi todo el siglo XIX, una cierta calma y prosperidad comienza a ser parte de su historia y formas de vida. A pesar de tantos siglos transcurridos ( y guerras! ) la Dordogne no se encuentra fuertemente industrializada, su encanto de vida rural permanece presente, casi intacto y los visitantes de hoy podemos gozar de éstos privilegios: Sarlat, Domme, La Roque-Gageac, Chateau de Castelnaud, Montfort, Marqueyssac, Fayrac, Milandes ( el antiguo chateau de Josephine Baker! hoy transformado en un museo excepcional sobre su vida y obra) Beynac y Cazenac. Se suceden uno tras otro los diferentes castillos que pertenecieron a familias de la región. Puedes visitarlos a través de barcazas por el rio Dordogne, o en tu propio kayak, tal vez prefieres hacerlo en automóvil o si prefieres las aventuras ‘emocionates’: en globo aerostático, aqui conocidos como ‘Montgolfière’. Capítulo aparte a los viñedos de la región o su gastronomia donde reina el ‘foie-gras’ ( lo siento por las ocas, pero es excelente! ) y donde las trufas son algo cotidiano, como asi sus excelentes quesos. La ‘ruta de las nueces’ donde puedes degustar las mejores tortas que has imaginado en tu vida. Molinos de olivos funcionando desde el siglo XVI, parques arqueológicos temáticos, maravillas naturales, historia, museos de la Edad Media. Campos de lavanda, maizales y girasoles: la vida rural en su plenitud … La última mañana que amanecí en la región, nos encontrábamos alojados en el pueblo de Beynac ( por supuesto inscripto en la lista de ‘Les Plus Beaux Villages de la France’), me levanté muy temprano para caminar solo esas calles de piedras, dirigiéndome hacia la cima de la colina, donde por supuesto reina imponente su castillo.
Sabia que una maravilla de la naturaleza me esperaba: cuando todo se encontraba envuelto en las brumas del amanecer, y la visibilidad era solo posible a un metro de mi nariz, lentamente comenzó a entibiar el rey sol y alrededor de las 10.30hs de esa mañana, la ‘magia’ se apoderó de mi entorno: fueron desapareciendo las nubes y como espectros en medio de la nada, surgió ante mi el Valle de la Dordogne, el curso del rio que ha sido testigo desde siglos de la historia de la región y uno a uno los castillos de las colinas que enfrentados, pueden ser visibles en su totalidad.
Sólo di mis gracias a Dios por tanta maravilla y por ese regalo inesperado, que mágicamente aparecía ante mi !
Gustavo Soto Price
  • Nota: el presente ‘reporte’ y fotografías sólo ha sido una presentación sobre éstas maravillas. Cuando leas éste testimonio estaré viajando una vez más hacia mi tierra en la Argentina. Desde allí trataré de contarles pormenores de cada pueblo visitado. Ojalá, como cuento siempre, puedan comenzar a soñar conmigo y visitar algún día otra sorprendente región de la bella Francia.

11 comentarios:

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

Gus, esta primera foto me descolgó una lagrima...tanta belleza junta!!! Pero tanta!

Es el post que más me gustó, de todos los viajes que compartímos.
Realmente hay "magia", en estas construcciones, pobladas de historia, desde aquel hombre primitivo, esas huellas..., aquellos castillos y sus propietarios...
La bruma del río.
Todo, absolutamente todo, es maravilloso.

También agradecería a Dios al final de un camino tan maravilloso...
______________________
Bienvenido al charco!!!
Viste lo que llovió?
Vas a tandil???
Un abrazo... un mate?

Gus dijo...

GRACIAS Feri! si, la verdad que tanta, pero tanta belleza conmueve.
Esa escena que vivi, aquella mañana de la bruma y los castillos apareciendo uno a uno es una de los momentos mas intensos que he vivido en mis viajes ...

Agradezco claro! a mi Dios y la bendicion que significa estar despierto con todos los sentidos para poder apreciar ese instante.

En fin: PURA MAGIA!
----------------------------------
Estoy éste miércoles partiendo pa`
los pagos de Tandil:

"Voy a tomar la Ruta 3,
una mañana para no volver,
cantando bajito me voy para el campo...
Total la ciudad como siempre dormida,
ni se va a enterar que me llevo la vida
y la música también...
Que un viento frío me pegue en la cara,
en todo el cuerpo, que me gaste el alma,
me enamore la tierra...
y no me deje volver, y no me deje volver,
no me deje volver, y no me deje volver,
y no me deje volver..."

Abrujandra dijo...

¡Por Dios y toda la patota bíblica, qué belleza!
Valió la pena esperar por este post.

JP dijo...

Gus solo te puedo decir una cosa.
Que belleza !
Esa foto la primera me dejó mudo .
Que lugares !
Y que decirte qye te deseo una feliz estadía en Argentina . Un abrazo !!!!

Ani dijo...

Qué fotos más bellas! Parecen esas ilustraciones de los libros de cuentos que una leía de niña, o de películas de la edad media. Pero no, son reales! Qué fantásticos lugares!
Quedo a la espera, como todos los que visitamos tu blog, de los pormenores de cada pueblo.

Y por cierto... BIENVENUE a la Argentina!!! Que estés pasando unos días maravillosos y que puedas llenar tus valijas de bellos momentos y anécdotas para llevarte de vuelta con vos a Francia.

Gracias Gus por tu mensajito en mi blog. Así anduviste por Castelar! Mirá, quizás estos días hasta nos cruzamos por alguna calle sin saberlo!

Un beso y pasatelo super mon ami!

Gus dijo...

Abrujandra! Gracias, me has hecho reir mucho, es cierto "Por Dios y toda la patota bíblica", aunque el mio no tenga religión, es un Ser espiritual para todos JE!

JP: me alegro muchoooooo que te haya gustado esa fotos, si, creo que a pesar de tanta "mier... coles", vale la pena seguir descubriendo este hermoso planeta y agradecer el hecho de gozar de imágenes como esa.

Un abrazo grande amigo! (desde Tandil ahora)

Gus dijo...

Hola Ani! Gracias a ti tambien por tus saludos ...
Si, esos lugares son los que inspiraron todas esas mágicas historias y para mi son eso, "cuentos hechos realidad", donde uno puede recrear el personaje que quiera ...

Si, pasé por Castelar y ahora te escribo desde Tandil donde viven mis viejos ...

A Bientôt et la France me manque beaucoup!

Haldar dijo...

Waoooo amigo! Que fotos tan espectaculares! Definitavamente tienes ese "ojo" que se requiere para ser fotografo. Confieso que aun no he lido el texto, pero no pude evitar quedar atrapado con tus imagenes. La foto del barco en el rio es mi preferida. Abrazotes y buen viaje por Argentina.

senses or nonsenses dijo...

todas las fotos son chulísimas, pero la de la barca me parece sublime.
buen viaje a argentina, seguro que nos lo contarás.

un abrazo.

Gus dijo...

Hola Haldar! Gracias por tu mensaje amigo! Si, esa ´visión´ de la barca aquella es otro de los regalos que me he traido de aquel viaje.

Me alegro te atrapen las imágenes, ese es mi deseo al compartirlas con Uds.
Abrazotes para ti tambien!

Senses: que bueno que las fotografias te parezcan ´chulísimas´, es que solo tuve que ´disparar´, el paisaje en si amerita tanta atención!
Estoy disfrutando mi estadia en Argentina (visitando familia y amigos) y un abrazo para ti también!

Anónimo dijo...

a traves de tus ojos veo....y escucho por tus oidos los rumores de esas calles..y camino con tus piernas esos lugares bellos...
Lectora
desde Monterrey