"Ser cosmopolita no significa ser indiferente a un país y ser sensible a otros. Significa la generosa ambición de ser sensibles a todos los países y todas las épocas. El deseo de eternidad, el deseo de ser muchos" JORGE LUIS BORGES

18 de diciembre de 2008

"Cuerpos Exhibidos" en Bruselas y París

Hace pocos dias estuve en Bruselas, la capital de un pequeño país, en vias de dividirse, llamado Bélgica del cual les he hablado en otra oportunidad. Como en toda ciudad del norte de Europa, a fines del otoño y principios del invierno el clima no es propicio para realizar caminatas o paseos al aire libre. Por lo tanto como tuve una tarde libre, entre mis asuntos a realizar, decidí visitar alguna exposición, de la gran oferta cultural de la ciudad.

Fué por ello que al observar tantas publicidades en la vía pública, me decidí y visité la famosa exhibición del Dr. Gunther von Hagens “Körperwelten 4”, tal el nombre en flamand de “Cuerpos Humanos, la exhibición”. Seguramente muchos de los que están leyendo ésta crónica, habrán escuchado hablar o por qué no? habrán visitado la misma, en algunas de las tantas ciudades que viene recorriendo. De todos modos, cada exposición es diferente, ya que el equipo del Dr. von Hagens ha preparado varias para que recorran el mundo al mismo tiempo. Si no has visto personalmente ésta verdadera exposición de cuerpos humanos como jamás se ha realizado antes, te diré que me ha resultado en todo sentido fascinante, nunca he visto algo como ésto y seguramente lo recordaré por mucho tiempo.

Más allá de las cuestiones “éticas” que supuestamente plantea éste tipo de muestras, creo que debes visitarla sin ninguno tipo de prejuicio, más bien con un sentimiento de curiosidad por descubrir lo maravilloso de la “máquina humana”, de ésta creación única de ese ser superior que algunos llamamos Dios, y que como he comentado en reiteradas ocaciones aquí, mi Dios es sumamente benévolo, espiritual y puede ser adaptado a cada cultura, a cada pensamiento.

No creo en la arrogancia que el ser humano sea distinto a todos los seres que nos rodean, y creo que todos los que habitamos éste hermoso planeta, compartimos esa ‘hermandad’ de ser iguales y dignos de lo mejor que nos pueda ofrecer el Universo entero. Por lo tanto ésta muestra de cuerpos inhertes en posiciones ‘cotidianas’ me resulta desde todo punto de vista atractivo. He aprendido más del cuerpo humano y de lo maravillosos que somos, viendo ésta exhibición que de las enciclopedias que alguna vez, cuando fuí joven, pude haber ‘curoseado’.

Ahi estaban frente a mi, esos órganos que de otra manera, sino eres estudiante de alguna de las carreras de medicina, jamás serian posible de observar. Se plantaban frente a mi, esos músculos en acción, esos fascinantes sistemas corporales que posibilitan que nos nutriemos de alimentos, intelectualidad o simplemente posibiliten que estemos en reposo. Las diferencias notorias entre un pulmón sano y otro ‘comido’ por un cáncer provocado por años de tabaquismo, o aquel hígado que perfectamente ha funcionado durante su ‘vida útil’ o aquel maltratado por su propietaria/o en años de alcoholismo y cirrosis. Una increible muestra de fetos desde el primer estado de concepción hasta llegar a los nueve meses de gestación en el cuerpo femenino: según aclaran, éstos fetos corresponden a una exhibición de fetos en formol que datan de principios del siglo XX. Pero ahí se encontraban, perfectamente visibles en su milagro de lo que es vida o muerte.

Uno al observar éste tipo de exhibiciones se puede plantear varias cuestiones, y es maravilloso que eso nos provoque observar ésta muestra: en un sentido personal confirma lo extraordinario que siento que somos todos los seres vivos y lo agradecido que debemos estar por todos aquellos que nos precedieron y legaron algún tipo de enseñanza o camino a seguir.

Desde joven que tengo una cierta idea que rodea mis pensamientos: que el milagro de la vida o nuestro paso por éste mundo es muy corto y que por ello trataría de ‘brindar’ cada dia por el milagro de ver la luz, de respirar, de tener la posibilidad de aprender algo nuevo, de tener un gesto de benevolencia con alguien cercano, de caminar por las calles de una ciudad en la cual yo decediera hacerlo. De viajar y entrar en contacto con otras culturas humanas, de ver otros paisajes, otros amaneceres y escuchar otras músicas … de sentir afecto por mis amigos de siempre y sentirme correspondido. De equivocarme tantas veces y por ello reirme de ‘mi mismo’ y luego con los demás … en fin, del milagro cotidiano de estar vivo bajo el cielo de ésta fascinante nave que es nuestro planeta Azul. Por otro lado aqui en Paris, la ciudad desde la cual les escribo y les cuento a menudo, recorriendo sus calles como a diario lo hago, me llamó la atención unas gigantografías exhibidas en las vitrinas de los almacenes “Samaritaine” del 1er arrondissement: Se trata nada menos que 50 fotografías en gran formato de bebés, tomadas en sus primeros momentos de vida. Quedé totalmente fascinado (una vez más) por esas tiernas imágenes que nos ofrecen un regalo de vida, de diversidad y de carácter. Ya que como lo explican sus organizadores “desde el primer momento de vida, el ser humano demuestra su propio ‘carácter’ y tal vez dé signos de la personalidad que lo acompañará en el transcurso de su existencia”. Simplemente la idea me pareció genial! Bajo el nombre de “Premiere Heure”, éstas curiosas fotografías del artista francés Thierry Bouët, son expuestas gracias a los auspicios de la alcaldía del distrito 1 de Paris, la tienda Samaritaine y del Comité Municipal de Animaciones Culturales del primer arrondissement de Paris, con el apoyo de algunas empresas auspiciantes. Cabe destacar también, que varios de éstos bebés aqui exhibidos, han nacido bajo el sistema de ‘fecundación in-vitro’ y sus fotografías fueron tomadas gracias al aporte del profesor Frydman, padre del primer bebé de probeta francés, que hoy tiene 25 años. En fin, dos ciudades como testimonio vivo de la diversidad humana, celebrando la vida, el nacimiento o mostrándonos lo maravilloso y único del cuerpo humano.

10 comentarios:

Lucía dijo...

Hola!
La primera expo tiene buena pinta, tiene que ser interesante ;)

la segunda... no sé yo si acabaría agobiada con tanto niño...

Mordi dijo...

A la segunda podrían agregarle unos altorparlantes que reprodujeran el llanto de todos los bebés fotografiados, por ejemplo...
Koerperwelten me la he perdido varias veces. Pero siempre me atrajo. Aunque no sé si desde unpunto de vista artístico o didáctico acerca de la anatomía humana.

Ani dijo...

Qué buena la de los bodies, pero tengo sensaciones encontradas, por un lado me encantaría verla y por otro no sé, confieso ser un poco impresionable :)
Gracias Gus por las fotos de ambas exposiciones, muy interesantes!!

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

Qué delicia, Gus.
El milagro de la vida, en todas sus expresiones...
Y nosotros, tan frágiles criaturas...y tan poderosos que solemos creernos, puro tejido humano.

Maravillosa oportunidad!
Vengo a saludarte antes que lleguen los días a las corridas!
Un abrazo y gracias por este año compartido.
Muáks!

Gus dijo...

Lucia-Mordi: definitivamente nos queda claro que No les gustan los bebes ... JE!

Y Mordi amigo: no se como agradecerle, porque a lo largo de un ano y medio que llevo escribiendo este blog Ud. siempre nos da "otra" vision de los asuntos que aqui expongo ... simplemente por eso un enorme GRACIAS !!!

Gus dijo...

Ani: una vez mas "Merci a toi"!

Gus dijo...

Feri: como siempre GRACIAS a ti por tu buena onda desde el principio ... aqui estaremos! y pasare a saludarte por tu blog :-)

El rincón de mi niñez dijo...

Que lindo post que lindo paesito te diste.
La verdad es que es muy interesante .
Besos

senses or nonsenses dijo...

dan un poco de miedo...

un abrazo.

Gus dijo...

Hola Marisa! sí, no sé si es un 'paseito' lo de la exhibición sobre los cuerpos, pero que me resultó increiblemente didáctica eso no lo puedo negar!


Senses: a ti cuál te dá 'un poco de miedo': los cuerpos exhibidos o los bebés recién nacidos?

Porque ahora dudo si hasta los bebés no impresionan a algunos espectadores JE!