"Ser cosmopolita no significa ser indiferente a un país y ser sensible a otros. Significa la generosa ambición de ser sensibles a todos los países y todas las épocas. El deseo de eternidad, el deseo de ser muchos" JORGE LUIS BORGES

29 de enero de 2009

Una Noche en el Museo ... del Louvre! parte III

Continuando con nuestra visita nocturna al Museo del Louvre en Paris, ésta vez les contaré un poco acerca de la fabulosa pinacoteca, que resguarda (como todos sabemos desde la escuela primaria) la no menos famosa, célebre, admirada y siempre estudiada “Mona Lisa”, la Gioconda de Leonardo da Vinci.

La pinacoteca del Louvre es inmensa, creo que deben ser kilómetros de galerías dedicadas al arte. Claro, no es tan grande comparada con la colección de El Prado, de Madrid, porque el Louvre no es un Museo sólo dedicado a las obras pictóricas, y porque “sólo” abarca la historia del arte hasta 1850, fecha que se comienza a hablar de los “Impresionistas”, siendo que su colección , muchas de cuyas obras fueron trasladadas desde el Louvre, se encuentra en el Musée d’Orsay. La pinacoteca del Louvre, destaca por que fué la primera gran colección de arte, formada como tal, que tuvieron los reyes de Francia. En especial fue Francisco I un gran mecenas y adquiriente de arte en su época. Fue quien invitó en 1517 a Leonardo da Vinci a visitarlo en Francia y fue quien le compró su famosa obra, la “Gioconda”, que desde entonces permanece en en el país.
Las colecciones de pintura del Louvre abarcan más de 500 años de arte europeo, casi todas las escuelas están representadas y como todo lo concerniente a éste templo, abarcarla todas sería imposible en una sola jornada.

Galerias inmensas, con cuadros por doquier, divididos según su origen y época, lo mejor que puedes hacer es caminar por sus salas, detenerte en las obras que te gusten o llamen la atención y descansar en confortables sillones que hayarás en todo momento.

Lo primero que te llamará la atención son las hordas de turistas literalmente “corriendo” en masa, para ser testigos raudamente de la pintura más famosa de todos los tiempos. La Gioconda es una de esas obras con las que uno convive desde siempre, hablar de la historia del arte, del renacimiento, de Leonardo, de Paris, del Louvre, es hablar de la Mona Lisa. Particularmente recuerdo que pensaba cómo sería realmente éste cuadro que nuestras maestras y profesores vanagloriaban tanto y recuerdo que la asociaba de pequeño, con un capítulo de “La Pantera Rosa”, precisamente cuando la robaban del Louvre y el “inspector” perseguía a los ladrones por todo París. Eso y el sonido carácterístico de los patrulleros de la policia parisina, son los recuerdos más lejanos que guardo de la ciudad.

Luego crecimos y estudiamos sobre el Renacimiento, Leonardo, la Gioconda y el Museo del Louvre: quien no ha soñado alguna vez visitar Paris y conocer personalmente semejante obra? Claro, muchos quedan desilusionados, pues la obra es muy pequeña y se encuentra (en su caja de cristal) rodeada de un dispositivo de seguridad inmenso.
Repasemos un poco sobre su historia, según leemos en “Viajes y turismo Online”:
“La Gioconda inmortalizada en los albores del siglo XVI por el pintor Leonardo da Vinci (1452-1519), también conocida como Monna Lisa (Monna es el diminutivo de Madonna, señora, en italiano) tiene una nueva sala para permitir a los ocho millones de turistas que la visitan cada año, contemplarla sin saturar todo un sector del Museo del Louvre. La nueva sala de 840m2, se asienta sobre una cristalera de luz natural, un techo y un piso de parquet reformados, nueva climatización y una acústica mejorada. La Mona Lisa, goza ahora de una estructura climatizada cerrada herméticamente e instalada en una pared a dos tercios de la sala, se enfrenta a otra obra maestra real, situada en el lado opuesto, “Las bodas de Caná“, de Veronese (1528-1588), el cuadro más grande del Louvre (6,77m x 9,94m). En las paredes laterales de la sala y detrás de la que alberga la Gioconda, se han instalado 50 cuadros del siglo XVI, época dorada de la pintura veneciana (Tiziano, Tintoretto, Veronese, Lorenzo Lotto). Dada la diferencia de talla entre las dos pinturas (una plancha de madera de álamo de 77cm y 13mm de espesor para Mona Lisa), resultaba imposible situarlas una al lado de otra y el arquitecto decidió no ponerlas en el mismo campo visual.
La entrada a la sala de La Gioconda se sitúa ahora en la Gran Galería, donde predomina la pintura italiana, a través de dos nuevos accesos abiertos a cada lado de “Las bodas de Caná” (existe otra salida detrás de la obra de Leonardo da Vinci). Vista de lejos desde la entrada principal, Monna Lisa parece muy pequeña. Pero el público puede dirigirse hacia el centro de la sala, liberando así un recorrido lateral para la pintura veneciana.
Toda la sala está iluminada por la misma luz natural y artifical, según las nuevas técnicas aplicadas. La iluminación artificial se ha instalado sin que se vea el más mínimo aparato, mediante fluorescentes situados en el techo. Protegida por un cristal muy espeso de color extra blanco anti-reflejo. La Gioconda disfruta además de un discreto apoyo luminoso instalado en la parte superior, y protegido por un auténtico taller electrónico. El arquitecto lo ha situado de tal forma que los ojos del visitante estén a la altura de sus manos.

¿Cómo esta obra, sin firma, sin fecha y sin ningún esbozo previo que se conozca, se ha convertido en el cuadro más famoso del mundo? La fecha probable de su realización (entre 1502 y 1506) y el nombre de la modelo fueron revelados por el pintor florentino Giorgio Vasari, quien nunca había visto el cuadro ni conocía a Leonardo, aunque publicó su biografía en 1550, 31 años después de su muerte. Leonardo da Vinci se llevó la obra inacabada a Francia, donde Francisco I le había invitado en 1517. La Gioconda fue comprada en 1518 por el Rey a un elevado precio, si bien nunca ha llegado a conocerse el monto exacto. Muy pronto empezó a considerarse «la» obra maestra por excelencia, el punto culminante del arte del retrato del siglo XVI, inspirando a sucesivas generaciones de pintores, sin que ninguno lograra nunca reproducir el célebre sfumato italiano inventado por Leonardo da Vinci. Según explica Cécile Scailliérez el objetivo de tal técnica es destacar los relieves y las formas atenuando los contrastes y los contornos.

Dicen que cuando Leonardo Da Vinci pintó la Gioconda, su Mona Lisa, logró el efecto de que la sonrisa desaparezca al mirarla directamente y sólo reaparezca cuando la vista se fija en otras partes del cuadro.

El artista italiano creó esa ilusión usando “de manera intuitiva” unos trucos que ahora comienzan a tener base científica, señaló Livingstone. Su teoría se apoya en el hecho de que el ojo humano tiene una visión central, muy buena para reconocer los detalles, y otra periférica, mucho menos precisa pero más adecuada para reconocer las sombras. “Da Vinci pintó la sonrisa de la Mona Lisa usando unas sombras que vemos mucho mejor con nuestra visión periférica“, afirma Margaret Livingstone. Por eso para ver sonreír a la Mona Lisa hay que mirarla a los ojos o a cualquier otra parte del cuadro, de modo que sus labios queden en el campo de visión periférica. En el siglo XX cuando La Gioconda se convirtió en un mito mundial, después de haber recibido algunas vejaciones por parte del joven movimiento cubista, contrario al arte oficial. Fue robada el 21 de agosto de 1911. Se arrestó entonces al poeta Apollinaire, quien había osado pedir la quema de La Gioconda.

Pero el ladrón resultó ser un italiano que quería devolver la obra a su país y que fue arrestado en el momento en que intentaba vender el cuadro. El triunfal regreso de Monna Lisa a París fué el 11 de diciembre de 1913, después de haber sido expuesta en Florencia, Roma y Milán, aunque también ridiculizada de nuevo por el pintor dadaísta Marcel Duchamp, quien le puso bigotes. Durante la Segunda Guerra Mundial, la pintura fue escondida en cinco lugares diferentes. Después haría de nuevo dos viajes triunfales, a Washington y a Nueva York en 1962 y en 1963, y más tarde a Japón, en 1974, con escala en Moscú.”

Actualmente, y por primera vez en su historia, el Museo del Louvre está desarrollando una exposición sobre caricaturas de varios artistas, realizadas e inspiradas en las obras claves del Museo. Fue recién en el año 2005 que el Museo decide comenzar a crear y organizar un departamento dedicado al mundo y al arte del cómic, y es recién ahora cuando un gran museo dedica una exposición a éste arte tan particular.

Personalmente me encanta la Gioconda, y toda la historia que le rodea (las pólemicas crecen cada año y algunos dicen que guarda secretos inimaginables sobre la historia de la Humanidad y del cristianismo en particular).

Pero creo que su fama universal, no permite tener una visión real de las obras que la rodean. Inclusive existen otras obras de Leonardo en el Louvre (como la Madonna y el Niño o un retrato muy homo erótico de San Juan el Bautista) que son impresionantes muestras de su talento y maestría que merecen tanto reconocimiento como la Mona Lisa …

En fin, son esos sueños planetarios que todos contribuimos a mantener vivos, y como no voy a ser diferente al resto les diría: “Si vienen a Paris, NO se pueden perder de visitar a su ciudadana más ilustre !”

13 comentarios:

Mordi dijo...

Qué grande!! pusiste una foto de "La balsa del Medusa" ("Le radeau du Médusa"). es un cuadro muy conocido en Francia. Su título devino una expresión para indicar que uno (o una situación) no tiene rumbo, o que va camino de la perdición.
Tengo ganas de ir al Louvre!!! en una de ésas, aproveche mis ùltimos días de franciliano para darme una vueltita. De paso, recordaré tus relatos.

Maribel dijo...

Hola Gus,

cuando estuve en el Louvre no me dejaron fotografiar a la mona lisa, espero que no te importe que me guarde tu foto para juntarla con mis otras fotos de Paris.

Tuve la suerte de estar 4 horas en el museo que me supieron a poco, gracias por emocionarme viendo de nuevo los cuadros.

Besos y feliz viaje por Marruecos.

Maribel

нαмℓєт dijo...

Hey Gus !
Como siempre una muy buena narración de tu aventura por el Palacio del Louvre en París.

Me encantó tu post, y es que soy un gran admirador de éstas obras del Renacimiento... Algún día conoceré a la ciudadana ilustre jeje..

emm yo oí que el cuadro de la Monna Lisa había permancido con Leonardo hasta su muerte en su habitación.. quizás lo vendió antes pero quizo estar con el hasta su último respiro, quién sabe, como tú dices sí debe guardar muchos secretos..

Buen viaje a Marruecos si es que aún no te vas, de lo contrario, espero que lo hayas pasado increíble.. byee !!

Lucía dijo...

uaalaaa! que peazo post!! Me enamorè jaja!

En serio, es increíble como lo narras, me encantó! No sabía tantas cosas de la Mona... Lo que sí recuerdo que leí una vez fue que Leonardo la tuvo hasta su muerte, y cuando estaba en cama, ya en sus ultimos días de vida, la quiso tener siempre a la vista.

Un besote y disfruta tus vacaciones!

El rincón de mi niñez dijo...

Hola Gus...
Hermosas fotos del museo y espectaculares obras.Que lindo paseito.
Estaremos pendientes de tu vuelta para que nos cuentes esa hermosa aventura que está viviendo.
besos desde argentina Bs AS

senses or nonsenses dijo...

me ha encantado el análisis de la Gioconda...
y ahora marrakech... qué gozada. yo quiero ser como tú.
...bon voyage...

un abrazo.

Juan dijo...

Hola Gus! Tanto tiempo!

De regreso al cyberespacio no podía dejar de pasar a saludarte.Desde Noviembre mis actividades se multiplicaron tanto que ya no tuve tiempo más que de abrir mi casilla de correos.En Diciembre me fui a Uruguay y allí descansé hasta hace un par de días, indiferente a la informática y los teléfonos. Llegué con ganas de ver a Tina en Hamburgo, pero para mi sorpresa las fechas se adelantaron y me le perdí.Entiendo que el 29 de abril estará en París y tengo muchas ganas de largarme hasta allá. Vos vas a ir?

Contestame cuando puedas y me pongo en campaña de comprar una entrada.

Si querés sabre algo acerca de mi viaje, ya iré actualizando mis blogs.

Disfruta mucho de Marruecos!

Seguimos en contacto

un abrazo

Juan

Abrujandra dijo...

Grande la Gioconda...es un sueño poder estar ahí en medio de tanta belleza que te explota el celegro.
Además de tus impecables reportes, me desasno con mucho gusto acá.
Buen viaje y traeme una piedrita aunque sea.

Gus dijo...

Amigo Mordi: Ud que vive cerquita nomas, debe visitar este templo de la demasia JE! siempre hay un buen motivo para regresar al Louvre...

Hola Maribel! Gracias a ti por permitirme 'compartir' estas imagenes contigo. Si, el Museo del Louvre le tienes que dedicar dias enteros para comprender tanto arte reunido. Un beso pa'ti !

Gus dijo...

Amigos Hamlet, Lucia: que buen dato! jamas lei eso sobre Leonardo, porque no pense que le habian dado un enfoque 'romantico', pero quien tenga la verdad sobre los acontecimeintos del pasado ... se los llevo seguro con el a la tumba!

Estoy de regreso, asi que pronto les compartire mis relatos y fotos nuevas !


Marisa, Senses: Gracias tambien a Uds. por los comentarios y aliento y si, ya estoy de regreso y pronto les escribire !

Gus dijo...

Hola Juan! que bueno tenerte de regreso en el cyber espacio, y que bueno que te hayas desconectado de todo y de todos, espero que hayas tomado fuerzas para encarar el resto del 2009!

Mira, tengo tikets para Tina! para el 16 de marzo en Paris y estoy buscando para abril en Anwert, Belgica... pero la fecha que me dices tambien la tomare, lo unico que ya no quedan tikets bien ubicados ... pero no te la podes perder !

Te estoy escribiendo en tu blog !

Gus dijo...

Abrujandra! Gracias ch'amiga por los saludos, mira, la Gioconda es increible, pero tooooooodo el Museo en general vale mil horas para recorrerlo...

Como sabes que traigo piedras de mis viajes? algun dia me confiscaran el equipaje JAJAJAJA
La gente de Aduana cuando te escanean el equipaje se deben bien cag... de la risa JE!

ArielCortez99 dijo...

Hola Gus, impresionante la calidad de la información y de las fotografías en tu blog. Te escribo para acercarles a tus lectores la información sobre un concurso fotográfico para viajeros en la página en Facebook de Clickbed cuyo premio son noches de alojamiento para dos personas en el destino que la persona desee, incluida París, Londres, Madrid entre muchas otras ciudades.
Saludos y gracias por el espacio.