"Ser cosmopolita no significa ser indiferente a un país y ser sensible a otros. Significa la generosa ambición de ser sensibles a todos los países y todas las épocas. El deseo de eternidad, el deseo de ser muchos" JORGE LUIS BORGES

25 de abril de 2009

Una visión personal de la Alemania 'profunda'

Una vez más he realizado un viaje que, sorprendiéndome gratamente, me permite seguir indagando, un poco, para comprender las diferentes culturas que componen nuestro fabuloso Planeta Azul.
Esta vez la ruta me ha llevado por algunos pueblos de la Alemania ‘profunda’ y como les he comentado cuantiosas veces en éste blog, quisiera que mi ‘visión’ de los pueblos nunca cambie y que pueda mantener cierta mirada y ‘curiosidad’ de niño cuando visito una región por primera vez.
Y esto ha sido ‘literalmente’ lo que me ha ocurrido ésta semana recorriendo algunas rutas alemanas: he estado nada menos que en ‘Hamelin’, aquel pueblo de la famosa leyenda de ‘El Flautista de Hamelin’, una leyenda que aquí se encuentra completamente viva y que precisamente éste año festejan el 725º aniversario de aquellos famosos hechos que más adelante mi versión les narraré.
Una bellísima ciudad medieval al borde del rio Weser en la región de Weserbergland, Baja Sajonia, con un carácter único y una arquitectura sorprendente que te envuelve en su atmósfera como un hechizo de antaño del cual no deseas despertar … pero de hechizos también están fundadas las leyendas de ésta maravillosa región, y como la de ‘El Flautista de Hamelin’, o la leyenda de ‘El Barón de Mùnchhausen’ muchas otras evocan a ‘brujas’, ‘gigantes’, ‘monstruos’ y criaturas de la noche, como los populares ‘Hombres Lobos’.
Pero también he estado en ‘Goslar’, situada un poco más al norte que la anterior, cuyo ‘casco histórico’, junto a la cercana mina de ‘Rammelsberg’ han sido declarados Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco: tribus germanas, romanos, mineros, emperadores, artesanos y ciudadanos comunes han dejado su impronta a lo largo de más de 1000 años de desarrollo humano.
Fue precisamente durante diez siglos que la mina de Rammelsberg fue explotada por los hombres. He viajado a las entrañas de la tierra, en uno de los recorridos más sorprendentes que te puedas imaginar. No sólo he sido testigo del descomunal trabajo e ingenio humano a lo largo de tantos siglos, también he visto uno de los sitios donde surgió la ‘industrialización’ moderna.
Seguramente fue aquí donde Karl Marx buscó parte de su inspiración en su obra cumbre sobre ‘El Capital’ y seguramente fue aquí donde Charles Chaplin encontró inspiración para su obra ‘Tiempos Modernos’, el comienzo de la mecanización y la explotación de los obreros en la era moderna.
Pero se acuerdan del film ‘The Wall’ de Alan Parker basado en la música de Pink Floyd? Bueno, esos martillos que ‘marchan’ al compás del ‘dictador’ y que simbolizan el ‘pueblo’ que acata al tirano y marcha detrás suyo, esos martillos cruzados se encuentran no sólo en las minas, sino que también en las puertas de los vecindarios obreros que la circundan: escalofriante!
Toda Goslar es un placer para cualquier aventurero amante de la historia, de los pueblos guerreros, las leyendas que permanecen vivas en la gente, los paisajes espectaculares de montaña, los deportes de invierno y la contemplación de bosques milenarios que han sido mudos testigos del quehacer humano.
Goslar es un canto a la belleza pueblerina !
Luego he estado en Hannover y Colonia (Köln): en éstas dos ciudades puedes ser testigo de lo que la industrialización ha significado en la modificación del paisaje natural, cultural y humano de éstos pueblos. Pero lo que más nos puede llamar la atención es ser testigo de la ‘destrucción’ que las guerras han provocado en éstas ciudades, su caótica reconstrucción y la permanencia de ciertos vestigios de su ‘esplendoroso pasado’.
Hannover en una ciudad ‘verde’, rodeada de grandes parques y grandes extensiones de bosques y naturaleza, salpicada de iglesias luteranas y universidades centenarias (como la Universidad de Leipzig). Los ‘Jardines Reales’, comprendidos en tres grandes áreas son un ‘absolutamente’ a visitar en una aproximación de la ciudad. Con una gran vida cultural, comercial y universitaria, Hannover es un interesante sitio para conocer.
Otra ciudad importante de la región es Colonia: mundialmente famosa por su fabulosa catedral gótica, o Dom, datan del siglo IV sus primeros vestigos, siendo durante el siglo XII que fue completada como hoy la podemos observar. Sin embargo ésta inmensa catedral fue construida enteramente sobre el antiguo ‘forum romano’, ya que Colonia fue una de las más importantes ciudades y capitales del antiguo Sacro Imperio Romano de Oriente.
Situado junto a la catedral, se encuentra el fabuloso ‘Museo Arqueológico Germano-Romano’ de Colonia, con una de las colecciones de arte romano y mosaicos más vastas del mundo entero. Al recorrerlo puedes tener un increible panorama de la vida ‘cotidiana’ de los antiguos romanos y puedes ser testigo del refinamiento que alcanzaron en varios aspectos de su vida, muy bien ejemplificado en sus diferentes galerías.

Conocer éste Museo bien vale la pena una visita a la ciudad!

También aquí serás testigo de la ‘destrucción’ que la Segunda Guerra Mundial significó para los pueblos alemanes, con una significativa colección de fotografías blanco y negro, puedes conocer el estado en que quedó ésta ciudad luego del bombardeo aliado y el esfuerzo que ha significado su reconstrucción.

Como les he contado alguna vez, me fascina profundamente Berlin, creo que es una verdadera ‘metrópolis’ que constituye un mosaico y vivo testimonio de la historia de éstos pueblos. Pero al recorrer una parte de la geografía del país, y al viajar en automóvil con mi copiloto de siempre que domina seis idiomas (entre ellos el alemán), he podido ‘observar’ algo más sobre el ’carácter’ de los germanos, que desde un punto de vista personal, me cuesta comprender.
Es decir, creo que no podría convivir con el pueblo alemán. Seguramente en el ‘reparto’ les ha tocado en suerte una increible inteligencia, práctica y constructiva, pero que en el medio han dejado de lado lo ’expresivo’ y ’emocional’ desde el punto de vista ‘latino’.
Claro que tienen vida social y sus costumbres, pero creo que son absolutamente cerradas, para alguien que desconoce su lengua y la mira ‘desde afuera’ es prácticamente imposible penetrar. Escasean las sonrisas y la ‘espontaneidad’ es definitivamente un arte que no practican.
En fin repetiré que, desde un punto de vista absolutamente personal, admiro su capacidad de desarrollo material e intelectual, pero me siento muy distante de ésta sociedad.

14 comentarios:

senses or nonsenses dijo...

qué optimista! planeta azul... qué bien te sienta viajar!
y que las minas de carbón y los mineros queden como museos y para la historia.

mira, köln sí que conozco.
me recorrí todos los garitos de la parte viaje, la verdad es que me lo pasé muy muy bien en colonia.
luego me llamarás frívolo... estuve en la catedral, claro, pero ni acercarme al museo.
a mí no me parecieron nada fríos los colonos...
no sé si está bien dicho, pero te aseguro que nada fríos...

un abrazo.

Paco Nadal dijo...

Hola Gus. Muy buena crónica. Me he acordado mucho leyendo tu post de esa Alemania profunda que conocí recorriendoen bici el Danubio. Unos pueblos deliciosos, de perfecta armonía, con sus casitas siempre respetuosas con la arquitecura tradicional. Lo que me llevaba a pensar ¿cómo viene los turistas a España, con la cantidad de pueblos feos y de arquitectura caótica que tenemos?
me alegro de que disfrutaras de este último viaje.

Y por cierto, me he comprado el último disco de Anthony (sí, soy de los que aún compran CD, qué le vamos a hacer, rara avis): ¡genial! Gracias por la recomendación

Mordi dijo...

Herlzlichen Glueckwuensch!
Qué linda nota y qué lindas fotos!

Nunca fui a ese museo, ya lo voy anotando para la próxima visita a Colonia.

GusPlanet dijo...

Estimado Senses: luego de recorrer esos 'garitos' que son super pintorescos y viendo el tamaño de las pintas de cerveza que sirven ... pero hasta un ruso de Siberia me parecerá cálido y amistoso! JE!


Ahhhhhhh Paco: es cierto, una 'arquitectura preciosa y bien ordenada', pero no te parece que es 'demasiado' ordenado todo? Sinceramente me asusta tanto orden y limpieza, sin papeles en las calles, todo funcionando perfectamente, todo tan 'ideal' mmmmmmmmmmm me parece que algo oscuro esconden! JAJAJAJA prefiero sinceramente cierto caos y espontaneidad de nuestra gente ...


Saludos maese Mordi!

Vero dijo...

Paco: hermosos lugares y hermosa gente y buena comida y buena música y algunos parientes y magníficos museos y un sol espléndido y ... muchos motivos hay para viajar a España desde cualquier parte del mundo!!!
Y yo desde Argentina, que soy casi la única de mi familia que aún no pude visitar la tierra de mis abuelos!
Gustavo: tu blog me gusta mucho, tiene fotos lindísimas, pasaré en otro momento. Sólo un detalle: París, así con acento (particularmente porque está en el encabezado del blog y llama la atención)
Felicitaciones por "El mundo según Gus" y espero que sigas compartiendo muchas fotos con quienes no podemos llegar hasta esos fantásticos lugares.

Maribel dijo...

Hola Gus!

me alegro muchisimo que te lo hayas pasado tan bien, y que te hayas llenado los ojos de belleza para luego explicárnoslo todo a nosotros.
Como siempre magníficas fotos y explicación.
Me ha gustado especialmente tú en la mina ;-)

También estoy contenta que te gustará la pelicula, tengo ganas que me cuentes eso de la placas de los colegios mi querido amigo.

Un beso violeta!

Maribel

Stanley Kowalski dijo...

Increíble reseña de Alemania, entre tus textos y más las fotografías, es un lujo y un deleite visitarte.

No puedo irme sin decirte la profunda envidia que siento,porque vas a ver a mi adorada Tina!!!

BESOTES Y BUENA SEMANA!!

Abrujandra dijo...

Vamos por partes, dijo el carnicero.
No pude ir a las germanias contigo porque me quedé sin fondos, tuve que esperar a que el banco habilitara mi cuenta nuevamente, no sé, a mis acreedores se les ocurrió cobrar todo junto y viste, algo comenté, sin explayarme porque el tema da para unos tomos que, reíte de “El capital”, ese..sí ese de Marx. Bueno, como me hago cargo de todo lo que hago, allá fui a ponerle el pecho a las balas y a pagar lo que corresponde, total estoy dentro del sistema hamburguesado bien a conciencia y no me queda otra que estar en la rueda, hasta que me ataque el día de furia y zácate, me encuentres esperándote con el mate en la escalera de entrada de tu morada, ahí te quiero ver Maneco. Imaginaba las tierras alemanas más, mmmm como decirte, secas más no áridas, será como suenan al hablar, tan eh...tan secos; después me pego en el melón y digo, che tontaza ¿qué tendrá que ver el perro con la canoa? Y mirá vos las maravillas de la Alemania “profunda”, te digo que la casita esa en medio de ese parquizado me encantó, allá iré a amasar tortas fritas, algún que otro bizcochuelo, no me pidas más con la repostería porque de la fina, ni idea, de la rústica...la que quieras.
Vos sabés que leía lo de la forma de vida de los alemanes y coincido con vos, me sentiría bien sapo de otro pozo entre ellos, no tanto por mi morochitud, porque bien que hay variopintos por allá también, sino porque creo que esa frialdad la llevan en los genes porque me tocó vivir en lugares donde habían colonias alemanas y, eran discriminadores a más no poder, hasta donde yo sé, ni en la tercera generación se salvan por completo de su alemanidad, pese a que desde hace dos generaciones son argentinos, pero eso es otro cuento.
De paseo está bárbaro, la catedral esa, los restos de la romanidad y sí, las guerras...ay..la destrucción de tantas maravillas, nada comparable (a mi entender) como la quema de bibliotecas...en fin.
A ver dónde vamos ahora que tengo viyuya.

CRISTINA dijo...

Nunca he estado en Alemania.
Es curioso que nunca me ha llamado la atención, quizás más por los alemanes...no sé...los prejuicios que no tengo en casi ningún lugar del mundo, parece que los tenga con Alemania.
Los que conozco que han ido me han contado que el país es muy bonito y que los alemanes no tanto, excepto en Berlín, del que todo el mundo habla maravillas tanto de la ciudad como de sus gentes.

Tengo que ir...quizás esa especie de rechazo venga de mis cuatro años estudiando alemán (y repitiendo curso) sin ningún resultado satisfactorio, o de que conozco a un alemán majísimo, pero a otros tres que son fríos y distantes como el hielo...y a otro más que una vez me dijo "Ich habe geblaut dab du mich liebst"
(no recuerdo si se escribe así...y me falta una letra "beta" en el teclado)

Saludos.

GusPlanet dijo...

Hola Vero: Bienvenida al GusPlanet y espero nos visites seguido por aquí! será un placer compartir el camino contigo también ... y MUCHAS GRACIAS por el aviso del acento, tienes toda la razón: está en el encabezado y llama la atención ... pero el texto del título lo grabé en la foto y ahora tengo que lanzarme a cambiarlo: ni bien lo pueda hacer lo cambio y lucirá mejor!

Por otro lado te cuendo que Paco Nadal es un periodista de viajes, tiene un blog muy interesante en el diario El País de España, el cual sigo a diario cuando puedo, pero sobre todo comparto muchas veces su visión del mundo ... el ama su país, no lo tomes 'personal' lo que me ha escrito, sólo es una broma entre nosotros: te invito ( y los invito a todos!) a visitar su excelente blog ... ( de nada Paco!)

GusPlanet dijo...

Ahhhhhhh Maribel: tú siempre regalándome una sonrisa cada vez que nos comunicamos!
Muchas Gracias inclusive porque tus recomendaciones de películas siempre me placen y más cuando están relacionados o localizadas en algún lugar de Francia, lo que me permite seguir descubriendo regiones increibles y aprendiendo de la historia como en el caso de 'Charlotte Gray' ...


Lo de las 'placas' de mármol en cada colegio, instituto o a veces sitios públicos de Paris, tiene que ver con la masiva deportación de niños judíos que hubo en todo el país durante la ocupación de Francia por las tropas hitlerianas (como diría mi amiga Abrujandra: sus propios 'compatriotas' franceses los buchonearon y mandaron a la quema ...).

Pero ya fotografiaré algunas de esas placas para explayarme más al respecto. Es una de las situaciones más oscuras de la historia reciente de éste país ...

GusPlanet dijo...

Stanley: Gracias por tú visita, es un placer tenerte por aquí ... y no me envidies porque asistiré a mi TERCER concierto de la maravillosa Tina Turner en París ... no, no tienes nada que envidiarme! JAJAJAJAJA

GusPlanet dijo...

Hayyyyyy Abrujandra! sí, sí, leí lo tuyo y parece que lo que te ocurrió te humaniza más, no? JAJAJAJAJAJAJA
Sé bien de lo que hablas porque muchas veces me pasó ... y qué bueno que lo tomes con cierto humor...

NO deseo para nada generalizar a los pueblos, porque si algo he aprendido desde que salí 'al mundo' es a JAMAS generalizar a ningún pueblo. Pero desde nuestra 'cultura' me resulta difícil comprender el universo alemán ... sabes? en la zona de los SIETE LAGOS entre San Martin de los Andes y Bariloche ( al Sur de donde vos vivís!) hubo gran influencia alemana en la anciana arquitectura, teníamos muchos edificios bellísimos por allí, que reviví en éste viaje por esos pueblos de la Baja Sajonia. Recuerdo, cuando pasé mi infancia en SM Andes (en los '70), que teníamos vecinos alemanes y yo siempre quedaba fascinado por la 'Oma' de mis amigos y sus increíbes tortas ...


Estimada Cristina: así es, como le comentaba a Abrujandra, no quisiera generalizar a ningún pueblo, pero ... no dudes en visitar algún día Alemania, claro, comienza por Berlín (escribí hace unos meses una nota titulada 'Ciudad de Angeles', espero la puedas encontrar aqui ...), es una ciudad a todas luces fantástica, y luego viaja como nuestro amigo Paco recorriendo los pueblos del Danubio o ésta región de la Baja Sajonia, estoy seguro que te encantarán!

Vero - Buenos Aires dijo...

Gracias Gustavo,
qué alegría que respondas tan rápido, tu blog ya lo adjunté a mis favoritos.
Y ok lo de Paco Nadal, después de dejar el mensaje fui a su blog y estuve fascinada con sus viajes, también lo voy a seguir.