"Ser cosmopolita no significa ser indiferente a un país y ser sensible a otros. Significa la generosa ambición de ser sensibles a todos los países y todas las épocas. El deseo de eternidad, el deseo de ser muchos" JORGE LUIS BORGES

29 de junio de 2009

Las Ruinas Circulares del Patrimonio Francés

(…) “El propósito que lo guiaba no era imposible, aunque sí sobrenatural. Quería soñar un hombre: quería soñarlo con integridad minuciosa e imponerlo a la realidad. Ese proyecto mágico había agotado el espacio entero de su alma; si alguien le hubiera preguntado su propio nombre o cualquier rasgo de su vida anterior, no habría acertado a responder. Le convenía el templo inhabitado y despedazado, porque era un mínimo de mundo visible; la cercanía de los leñadores también, porque éstos se encargaban de subvenir a sus necesidades frugales. El arroz y las frutas de su tributo eran pábulo suficiente para su cuerpo, consagrado a la única tarea de dormir y soñar.

Al principio, los sueños eran caóticos; poco después, fueron de naturaleza dialéctica. El forastero se soñaba en el centro de un anfiteatro circular que era de algún modo el templo incendiado: nubes de alumnos taciturnos fatigaban las gradas; las caras de los últimos pendían a muchos siglos de distancia y a una altura estelar, pero eran del todo precisas. El hombre les dictaba lecciones de anatomía, de cosmografía, de magia: los rostros escuchaban con ansiedad y procuraban responder con entendimiento, como si adivinaran la importancia de aquel examen, que redimiría a uno de ellos de su condición de vana apariencia y lo interpolaría en el mundo real. El hombre, en el sueño y en la vigilia, consideraba las respuestas de sus fantasmas, no se dejaba embaucar por los impostores, adivinaba en ciertas perplejidades una inteligencia creciente. Buscaba un alma que mereciera participar en el universo.”(…) Jorge Luis Borges "Las Ruinas Circulares"

Éstos días he tenido la posibilidad de visitar otra región de éste increíble país que, a medida que descubro sus ‘encantos’, más cautiva mis sentidos y me atrapa de una manera como nunca antes pude imaginar. Como les he contado en numerosos reportes anteriores, cada vez que visito algún sitio de la bella Francia, más me persuado que quisiera que jamás mis ojos y mis sentidos, permitan cambiar mis ideas acerca del mundo y la maravillas del trabajo humano. Y quisiera jamás perder mi mirada de niño, cierta inocencia, como si cada paisaje significara para mí, la primera y única vez que los estoy descubriendo.
Claro que se ha hablado mucho de los paisajes y del riquísimo patrimonio histórico francés, como si ésta tierra tan bendecida por los dioses, fuera la morada perfecta de hombres que se han empeñado en trabajar la tierra como quizás en no otra parte lo lograran.
Con la excusa de visitar la granja de unos amigos franceses en ‘Lassay-s-Croisne‘, he descubierto para mi gran asombro, el ‘Parc Naturel de la Sologne‘ , una de las maravillas de la región, rodeado de un ambiente bucólico de bosques y dominios privados. Pequeñas granjas y grandes cotos de caza. Aquí es imposible no hacer un alto en el famoso ‘Domaine National de Chambord’, y su no menos maravilloso ‘Chateau de Chambord’, antiguo coto de caza de Francois 1er, luego de Napoleón III. Posiblemente construido a partir de planos e ideas originales de Leonardo da Vinci, en la época protegido de Francois 1er, fue construido de 1518 hasta 1542 y por sus dimensiones y arquitectura figura como una de las joyas de la Loire, propiedad del estado francés desde 1932 e inscripto en el Patrimonio Mundial de la Unesco desde 1981.
Aquí entramos de lleno en otra parte de mi relato: el increíblemente hermoso ‘Vallée de la Loire’ (valle del río Loira).
Tardé bastante tiempo desde que resido en París en visitar ésta región absolutamente bendecida por la naturaleza y con una riquísima historia detrás. Pero finalmente me dejé seducir por la idea de rendirme hasta allí y percibir con mis propios ojos, lo que el paisaje me ofreciera: no había dispuesto entonces, que la región podría cautivarme tanto. Con unos amigos hablábamos que quizás tanta nobleza que ha construido aquí sus residencias (muchas de ellas ‘secundarias’) sabían que estaban construyendo lo que siglos después se transformaría en uno de los caminos más bellos y turísticos que te puedas imaginar. Y que sobre todo, aquel pueblo tan cruelmente abusado en su época, hoy viviría gracias a éstos vastos dominios y crearían una de las regiones más famosas, buscadas y admiradas del Planeta entero.
Aquí les contaré brevemente que éste paisaje es mucho más que sucesión de castillos, fortalezas y mansiones increíbles: aquí combinas historia, con hermosos pueblos medievales o renacentistas, muy bien conservados. Inmensos parques naturales, bosques centenarios, caminos rurales y todo el trabajo de campo que puedas imaginar. La ‘campiña francesa’ en todo su esplendor. Los franceses tienen una palabra muy linda para determinar el trabajo del campo: ‘terroir’ e indica todo lo que provenga de la tierra, tanto en cultivos, como en productos elaborados en forma artesanal.
Es difícil recorrer todo, algún día lo completaré, pero les contaré por ejemplo que estuve en ‘Amboise’ un pueblo y su respectivo castillo, maravilloso entre otras cosas, porque aquí, en una pequeña capilla se encuentra nada menos que la tumba del ‘Hombre más grande del Renacimiento’: don Leonardo da Vinci, quien viviera por aquí los tres últimos años de su fecunda y prodigiosa vida. Claro, a escasos 600 metros se encuentra el castillo de ‘Cloux’, denominado de ‘Clos-Lucé’ : construido en 1471, sobre cimientos del siglo XII, por Etienne Le Loup, mayordomo de la corte de Luis XI. Invitado a residir en Francia por el rey Francisco I, Leonardo da Vinci se instala en el Clos-Lucé en 1516.
Denominado ‘Primer pintor, arquitecto e ingeniero del Rey’, Francisco I trata a Leonardo con honores, le otorga éste castillo, un salario mensual, y pone a su disposición toda una corte para que el ‘Maestro de los Maestros’ pudiera diseñar todos sus sueños … es así que casi 500 años después, podemos recorrer sus aposentos, sentir la atmósfera en la que vivió y gracias al patrocinio de sus propietarios actuales y de la empresa IBM, podemos constatar la realización de 40 maquetas de sus obras. Recorriendo los jardines de éste fabuloso dominio, podremos ir descubriendo otras grandes obras de ingeniería de Leonardo, muy bien dispuestas, en un viaje sonoro, táctil y visual que son la delicia de todos sus visitantes: una auténtica MARAVILLA! Absolutamente a destacar.
Pero también he llegado de noche a ‘Chenonceau’, prodigio de la arquitectura medieval y renacentista. Éste increible castillo fué construido sobre un antiguo puente que a su vez sirvió de fortaleza a una familia noble de la zona. Destruida ésta fortaleza en guerras intestinas, fue Francisco I (hoy en día un ‘ídolo’ para mí …) quien mandó a construir éste a todas vistas fabuloso chateau, dispuesto en gran parte sobre el rio Cher y uno de los prodigios arquitectónicos de todos los tiempos.
Les comentaba que ‘entré de noche’ a ‘Chenonceau‘ , pues aquí y durante todo el verano, realizan espectáculos de luces y sonidos nocturnos. Imagínense entrando a un bosque encantado, te reciben sones de Mozart y Chopin, protegido por la magia de la oscuridad, aparece frente a tus ojos los jardines y el castillo de ‘Chenonceau’ : una de las más bellas visiones (si todavía eso es posible) de toda la región.
Obviamente tuve que regresar de día para apreciar semejante entorno y sin dudas, la magia es diferente, pero aún perdura.
También he visitado ‘Loches’ antigua fortaleza y siniestra prisión de estado en los tiempos del no menos siniestro Luis XI, quien pasó a la historia por sus desmesuras y crueldad: fue aquí donde encerraba a sus enemigos en ‘jaulas’ de madera y acero. Pero entre otros hechos fué aquí dónde, entre el 3 y el 5 de junio de 1429, Juana de Arco se presenta a Charles III para avisarle que debe presentarse en Reims para ser consagrado como rey de Francia … Hoy Loches es un pueblo medieval, encerrado entre sus murallas que conserva su patrimonio y el encanto de otras épocas. Con festivales de jazz, pintura, escritura, todas las artes encuetran una especial atención.
No conforme con mi visita a la bella región de Loire, he recorrido en bicicleta los kilómetros que separan ‘Compiégne’ de ‘Pierrefonds’ , otros dos castillos y pueblos encantadores, unidos por un cordón de bosques y paisajes bucólicos, cercanos a ‘Chantilly’ y a sólo cincuenta minutos de la Gard du Nord de París. No conforme con ello, éste fin de semana volví a visitar el desmesurado ‘Chateau de Versailles’. No soy para nada devoto de éste castillo, pero fui a presenciar un espectáculo de 'Les grandes eaux nocturnes' , que se termina con un acto de fuegos artificiales sobre la famosa ‘Fuente de Neptuno’. Un espectáculo para ver en familia, que al menos una vez, si visitas París, es digno de presenciar.
En fin, en las semanas siguientes trataré de contarles detalladamente todas mis experiencias con la ‘realeza’ que construyó castillos y fortalezas fabulosos, explotando al pueblo de su época, pero otorgando un motivo de orgullo e ingresos de divisas a sus herederos actuales … los herederos de la magnífica France !
Quelques notes:
  • Sales de París y suburbios, todo cobra otra magia: la gente de la 'campagne' es mucho más amable, gentil, simpática y por lo general les encanta hablar de su terruño.
  • Son incontables las actividades a realizar en ésta zona: vuelos en globos aerostáticos, cabalgatas, recorridos en circuitos de bici muy bien organizados, avistaje de aves, senderismo, bajada de rios en canoas, degustación de productos locales, visitas a viñedos, etc.
  • Festivales de música se suceden a lo largo del verano: clásico, jazz, rock, pop, todos encuentran 'su' ambiente.
  • Imprescindible probar la gastronomía local y si puedes, probar todos los vinos posibles! Eso sí, sin exceso y con moderación, sobre todo si conduces.
  • Todos los castillos y fortalezas abiertos al público por lo general son clasificados como 'Patromonio' de Francia y cuentan con excelente información para que nuestra visita sea completa. También ofrecen exhibiciones de sus colecciones permanentes y muchos ofrecen muestras temporales de arte contemporáneo.
  • Como siempre: trata de respetar las costumbres locales, elige dias de entre semana evitando los fines de semana y sobre todo ABRE TUS SENTIDOS Y DÉJATE LLEVAR!

11 comentarios:

Maribel dijo...

Hola Gus,

hablas de mi tema preferido, los castillos.
He leído bastante sobre Francisco I y al igual que tú le admiro muchísimo, creo que no se ha hablado mucho de él pero fue un rey excepcional y muy adelantado a su época, sobretodo por cuidar y contratar a Leonardo da Vinci.

Me he enamorado de Chenonceau, mientras explicabas que por la noche te hacen soñar con música y luces, me he imaginado como ninfa de bosque deambulando por ese maravilloso bosque y castillo ... chapeau!

Versailles es mi debilidad ... pero supongo que es porque no he tenido la suerte y el placer de ver los demás castillos del Loira. He leído que hay un tren-hotel que va haciendo paradas por todo el Loira para que viajes y disfrutes de paradas en los mejores parajes ... otro sueño.

Un beso violeta querido amigo.

Maribel.

- Inés y Yo - dijo...

Nos acercas mundos en tus fotos....

Preciosas!

senses or nonsenses dijo...

el día que vaya a francia me llevaré tu blog porque menudos posts que haces, completísimos, rigurosos, cuánto detalle histórico, ...y además Borges.

y hablando de fotos? quién te sacó la de la bicicleta? jajajaja, no hace falta que me costestes.

me hubiera encantado ver a tracy chapman y recordar sus viejas canciones.

un abrazo.

Aventurer@ dijo...

GUS: Acabo de abrir tu blog y me encanta, veo que tus pots son muy completos y te agradezco que te hayas añadido en mi blog como seguidor.
Voy un poco mal de tiempo esta semana pero espero empezar a leerte muy pronto, soy una seguidora fiel jajajh!

Sabes que este año me ire a visitar Patagonia? Veo que tienes unas fotos magníficas, ya me explicarás si un dia tienes tiempo lo del Copyright, es un tema que aun no he entrado. Un beso grande! A bientot!

el viajero impresionista dijo...

Hola, Gus. ¡Menudo blog!y encima Tracy un poco más abajo. Interesante leerte, no lo perderé de vista, Un saludo

Stanley Kowalski dijo...

Por supuesto quedé fascinado con este petit tour que hiciste. La Loire me parece bellísima, como toda la campiña francesa; no quiero imaginar las cositas, que habrás comido, mmmmm, qué ricas!!!
Ahora Chenonceau parece un lugar mágico. Las fotos son fantásticas, evidentemente tienen magia!
Gus, tenés un talento especial para transmitir las sensaciones, te leo y parece que también estuviera ahí. Algo muy difícil de lograr.

Muchísimas gracias por el comentario que me dejaste, sos un encanto! Ahora decime que fuiste a varios conciertos de Diana Krall, así termino de morir de envidia, jajajajaja!!!

BESOTES Y HASTA EL PRÓXIMO POST!!

Mordi dijo...

Una pregunta: ¿Chenonceau es donde se casaron Carlos VIII y la duquesa de Bretaña?

MIGUEL NONAY dijo...

Hola Gus, me encanta tu blog, bien nutrido en datos, explicacíones completísimas y un relato impresionante.
En 2007 estuve recorriendo Argentina. ¡Qué pais tan impresionante!.
si quieres darte una vuelta por mi blog
www.miguel-asaltodemata.blogspot.com, conoceras las sensaciones de un viajero con silla de ruedas

Quedas enlazado en mi blog.
Saludos

GusPlanet dijo...

Gracias amigos por vuestros comentarios y palabras tan agradables!
A los nuevos amigos sólo les digo, como siempre: Bienvenidos al GusPlanet! y espero tenerlos seguidos por aquí ... los estaré visitando en sus respectivos blogs.


Estimado Mordi: si 'pinchas' en el nombre del Castillo seguro encontrarás la información que me demandas sobre Chenonceau.



Ahhhhhh Maribel: yo sabía que ésta región 'es la tuya'. Sin dudas te sentirás una 'ninfa' entre tanto bosque maravilloso ... pero ten cuidado: hay mucho 'sátiro' dando vueltas por ahí. Cualquier cosa me llamas, con gusto seré tú 'Príncipe valiente' JAJAJA

Mordi dijo...

ya encontré, el castillo por el que te preguntaba se llama "Langeais".
Te lo recomiendo para una próxima visita.

M.Eugenia dijo...

Sigo extasiada... vaya paseo que nos has dado.
besos