"Ser cosmopolita no significa ser indiferente a un país y ser sensible a otros. Significa la generosa ambición de ser sensibles a todos los países y todas las épocas. El deseo de eternidad, el deseo de ser muchos" JORGE LUIS BORGES

26 de agosto de 2009

De regreso desde la Tierra del Sol y el Arte

Della terra, i frutti giammai non verrebbero a luce, se non mettessimo sossopra il suo tutto.

E della terra, di quel che rimane per i nostri bisogni, coperta sarebbe di, sterpi l'intera superficie, se l'uomo alla forza della natura la sua non opponesse, sudando.

Lucrezio, de Rerum Natura

¿Cuántos siglos debieron transcurrir, para que descubra cuál es verdaderamente la tierra que corresponde a mi Naturaleza? Una Naturaleza que se amalgama perfectamente con aquella que, en su apariencia, se mos muestra domada por esos hombres rudos que la han sabido cultivar y trabajar a lo largo de tanto tiempo. ¿Y cuántos siglos han tenido que transcurrir para que pueda entender, en mi propia piel, cual ha sido el encantamiento que esa tierra bendita ha ejercido sobre las Civilizaciones a lo largo de la Historia?
Como les anunciaba en mi reporte anterior 'En el País de la Libertad' he completado un viaje que me resulta exquisito y que sin dudas, como todos los viajes, ha modificado mi carácter para siempre.
Pero ésta vez ha sido un poco diferente. Ésta vez he sido profundamente seducido por la Tierra del Sol y del Arte y por una fortuita casualidad, caprichos del 'destino', que quisieron jugar conmigo y mostrarme cuál era 'mi Tierra' prometida, es que al final de éste viaje 'descubriera' cuál es 'el pueblo' donde me mudaré en los próximos dos años.
Así es, ya no puedo imaginarme viviendo en otra Tierra, he sucundido al hechizo, del mismo modo que tantos artistas se han rendido antes que éste simple mortal. Ésto es precisamente lo que me maravilla de los viajes: que siempre, pero siempre, me otorgan sorpresas y que, al igual que ésta última vez, han sido muy agradables.
Como les adelantera hace un par de semanas, he completado un viaje por tierras de la profunda Francia y la bella Italia. He partido desde París aquella mañana, buscando esa campiña que tanto me agrada. Aquella de
" ... cantando bajito me voy para el campo... total la ciudad como siempre dormida, ni se va a enterar, que me llevo la vida y la música también... Que un viento frío me pegue en la cara, en todo el cuerpo, que me gaste el alma, me enamore la tierra... y no me deje volver, y no me deje volver, no me deje volver, y no me deje volver, y no me deje volver... "
Pues simplemente ha sido así: me ha enamorado la Tierra y ya no permite volver, porque mi alma se ha quedado allí. Ese pueblo del cual me he 'prendao' se llama 'Saint Paul de Vence' y queda en la magnífica región del sudeste francés denominada PACA: 'Provence-Alpes-Côte d'Azur'. Pero antes de llegar al final del viaje, les cuento que he partido hacia el este, los Alpes. He parado un par de días en un bello pueblo de altura, llamado 'La Grave-la-Meije' conocido por escaladores del mundo entero, que cada año desafían las alturas (3200msn) de eternos glaciares, aunque ahora algunos de ellos se encuentren en una inexorable retirada. Aquí me he alojado en un simpático hotel familiar atendido por una 'paisana' de mi tierra, Soledad, de nada menos que 'Villa la Angostura' en la Patagonia Argentina.
Luego de cruzar caminos sinuosos que bordean algunos de los paisajes más bellos que uno pueda contemplar en la frontera franco-italiana y luego de tomar la carretera que transcurre entre infinitos túneles, he llegado a la famosa 'Cinque Terre': tierra del sol, de los pueblos que se 'caen' al mar, y de legendarias terrazas de viñedos donde la mano sabia del hombre ha sabido cultivar y dominar desde siglos.
He tenido la fortuna de viajar bastante en barco y conocer esos pueblos desde otra dimensión. Aquí también he conocido otros dos sitios, hoy muy turísticos, pero que se dejan visitar y recorrer muy amablemente. Me refiero a 'Portovenere', donde han vivido y se han inspirado varios poetas desde la antigüedad: 'el Golfo dei Poeti'. Quizás el más famoso de ellos sea el inglés Lord Byron pues aquí se encuentra la famosa 'Gruta de Byron' de 'El Corsario' y donde he nadado, tratando que su 'hechizo' prendiera en mis entrañas:
" ... Sólo el infatigable peregrino de esos caminos líquidos sin huellas, cuyo audaz corazón, templado al riesgo, al sordo rebramar de la tormenta palpitando arrogante, hasta la fiebre del delirio frenético en sus venas sintiese hervir la sangre enardecida, nuestros rudos placeres comprendiera."
Pero si tengo que elegir un lugar, tal vez sea 'Portofino', aunque hoy recubierto de un cierto 'glamour' internacional (cuando lo visité Madonna acababa de festejar su 51 aniversario en la residencia de unos famosos modistos italianos), no deja de maravillar la belleza de su puerto, las construcciones en tono pastel que lo rodean y las fastuosas villas privadas que forman un cinturón de exuberancia y encanto a su alrededor. Luego de pasar una semana en una residencia campestre enclavada 'literalmente' sobre una colina, rodeado de viñedos y cultivos, y con una ventana privilegiada al mar ( en un pueblo llamado 'Volastra', a minutos de 'Manarola' , una de las dos más bellas de las 'Cinque Terre', la otra es 'Vernazza' ) es que partimos hacia la 'Riviera francesa' , la no menos famosa 'Côte d'Azur'.
Cuando penetras desde Italia, luego de dejar atrás San Remo, enseguida te topas con el decadente 'Principado de Mónaco', una mole de lujorioso cemento, cemento y más cemento: prácticamente ningún espacio verde. Como siempre trato de encontrar 'algo' por lo que valga la pena visitar un sitio así, pues aquí me he concentrado en cumplir un viejo sueño de mi infancia: visité el hermoso 'Museo Oceonográfico', fundado en 1910 por el príncipe Alberto Iº de Mónaco y cuyo director fuera, entre otros, mi ídolo de la niñez, el profesor Jacques-Yves Cousteau.
Inmediatamente después nos topamos con 'Villefranche sur Mer' y 'Eze': dos ciudades costeras, hoy plagadas de viviendas (algunas lujosas villas) en cuyos puertos amarran algunos de los más impresionantes yates y algunos de los más grandes cruceros que te puedas imaginar. Pero también conocidos por ser los sitios donde tienen sus residencias de verano y por donde se dejan ver frecuentemente gente como Tina Turner o Bono y The Edge de U2. Siguiendo por la fabulosa y hoy super poblada 'Côte d'Azur' , otra gran sorpresa fué visitar, por primera vez para mí, la ancestral y portuaria 'Nice' . Aquella ciudad mediterránea fundada como muchas otras aquí por los fenicios y cuna de, entre otros, Giuseppe Garibaldi, padre de la República italiana, quien naciera aquí en 1807 cuando Niza formaba parte del 'Piamonte'. 'Nice' me deslumbró, me parece a todas luces una ciudad magnífica, sin dudas que la fama precedente se corresponde con lo que uno pueda vivenciar en el presente.
Fué enotnces que buscando un pequeño hotel de campaña, fuí a dar y gracias a una cadena de coincidencias, con un sitio emplazado (como me sucediera en la Riviera Italiana) en medio de viñedos y colinas, y donde uno de sus jardines laterales lindaban con aquellos de la 'Fondation Maeght' , cuna de la mayor colección francesa de obras de Joan Miró.
Éste hotel se encuentra a diez minutos de Niza, y frente a 'Saint-Paul-de-Vence', como les dijera al principio, quizás uno de los pueblos más bellos de toda Francia y sitio en el que aspiro residir en un futuro cercano. Aquí respiras campiña, historia, clima benévolo, y el aliento de tanta gente 'interesante' que ha pasado entre sus callejuelas y ha dejado su impronta: Matisse, Soutine, Chagall, Renoir, Signac, Modigliani, Dufy, Picasso, Joan Miró, Jean Michel Folon, etc. Pero tambien escritores tales como Gide, Giono, Cocteau, Prevert, y mas tarde cineastas y escenaristas: Clouzot, Cayatte, Audiart, como asi tambien celebridades francesas e internacionales: Yves Montand famoso por sus duelos de 'petanque' con Lino Ventura, Simo, Rommy Schneider, Simone Signoret, Roger Moore, Tony Curtis, Sofía Loren, Henri Salvador, Jean Paul Belmondo, Marcello Mastroniani, Duke Ellington ...
En fin, he visitado sitios populares, ningún paisaje exótico o con pueblos aborígenes. Al contrario, sitios poblados desde milenios y que la mano del Hombre viene nodificando desde entonces.
Pero creo profundamente que cuando un sitio lo visitas por primera vez y logras cambiar el enfoque de tú mirada o logras descubrir allí mismo algunos rincones quizás nunca antes explorados, y si además logras que ese sitio te permita sentirte 'en casa' es que mi objetivo ha sido vastamente cumplido, y ojalá logre, en los próximos reportes, compartir éstos nuevos sentimientos con ustedes.

Hombre libre, ¡tú siempre preferirás la mar!

Es tu espejo la mar; y contemplas tu alma

En el vaivén sin fin de su lámina inmensa,

Y tu espíritu no es menos amargo abismo.

Y gozas sumergiéndote al fondo de tu imagen;

Tus miembros la acarician y hasta tu corazón

Se olvida por momentos de su propio rumor

Ante el hondo quejido indomable y salvaje.

Ambos sois tenebrosos a la vez que discretos:

Hombre, nadie ha explorado tus abisales fondos,

¡Oh mar, nadie conoce tus íntimas riquezas,

Tanto guardáis, celosos, vuestros propios secretos!

Y entretanto han pasado innumerables siglos

Desde que os combatís sin tregua ni piedad,

Hasta tal punto amáis la muerte y la matanza

¡Oh eternos gladiadores, oh implacables hermanos!

Charles Baudelaire, 'El hombre y la mar' (de 'Las flores del mal')

Quelques notes: para continuar leyendo en el GusPlanet, mi reporte sobre la magnífica 'Ruta de los Siete Lagos' en la Patagonia Argentina .

15 comentarios:

MIGUEL NONAY dijo...

Gus, bienvenido¡¡¡¡¡
Qué vacaciones, que envidia sana me das y qué espíritu libre demuestras ser, para más envidia (sanaaa, eehhh)todavía, jejeje.
Las descripciones que nos haces apoyadas por esas estupendas fotografías dan la idea de los bellos lugares en los que has estado, y la manera tan linda como los has vivido (al estilu Gus, que tanto nos gusta).
Unos vienen , y otros se van. Yo marcho para Costa Rica el próximo 2 de septiembre e intentaré conectarme para realizar un día a día en el blog.
Antes he dejado una entrada de Praga (mi ciudad talisman), te informo porque desconozco el motivo por el que no se actualiza mi entrada en los blogs seguidores (de paso si tienes alguna idea, dìmela, que ando perdido).
Me salió el post larguísimo así que toma ganas y una copita de vino.
Seguimos en contacto des de el país de la PURA VIDA¡¡¡.
Besos y un sincero abrazo, Gus.
P.D. que ilusión he sido el primeroooo en comentarrrrr, lalalalalaaaa

Vulcano Lover dijo...

Qué alegría encontrarme con mi amada Italia... con esa provenza que me espera en algún momento del futuro...

Ay, qué intenso es viajar cuando se viaja así, con los ojos abiertos, con la mente abierta, con la capacidad para el placer y la belleza limpios, como si fuera la primera vez...
me haces recordar que aún tengo que ponerme con mi relato de verano, con mis rutas y mis descubrimientos. Espero pronto poder hacerlo.

Lola Mariné dijo...

Preciosas fotos, Gus, con ellas y con tu relato es como si hubiesemos viajado contigo.
TEndré que ir a ese pueblo que dices.
Saludos

Javier Adán dijo...

Que suerte de viaje. Italia siempre tan encantadora.

GusPlanet dijo...

Gracias Miguel! tú siempre tan amable conmigo, me pondré colorado (...bueno, en mi caso morado JE!) con tus comentarios y aliento.
Te estaré visitando en tú blog como siempre ...

Hey amigo Vulcano: seguramente tú también encontrarás un momento de inspiración para relatarnos tús viajes. La verdad que también me agrada mucho Italia, será que la encuentro tan cercana, tan cara a mis raíces, historias, etc... y la 'Cinque Terre' es una región dónde aún uno puede caminar horas entre viñedos y pueblos que se 'caen' sobre las colinas.

GusPlanet dijo...

Lola: gracias por tú visita, y sí, no te pierdas la oportunidad si alguna vez puedes acercarte hasta el magnífico 'Saint-Paul-de-Vence' en la Provence-Côte d'Azur!

Javier: Italia siempre está ahí, esperando que uno continúe descubriendo sus rincones más bellos!

CRISTINA dijo...

Te decía en el anterior post, que había que volver siempre, pero parece ser que tú estarías dispuesto a quedarte en ese maravilloso lugar...y no me extraña...

Saludos, Gus

Abi E. dijo...

Hola Gus, leyendo tu relato uno se impregna del viaje que has realizado y me lo he leido dos veces, para ver si se me pega algo de como lo explicas, que parece que lo estas viendo.

Las fotos acompañan al texto de manera perfecta y e ilustrativa, por si quedara alguna duda de la belleza de esos pueblos y lugares visitados.

Un abrazo

MIGUEL NONAY dijo...

Hola de nuevo Gus:
He enlazado al final de la entrada de Praga en mi blog, la web que me recomendaste, además, con tu permiso he enlazado también tus tres entradas sobre Praga. Entiendo que tus entradas, junto con las de otros blogs seguidores enriquecen y engrandecen mi entrada, al tiempo que ayudan mucho más al lector o viajero y le abren un abanico de posibilidades.
Saludos desde uns excepcionalmente fresquita Zaragoza.
Miguel
----------------------
www.miguel-asaltodematal.blogspot.com

Abrujandra dijo...

Sucumbir a un encanto como éste es de un poder como una admonición irrefrenable. Bellísimo, el lugar en el mundo propio, el lugar amigo que todos tenemos y no muchos logran hallar. Quizás porque no saben ver.
Aunque si hay algún lugar con glamour internacional será ciertamente un sitio donde no se esté tan cómodo, será cuestión de mirar para otro lado.
Cousteau era, junto con Carl Sagan mis ídolos de la infancia, recién ahora puedo reverlos con la tranquilidad y apertura que no tenía en ese momento, falta de más conocimiento, qué se yo. ¿Sabrán cuántas semillas sembraron? Ese museo oceanográfico debe ser un deleite más, un gusto más, un sueño cumplido, ese sabor inigualable.
Besos de noche ventosa en Neuquén.

Veronica dijo...

gus siempre es grato viajar con vos.. mas si vas a la bella italia, coincido contigo, es tambien mi lugar en el mundo,la costa amalfitana me esta esperando, para cuando junte fuerzas y agallas, para hacerlo.
impecable tu narraciòn, a uno lo trasporta hasta alli, senti el ruido del agua golpeando suavemente la costa.. amo italia, amo viajar.. exitos en tu nuevo camino, aqui estaremos para leerte, sentirte... un abrazo
vero desde MAr del Plata Argentina.

laura dijo...

oh oh ohhhhhh , vaya vacaciones !!!! preciosas las fotos , interesantísimo el texto y precioso el relato !!!
trop beau !!!
bienvenu de retour à la blogosphère !!
gros biz !!

GusPlanet dijo...

Gracias amigos por semejante amabilidad en sus comentarios!

Si logro que alguno de ustedes se entusiasme a viajar o pueda hacerlo a través de algunos de mis relatos y/o fotografías, me puedo considerar inmensamente feliz!

GusPlanet dijo...

Verónica: Gracias especiales por tus simpáticas palabras y Bienvenida al GusPlanet! espero contar seguido con tú presencia por aquí.
Saludos para vos y para todos nuestros amigos marplatenses ...
Ahora que lo pienso: ¿cuánto hace que no pruebo uno de esos increíbles alfajores? mmmmmm me pregunto si los conseguiré aquí en París JE!

M.Eugenia dijo...

Despues de leerte no me extraña que te quieras mudar, hasta me han dado ganas de acompañarte.
Saludos