"Ser cosmopolita no significa ser indiferente a un país y ser sensible a otros. Significa la generosa ambición de ser sensibles a todos los países y todas las épocas. El deseo de eternidad, el deseo de ser muchos" JORGE LUIS BORGES

20 de febrero de 2011

Celebrando 'Estambul' en París



“Cualquier cosa que digamos sobre las características generales de una ciudad, sobre su alma o su esencia, acaba convirtiéndose de forma indirecta en una confesión sobre nuestra vida y, especialmente, sobre nuestro estado espiritual. La ciudad no tiene otro centro que nosotros mismos”. 'Estambul - Ciudad y Recuerdos' (fragmento) de Orhan Pamuk

"El viajero sentado junto a la ventana había vuelto a Estambul, la ciudad donde había vivido sus años de niñez y felicidad, una semana antes por primera vez después de doce años de ausencia a causa del fallecimiento de su madre; se había quedado allí cuatro días y había partido en aquel inesperado viaje a Kars. Sentía que la extraordinaria belleza de la nieve que caía le provocaba más alegría incluso que la visión de Estambul años después. Era poeta, y en un poema escrito años atrás y muy poco conocido por los lectores turcos había dicho que a lo largo de nuestra vida sólo nieva una vez en nuestros sueños. Mientras la nieve caía pausadamente y en silencio, como nieva en los sueños, el viajero sentado junto a la ventana se purificó con los sentimientos de inocencia y sencillez que llevaba años buscando con pasión y creyó optimistamente que podría sentirse en casa en este mundo." 'Nieve' (fragmento). Orhan Pamuk

Así como alguna vez Borges escribiera sobre Buenos Aires, podríamos aplicar lo mismo en Estambul: “A mi se me hace cuento que empezo Estambul, la juzgo eterna como el agua y como el aire”. Y si existe una ciudad que ha tenido una fundación mítica, esa sin dudas ha sido Estambul. 


La única ciudad del mundo que se enfrenta a dos continentes, que ha recibido diferentes nombres a lo largo de su historia y que ha sido capital de tres imperios. Bizancio, Constantinopla y Estambul, todas las facetas descansan sobre su terreno y hoy en día puedes recorrer sus vestigios y ser testigo de la rápida transformación que en realidad, jamás se ha detenido en éste enclave único y espectacular, que vibra en todos sus rincones.
-

-
La primera impresión que tuve al recorrer sus calles, fué la de encontrarme en una ciudad completamente cosmopolita, pero no como Londres, New York o París pueden serlo. Aquí el cosmopolitismo pasa por el Este, por los países que tal vez nos resulten lejanos, pero que aquí, los tienes al alcance de tu mano. Por su privilegiada situación geográfica, ha sido fundada, invadida, agraciada y destruida varias veces, y creo que inclusive en ésta etapa de modernidad, puedes aún apreciar algo de todo ello.
Por empezar no es un ciudad tan musulmana como otras de Medio Oriente, y se encuentra má cerca de cualquier otra capital de Europa que de sus vecinos del Este. Sin dudas es un interesante laboratorio viviente, pues aquí se funde Europa y Asia, y los dos pelean por mantener un espacio, y creo que sin dudas, ésta dualidad es la que define una de las facetas de su interesante personalidad. Si viajas a Estambul seguramente te alojarás en la zona denominada 'SultanAmhet', en el centro del 'Cuerno de Oro', una península que se adentra en el Mar de Marmara y el Golfo del Bósforo, quienes bañan sus costas.
He aquí su centro histórico y hoy turístico, cuenta con excelentes hoteles y medios de transportes para dirigirte a cualquier sitio. Es muy fácil manejarse por sus calles, lleva una tarde ubicarse geográficamente y comenzar a tomar el tramway, teleféricos, buses o barcos, ningún punto te resultará extraño. Sus calles respiran movimiento y caos, sólo suspendido a veces por el llamado conjunto a las cinco plegarias diarias, y como en otras ciudades islámicas, es un llamado ancestral y mágico, que una vez más, me transportaron a otro tiempo, a otra dimensión.
Aquella mágica Estambul es la ciudad que, hasta ésta semana, fué honrada en las 'Galerías Nacionales' del 'Grand Palais' de París, con una impresionante exhibición titulada 'De Byzance a Istanbul, un port pour deux continents', exhibición que me atrevo a decir, la mejor que he visto en mis años en ésta ciudad.
Así como a Estambul, he visitado dos veces ésta exposición, para asegurarme no olvidarme y retener en mi retina, el encantamiento que me produjo ver exhibidos de ésa manera, la historia de una ciudad-puerto-imperio, cuyos anales fueron reflejados a través de más de 500 objetos que reflejan su paso de la prehistoria más arcaica a la cúspide del mundo conocido en tiempos de emperadores que así quisieron vanagloriarla.
Cuando visité por primera vez ésta exposición, en el marco de uno de los grandes palacios parisinos donde se exhiben las obras monumentales o se producen los grandes acontecimeintos artísticos (Grand Palais, que de por sí sólo vale una visita), jamás pensé que me iba a encontrar con unas galerías increíblemente bien ambientadas, que me sumergieron a través de sus paneles, vitrinas, iluminación, disposición de objetos, explicaciones, sentidos de la expo, en el mundo que alguna vez reflejó ésta maravillosa ciudad, conocida como Bizancio, Constantinopla y actualmente Estambul.

-

-
Ambientada a través de sus etapas históricas, nos encontramos con una primera galería que refleja objetos desde el Neolítico hasta la caída de Constantinopla en manos del Imperio Otomano en 1453. Claro, figuras que nos representan una primitiva ciudad fundada en el 660 AC, llamada 'Byzance' en honor de su fundador 'Byzas' (rey de los 'Mégariens') y que cuando fuera codiciada y adjudicada al Imperio Romano, pasó a denominarse 'Constantinopla', en honor del emperador romano Constantin, quien la declarara 'Capital del Imperio Romano de Oriente'.
Embellecida con obras urbanas y arquitectónicas colosales, contó con todos los adelantos en materia de urbanismo que una ciudad de sus caractrísticas necesitaba. Esculturas greco-romanas, palacios, templos, hipódromos, baños termales, obras de ingeniería hidráulicas y carreteras, todo lo necesario para convertirla en la que tal vez fué la ciudad más importante de su tiempo. Siempre a un paso entre Oriente y Occidente, siempre atrayendo inmigrantes que, venidos desde todas partes, aún hoy siguen buscando algo del esplendor financiero del que casi siempre gozó.
Aquí fueron testigos también de la conversión de ese imperio pagano, a una nueva religión que conquistaba las fronteras: el cristianismo nacía y Constantinopla abrazaba la nueva religión con fuerza. Testigo de ese acontecimiento histórico, fué la construcción de la iglesia de 'Santa Sofía', todavía en pie, reflejando la grandeza de sus arquitectos.
-

-
Pero fué también 'AyaSophia' la testigo de los cambios que comenzaron, cuando otro imperio tomó poseción de una ciudad codiciada. Fueron los otomanos quienes lograron capitular la ciudad y transformarla en la capital de su propio imperio, conocedores de las riquezas y de la posición geográfica extraordinaria de su puerto, la transformaron tempranamento en su propia capital denominándola 'Istanbul', y dotándola de mezquitas y otras obras monumentales, que agrandaron aún más el patrimonio de la metrópolis.
Para acceder a ésta segunda etapa de la exposición, debíamos ascender unas impresionantes escaleras de mármol, iluminadas con un tono rojo y rodeadas de gigantografías que anunciaban otra era en la ciudad. Así, cuando subíamos al primer piso de la muestra, lo primero que te encontrabas era con una cúpula, donde los visitantes debíamos colocarnos debajo, y dónde se proyectaban 24 imágenes de algunas de las cúpulas de las mezquitas de Estambul.
Acompañadas con música sagrada, sin dudas te lograban transportar a esos templos, muchos de ellos (como la 'Mezquita Azul') obras maestras del arte islámico y universal.
Así, la exposición continuaba reflejando la vida cotidiana en los palacios otomanos (principalmente el 'Topkapi'), la vida de los soberanos y sus harem, los tiempos de 'Soliman el Magnífico', la expansión del imperio otomano y su riquezas, hasta el advenimiento de guerras intestinas, el siglo XX y la caída del imperio a partir de 1908; agonía que se acabara en 1923 con el advenimiento de la República Turca, nuevo régimen fundado por Mustafá Kemal Pacha, alias 'Ataturk' y el traslado de la capital de Estambul a Ankara.

Realmente cuando visitas una exposición de éstas características, sales con un cierto conocimiento de la historia de una ciudad y su pueblo, pero sobre todo, sales con el entusiasmo intacto de querer viajar (como lo hemos hecho aquí a través del tiempo) y seguir descubriendo con tus propios ojos, las calles de una ciudad mítica, que éste año ha sido galardonada como 'Capital Europea de la Cultura' y que merece seguir siendo protagonista no sólo de la historia de su país, si no que protagonista, como lo es desde tiempos inmemoriales, del cruzamiento de pueblos, razas y civilizaciones, entre un Oriente que no es como nos lo reflajan los libros de historia y un Occidente que ya no es tan 'blanco, cristiano y civilizado' como nos lo quieren encasillar ... por lo menos así lo veo yo.
La exposición 'De Byzance a Istanbul, un port pour deux continents', se llevó a cabo gracias al increíble trabajo de la oficina de 'Reunión de Museos Nacionales', 'Ministerios de asuntos extranjeros y europeos', 'Ministerio de la Cultura y Comunicación' y la fundación 'Culturesfrance'. Por parte de Turquía contó con el apoyo del 'Ministerio de asuntos extranjeros', ' Ministerio de asuntos culturales y turismo', y la 'Fundación por las artes y la cultura de Estambul'.


Asimismo formó parte de los eventos que desde julio del 2009 y hasta marzo del 2010, configuran la 'Saison de la Turquie en France' : una temporada de eventos interdisciplinarios (económicos, educativos y culturales) que, llevados a cabo en toda Francia, tratan de reflejar el singular mundo de Turquía tanto en sus valores políticos, financieros y culturales, como en sus aportes a la cultura francesa y europea en general. Otra gran exposición que trataré de reflejarles en otra entrada, es la que se está llevando a cabo en el 'Museo del Renacimiento Château d'Ecouen' (Val d'Oise) y que se denomina 'François Ier. et Soliman le Magnifique: las vías de la diplomacia durante el Renacimiento'.

"Hay autores, como Conrad, Nabokov y Naipaul, que han conseguido escribir con éxito cambiando de lengua, de nación, de cultura, de país, de continente e incluso de civilización. Y sé que, de la misma forma que su identidad creativa ha ganado fuerza con el destierro o la emigración, lo que amí me ha determinado ha sido permanecer ligado a la misma casa, a la misma calle, al mismo paisaje, a la misma ciudad. Esa dependencia de Estambuls ignifica que el destino de la ciudad era el mío, porque es ella quien ha formado mi carácter". 'Estambul - Ciudad y Recuerdos' (fragmento) Orhan Pamuk
-
-

Si les interesa internarse en el mundo lietrario de Turquía, nadie mejor que el escritor Premio Nobel 2006, Orhan Pamuk. Toda su obra refleja la cultura, los acontecimientos y la vida cotidiana de su ciudad natal ( 'Estambul, ciudad y recuerdos' ), pero también sus reportajes demuestran la lucidez de un escritor que no teme tratar temas sensibles al mundo político y social turco, como lo son el genocidio armenio o el avallasamiento del pueblo kurdo. En fin, temas que son caros al mundo político (el del colonialismo, dictaduras, genocidios y avallasamientos de un pueblo por otro) de otros países y que cuestan tanto reflejar en nuestras sociedas.
-
-
Quelques Notes: según el contador de éste sistema de blogs, ésta es mi entrada número 300 ... sin manifestar una falsa modestia tendré que decir que si 10 de esas 300 entradas son aceptables es mucho. Las fotografías sí me gustan y son las que me han dado muchas satisfacciones, como las muestras personales que pude presentar en enero del 2008 en París y luego, en abril del mismo año en Buenos Aires.
Algunas de éstas notas han sido publicadas en algunos medios argentinos (revista Lugares de setiembre del 2007 o The Ronda Buenos Aires), otras han sido comentadas en algunos de esos medios, pero como han dicho otros colegas, lo mejor de compartir nuestras experiencias de vida o de viajes ( ¿o es lo mismo?) son los amigos que uno tiene la suerte de encontrar. Así que bueno, muchas gracias a uds. por seguir de alguna manera las experiencias del GusPlanet y vamos por otras 300 notas más!

22 comentarios:

bleid dijo...

fascinante gus, como es habitual espectacular... espero ansioso el siguiente
1 fuerte abrazo

Xavier dijo...

Hola Gus,
Excelente presentacion sobre Istambul y la cultura turca. Fascinante e imponente es su arquitectura. Regia Hagia Sophia! me has inpsirado, ademas, a leer a Pamuk. Abrazos!

CRISTINA dijo...

Lo primero,
¡¡¡feliciades por estas 300 entradas!!!
Son un lujo. De texto, de fotografía, de datos, de vivencias, de emociones...lo dicho, enhorabuena y gracias.

Y de este post, ¡cuánto me gustaría ver esa exposición! Estambul me gustó tanto!!! Me impresionó, me hechizó, me enseñó muchas cosas que no sabía. Disfruté del Bósforo, de ese ir y venir entre Asia y Europa. Estuve en Topkapi durante horas y en los barrios más pobres cerca del puerto y de los mercados del pescado, con esos peces todos ordenados, perfectamente colocados. La maravilla del bullicio deja paso a la paz de los cementerios y de las mezquitas...uffff....qué gozada...y ¡¡qué ricos los pastelitos y los cafés!! Y qué gentes tan orgullosas, tan dignas y al mismo tiempo tan acogedoras...no sé...que fue un viaje que disfruté mucho, que tengo ganas de volver.
Y por supuesto, hay que leer a Orhan Pamuk. Por cierto, al poco de volver yo de Estambul, Orhan Pamuk abandonó la ciudad por presiones de los islamistas extremos. En una ciudad muy abierta, él, uno de los que más defendía esa apertura hacia occidente, empezó a sufrir censura, amenazas y decidió marcharse. No sé si habrá vuelto...

Besos.
¡¡¡Y a por otros 300 posts!!!

Abi E. dijo...

Hola Gus, enhorabuena por tus primeras 300 entradas y que seguro que seran muchas mas y felicitaciones a los afortunados que como yo, te venimos siguiendo y disfrutando de tus entradas documentadas perfectamente tanto en texto como en fotos. Todo un lujo.

En la forma que me tienes acostumbrado he ido viajando a través de Istambul en sus distintas fases históricas de una forma cómoda y estupenda aprendiendo de este viaje casi mejor que si hubiera ido en persona.

Un abrazo
el lio de Abi

Lola Mariné dijo...

Estabul, una ciudad única y fascinante.
Una estupenda entrada, y las fotos son preciosas.
Saludos.

Vulcano Lover dijo...

Una ciudad que me fascinó cuando la conocí, de esas a las que uno siempre quiere volver, de esas eternas como pocas, pero vivas y modernas al mismo tiempo. Ah Estambul, qué ganas de volver!!!

Elia dijo...

Hola Gus !
Si lo sé, es un sacrilegio pero no he estado en Estambul.
Desde hace mucho que sueño con ver el Palacio Topkapi...está en mi lista, iré!
Me ha gustado como la describes, muy romántico..!ves ahora ya tendré esta ciudad en la cabeza bastante tiempo y tendré que volver a ver la peli que seguro has visto "Topkapi"...
Ah! Hablando de Gainsbourg...si hay que compararlo, prefiero mil veces a Sabina !!
Besos!

Maribel dijo...

Querido Gus!
felicidades por tu post numero 300, es maravilloso poder compartir contigo este especial aniversario.
Me gustaría mucho que volvieras a exponer fotos en Paris y no me lo perdería por nada del mundo.

Me ha gustado mucho lo que has explicado, yo leí " De parte de la princesa muerta" que trata sobre la caida del imperio y todo visto a traves de los ojos de la princesa Selma, solo decirte, que me has vuelto a recordar el libro que me fascinó con tus evocaciones a esa magnífica ciudad, que tiene sabor a especias y calor, con sus atardeceres violetas en el Bósforo.

Mil besos violetas para que no te falten, yo también te echo de menos, y me acuerdo de mi premio.

Enchanté.

Maribel

GusPlanet dijo...

¡MUCHAS GRACIAS AMIGOS POR SUS MENSAJES!

Bleid: No tanta ansiedad amigo que éste reporte me ha costado mucho editarlo (no tengo dudas que ésto de internet tiene vida propia!), pero bueno, espero no desilucionarte con mis próximas entradas ...

Xavier: así es maese escritor, Estambul es fascinante, intrigante, espectacular, como su pasado ...

Cristina: amiga, muchísimas gracias por tus palabras, las aprecio especialmente. Qué bueno que compartamos los mismos sentimientos hacia Estambul y hacia su gente. Sabes? yo también los encuentro muy amables, y hace poco estuve en una cena de amigos, donde un par de ellos regresaban luego de pasar dos semanas en Estambul y todos comentábamos lo mismo: dan ganas de quedarse más tiempo, compartir más cosas con la gente local y dejar volar nuestra imaginación hacia las fronteras del Bósforo!

GusPlanet dijo...

Abi: amigo, muchas gracias también por tus palabras, que me llegan y muy bien. Sabes? es cierto que puedo contar con los dedos de las manos las entradas que me gustan, pero bueno, qué bien que al menos a ti te conformen y las disfrutes leyendo. Es el mejor halago que me puedes hacer!


Saudos maese Lola y garcias por tú visita!

Amigo Vulcano: vamos! ven! yo también quiero regresar a Estambul para seguir develando sus misterios ...

Elia: tienes que ir a Estambul en primavera o verano, alojarte en la zona de SultanAmhed, ver el amanecer y los rayos del sol asomarse entre la Mezquita Azul y Santa Sofía (el atardecer se lo reservas al café-mirador sobre la Torre Gálata), o entrar en cualquier mezquita de la ciudad, cuando los otros turistas se han ido y tomar una barcaza para ver las perspectivas desde el mar ... creo que tus ideas sobre las grandes ciudades y Occidente, nunca serán las mismas ...

GusPlanet dijo...

Maribel: mi Hada favorita, buscaré pronto donde exponer mis fotos si es motivo suficiente para que me regales con tú presencia y llenes de tú luz violeta los atardeceres desde el Sena !

Paco Nadal dijo...

Por cierto, Gus. Gracias por recomendarme a Ona Mallorca. Me llamaron para la entrevista, fue un tanto estresante porque estaba en Fitur... pero quedó muy bien. Un abrazo.

Laura RS dijo...

Gus! Tengo que hablar contigo, que creo que me puedes ayudar! ;)

Magnífica exposición y enhorabuena por todas entradas... En Estambul estoy trabajando... Ahora te escribo!

Besos guapo!
Viaje al atardecer
All About Cities

MIGUEL NONAY dijo...

Gus, otra joya, la que nos dejas.

No he estado, pero por lo que he leido, y me han contado, pienso como tú, en ese otro tipo de cosmopolitismo, pero lo es, y mucho. Y una extraña ciudad donde los militares amenazan con un golpe militar si se muestran signos religiosos.

Abrazos desde una helada Namur


A salto de mata

M.Eugenia dijo...

Enhorabuena por esas 300 entradas, yo espero que compartas con nosotros por lo menos otras 30.000. Es realmente un lujo leerte en cada post.
Sobre Estambul es una ciudad a la que me gustaría volver en cualquier momento, la magia que tiene el atardecer cuando el canto de los muecines invade la ciudad es una sensación unica.
Como me gustaría ver la exposición.
Un Besazo

Intentando recorrer el mundo

GusPlanet dijo...

Paco: lo siento por lo del estrés, supongo que fué porque nos tienen unos minutos 'en línea' antes de salir al aire y uno nunca sabe si lo que dice se entiende o no ... pero bueno, es la magia de la radio, que a veces nos marca su propio ritmo ...

Laurita: espero que hayas recibido mi e-mail, porque creo que te envié lo que me habías pedido!

GusPlanet dijo...

Miguel: amigazo, íbamos bien y luego te sales con eso de los mili ... (no deseo ni nombrarlos aquí JE!) y el golpe de estado ... mmmmmmm ... me parece que hemos visto la misma película 'Midnight Express' de Alan Parker, pero tranquilo Miguelito, todo ha cambiado, ve tranquilo, no pasa nada, la civilizada Europa además no lo permitiría ... !


Ahhhhhhh Ma.Eugenia: no sabía que también te gustaba tanto Estambul, si no te avisaba lo de la expo con tiempo ... pero mira, como ya te lo he dicho, tú y yo debemos hacer un viaje juntos, así que re-descubrir Estambul y la Carpadoccia no estaría nada mal !

MIGUEL NONAY dijo...

Gus, que yo no soy progolpe de estado eh, me da igual el motivo, jaja. Solo que es curioso el caso turco entre los militares, el islam y los símbolos religiosos de sus dirigntes.

Acabo de aterrizar en Zaragoza procedente de Bélgica.

Tardaré unas cuantas semanas en publicar ya que antes me esperan dos escapadas en España que tengo pendientes de publicar y mi escapada a Francia que, no fue como la tenía pensada, así que hablarè sobre Toulouse, Albi y Carcassone. La ruta Cátara quedará para un próximo viaje a la zona.

Un fuerte abrazo desde una muy muy fría Zaragoza (no tanto como Bélgica, je)



A Salto De Mata

Maribel dijo...

Hola Gus!

sí que recuerdo la peli que me comentas, se llama "Cuando menos te lo esperas", no he hecho ninguna entrada con ella pero siempre la veo cuando la dan por la televisión.

He visitado tu post sobre la Opera-Garnier, me ha encantado.

Un beso violeta,
Maribel

GusPlanet dijo...

Migue amigazo: le dije que Bélgica era una tierra muy fría ... en ésta época del año! ... y sigo sin entender lo de los mili- en Turquía? Pero lo perdono porque está recién llegado!


Maribel: sí, leí tú amable comentario y como siempre debo darte las gracias por tan bellas palabras y por estar allí, presente!

el viajero impresionista dijo...

Hola, Gus
Creo que el porcentaje que comentas es bastante superior y ciertamente la imágenes son d elo mejor. Que depresión, no te te digo lo que opino de mi blog, cualquier día me lo cargo. Necesito urgentemente unas clases de fotografía y un taller de creación literaria.

El Guisante Verde Project dijo...

Hola Gus!
No se me había actualizado tu entrada, así que yo venía a un ambiente campestre, y me encuentro con Estambul!

Ahh, Estambul, tal vez como reflejo de esa dualidad que la caracteriza, es la ciudad que menos me gustó al llegar, y de las que más pena me dio al marchar.

Las fotos son geniales, nosotros solo tenemos diapos, pero la de Ortaköy me encanta!

Un abrazo!

Roberto