"Ser cosmopolita no significa ser indiferente a un país y ser sensible a otros. Significa la generosa ambición de ser sensibles a todos los países y todas las épocas. El deseo de eternidad, el deseo de ser muchos" JORGE LUIS BORGES

1 de marzo de 2010

Matisse-Rodin, la historia de un encuentro

(Advertencia: admirar detenidamente algunas de éstas esculturas, puede dañar la apreciación de los más sensibles!)
-
'Je ne puis travailler qu'avec un modèle. La vue des formes humaines m'alimente et me réconforte' Auguste Rodin, 1913.
'Je dépends absolument de mon modèle que j'observe en liberté, et c'est ensuite que je me dédice pour lui fixer la pose qui correspond le plus à son naturel' Henri Matisse, 1939.
-
En el invierno de 1899, se produjo el encuentro del entonces maestro, Auguste Rodin, que contaba 60 años y uno de sus discípulos y admirador, Henri Matisse, de sólo 30 años. El maestro Rodin se encontraba en el apogeo de su carrera, y era unánimamente reconocido, por los críticos, 'marchands' y público en general. El joven Matisse era un pintor destacado y reconocido, que buscaba ampliar su arte, a través de la escultura.
Ese primer encuentro, se produjo gracias a que Matisse se acercó al estudio parisino de Rodin, y cuando le mostrara sus primeros diseños de esculturas, el maestro le responde: 'Muy bien, tienes facilidad para el diseño, pero debes retornar con diseños más 'detallados' (pignochés en francés, lo cual es peyorativo). Por supuesto el joven Matisse nunca retornó tras el comentario de su admirado maestro. Pero lejos de desanimarse, Matisse adquiere una obra en terracota de Rodin en el estuido de un marchand, llamada 'Buste d'Henri Rochefort', estudiándola a través de nuevos diseños, que serían la primera semilla de su próxima pasión, la escultura.

Éste primer encuentro, entre Rodin y Matisse, marca el espíritu de la fabulosa exposición que acaba de terminar en el 'Museo Rodin', ubicado en su antiguo hotel particular 'Hôtel Biron', ubicado en la muy prestigiosa rue Varenne del 7º distrito parisino (VIIeme. arrondissement).
-
-
Con dibujos, la mayoría estudios de cuerpos, alguna que otra pintura y muchísimas esculturas procedentes de los Museos Matisse de Niza y Rodin de París, sumados a obras de colecciones particulares, ésta exposición nos introdujo en el mundo de dos artistas excepcionales que, a partir de sus diferencias de criterios, lograron cambiar notablemente la historia del arte.

Sin embargo, éstos dos artistas, compartieron el trabajo académico a través de su pasión por el desnudo femenino, notablemente al trabajar con modelos presentes en sus estudios. Su trabajo, moldeado primeramente en terracota, los acercabe en el sentido de la fuerza expresiva de esos cuerpos y la increíble veracidad y belleza de sus obras acabadas.

Lo que más aprecié de la exposición 'Matisse y Rodin' fué, una vez más, la forma en que ésta fué presentada y el dinamismo de las salas que ofrecían a través de vitrinas y columnas, la síntesis perfecta de espacio, ilumninación y municiosa información sobre la pieza. Como he comentado en otras ocasiones, no soy para nada un experto en arte, pero considero que uno puede tener cierta percepción de lo bello, a través de observar éstas obras personalmente y de conocer la persona, el artista, que se encuentra derás de cada una de las mismas.
-
(Fotografías de la exposición Matisse y Rodin por Le Fígaro)
-
El invierno es una temporada especial para las exposciones de arte, y esos días largos, grises y lánguidos, que son habituales en París, nos permiten apreciar en las esculturas expuestas en parques, plazas y jardines, lo que de otra manera nos pasaría desapercibido. Y ésto es lo que me ocurrió, cuando visité la exposición Matisse y Rodin, luego de recorrer el Museo Rodin en sí y sus jardines aledaños ( un soberbio hotel particular, típico de la alta burguesía parisina, que pide a gritos una renovación total de sus dependencias, como la que se está llevando a cabo en el Museo Picasso), y anteriormente los 'Jardins des Tuleries', cerca, muy cerca, del Museo del Louvre.

-

-
El 'Museo Rodin', como les contara en un párrafo anterior, se encuentra ubicado en el antiguo 'Hôtel Byron' (principios del siglo XVIII), fué abierto al público en 1919, dos años después del fallecimiento de su más ilustre habitante y reúne las obras legadas por Auguste Rodin al estado francés, con la claúsula de habilitar un futuro museo.
Las obras, presentadas en la plantas baja y alta del Museo, nos ofrecen un muestrario de la febril actividad de Rodin, y una forma de aproximarnos a su maravilloso arte. Una de ésas salas está dedicada a la obra de Camille Claudel (su discípula favorita y gran amor de su vida) y en el jardín se encuentra la monumental 'Puerta del infierno' en la cual trabajaron conjuntamente en el periodo de varios años.
Entre algunas de las obras conocidas que encontraremos en el Museo, figura 'El Beso' (1889) una de las esculturas más románticas de todos los tiempos. En los jardines se encuentra también, una de sus obras más famosas, 'El pensador' (1880/82), tal vez la más reconocida muldialmente.
Con la organización de conferencias, talleres pedagógicos, exposciones temporarias, conciertos en los jardines, edición de libros y catálogos, el 'Museo Rodin' es un increíble mundo donde acercarse para conocer y apreciar la obra de uno de los genios insdiscutidos del arte que ha influeciado a generaciones de escultores del mundo entero, el maestro Auguste Rodin.
Sin dudas que el invierno tiene su magia, si aprendimos a 'mirar' lo que nos rodea, de una manera diferente.
A continuación, algunas tomas invernales en los Jardins des Tuileries :
-

Fantaisie d’hiver Le nez rouge, la face blême, Sur un pupitre de glaçons, L’Hiver exécute son thème Dans le quatuor des saisons. Il chante d’une voix peu sûre Des airs vieillots et chevrotants; Son pied glacé bat la mesure Et la semelle en même temps; Et comme Haendel, dont la perruque Perdait sa farine en tremblant, Il fait envoler de sa nuque La neige qui la poudre à blanc. Théophile Gautier

-
Quelques Notes: visitar el 'Museo Rodin' resulta imprescindible para aquellos amantes de lo bello y de las expresiones artísticas en todas sus formas. Abierto de martes a domingo desde las 9.30hs y ubicado en 79, rue de Varenne, VIIeme. arrodissement. En la misma calle se encuentran algunos de los más importantes ministerios del gobierno francés, como el 'Hôtel Matignon', residencia oficial del primer Ministro François Fillon y sus dependencias, así como la Embajada de Italia (Hôtel de Boisgelin'), entre numerosas mansiones y hoteles particulares, herederos del esplendor arquitectónico del siglo XVIII.
Resulta simpático observar que la entrada a los jardines del 'Museo Rodin', puede hacerse independientemente de la visita al Museo. Abonando 1 euro, son numerosos los residentes de la zona, y trabajadores de los ministerios y secretarías adjuntas que disfrutan de éste paseo, pudiendo realizar pic-nics u almorzando en la terraza del café adjunto 'La Cafétéria', o simplemente disfrutando de la lectura debajo de sus árboles, siempre rodeados de algunas de las esculturas más bellas del paisaje francés.
Los que tengan la posibilidad de visitar París en la próxima primavera o verano, no deben perderse la exposición que, titulada 'Corps et Décors, Rodin et les Arts Décoratifs', nos acercará una obra (esculturas y objetos decorativos) no tan conocida de Auguste Rodin. Realizada para mansiones de sus grandes mecenas, promete presentar obras nunca antes expuestas al público.
Del 16/4 al 22/8 del 2010, el 'rendez-vous' será, cómo no, en el Museo Rodin de París.
-

11 comentarios:

Mª Angeles y Jose dijo...

Muy buen reportaje, como todos los tuyos nos enseña cultura y nos enseña a entender mejor algunos estilos.

Muy buen trabajo.

Besos

Aventurer@ dijo...

hola GUS: Que bellas imagenes las que nos muestras, me hubiera encantado asistir a la exposicion, vaya dos monstruos del arte. El Museo de Rodin tuve la fortuna de visitarlo hace muchos años atras y me encantó sobre todo los jardines. Fue un placer para los sentidos entonces y te doy las gracias por recordar lugares tan bellos de París. Besos.

Maribel dijo...

Hola de nuevo Gus,
me queda la espinita de ver el museo Rodin, hace unos días estuvieron algunas de sus esculturas en Barcelona, pero de lo que tengo ganas es de pasear por sus jardines, si viviera en Paris iría cada día para almorzar, y sobretodo, para llenarme de energía.
El beso es una maravilla!

Besos violetas, preciosas fotos de un Paris nevado, en todas las estaciones sigue siendo un sueño.

Maribel

Elia dijo...

Hola Gus !
Chambord, es una maravillaaaaa,impresionadisima(no he estado), los tapizes muy chulos...una debilidad (los tapizes)..
A Rodin, se le nota que el cuerpo humano le conmovía, me gustan sus ecsulturas más rudas, definiendo mucho más la anatomía...
Con la nieve la fotos te han quedado genial, las esculturas con ese manto, seguro que le hubiese gustado a Rodin ! Bueno.(.ya empiezo a desvariar.).
y la del Louvre....es de postal !!!
Genial, genial!

Gracias, por muchas cosas, una de ellas ver que AMAS TANTO LA VIDA !!
Muchos BesosSSSSSSSSS!!!

Alfonso. (Sevilla). dijo...

Un gran reportaje, Gus. Hace algo más de un año tuvimos también en Sevilla el privilegio de recibir la muestra de Rodin, en plena calle (andén del Ayuntamiento), con "El Pensador" y otras seis esculturas.
Un saludo y muchas gracias.

Sauce Llorón dijo...

Qué maravilla de reportaje,sería estupendo poder visitar el museo.
Un saludo

GusPlanet dijo...

Ma.Angeles y José: muchas gracias como siempre por vuestra visita ... Yo también aprendo cuando lo veo 'in-situ' y luego comparando la información que tengo (generalmente folletería) con algún dato curioso que me interese ...

Mercedes: muchas gracias por tus palabras. Claro que el jardín de Rodin merece un capítulo aparte, es realmente una delicia, sobre todo en primavera o verano, cuando mejor lo engalanan ...

GusPlanet dijo...

Mi Hada favorita: muchas gracias por siempre estar! No dudo que tú irías cada día a inspirarte en semejante jardín, te veo paseando entre las arboledas, flores y esculturas ...

Elia: tú siempre me haces poner colorado con tús palabras! qué bueno que puedas apreciar las imágenes del invierno, si haces 'click' en cada una de ellas, las verás en su tamaño original, donde realmente se observan bien!

GusPlanet dijo...

Alfonso: qué bueno que hayas podido ver algunas de las esculturas de Rodin en persona, creo que hace unos días han estado en Barcelona también ... ese es otro de los privilegios que tenemos los habitantes de París: el arte del mundo, al alcance de la mano ...

Miguel: gracias por tú visita! No dudo que te gustaría mucho el Museo y sus jardines, todo el conjunto es realmente estupendo para dejarse transportar a otra época ...

El Guisante Verde Project dijo...

Caramba Gus, tú sí que sabes contar una historia!! El museo Rodin es un lugar realmente mágico; lo vimos por última vez hace diez años, y ya entonces necesitaba una remodelación urgente, aunque por otra parte, esa misma decadencia le otorgaba un aire romántico que va muy bien con la colección y el entorno.
Esta comparativa me parece realmente interesante, y es una suerte, ya que no hemos podido verla en directo, poder disfrutarla con tu narración, e imagenes.
Me gusta mucho lo que dices de los días largos, que invitan a pasear y a descubir esculturas y rincones que habitualmente nos pasan desapercibidos..., y que envidia las calles nevadas de París...

Un abrazo!
Roberto

el viajero impresionista dijo...

Hola Gus,
Ni la nieve puede con ellos. La fuerza de su expresión funde el manto blanco. Saludos