"Ser cosmopolita no significa ser indiferente a un país y ser sensible a otros. Significa la generosa ambición de ser sensibles a todos los países y todas las épocas. El deseo de eternidad, el deseo de ser muchos" JORGE LUIS BORGES

1 de diciembre de 2010

Deauville y su Festival de Cine Americano



Deauville es otro de ésos balnearios de las costas normandas (Departamento de Calvados), desarrollados a partir de mediados del siglo XIX con el fin de recibir a un nuevo grupo de personas deseosos de practicar ésa 'moda' que pocos años antes se había lanzado: los baños de mar.
Ésta práctica que a muchos de nosotros hoy nos parece 'normal', en realidad comenzó en Francia alrededor de 1790 cuando, claro, los 'baños de mar' eran considerados buenos para la salud y el tratamiento de determinadas enfermedades.
Parece ser que el primer centro de 'baño de mar' fué creado en Inglaterra alrededor de ésa fecha. Seguido inmediatamente por los franceses, quienes fundan por ése motivo y frente a las costas inglesas, 'Boulogne-sur-Mer' a fines del siglo XVIII.
Fué en realidad la Emperadora Eugenia, esposa de Napoleón III, quien inaugura el 'primer hospital' de mar en Biarritz (lo que hoy llamamos 'centros de talasoterapia'), y a partir de 1860 se suceden en toda la costa Normanda la creación de villas donde las élites parisinas podrían ofrecerse tales lujos.
El desarrollo de nuevas líneas férreas, especialmente entre París y Trouville-sur-Mer (como vimos en el reporte anterior), facilitará paso a paso la 'popularización' de éstas prácticas y el advenimiento de nuevos centros de salud al borde del mar.
Una de ésas 'villas balnearias', que datan de ésa época, es sin dudas 'Deauville', un antiguo y pequeño pueblo de pescadores, sin pasado importante, que deviene gracias a la visión y creación de un puñado de emprendedores, uno de los sitios más famosos y élitistas de las costas francesas.




Ésta villa balnearia desde un principio atrajo la atención de la 'créme' francesa, especialmente de los parisinos debido a su cercanía con la Capital (en aquella época 'solamente' seis horas en tren, hoy alrededor de dos horas en automóvil). Ése puñado de residentes estivales comenzaron a 'competir' por el tamaño y lujo de sus residencias, todas 'secundarias', aunque respetando desde siempre un tipo de arquitectura 'normanda'.
Una de las primeras creaciones que dió impulso al desarrollo de ése turismo fué la inauguración del 'Grand Hôtel du Casino' y del 'Hippodrome de Deauville-La Touques' (con su famoso 'Grand Prix de Rothschild'), ambos en 1864.
La atracción de ésos 'ricos y famosos' hiciera que alrededor del 'Grand Hôtel du Casino' se inauguraran todo tipo de tiendas comerciales, muchas de ellas las primeras en ser abiertas fuera de sus casas matrices en Paris.

Una de ésas 'pioneras' en instalarse aquí, fué Coco Chanel, quien con la apertura de su tienda de sombreros y su elección de Deauville como sitio para retirarse lejos del mundanal ruido parisino, ayudara enormemente en el desarrollo de la ciudad. (Fué en Deauville donde Chanel impone a partir de 1916 su famosa 'marinière')
Con Chanel arribaron muchos otros de ésos privilegiados que elegían mostrarse en las calles de Deauville (parece ser que entre ellos se encontraba el rey Alfonso XIII de España). Así Yves Saint-Laurent también inaugura una boutique y lo elige como uno de sus sitios favoritos de residencia (El 20 de septiembre finalmente fué inaugurada la primera 'Place Yves Saint-Laurent' en el centro de la ciudad).




Luego de cierta decadencia luego de finalizada la Segunda Guerra Mundial es con la creación del 'Festival de Cine Americano' que Deauville recobra un verdadero impulso. Éste festival, creado en 1975 atrae cada año durante el mes de septiembre una multitud de curiosos y amantes del cine deseosos de ver de cerca sus celebridades favoritas y apreciar en 'avant-premiere' muchas de las películas que luego se verán en el resto de Europa.
Lo bueno de éste festival es que se centra en un tipo de cine americano 'de autor' o 'independiente' y es por ello que cobra una gran importancia, un poco diferente del circo y las luces de Cannes. En su última edición fué premiada la película 'Mother and Child', de Rodrigo García con las grandes actuaciones de Annette Bening (honrada asimismo por el ensamble de su carrera) y Naomi Watts.
Es entonces gracias a sus puertos, sus marinas, su Centro de Conferencias, su Casino y hoteles de lujo, sus residencias privadas y su intensa vida cultural e hípica (Deauville es la capital francesa del polo y su 'Grand Prix Hípico de Rothschild' cada año se convierte en una suerte de 'feria de las vanidades' al estilo Ascot en Inglaterra) que Deauville continúa siendo considerada como la 'joya de la corona' de las playas de Normandie.



14 comentarios:

Luis G. dijo...

Cuando se conoce una ciudad emblemática, como Deauville -por lo que explicas, amigo Gus- a uno le entran ganas de verla "in situ". Con los balnearios se hicieron famosas muchas ciudades europeas. _Centros de atracción del mundo de la burguesía, su decadencia dio paso, en este caso, a la eclosión del séptimo arte. Casi nada.

Y que playas se ven tan llanas. Forman el atractivo idóneo de una ciudad afamada, enseñoreada de construcciones señoriales, de renombre y de buen gusto arquitectónico.

Un fuerte abrazo, admirable viajero.

Luis.

Oz dijo...

Gracias por este tan completo post, muy completo y con fotos excelentes. Felicitaciones por el post y por el blog que crece día a día.
Aprovecho para invitarte a mi blog:
http://cinemarcial.blogspot.com/
Saludos, Oz.

Mª Angeles y Jose dijo...

Un lugar completito...tiene de todo!

Aqui no se puede aburrir nadie.

Muy buena entrada.

Besos

bleid dijo...

que maravilla, la verdad es que es un lugar precioso
que envidia me das ...
un abrazo

Aventurer@ dijo...

Sin duda siempre me han gustado esas ciudades que a pesar de ser secundarias siempre me atraen porque no son tan turísticas y siempre guardan alguna deliciosa sorpresa como el Festival de Cine que mencionas. Me encanta el cine independiente y la película ganadora me fascinó, Naomi Watts es una de mis actrices favoritas. El director, sobrino de "Gabo" Garcia Marquez hace películas muy dignas... Pronto habrá que visitar es bella ciudad y disfrutar también de su belleza. Un abrazo Gus.

Abi E. dijo...

Hola Gus, tanto en la entrada anterior como en esta, parecen los lugares muestras como de cuentos de hadas o simplemente de cuentos, con esas casitas tan coquetas, construidas y decoradas con sumo gusto.
Los balnearios siempre han dado mucho "caché" a los lugares.

Un abrazo
el lio de Abi .weebly
el lio de abi

GusPlanet dijo...

Hoooooooola Luis: si, la verdad que Deauville es muy linda en su conjunto, no sé si la eligiría para pasar mis 'vacaciones', pero ha sido un placer enorme recorrer sus calles, ver el ambiente de un festival de cine como éste y sentirme allí como 'dentro de una película' (valga la redundancia!).

Gracias Oz por tus palabras: Bienvenido al Gusplanet! y gracias por recomendarnos tú sitio. Me he asomado a él y es divertida la situación, porque jamás ví una película de artes marciales, es como si viviéramos en realidades paralelas JAJAJAJA

GusPlanet dijo...

Ma.Ángeles: en cuanto a 'aburrirse' todo depende de nosotros, pero claro, entiendo a qué te refieres!

Aaaaaaah Bleid: justo has utilizado la palabrita que menos me gusta (tan popular en España) JE! pero te perdono por tú enorme amabilidad!

GusPlanet dijo...

Hola Merce: sí, Deauville todavía conserva cierto aire de antes, y fuera del intenso mes de agosto o durante la semana del Festival de Cine, se respira tranquilidad y placer!

Abi, amigo, ésas 'casitas tan coquetas' valen fortunas JAJAJAJA, pero claro, han sabido conservar muy bien la arquitectura de la región. Observarlas en su conjunto es una aventura que le recomiendo a todos!

Johnny dijo...

Hola Gus,
Esta ciudad parece sacada de un cuento, con esas construcciones tan cuidadas y guardando perfecto equilibrio este estilo arquitectónico propio de las ciudades de norte.Sin duda un lugar para disfrutar
Un abrazo
ps No me acuerdo de lo que me comentas sobre Barceló, recuerdo haber visto unos retratos de sus viajes donde si que habia africanos

Maribel dijo...

Querido Gus,

no conocía el festival, gracias por la información, las fotos preciosas como siempre, me has recordado lo de Coco Chanel, creo que en la película de su vida sale Deauville.
Es una maravilla como vas intercalando los cuadros de mi adorado Monet, todo es inspiración en ti Gus.
Un beso violeta,
Maribel

Pamela dijo...

QUé buenísimo reportaje Gus. Esta es una ciudad que me gustaría conocer, y ahora gracias a ti, más todavía. Un beso

El Guisante Verde Project dijo...

Es curioso, pero al final es el glamour lo que marca el destino de algunas ciudades; esta, en sus inicios de forma clara, y posteriormente es el cine independiente el que toma el relevo.
Me encanta esa arquitectura normanda, tan unida a la Tudor inglesa.

Un abrazo, Gus!

vajofrey dijo...

Great work keep it coming, best blog on earth

generic nolvadex