"Ser cosmopolita no significa ser indiferente a un país y ser sensible a otros. Significa la generosa ambición de ser sensibles a todos los países y todas las épocas. El deseo de eternidad, el deseo de ser muchos" JORGE LUIS BORGES

26 de enero de 2011

El 'Castillo de Neuschwanstein' reina sobre Baviera!




Ésta bien podría ser la historia de un rey de Baviera, solitario y romántico, que quizo realizar su sueño de vivir en un 'mundo paralelo'. Y es la historia de un 'chico común' que creció muy lejos de allí y en otro siglo y que sin embargo realizó su sueño de vivir algunas de las jornadas más tranquilas y felices de su vida, en la comarca de aquel rey soñador.

En ésta nueva etapa de nuestro periplo invernal, nos detendremos en una de las escalas 'fuertes' de aquel viaje. Me refiero a los 'Castillos de Hohenschwangau' y 'Neuschwanstein' localizados cerca del sereno pueblo de 'Schwangau', perteneciente al 'Condado de Ostallgäu' en el sudoeste de Baviera, corazón de los Alpes y muy cerca de la frontera con Austria.
Estamos hablando de la que tal vez sea una de las regiones más agraciadas del mundo y que alberga uno de los parques naturales más bellos que nos podamos imaginar, repleto de lagos azules, montañas y bosques que, como vigilantes celosos, resguardan historias y tradiciones milenarias, acompañados de pequeños pueblos pintorescos engalanados con castillos y fortalezas legendarios.




Cuando decidí pasar Año Nuevo aquí (por recomendación de unos amigos), no contaba en mis planes encontrarme rodeado de tanta belleza envuelta en mantos de nieve que, una vez más, sería la gran protagonista de mis jornadas.
Fué la suerte y la recomendación de otros amigos lo que nos posibilitó encontrar un pequeño y confortable hotel/restaurante alpino, atendido por sus propios dueños y ubicado a escasos metros de uno de los castillos que sería parte del 'leit-motiv' de nuestro viaje. Éste pequeño hotel, llamado 'Alpenstuben', nos resultó el mejor sitio para quedarnos aquellos días, dada la tranquilidad de sus comodidades y la increíble amabilidad de sus propietarios (la familia Schönauer) y sus ayudantes.
Nos encontrábamos a escasos metros del 'Castillo de Hohenschwangau', en el denominado 'Schwanseepark', muy cerca de los pueblos de 'Schwangau' y 'Füssen', pintorescamente rodeados por los montes 'Kalvarienberg' y 'Schwarzenberg'. Éste paisaje de Baviera, destaca por la belleza de sus entornos, acompañados por la posibilidad de realizar todo tipo de actividades de montaña, (incluyendo la práctica del esquí en sus modalidades nórdico y alpino), baños termales y actividades acuáticas en los numerosos lagos que lo rodean.


Los dos centros de atracción más importantes de la zona son, sin dudas, los Castillos de 'Hohenschwangau' y de 'Neuschwanstein', monumentales obras de ingeniería, pertenecientes alguna vez a la familia de los reyes de Baviera.

El 'Castillo de Hohenschwangau' en realidad eregido como fortaleza en el siglo XII, perteneció a los prícipies de Schwanstein. Luego de pasar por varias manos y caer en ruinas, fué re-descubierto y adquirido por el príncipe heredero Maximiliano de Baviera en 1832, quien un año más tarde comenzaría una minuciosa reconstrucción.



Una vez consagrado como rey, Maximiliano II de Baviera pasaría sus veranos en Hohenschwangau, acompañado de su esposa, la reina María de Prusia y los dos únicos hijos sobrevivientes de la pareja: los príncipes herederos Luis (futuro rey Luis II de Baviera) y su hermano Otto. La particularidad de éste castillo, no sólo radica en la belleza de su ubicación, sino también en la originalidad de sus murales y decorados interiores.
Parece ser que el rey Maximilano II era un gran conocedor y amante de las sagas de reyes y caballeros medievales. Con frescos que relatan alegorías de aquellos admirados reyes y caballeros, el joven príncipe Luis creció rodeado de aquel mundo de leyendas que luego trataría de imitar.


A la muerte de su padre, acaecida en 1864, el príncipe Luis accedió al trono como rey Luis II de Baviera. Aunque sus primeros años de reinado fueron sosegados y alejados de los graves problemas sociales y políticos que, tras largas guerras, acosaban a su reino, Luis II inicia una saga de construcciones de varias residencias, de las cuales la más impresionante de todas sería el inacabado 'Castillo de Neuchsewanstein', edificado a escasos kilómetros de su residencia favorita, Hohenschangau.


El 'Castillo de Neuschwanstein' finalmente es una hermosa fantasía inacaba comenzado a construir en 1866 que, tras una arquitectura que aúna varios estilos, presenta murales internos con alegorías a las grandas leyendas del mundo medieval: Luis II se identificaba con 'Parsifal', aquella figura de las sagas medievales que, gracias a la pureza y a la fe, se convierte en rey del Santo Grial.
Los muros internos de las 17 únicas habitaciones acabadas (entre más de 50) reúnen una fabulosa muestra del ingenio fantasioso de Luis II, inspirados en las famosas historias medievales y en las óperas de su amigo y músico favorito, Richard Wagner.




 Como podemos leer en la página oficial de Neuschwanstein: "Las pinturas murales del castillo tienen como tema historias de amor, culpa, penitencia y salvación. Reyes y caballeros, poetas y parejas de amantes pueblan las habitaciones. Tres figuras son de central importancia: el poeta Tannhäuser, el caballero del cisne Lohengrin y su padre, el rey del Grial Parsifal. Estos fueron los modelos y los seres espiritualmente afines a Luis."


Cabe destacar que detrás de ésa 'mascara medieval', Neuschwantsein resguardaba algunos de los adelantos técnicos más asombrosos y de máximo confort de su época: agua corriente en todas las habitaciones (agua caliente en la cocina y desagüe automático en los sanitarios), calefacción central de aire caliente, un sistema telefónico en el tercer y cuarto piso y a través de una instalación eléctrica de comunicación interna, el rey podía llamar a sus sirvientes y ayudantes.


Vaya destino el de Luis II y su 'Castillo de Neuschwanstein': sólo vivió dos años allí. Acosado por las tremendas deudas públicas que acarreaban la construcción de sus castillos (desde 1885 los bancos extranjeros amenazaban con embargarlo), fué declarado insano e incapacitado para gobernar en 1886 y confinado a uno de sus castillos más pequeños, Berg, donde moriría junto a su psiquiatra en extrañas circunstancias sólo un día después de su encierro.
Hoy, Hohenschwangau (que pertenece a una sociedad de fondos privados) y Neuschwanstein (perteneciente al estado) son dos de los destinos más visitados de Alemania, lugar de peregrinaje de millones de visitantes que desean presenciar la maravilla de sus construcciones y el encanto de sus entornos.
Neuschwanstein organiza cada año, durante el mes de septiembre, un prestigioso festival musical dedicado a la obra de ... Wagner!
A pesar de la masividad de éstos monumentos, ésta zona de Baviera resguarda cierta belleza natural intacta que sobresale cuando los automóviles y buses repletos de turistas abandonan los sitios turísticos. Sobre ésa belleza natural, precisamente, les comentaré en la próxima entrega.




Quelques Notes: A pesar que ésta pequeña parte del sur de Baviera constituye un sitio de 'peregrinaje' de miles de turistas que cada año acuden en procesión a visitar ésos castillos, la organización de dichas visitas se realiza en forma impecable: se debe adquirir los billetes de entrada con anticipación y vía internet (en los cuales figura un horario determinado). Se pueden adquirir 'pases' para los dos castillos y la visita se realiza únicamente con un guía (en alemán o inglés). Para acceder a dichos palacios (de ida y vuelta) se pueden tomar 'carruajes' que aceptan hasta 8 personas a la vez (pobres caballos, pero son de raza 'percherón'), mini-buses o a pie.
A pesar de lo bizarra que es la decoración interna de Hohenschangau y de Neuschwanstein, donde el cisne resulta el emblema familiar, resaltan los tonos pasteles en una extraña combinación con oro y el mobiliario y objetos de uso cotidiano en estilo barroco, resulta muy interesante conocer personalmente la 'adaptación' que la familia reinante hiciera sobre su visión 'romántica' del mundo medieval... Lamentablemente, parece ser que nuestros amigos no han tenido suerte: como muchas familias de la monarquía europea, demasiados miembros han sufrido problemaas genéticos ( por suerte éso ya no pasa hoy en día, no? ), y muchos de ellos han sido declarados insanos. Tanto Luis II como su hermano Otto sufrieron ezquizofrenia temprana y luego de ser sucedidos en el trono por algunos otros miembros del clan, finalmente Baviera dejó de existir como reino a finales de la Primera Guerra Mundial: un nuevo orden mundial se imponía, donde el 'romanticismo' de éstos monarcas europeos (emparentados entre sí) ya no tenía cabida, y donde el pueblo tomaría las riendas de su propio destino... o al menos en éso estamos!

28 comentarios:

Irredento Urbanita dijo...

Lo que me sorprende es que el hombre sea capaz de construir esas sorprendentes bellezas arquitectónicas trabajando arduamente bajo ese frío intenso. La primera foto es totalmente onírica!!

Un abrazo

Valery

M.C. dijo...

Desde que vi fotos del castillo de 'Neuschwanstein', he soñado con poder visitarlo. Me apunto eso de que hay que coger las entradas con anticipación porque la verdad es que no lo sabía.
Por cierto, preciosas fotos!!
Saludos

GusPlanet dijo...

Ahhhhh amigo Valery! tú comentario merita una pequeña reflexión: humildemente creo que no se trata de la 'capacidad del hombre' de trabajar bajo ésas circunstancias.

Simplemente se trataba de reyes
déspotas y absolutistas que, en pos de su 'sueño de eternidad' no reparaban en explotar a su pueblo.
Si no ¿cómo crees que se construyó la Gran Muralla China? ¿o las Pirámides de Egipto? ¿o las Civilizaciones Mayas e Incas? ¿o el fastuoso y decadente Palacio de Versailles? ¿o la Ciudad de San Petersburgo? (entre muchas otras obras, como sucede en la actualidad en sitios como Dubai...): todo a costa de la sangre y sudor del pueblo... pero no me hagas caso, olvidemos 'el otro lado de la historia' y disfrutemos de la vista!

Hola Ma.Carmen: pues tienes que 'dar rienda suelta' a tús sueños y visitar Neuschwanstein!... sabes? como todo sitio masificado conviene planificar el tema de las visitas con anticipación. En las páginas 'oficiales' de los castillos (sólo debes pulsar el botón izquierdo del ratón sobre cada palabra que destaco en rojo) verás toda la información necesaria de cómo adquirir los billetes, cómo arribar al sitio, horarios, fechas que cierran, etc.

Abi E. dijo...

Hola Gus, desde luego parece un lugar de pelicula de Sisi emperatriz con esa fastuasidad destacada con la nieve y esa bruma de niebla que lo hace mas misterioso si cabe.
Unas fotos estupendas acompañdos de un completo texto con enlaces para ampliar información hace del reportaje una mas de tus delicias.

Un abrazo

LOURDES dijo...

Solo he visitado Neuschwanstein en verano y, haciendo un esfuerzo de abstracción para ignorar a los turistas, he de decir que es uno de los lugares más bellos que he visitado.

La naturaleza que lo rodea es realmente excepcional. De esas que -no sé si para todo el mundo, pero sí al menos para mi- de esas, digo, que forman parte del imaginario de las fantasías infantiles, donde habitan bellos príncipes y princesas.

Pero, debo reconocer que esas imágenes invernales que nos obsequias en este post, superan, casi, en belleza a las estivales que guardo en mi recuerdo.

Afortunadamente para nosotros, que poblamos el mundo actual, existieron monarcas como Ludwig II de Baviera en el pasado que mandaron construir maravillas como esta!

Y más afortunadamente, aún, para nosotros, el nuevo orden mundial acabó con ellos tras la Primera Gran Guerra!!!

Gracias, Gus, por este hermoso regalo!!!

Un abrazo

CARLOS dijo...

Me he quedado maravillado de lo que nos relatas y de tus maravillosas fotografías, esa primera foto del castillo simplemente hermosa, una preciosa maravilla con esa nieve que le rodea, un lugar que como tu bien calificas de sueño realizado ya y que nos aproximas con tu estupendo reportaje. Enhorabuena por el relato y las fotos, es excepcional. Saludos.

Luis G. dijo...

Parece un castillo encantado, agasajado por la niebla y con los soplos blancos de la nieve. Me encanta verlo. Las fotos son preciosas, amigo Gus. Que maravillas nos muestras siempre. Es una gozada. Una DELICIA.

Un fuerte abrazo,

Luis.

Lola Mariné dijo...

Que preciosidad de fotos! el castillo es impresionante, parece el escenario de un thriller.
Saludos

GusPlanet dijo...

Hola Lourdes: sabes? claro que es muy cierto, cuando visitas un sitio así, casi imposible abstraerte de la masa turística, pero... como sucede aquí en París o en tantos otros sitios atrayentes, una vez que logras alejarte de ésos puntos de interés específicos, sientes que tienes toooooodo el entorno para ti sólo.
Entonces, claro que hay que visitar éstos castillos, pero en nuestro caso, una vez visitados, nos deleitamos recorriendo los alrededores, perdiéndonos horas en senderos nevados, como si fuéramos las únicas personas en el mundo. Ayudo también que nosotros nos quedamos unos dias en la zona!

Y a éso yo llamo descubrir y gozar de un lugar como éste.

A propósito: muchas gracias por tú visita y comentarios y Bienvenida al Gusplanet! Un honor contar con tú presencia en éste espacio.

GusPlanet dijo...

Hola Carlos! Muchas gracias por tú entusiasmo, eres muy amable con tus palabras. Quédate 'sintonizado' en el Gusplanet entonces, porque tendremos un par de relatos extras!

Luis, amigo, ya sabes: pertenecemos a ésos paisajes!. Como dice una maravillosa canción de un compositor argentino:

"Búsquenme donde se detiene el viento
donde haya paz o no exista el tiempo,
donde el sol seca las lágrimas
de las nubes en la mañana.

Búsquenme, me encontrarán
en el país de la libertad.
Búsquenme, me encontrarán
en el país de la libertad,
de la libertad." León Gieco

fosi dijo...

Espectacular la primera foto y encima aprendemos historia.Espero con ansiedad el proximo repor.
Un abrazo.

GusPlanet dijo...

Estimadísimo Abi: sabes que doña Sissi anduvo por allí. Parece ser que estaba 'emparentada' con la familia de Ludwig y según las crónicas, intentó 'casar' a una de sus hermanas con el joven rey ... pero ésto tonto, sólo pensaba en Wagner y cómo convertirse en un cisne (vaya personaje!). No sé si has visto la película-tortura 'Ludwig' de Luchino Visconti?, allí narran ésta parte de la hsitoria, donde el rostro de la bella Sissi es ocupado nada menos que por Romy Schneider ... (digo 'tortura' porque la película dura larguísimas, eternas, cuatro horas!)

Lola, querida, te veo pasando una temporada en Neuschwanstein, seguramente encontrarás inspiración, intrigas palaciegas, historias de locuras y por qué no? de fantasmas, para una próxima novela... por supuesto, me anoto para acompañarte!

CRISTINA dijo...

¡Qué maravilla, Gus! ¡¡Qué fotos!! Son preciosas. Los que viajamos por placer en plan turístico, muchas veces tenemos que encajar nuestros viajes en esas vacaciones típicas de Agosto y luego aprovechar algún "puente" para hacer pequeñas escapadas. Pocas veces podemos hacer viajes largos en fechas como éstas que te dan otra visión y otras experiencia de los lugares. Por bonito que sea toda esta zona, no será ni comparable su belleza en verano con lo que tú nos muetras en estos fríos días.
Y todo lo que cuentas, interesantísimo, como siempre. Me ha encantado, como buena ingeniero, todo lo de los detalles tecnológicos del castillo. Curiosidades que a veces se encuentran y que fueron el principio de muchas comodidades que ahora disfrutamos.

Muchos besos.
Y abrígate.

Mª Angeles y Jose dijo...

Ese castillo entre la niebla, parece de cuento.

No me canso de acompañarte en tus viajes por estas bonitas tierras.

Esto es lo bueno de internet,conocemos lugares de la mano de buenos amigos, que se hace muy placentero.

Besos

Bleid dijo...

Fascinante lugar GUs
da la sensacion por las fotos que nos muestras , de que solo estuvieras tu en ese lugar
genial como siempre
abrazos

Johnny dijo...

Eh. Gus¡¡ Esos castillos y paisajes parecen sacados de una leyenda fantástica. El estilo neogótico de los paises nórdicos es incrible y tus fotos también.

ps Veo por el tono de tus comentarios que estas molesto o por lo menos es eso lo que me llega.Solo decirte que en absoluto habia intención alguna.

el viajero impresionista dijo...

Hola Gus, Espectaculares esas fotos de la niebla, la magia estaba allí.

Lo que me gusta de tu viaje es que nos muestras imágenes de sitios que siempre se representan tipo postal: cielo azul, verdes árboles, etc. Para mí es una visión inédita de los mismos en muchos casos.
Saludos.

GusPlanet dijo...

Gracias Fosi por tú mensaje. ¿Así que 'sólo' te parece 'espectacular' la primera foto? Trataré de esforzarme más para que las otras también lo sean! JAJAJA (es una broma!)


Cristina! Tienes razón, claro, con el tema de los puentes y las vacaciones de verano, pero sabes que ésta zona es muy visitada a lo largo de todo el año. Nuestra suerte fué que el 1° de enero éstos castillos cierran, entonces un par de dias previos la calma era muy evidente y el primero de enero creo que sólo anduvimos por allí un puñado de residentes locales y nosotros.
Por éso elegimos esperar el Año Nuevo allí: sabíamos que estaría todo muy tranquilo, y así lo fué!
Un saludo grande!

GusPlanet dijo...

Ma.Angeles-José: amigos, me siento sumamente halagado que luego de 'vuestra fama' en la TV española tengan tiempo de visitar mi humilde espacio JAJAJAJA Miren, el día que me entrevisten y me pasen en directo en un noticiero, ése día sentiré que seré digno de estar a vuestro lado!
Cuando dicen 'de cuento' no sé si sabrán que éste es el castillo donde (supuestamente) Walt Disney se inspiró para la serie de castillos de la Bella Durmiente en sus parques temáticos.


Gracias Bleid por tú visita! Sabes? nos tocaron días de mucha niebla en ésta zona de Bavaria y sólo podíamos ver el castillo de a ratos ... sumado que estábamos a fin de año, la verdad que el sitio lucía muuuuuuy tranquilo. Abrazo!

GusPlanet dijo...

Hola Johnny: parece una comedia de enrredos amigo! Así que tranquilo, te escribí a tú casilla de correos. A veces uno escribe algo con una intención y el que lo lee lo recibe con otra. Así que soy yo el que te pido disculpas por el mal entendido!


Gracias amigo 'enmascarado'! es un halago que te gusten las imágenes. Siento que sí, que la nieve y la niebla le otorgaron un atractivo extra, diferente, a sitios que (como tú bien dices) siempre nos muestran en 'technicolor'.

Carmen y Alfonso dijo...

Fantástico reportaje ... ¡qué maravilla de fotos! y esos lugares que nos muestras y describes tan bien resultan fascinantes.
Aprovechamos para agradecerte tu visita en nuestro blog y enviarte un cariñoso saludo.

Carlos dijo...

Hola Gus.
Yo también soy uno de esos a los que le encantaría poder visitar algún día Neuchwanstein...

No conocía tu blog y mira, hasta aquí he venido a parar.
Tienes fotografías realmente preciosas y espectaculares, así que nada, habrá que hacerse seguidor tuyo, no cabe otra...

Un saludo.

Olga Ricci dijo...

Una serie de fotografías llenas de magia! El lugar de una belleza y fastuosidad impresionante...
Felicitaciones porque logras aunar tu relato y tus imágenes de una manera magistral y atrapante. (sí que eres bueno en ambas cosas!)
Besos

GusPlanet dijo...

Carmen&Alfonso: muchísimas gracias amigos por vuestra visita y amabilidad... es un placer compartir mis reportajes con gente como uds!

Hola Carlos: amigo, será cuestión que comiences a soñar bien alto para que tú sueño de visitar Neuschwanstein se realice... y Bienvenido al Gusplanet! será un honor contar con tú presencia en éste espacio.

GusPlanet dijo...

Olga: dime tú cuenta bancaria y te envío la paga por tus palabras! JAJAJAJA Muchas gracias amiga por tanta amabilidad, espero seguir 'cautivándote' con próximas entradas.

M.Eugenia dijo...

Pura magia.
Saludos

José Carlos DS dijo...

Me ha encantando esta entrada, había visto muchos reportajes de esta zona de Baviera en documentales, pero nunca había coincidido en el periodo invernal, si ya de por si el castillo es una de las visitas imprescindibles de la zona, en ese entorno nevado es aún más impactante.

Saludos!!! :D

Merche Gallart dijo...

Hola Gus, El Castillo de Neuschwanstein'siempre lo he tenido en mente para hacerle una visita. Y creo que la mejor época para visitarlo será en invierno. La tercera foto me parece mágica.Saludos.