"Ser cosmopolita no significa ser indiferente a un país y ser sensible a otros. Significa la generosa ambición de ser sensibles a todos los países y todas las épocas. El deseo de eternidad, el deseo de ser muchos" JORGE LUIS BORGES

29 de enero de 2011

Tegelberg, en la cima de Baviera!



Búsquenme donde se detiene el viento
donde haya paz o no exista el tiempo,
donde el sol seca las lágrimas
de las nubes en la mañana.

Búsquenme, me encontrarán
en el país de la libertad.
Búsquenme, me encontrarán
en el país de la libertad,
de la libertad. ('En el país de la Libertad', León Gieco)


Uno de los motivos por los que me gusta visitar regiones montañosas inscriptas como 'Parques Nacionales', es la posibilidad de realizar innumerables actividades deportivas.
Mucha gente visita sitios históricos o naturales para contemplar 'pasivamente' sus entornos o atracciones, pero muchos otros lo hacen porque les atrae el sabor de la 'adrenalina' que implica realizar un sinnúmero de actividades en entornos naturales magníficos.
Y he aquí que ésta región del sur de Baviera, como venimos describiendo en varios reportes del Gusplanet ('Cuando la magia invernal se presenta' Segunda Parte), ofrecen a los amantes del turismo aventura y los deportes extremos, variedad de actividades enmarcadas en algunos de los paisajes alpinos más bellos de Europa Central.
Tomando como base los pueblos de Schwangau o Füssen, y cercanos a los mundialmente famosos castillos de Neuschwanstein y Hohenschwangau, descubriremos una zona dedicada a los 'deportes de aventura', práctica que podremos realizar en cualquier época del año.
Durante los meses de verano contaremos con la posibilidad de realizar, en sus numerosos lagos, desde natación, buceo, snorkel, kayak, windsurf o pesca deportiva. Rafting en rios sinuosos y espectaculares y si nos acercamos al pequeño centro deportivo de Buchenberg, contaremos con un tobogán acuático gigante apto para toda las familia.
Claro, la práctica de tenis, golf, senderismo o caminatas , escalada, paseos a caballo, avistaje de fauna local (aves y mamíferos), se alternan con algunas otras que requieren un poco más de adrenalina como los 'vuelos en globo' (desde las alturas obtendremos las mejores panorámicas del entorno alpino y de los famosos castillos del rey Ludwig II).
Pero tal vez, una de las actividades que otorgan fama a la región, sea la práctica del vuelo y/o descenso en 'parapente' y del 'ala delta'. La escuela de vuelo 'Flugschule Tegelberg' es considerada la mejor de la región y, además de todas las actividades que organizan para sus alumnos, poseen una plataforma de lanzamiento desde la cima del mismísimo monte Tegelberg y es allí donde nos dirigimos durante nuestra estadía en la región.



El Tegelberg es una de las cimas de la cadenas montañosas del 'Parque Nacional de Allgäu', en los Alpes fronterizos del Tirol en Austria y Baviera en Alemania.
Posee una altura de 1730ms, aunque muy cerca tendremos otra cima, el Branderschrofen de 1880ms, abordables por senderos muy bien delimitados. Aquí es posible realizar la práctica del esquí en todas sus variantes, tanto para los que deseen iniciarse en ése fabuloso deporte, como para los iniciados, con la atrayente posibilidad de esquiar de noche en pistas y senderos perfectamente señalizados.
 
Lo que constituye uno de los atractivos principales del Tegelberg, es la posibilidad de acercarnos a su cima (tantos esquiadores como simples peatones), a través de su teleférico, el Tegelbergbhan, un sistema de cabinas que soportan hasta 44 pasajeros cada una!




Como remarcábamos anteriormente, en cualquier época del año es posible subir hasta la cima del Tegelberg, en verano es posible realizar éste ascenso a pie. Una vez que hemos llegado hasta su plataforma y restaurante panorámico podremos obtener algunas de las vistas más espectaculares de toda la región, incluyendo un honorífico primer plano de los castillos de Neuschwantein y Hohenschwangau: como si de una ópera wagneriana se tratara, ante nosotros se abrirá el escenario de la puesta en escena majestuosa de la naturaleza, como si la función fuera preparada por ángeles!

Me gusta la expresión que dice: 'El espectáculo de la naturaleza', porque creo que muchos sentimso éso cuando se 'ofrece' ante nosotros un escenario de éste esplendor. Permítanme comentarles que, los días previos a nuestro ascenso al Tegelberg, prácticamente no habíamos tenido contacto con el sol, ya que una densa bruma era el complemento a nuestras jornadas en la región. Claro, la bruma otorga ése halo de 'misterio y romanticismo' que éstos paisajes y bellísimos pueblos cumplimentaban tan bien.





Sin embargo aquella mañana caminamos un par de horas entre senderos de esquí nórdico para llegar a la base del teleférico. Una vez comenzada la ascención, siempre envueltos en una pesada bruma sin poder ver más que a escasos metros, atravesamos finalmente ése manto nuboso y de a poco comenzó a aparecer ante nosotros, la inmensidad del paisaje alpino en todo su resplandor.
Qué grata sorpresa nos habían deparado: allí arriba el sol brillaba fuertemente, con ésa fuerza que nos otorga energía y donde sientes que 'puedes recargar tú espíritu'. Por fin estábamos frente al espectáculo de los Alpes en la comunión de Baviera con el Tirol. Por fin el sol nos abrazaba y nos concedía observar hasta donde nuestra vista e imaginación llegaran. Una vez más, la magia se nos presentaba!




Quelques Notes: has sentido alguna vez el tibio abrazo de los rayos del sol en la cima de una montaña? Contemplar el silencio y apreciar la belleza del entorno: no tengo dudas que allí, un sentimiento de espiritualidad, comunión con el paisaje nos embarga a quienes nos es otorgado el don de percibirlo y una vez más, pensé en mis Viejos, aquellos montañeses de la lejana Patagonia que supieron inculcarnos a mis hermanos y a mi, un profundo respeto por las monatañas, los bosques, los paisajes. Como si supiéramos que de ésa materia estamos hechos.

22 comentarios:

Ignacio Santana dijo...

Preciosas imágenes, Gus!!!...me sorprenden especialmente...por aquí caen unas gotitas de lluvia y poco más.

Este año no puedo ir a disfrutar de ese tipo de paisajes, algo que suelo buscar en esta época, y lo echo mucho de menos.

Gracias por compartir tan hermosas vistas...un gran abrazo!!! ;)

Luis G. dijo...

Unos versos preciosos pautan el inicio de tu entrada de hoy... ¡qué maravilla!. Las imágenes proclaman adrenalina a tope, mil aventuras entre el manto blanco. Como me gustaría estar ahí, subir al Tegelberg y saborear a gusto ese indómito "espectáculo de la naturaleza". Allá arriba estás más cerca del sol y del espíritu. Y todo lo que vemos nos llena.

Un fuerte abrazo, amigo Gus.

Luis.

ANZAGA dijo...

Bueno, verás Gus... Hablas de "deportes de aventura", cuando para mí la aventura es realizar deporte... ;)

¡Ah!... pero a tomar "cervezorras" por estos maravillosos lugares que nos muestras, me apunto ¿Eh?...

Mª Angeles y Jose dijo...

Quien se puede resistir a la belleza de estos lugares? Yo seguro que no...

Precioso reportaje.

Siempre disfrutando en este blog.

Besos

Fran dijo...

Amigo Gus, la belleza de estos paisajes es incuestionable y sentir este "espectáculo de la naturaleza" debe dar una sensación de libertad y bienestar altamente recomendable para el espíritu. Compruebo que has disfrutado de lo lindo.

Preciosas fotos, como siempre.
Un saludo.

hombrerrante dijo...

Hola Gus,
a mi también me gusta la aventura y el movimiento, un poco menos la nieve, eso si. Pero ahora ni una cosa ni otra. Cerveza y calor, disfruto ahora, lo que no esta nada mal. De hecho no quiero volver al frío de Europa, no...
Un saludo!

Bleid dijo...

estas como una roca , porque hacer todo ese recorrido es para personas preparadas
como siempre una vision del lugar fantastica
abrazos

fosi dijo...

Que envidia me das,todavia no he pisado nieve como tiene que ser.¡Vaya días que te salen!.
Un abrazo.

M.C. dijo...

Qué fotos más bonitas!!! Tiene que ser increible poder contemplar de cerca esos paisajes!!
Saludos

Abi E. dijo...

Hola Gus, hay que ver que lugar mas bonito para contemplar todo lo que se ve alrededor, con su halo de espiritualidad como muy bien dices. Estar en lo alto de una montaña y disfrutar del silencio y la paz que se respira es uno de esos placeres que la vida te da sin pedir nada a cambio.
He disfrutado de tu subida al Tegelberg con ese mar de nubes debajo.

Un abrazo

Aventurer@ dijo...

Hola Gus, que bellos paisajes que nos muestras y cómo nos haces sentir eso mismo que tu nos transmites. El estar en la cima o simplemente el hecho de contemplar un bello paraje, notar los rayos d sol en tu cara, el silencio, es como sentir una comuncion entre el ser humano y la naturaleza. Lo he sentido muchas veces, es algo unico y dificil de explicar. Pero hoy, con tus palabras he podido volver a rememorar ese sentimiento. Que pases una feliz semana,amigo.

El rincón de mi niñez dijo...

Hola Gus...que bien nos vine mirar estas bonitas fotos con nieve ...Acá nos estamos calcinando de calor!!
Gracias por compartir con tus lectores amigos tan bonitos lugares , lleno de magia.
Que tengas un bonito domingo

Miguel dijo...

Uf,amigo mío, la montaña y yo, un matrimonio inseparable y tú dándome celos, ja ja, maravillosa entrada desde principio a fin.
Un saludo

GusPlanet dijo...

Hola Nacho: amigo, garcias por tú cortesía. Seguramente no te faltará oportunidad de visitar un sitio tan estupendo como éste o cualquiera donde tú necesidad 'de invierno' te lleve!

Luis: ésos versos pertenecen a una canción clásica en Argentina. Se trata de 'En el camino de la Libertad' de LEÓN GIECO, un músico-trovador que desde hace más de 30 años pinta la realidad de muchos argentinos. Te invito a ti y a nuestros amigos lectores que si no lo conocen lo busquen, (posiblemente en 'youtube') porque realmente descubrirán a un gran poeta!

GusPlanet dijo...

JAJAJAJA Anzaga, vamos hombre, que se puede congeniar la realización de alguna actividad física deportiva con la degustación de unas muy buenas cervezas alemanas en la cima de una montaña: de éso yo te lo aseguro!

Ma.Angeles: me alegro mucho que sigan 'compartiendo' conmigo la belleza de éstos paisajes. Gracias por tú apoyo cotidiano!


Hey Fran: muchísimas gracias por tús palabras. Sabes? disfruto muchísimo recordando ésos momentos y editando las fotos que he compartido con todos uds. Un abrazo!

GusPlanet dijo...

Hola José'nin: me has intrigado, pasaré por tú blog para saber dónde te encuentras.(Estambul? Marrakech?) Tal vez apoyando la Revolución Popular en Egipto: si es así, me llamas y te acompaño!

Bleid, estimadísimo amigo, la verdad que me gusta mucho estar 'en movimiento', soy un hombre 'de acción' y en ésos paisajes me encuentro en 'mi elemento'!

GusPlanet dijo...

Hay Fosi! Has utilizado una palabra 'tabú' en el Gusplanet, pero no importa, te perdono porque lo desconocías JAJAJAJA
Mira, toma a ésa perra magnífica que tienes y vete a una montaña nevada cercana antes que termine la temporada. Claro, vuelve y nos lo cuentas!

Graaaaacias M.Carmen por tú visita: como lo he comentado antes, sigo 'saboreando' el placer de haber estado allí y como me suele suceder cuando regreso de una región que me ha cautivado, estoy 'soñando' y planificando mi próxima vez!

GusPlanet dijo...

Abi, amigo, tú entiendes muy bien de qué estoy hablando y como siempre, muchas gracias por tú apoyo y por 'compartir' ésta aventura!


Hola Mérce: tú también entiendes de qué estoy hablando. Sabes? luego de ésos dias previos, fascinantes pero con la bruma cubriendo todo, y luego de la ascención al Tegelberg y encontrarme con ése sol tan resplandecente, fué una de las mejores sorpresas de mi Viaje!

GusPlanet dijo...

Hoooooola Marisa: qué bueno tenerte 'de visita' en éste espacio. Sí, me han contado que éste verano el calor a sido muy intenso en Argentina y como en un par de dias estoy 'volando' hacia allí, seguramente lo comprobaré personalmente. Un beso grande Guapa y gracias por tú presencia!


Miguel tú sabes como es: nada de 'envidias' y nada de 'celos' en el Gusplanet JAJAJAJA Como dijeron los Mosqueteros (... o al menos éso creo): uno para todos y todos para uno!

CRISTINA dijo...

Precioso todo el post, pero especialmente el principio y el final, ese poema y esas "quelques notes", con tu recuerdo y agradecimiento.
Muy bonito.

Besos, Gus

Irredento Urbanita dijo...

El amor por nuestro suelo, por nuestra tierra, por la madre que nos provee, es algo que hemos perdido por culpa de la bendita "modernidad". Ahora entiendo más tu amor por la nieve y las alturas.

Un abrazo

Valery

[Barcelona Daily Photo]

M.Eugenia dijo...

Gus, a este paso vas a conseguir que vaya buscdo vuelo ya.... sigo leyendo que me voy unos días y anda todo lo has escrito.
Un besazo