"Ser cosmopolita no significa ser indiferente a un país y ser sensible a otros. Significa la generosa ambición de ser sensibles a todos los países y todas las épocas. El deseo de eternidad, el deseo de ser muchos" JORGE LUIS BORGES

18 de enero de 2011

Un pueblo austríaco llamado Irdning




Cuando, en el extranjero, algo nuevo me llama la atencion: una calle, una puerta, un jardin, un anciano, una familia, no me resulta real y vivo sino posee algo, por poco que sea, que me recuerde a mi pueblo y mi infancia." Mario Benedetti

Una de las razones esgrimidas para restar la última semana del año en Salzburgo, Austria, es que unos amigos que habitan en los EEUU, se encontrarían de visita en un hermoso pueblo montañés llamado Irdning, ubicado en el corazón de los Alpes austríacos.
Así fué como, con la excusa de visitar éstos amigos un día de fines de diciembre pasado, arribamos a Irdning: gratamente sorprendidos de viajar en tren desde Salzburgo hacia éste poblado, atravesando decenas de pequeños pueblos alpinos extraídos de láminas de cuentos infantiles, rodeados de bosques exhuberantes que en aquella época del año, exhibían un majestuoso manto blanco que, en realidad, era el color preponderante en todos los paisajes.

Irdning nos deparaba varias sorpresas: se trata de una aldea de montaña, ubicada en un extenso valle, con no más de 2650 habitantes permanentes, cuyas primeras menciones se remontan al año 1150, cuando sólo contaba con un puñado de granjeros y con la eterna presencia del 'Monte Grimming' (2351mts), como augusto escenario.

Irdning es hoy una aldea abocada casi en su totalidad al turismo: en invierno, con sus kms de pistas de esquí en sus modalidades alpino y nórdico, atrae a grupos familiares que, llegados desde Austria o Alemania, eligen ésta región por su belleza y tranquilidad.
En cuánto a la primavera y verano, Irdning se convierte en 'campamento base' para todos aquellos amantes del senderismo, las cabalgatas y el golf y deportes de montaña como escalada, rafting, canyoning y parapente.

Tal vez a algunos de mis amigos españoles les 'recuerde' algo sobre Irdning: ésta paridisíaca aldea de montaña, fué la elegida por varias temporadas, para ser el campamento de entrenamiento de verano del Real Madrid. Elegida por sus aptitudes naturales, su atmósfera de tranquilidad, su altura sobre el nivel del mar y porque cuenta con un hotel-spa cinco estrellas, el 'Schloss Pichlarn', cuyas instalaciones conforman el mayor atractivo hotelero de la región.
El año pasado Irdning saltó a los titulares, porque fué el campamento de entrenamiento de la selección inglesa de fútbol, en las previas del mundial de Sud África (aquí pueden ver el 'reportaje de la BBC sobre Irdning'). Claro, la presencia del equipo inglés se debió a que su entrenador, el italiano Fabio Capello, conoce el pueblo desde su época como entrenador del Real Madrid.




Nuestra anfitriona y amiga Jutta, cuya profesión (entrenadora de esquí) la llevó a recorrer varios países para posteriormente radicarse en Charlotte, EEUU, sería la encargada de presentarnos a su familia, quienes viven desde generaciones en Irdning.
Conocimos algunos miembros de la familia de Jutta, sin saber que nos encontraríamos con la que tal vez sería la más grata sorpresa de nuestras jornadas: la 'oma' Charlotte, una vitalísima y muy simpática señora, de 89 años y su hermana Gerta, de también vitales y muy amables 85 años.

Con éstas dos simpáticas abuelas entablamos conversación enseguida, y claro, conociendo nuestras historias, enseguida supe por qué ésta 'conexión' instantánea con las 'omas': me recordaron a las vecinas alemanas de mi infancia en el pueblo de San Martin de los Andes, Región de los Lagos, Patagonia Argentina. La misma vitalidad, el mismo carisma, la misma sabiduría en sus palabras y sobre todo, ésa forma que tiene la gente de montaña, de relacionarse con el entorno y de transmitir de generación en generación, las costumbres de sus pueblos.

Las abuelas enseguida nos invitaron con sus licores caseros o 'snaps' (muy, pero muy fuertes!), con sus galletas y mermeladas caseras, con sus 'panettones' dulces ('mejor que los comprados!' como nos aclaraba, si hiciera falta, la oma Charlotte y que sabían igual a las galletas con que alimentaron mi infancia aquellas abuelas alemanas exiliadas en la lejana Patagonia) y así fué como entre anécdotas, visitas a la granja familiar (donde poseen una escuela de equitación), y una excursión a pie por los alrededores, fuimos descubriendo más sobre la vida de ésta comunidad austríaco-alemana.


 



Claro que, gracias a las omas Charlotte y Gerta, a Jutta y su marido Paul, Irdning quedará grabada para siempre en mi memoria ... y como les prometimos a las abuelas, volveremos en noviembre para festejar, como se merece, los 90 años de la oma Charlotte, un festejo al que parece que estará invitado todo el pueblo y el que espero no perderme... por nada del mundo!
   



Quelques Notes: como toda visita durante nuestras jornadas en ésta región de Europa Central, no estaría completa sin una experiencia gastronómica. Así fué como nuestros anfitriones nos invitaron a uno de los mejores restaurantes de la región. Y cuando digo 'mejores', no significa caro o lujoso, todo lo contrario: tuvimos la fortuna de almorzar en el restaurante especializado en truchas 'Schlossteich Stüberl Fischrestaurant', situado en el pueblo vecino de Pürgg/Trautenfels. Éste sitio, una cabaña rústica típica de montaña, ubicado en una especie de 'pequeña península' y aislado del pueblo, posee su propio criadero de truchas, prácticamente uno puede elegir qué trucha se sacrificará y se transformará, en pocos minutos y gracias a la magia de su chef propietario, en una delicia para los sentidos, como lo muestran las imágenes del álbum que acompaño.
Con una extensa carta donde uno puede elegir cómo desea la preparación de la trucha y el acompañamiento correspondiente, sin dudas que éste restaurante es uno de los mejores secretos que uno puede compartir ... después, no me digan que no les avisé!

22 comentarios:

Maribel dijo...

Querido Gus,
gracias por compartir este trocito de tu viaje, que adorables abuelitas que encontraste, ya veo que todo te trajo recuerdos preciosos de tu niñez.
Los caballos en la nieve son preciosos.
Un beso violeta,
Maribel

fosi dijo...

¡Por fin conocemos a oma Charlotte!,que maravilla de sitio,si es que los futbolistas no son tontos...
Un abrazo.

Mª Angeles y Jose dijo...

Seguimos encantados con tus postales invernales....los animales son preciosos.

Besos

M.C. dijo...

Habrá que apuntarse lo de ese restaurante por si alguna vez me dejo caer por la zona!!
Preciosas fotos!!
Saludos

M.Eugenia dijo...

Precioso lugar e impresionantes viandas.
Saludos

mipatriasonmiszapatos.com dijo...

Buenas Gus! Siempre suele pasar y es que el mejor recuerdo que se tiene de los lugares tiene que ver con la gente que conocemos.

Por cierto... impresionante tiene que ser esa región totalmente nevada!

Un saludo!

Elia dijo...

Hola Gus!!
Antes de nada, darte las gracias por estar ahí y ofrecerme recomendaciones, como el museo de arte asiático, si me lo aconsejas iré seguro!!
Y agradecerte también lo que estás haciendo con el blog, descubrirnos lugares que son especiales, diferentes. Me han encantado las anécdotas con las 'omas', y la verdad es que se conservan estupendas. ( La nieve es un medio en el que no me siento muy cómoda, aunque últimamente, estoy pensando en tener un acercamiento (pequeño). )
Un lugar con alma, me ha gustado muchísimo.
Genial !!!

GusPlanet dijo...

Hola Maribel (mi HADA favorita!), sabes que siempre tengo la fortuna de cruzarme con gente que me regala una sonrisa, una amabilidad, una palabra sabia y éstas dos omas me dieron todo éso junto! Claro, despertaron muchos buenos recuerdos de mi niñez en la Patagonia. Como cuando les llevábamos frutas a las abuelas alemanas para que prepararan dulces y luego nos regalaran a nosotros. Cuando no teníamos frutas, con mi hermano del medio, las salíamos a 'robar' de las casas de otros vecinos (yo tendría siete años y mi hermano diez) JAJAJJAJAJA por supuesto que nunca les dijimos el origen de ésa fruta pecadora! ... pero parece mentira: cuando las frutas eran robadas, los dulces sabían más sabrosos ... qué curioso!

Fosi, amigo: viste? parecen tontos: 20 hombres corriendo detrás de una pelota JAJAJAJA pero no lo son. En realidad son varios los equipos que eligen Irdning como tierra de entrenamiento de verano y cuando tú lo descubres entiendes el por qué de ésa atracción!

GusPlanet dijo...

Ma.Angeles/José: espero amigos seguirles encantando, porque me quedan varios relatos más ... se viene Baviera, se vienen las pistas de esquí y luego el gran final de regreso en Alsacia ... claro, no se muevan de alli!

Ma.Carmen: apúntate el restaurante que es tooooda una experiencia, sobre todo porque el chef-propietario es todo un personaje local y su cocina es EXQUISITA!

GusPlanet dijo...

Ma.Eugenia: gracias por tú visita. Nada de nada, comparado con tús viajes y relatos!

Hola Victor: si, me pasa como a tí, valoro muchísimo los encuentros que tengo. Es más, queridos amigos/as de la vida que hoy me acompañan, los he conocido en la ruta ... y claro, ése valle nevado, con el gran monte como testigo, las chimeneas humeantes de las casitas austríacas, la gente que realiza su quehacer cotidiano, realmente un lugar inolvidable!

GusPlanet dijo...

Hola Elia: qué bueno que te interese mi recomendación. Sólo trato de ofrecer lugares alejados del típico circuito turístico parisino. Tengo la fortuna (bueno, yo lo elegí!) de habitar en ésta bella ciudad, y claro, tiene muchísimos sitios por descubrir ... y volviendo a Irdning y la nieve: tal vez sea una cuestión 'de crianza', yo me crié en la nieve, mi familia materna es totalmente Patagónica, la nieve se puede decir que está en nuestros genes. Realmente me siento muy cómodo allí, te diría que éste viaje fué como un regresar 'a casa' ...

El Guisante Verde Project dijo...

Gus!, si te tuviera al alcance de la mano te "tomaba prestado" el jersey!!, jajajja. Es genial. Me parece el lugar ideal para escapar durante el invierno. No lo conocía, y aunque señales que viven casi exclusivamente del turismo, me gusta que le des, como siempre haces, un enfoque humano, particular, que nos hacen creer en lugares únicos.

un abrazo!

Roberto

Ignacio Santana dijo...

Las fotografías de tus últimas entradas me tienen totalmente absorto...qué maravilla!!!

Muchas gracias, una vez más, por compartir con nosotros tus viajes, tus magistrales comentarios y...tus fotos!!!

Un gran abrazo, amigo!!! ;)

Johnny dijo...

Otro bonito pueblo centro-europeo con paisajes de fantasía y lugares encantadores para perderse.
Una abrazo

Alberto dijo...

pero que bonito el relato , las fotos, y la info, muchas gracias por compartir
feliz semana y a seguir compartiendo

Abi E. dijo...

Hola Gus, desde luego no debes perderte el 90 cumpleños de la Oma Charlotte, porque ha de ser un acontecimiento de primer orden.
El Caballo "solitario" es una preciosidad.

Un abrazo

Japy dijo...

Ya decía yo que me sonaba Irdning y resulta que es por las concentraciones de pretemporada del Madrid. Precioso lugar que en invierno con la nieve seguro que ve realzada su belleza. Saludos.

Helena dijo...

Hola Gus, acabo de descubrir tu blog y me parecen muy interesantes las entradas que tienes.
Austria es un país al que le tengo muchas ganas, aunque leyendo entradas como esta me la acercas un poquitín.
Un saludo

GusPlanet dijo...

Roberto, amigo, muchísimas gracias por tus palabras tan sentidas. Me alegro que compartas mi entusiasmo y si quieres un 'jersey' como el mio (supongo que te refieres al 'sweter' de la portada), pues lo buscas en la casa de una tal Zara. Seguramente ella tiene otros como éste!

Ignacio: qué bueno que te sigan gustando las fotos de ésta serie. No pierdas 'sintonía' con el GUSPLANET, todavía quedan algunos paisajes y creo que hay un par que realmente son una auténtica maravilla ...

GusPlanet dijo...

Hola Johnny: gracias por tú visita y gracias por tus palabras!

Alberto: Bienvenido al Gusplanet! me alegro que te gusten las fotos. Buena semana para ti y aquí te espero ...

GusPlanet dijo...

Abi, amigo, espero poder estar en ésas fechas (además en pleno otoño se debe ver todo muy bonito, no?).
Sabes? la familia de la Oma Charlotte tienen una escuela de equitación y guarda de caballos. Además de organizar cabalgatas por la región. Realmente una granja muy bonita para visitar, con caballos que actúan como 'mascotas', increible, cada uno responde a su nombre, te les acercas y enseguida vienen a tú lado. Una maravilla! ... el de la foto que te gusta, se llama 'Papageno' en honor a un personaje de una ópera de Mozart, qué tal?

GusPlanet dijo...

Hola Japy, gracias también por tú visita. Realmente un lugar mágico, pienso que en cada estación debe tener su encanto, pero el invierno es, sin dudas, pura magia!

Helena: muchas gracias por tús comentarios y Bienvenida al Gusplanet!
Espero que te agraden algunos de mis otros reportajes, será un honor contar con tú presencia por éste espacio!