"Ser cosmopolita no significa ser indiferente a un país y ser sensible a otros. Significa la generosa ambición de ser sensibles a todos los países y todas las épocas. El deseo de eternidad, el deseo de ser muchos" JORGE LUIS BORGES

Click aquí para unirte al GusPlanet!

22 de febrero de 2011

Colmar y todo el encanto de Alsacia!




 Difícil de creer, visto la perenne calma que hechizan las calles de ésta magnífica ciudad medieval, que alguna vez fuera el escenario de terribles batallas y conquistas. 'Colmar' se sitúa en el corazón geográfico de 'Alsacia', y 'Alsacia' es una región del nordeste francés, fronteriza con 'Suiza' y 'Alemania', donde no hace mucho tiempo sus límites se diluían a través del curso sinuoso del majestuoso río Rin.

Éste carácter de bastión 'fronterizo' ha delineado desde siempre la naturaleza tan particular que denota Alsacia, ubicada en un eje central europeo: geográficamente podríamos decir que constituye una 'rotonda' de autopistas y caminos que desembocan en el corazón de Francia, con 'París' y la 'Ile de France' a la cabeza, en 'Bruselas' como 'Amsterdam', en las grandes ciudades del oeste alemán como 'Münich', 'Frankfurt' o 'Düserdorf' y en las bellas y sofisticadas ciudades suizas como 'Zürich' y 'Basilea'.


Parte importante de 'Alsacia' son sus límites naturales, como el ya citado río Rin que lo atraviesa de norte a sur, delimitando otras dos sub-regiones en la que se encuentra dividida políticamente hablando: el Alto y el Bajo Rin. Sin embargo son sus bosques ancestrales los que han marcado el ritmo de las estaciones y los quehaceres de su población. En su sección francesa los denominaremos 'Vosges', pero allí nomás, cruzando la frontera, nos encontraremos con la famosa 'Selva Negra' alemana y es aquí, precisamente, donde una vez más se confunde la historia.


Si bien desde tiempos pre-históricos savemos que los hombres se han acentado en la región de 'Alsacia', los primeros poblados establecidos datan de varios siglos antes de Cristo, y corresponden a los pueblos celtas y galos. Codiciados e invadidos por los romanos es entonces cuando podremos rastrear las primeras fundaciones que, como pueblos fortificados, remontan al pasado de los poblados modernos.
Claro, durante el declive del 'Imperio Romano de Occidente', algunas tribus 'bárbaras germanas' y hasta los feroces 'Hunos' que, con su comandante 'Atila' a la cabeza, llegaron y arrasaron con todo a su paso durante los primeros siglos de la Historia, cuando sólo pequeños pueblos aislados sobrevivieron a tremendos invasores.


Posteriormente tendremos la llegada de los primeros reinos franco-merovingios y una vez más la integración de 'Alsacia' al 'Sacro Imperio Romano Germánico' durante los albores de la 'Edad Media'. Fué sin embargo bajo el régimen de los 'Hausburgo' de 'Austria' que la región conoce un verdadero 'Renacimiento', debido al próspero comercio que se desarrollaba principalmente sobre las aguas del grandioso Rín.


Fué durante la guerra franco-prusiana concluida en 1870, que 'Alsacia' pasa a manos del 'Imperio Alemán' conformando junto a su vecina 'Lorena', el 'Territorio Imperial de Alsacia y Lorena' y permanecerá en manos alemanas hasta el fin de la 'Primera Guerra Mundial' en 1918, cuando los franceses toman poseción, una vez más, de éste vasto territorio. Sin embargo en pocas décadas arribará la terrible 'Segunda Guerra Mundial' y por ende la ocupación alemana. Bajo la dictadura nazi del 'III Reich', fueron abolidos todo símbolo que recordara a las culturas francesas y hasta fueron perseguidos todos aquellos que osaban hablar en los diferentes dialectos 'alsacianos' que durante siglos habrían constituido la cultura local.


Éste proceso de 'germanización' concluyó junto al rendimiento de las tropas alemanas el 23 de noviembre de 1944 cuando el general Leclerc junto a sus batallones, liberan la ciudad de 'Estrasburgo' y otros enclaves importantes de la región. La famosa 'Batalla de Alsacia', determinante en los sucesos claves de la 'Segunda Guerra Mundial', ofrecerá como resultado la destrucción de numerosos poblaciones alsacianas. Ciudades como 'Haguenau' y 'Colmar' fueron algunas de las más dañadas ...


Es por todo ello, por ofrecer 'Alsacia' una gran concentración de migraciones humanas desde los albores de la Historia y símbolo posterior de la 'reconciliación' franco-alemana, que se establece a 'Estrasburgo' (ver 'Estrasburgo, una ciudad en Navidad!) como 'la capital' de la Unión Europea asimilando las influencias e interacciones de las culturas germánica y francesa.



Y fué precisamente en 'Colmar' donde amanecimos aquella fría mañana del 2 de enero del corriente año.


'Colmar' nos deparó todos los encantos de la región de Alsacia, contenidos en sus barrios medievales, en sus plazas y monasterios. La arquitectura que prima aquí es la misma que viera la luz durante toda la Edad Media, y a pesar de la destrucción cassi masiva de su patrimonio durante la 'Segunda Guerra Mundial', muchas de sus casas, monumentos y edificios han sido restaurados conservando el valor simbólico de una arquitectura personal construida con usos funcionales y ornamentales tan característicos, algo que podemos observar en otras regiones fronterizas, como las ya citada Baviera en Alemania, o alpinas en Suiza y Austria.


Al encanto de recorrer y admirar el Viejo Colmar, nos depara la gran sorpresa de toparnos con una 'Pequeña Venecia', un barrio precioso y singular, construido enteramente sobre canales donde, desde la Edad Media, se comerciaba con el vino, uno de los productos característicos de la región y por lo que a Colmar se denomina la 'capital' del vino de Alsacia.

Precisamente es el vino de Alsacia uno de los motivos suficientes como para que bien valga nuestro desplazamiento a la región: un conjunto de valles, viñedos y poblaciones encantadoras que, junto a su historia y gastronomía, hacen de la reputación internacional de la región. Aquí nos toparemos con la 'Ruta del Vino de Alsacia', siendo Colmar uno de sus más importantes puntos de atracción.


Ésta 'Ruta del Vino' que abarca unos 170kms. nos permitirá atravesar siglos de historia, poblaciones autóctonas e intactas, con la posibilidad de visitar los viñedos, recorrer kms de cavas naturales, tomar cursos de degustación y sobre todo, observar de primera mano las tareas de la vida rural de ésta zona central de Europa.





  Colmar posee también el encanto de sus numerosos museos y festivales, de su arquitectura y sus ferias. Precisamente en época de Navidad y durante todo el mes de diciembre y primer fin de semana de enero, se desarrollan en todas sus plazas, los famosos 'Marché de Nöel' sumamente atractivos: mercados artesanales que reivalizan entre ellos y con sus vecinos europeos en ser los mejores de la región. Una ciudad completamente decorada e iluminada que cautivó nuestro espíritu. Aquí realmente la Navidad tiene su razón de ser. Con pequeños grupos corales que entonabam villancicos en algunas esquinas, la calma auténtica de nevadas constantes, el sabor de sus productos artesanales, el color de sus puestos, de sus locales vestidos con sus mejores galas para la ocación. 

Como leemos en la página oficial de turismo 'France Guide':
"La comida alsaciana es una de las más peculiares de Francia, pues combina recetas alemanas con formas y detalles puramente franceses.
Es conocida por especialidades tradicionales elaboradas, como el cocido baeckeoffe, las tartes flambées o flammekueche, el fleischnackas y en especial por la choucroute.
Hay que destacar la calidad de los productos del terruño alsaciano como sus vinos de denominación o sus cervezas, y otros de uso local, como las carnes de aves, el foie gras, los caracoles, coles y espárragos, la miel y la crema fresca, todos con clasificaciones de calidad del organismo oficial francés.
Otros productos de renombre local son las aguas naturales de las fuentes de los Vosgos. O los dulces tradicionales navideños como las galletas y bizcochos llamados brédalas o el pan de miel con especias, pain d’épice."


"Entre los vinos alsacianos destacan los blancos, fruto de las uvas de las variedades Riesling, Sylvaner o Gewürztraminer, protegidos con la 'AOC Crémant d'Alsace' (denominación de origen alsaciana). Entre los tintos el Pinot Noir. Por último, Alsacia es la mayor productora de cerveza de Francia. Entre las marcas comerciales que podremos degustar se encuentran Kronenbourg, Fischer , Météor y Kanterbräu."


Realmente Colmar y la región de Alsacia, su intensa historia, la belleza de sus paisajes y su noble arquitectura medieval, (sin contar sus vinos y su increíble gastronomía), contituyeron otra de mis gratas sorpresas, y no pude pensar en otra mejor forma que comenzar éste año tan particular, donde el invierno y la nieve han sido los verdaderos protagonistas de aquellas jornadas festivas.




Quelques Notes: estimados amigos, una vez más hemos 'saltado' de una región del Globo a otra. Luego de un 'impasse' en mi 'tierra de origen', hemos regresado a la belleza invernal del nordeste francés. Y como ustedes pueden observar, una vez más he sido cautivado por la historia y la pasión que me embarga cuando descubro éstos pueblos, que tienen un fuerte pasado y que han determinado un rol importante en el devenir de lo que hoy llamamos la 'Unión Europea'. Pues bien, parece ser que por aquí se sigue construyendo a diario el porvenir de gran parte de ésa unión de países, que nos guste o no, determinan nuestra vida cotidiana. Más allá del tamaño de la burocraica que, desde Estrasburgo, se irradia en la región, prefiero quedarme con el sabor de descubrir una región bendecida por sus paisajes, sus pueblos y ésa cultura del vino y el trabajo rural que desde los albores de la historia, siguen marcando el carácter de la gente local. Próxima y última parada invernal: el fabuloso 'Castillo de Haut-Koenigsbourg!'. Será hasta entonces ...

19 comentarios:

ANZAGA dijo...

... Qué buenos recuerdos Gus me trae Alsacia... Por allí pasé un veranito entero y me encantó.

abrazos viajeros.

CARLOS dijo...

Sensacional Gus, un precioso reportaje de un bello lugar, Alsacia, para repetir visitar y empaparme de todo lo que nos cuentas, las fotos son de cuento de hadas, hermosas. Mi felicitación por este reportaje. Saludos.

Mª Angeles y Jose dijo...

Que maravilla Gus!

Que decir de todo lo que nos cuentas...simplemente genial.

Esos reflejos me chiflan.

Besos

Abi E. dijo...

Hola Gus, no me extraña que te quedes prendado de este lugar, cuando he empezado a ver las primeras fotos pensé que me adentraba en los cuentos ambientados en la edad media. Sencillamente fantastico el lugar y con una historia detras a prueba de guerra mundial.

Un abrazo

fosi dijo...

El pueblo es precioso,aunque seguro que hay cosas que no volvierón a levantar.
Ruta del vino,eh!!,aqui tambien tenemos varias,asi cerca la de Cigales y la de Ribera del Duero con museo y todo en Peñafiel.
Otra vez que nos dejas alucinados.
Un abrazo.

José Carlos DS dijo...

Simplemente preciosa Alsacia, esas casas parecen casi de cuentos de hadas y encima usos reflejos en el río hacen que las fotos luzcan aún mejor.

Preciosa entrada Gus.

Saludos ;)

Maribel dijo...

Querido Gus,
he estado un rato dentro de un cuento maravilloso, lleno de casitas de chocolate y árboles de navidad, pero leyéndote detenidamente tengo que darte la enhorabuena de nuevo, ya que, recuerdas con tus delicadas palabras la historia que han vivido las gentes de esta región de la que hablas hoy, y con ello, creo que les rindes homenaje, es realmente de admirar que hayan podido hacer las paces después de vivir tantas disputas y guerras. Quizás son esos preciosos bosques, de los que hablas, los que ayudaron a perdonar ...

Me han encantado las fotos de los peluches.

Besos violetas querido amigo,
Maribel

Wiklimántica dijo...

Es un sitio precioso. Lo hemos visto en Madrileños por el Mundo también y nos gustó mucho.

Saludos desde Wiklimantica.com

CRISTINA dijo...

Efectivamente ha sido Alsacia un lugar clave para la historia por muchas razones.
También fue clave para los exiliados españoles de nuestra terrible Gerra Civil. Muchos fueron a parar a esa zona. Lamentablemente, una vez huidos de España, se encontraron con la Segunda Guerra Mundial y la invasión alemana que los llevó, bien como "rojos" españoles, bien como parte de la resistencia francesa, a los campos de concentración.
Es un lugar precioso, Alsacia. Lamentablemente trae tristes recuerdos.

Preciosas las fotos, como siempre, Gus.
Besosssssssssss

M.Eugenia dijo...

Gus, en cuanto he leido Alsacia me he acordado del vino, sin embargo he descubierto unos lugares medievales llenos de encanto y cuando ya se he había olvidado el vino vuelve a aparecer... que grande eres.
Besos

MTTJ dijo...

Hace tiempo que tengo muchas ganas de visitar Alsacia pero viendo estas fotos de cuento de hadas el interés por esa región ha aumentado.
Chulísimas fotos y un interesante relato.
Un abrazo

GusPlanet dijo...

Hola Anzaga: qué bueno que hayas pasado todo un verano en la región, seguramente la has descubierto muy bien. Personalmente espero también regresar un verano, porque me han quedado tantos sitios por recorrer!

Carlos: gracias amigo por tú mensaje. Efectivamente Alsacia es una región mágica, que vale descubrir una y mil veces.

¡Un abrazo para ustedes!

GusPlanet dijo...

Ma.Angeles-José: una vez más y nunca me cansaré de decirles, Muchas Gracias por su apoyo y simpatía ... Me encanta que ésos reflejos 'te chiflen'!

Abi, amigo, las vistas de Colmar son espectaculares, algunos barrios parecen realmente anclados en el tiempo y recorrerlos es vivenciar algo de todo ése ambiente medieval. Puro placer!

GusPlanet dijo...

Hey fosi: mi amigo, sé muy bien que uds en España tienen unas Rutas y unos vinos estupendos. Lo bueno es que podemos gozar de todas éstas magníficas regiones, como así también del 'savoir faire' de su gente!

Gracias José Carlos por tus palabras. Colmar es muy bella, y más en época de Navidad, cuando todos e´stos pueblos se transforman y adquieren una magia y atmósferas especiales!

GusPlanet dijo...

Maribel, mi Hada Violeta favorita: sabía que ésas imágenes te agradarían y sabía que entenderías muy bien. como tú dices, seguramente ésos bosques han operado para que la reconciliación de ésos pueblos tal vez sea definitiva ... No sabes cómo gozarías recorriendo ésas calles, ésos senderos. Espero que tús sueños violetas también te conduzcan hasta allí!

GusPlanet dijo...

Hola amigos de 'Wiklimántica': muchas gracias por su visita y palabras y Bienvenidos al Gusplanet!

Hola Cristina: Muchísimas gracias por tú recuerdo. Sabes? desde que vivo en Francia he aprendido mucho sobre la hsitoria de los refugiados españoles, sobre el éxodo de los pueblos vascos y catalanes durante las guerras, etc. Como tú lo mencionas, Alsacia fué una región de acogida de muchos de ésos refugiados, luego masacrados por la locura nazi ... realmente nunca olvidar!

GusPlanet dijo...

Ma.Eugenia: tú eres mi gente! JAJAJAJA Vino y gastronomía forman parte de mis viajes y de los mejores recuerdos allí donde vaya. Ya lo sabemos: uno de éstos dias nuestros caminos viajeros al fin se cruzarán! Será hasta entonces?

Muchas gracias Ma.Teresa por tú visita y palabras! Sabes? me tienes atrapado con tús relatos y viajes. Hemos coincidido en muchos sitios del interior de la bella Francia, así que espero que ahora tú te sientas 'inspirada' para seguir descubriendo otras magníficas regiones, como seguro Alsacia lo es!

El Guisante Verde Project dijo...

Gus!
Conozco (aunque no hemos estado) la historia de la Alsacia, pero leer tu post ha sido como realizar un viaje en el tiempo.
Alsacia ha recogido todo lo bueno que ha pasado por sus tierras, una historia convulsa y por ello mismo una historia de superación.

Por cierto, me encanta la Gewürztraminer, jajaja.

Saludos!
Roberto

el viajero impresionista dijo...

Hola Gus, otra lección de geografía e historia francesa (de paso descubriendo contigo lugares espectaculares). Saludos.