"Ser cosmopolita no significa ser indiferente a un país y ser sensible a otros. Significa la generosa ambición de ser sensibles a todos los países y todas las épocas. El deseo de eternidad, el deseo de ser muchos" JORGE LUIS BORGES

19 de abril de 2011

Rocamadour, un milagro inscripto en la piedra!

-
A simple vista podríamos decir que 'Rocamadour' es un pueblo medieval, enclavado en las alturas de las fallas del río Alzou y que se sitúa en el 'Parque Regional de Causses del Quercy', muy cerca del 'Valle de Dordogne'uno de mis sitios favoritos en el mundo!), departamento de 'Lot', en la región de los 'Pirineos Centrales' (Midi-Pirynnées). Pero 'Rocamadour' posee todo el áurea y magnificiencia de los pueblos de leyenda, aquellos nacidos a través de un milagro que continúa definiendo las creencias de millares de peregrinos que a través de los siglos se siguen sucediendo en sus torurados senderos de piedra. Aparentemente el sitio donde se sitúa el santuario de 'Nuestra Señora de Rocamadour', conocida por todos como 'el santuario de la Virgen Negra', fué habitado desde tiempos prehistóricos, como lo testimonian los numerosos hallazgos arqueológicos encontrados allí mismo, como en las numerosas y misteriosas cavernas esparcidas en ésta fructífera región. Se desconoce cuándo exactamente se comenzó con la veneración de 'Nuestra Señora de Rocamadour', pero un escrito papal de comienzos del siglo XII ya lo testimoniaba y una misteriosa campana situada sobre la cima del santuario y datada en el siglo V de nuestra era, nos donan una idea que ésa veneración es muy antigua, tal vez una de las más viejas de ésta parte del mundo que actualmente conocemos como Francia. Ésa peregrinación antigua y tradicional, tuvo su apogeo a partir del 1166 cuando, a raíz de una excavación en la roca, se encontró el cuerpo intacto de un ermita que, según la leyenda, se trataría de un personaje bíblico. El 'milagro' de ése hallazgo cautivó la atención de todos los pueblos vecinos y fué por ello que se comenzó a construir el santuario que hoy conocemos, famoso en su época en todos los reinos de Francia, España y Portugal. Muy pronto la fama adquirida por ése santuario, atrajo a los peregrinos que partían hacia Compostela, conviertiéndose 'Rocamadour' en un alto importante de ése Camino. Los prodigios muy pronto se sucedieron y así lo cuenta el famoso 'Libro de los Milagros' del siglo XII. Reyes como San Luis de Francia, Enrique II de Inglaterra y Alfonso III de Portugal, santos y peregrinos como Santo Domingo y San Antonio de Padua, heroínas nacionales como Juana de Arco, ministros reales, músicos y funcionarios, todos han pasado alguna vez por éste sitio sagrado, dejando su testimonio escrito o a través de presentes.
-
-
Tal vez las peregrinaciones más conmovedoras han sido la de los marinos y navegantes, ya que se decía que cuando se invocaba el nombre de la Virgen (en caso de posibles hundimientos o terribles tormentas en alta mar), se producía un tintineo de la famosa campana del siglo V y el 'milagro' del salvamiento era otorgado. Como testimonio de agradecimiento por ése don, los marinos debían asistir al santuario de
'Nuestra Señora de Rocamadour' y realizar el peregrinaje necesario. ¿Cómo conocemos hoy en día éstas historias? Gracias a las decenas de réplicas de embarcaciones resguardadas celosamente en el santuario de 'San Amador' (como se conoce a aquel famoso ermita) y en el santuario de la 'Virgen Negra' (como se conoce a aquella estatuilla del siglo XII, aunque algunos la datan mucho más antigua, realizada en roble y que con el avenir de los siglos se ha transformado en color 'negro'). El 'Camino del Peregrino' hacia el 'Santuario de Nuestra Señora de Rocamadour' se sigue realizando cada año, sólo interrumpido durante la 'Guerra de los Cien Años' que enfrentó a los católicos partidiarios del rey de Francia y a aquellos protestantes, partidiarios a su vez del rey de Inglaterra. La etapa iconoclasta de mercenarios protestantes en el año 1562 saqueó el pueblo una vez más. La 'Revolución' francesa del siglo XVIII no cambió aquel estado de ruina. En el siglo XIX el santuario fue restaurado completamente y se salvó de la demolición total. Debemos reconocer que a finales de la Edad Media, la Iglesia ayudó enormemente en la difusión de ésos peregrinajes: a las personas que recibieran los sacramentos de la penitencia y de la comunión en Rocamadour, se le adjudicaría a perpetuidad las 'indulgencias plenarias'. Actualmente el día 'más popular' entre los cristianos, para obtener ésas 'indulgencias', es el 24 de junio, día de San Juan Bautista, fecha que coincide con el Corpus Christi y desde la restauración del santuario (en el siglo XIX), la semana mariana de septiembre es una cita muy especial para los cristianos de las comarcas vecinas.
-
-
Personalmente me fascinan éstas antiguas leyendas. Siguen generando manifestaciones de fé grandiosas en todo el mundo. Pienso que cada pueblo ha aportado un poco a la difusión de las mismas, y que con el devenir de los siglos y las costumbres, ésas leyendas se han transformado en 'verdades absolutas' para los creyentes. Y está muy bien que así sea, ya que todos los pueblos tienen la necesidad de una fé y una creencia en sus propias leyendas. El único problema es cuando éstos pueblos tratan de imponer a otros 'su verdad', es allí cuando se produce el disfuncionamiento de las religiones, ésa mezcla de ritos paganos o sagrados, pero que desde los albores de la humanidad han acompañado el devenir de las diferentes civilizaciones que viven o han vivido sobre la faz de la tierra.
-
-
En cuanto a
'Rocamadour', amigo viajero o peregrino moderno, jamás dudéis en acercaros por allí: convergeremos frente a una maravilla arquitectónica, una sucesión de santuarios, pequeñas o grandes iglesias, casas, comercios, algunos hospedajes, todos tallados en la piedra, como desafiando la fuerza de gravedad. Las vistas son grandiosas, las colinas y bosques circundantes han sido testigos de ésos milagros y para aquellos que sepan percibir el murmullo de ésos bosques, le será otorgado el bien de conocer que, más allá de las creencias de los hombres, existe el milagro de la Naturaleza, ése que desde siempre nos susurra y que se encuentra al alcance de las almas más sensibles ... por todo ello: ¡Amén! / אמן Amen / آمين Āmīn
-
-
Quelques Notes: Amigos peregrinos, no os perdáis el siguiente video, elaborado por la 'Oficina de Turismo de los Grandes Parajes de los Pirineos Centrales', llamado simplemente 'Rocamadour', constituyen dos minutos de puro placer visual y sonoro. En otro contexto, ¿qué sería de mí sin la degustación de las delicias del terruño local? Es por ello que en Rocamadour podremos deleitarnos con algunas exquisiteces muy propias de la región. ¿Qué tal ése queso de cabra llamado 'Rocamadour AOC'? el cual se encuentra en 'apelación de origen' y que se fabrica aquí desde ... el siglo XV!. O ¿por qué no? aquellos 'corderos de Quercy', criados en las pasturas vecinas desde tiempos inmemoriales y que han obtenido el prestigioso 'Label Rouge', una denominación que 'bendice' las mejores carnes del país y que se utilizan en la Alta Gastronomía francesa. Como también se utilizan aquellos sacrificados 'patos de Dordogne', criados con los más nobles productos de la tierra, se obtiene una carne riquísima para la elaboración de todo tipo de platillos y conservas y para aquel famoso plato que dá renombre internacional a la región: el famoso 'foie gras'. Mucha gente visita ésta zona acercándose a las granjas locales que abren sus puertas no sólo para presenciar la crianza de éstas aves, también nos comparten el milenario secreto de la elaboración de ésos productos, recetas transmitidas de generación en generación. Sin olvidar que los artesanos locales se baten para que no desaparezca de las mesas el sabroso 'pan Croustilot', un pan regional que se elabora con productos auténticos y que posee una textura especial, rústica y noble. Es lo que nosotros llamaríamos 'el viejo pan de campo', que saciara el apetito de generaciones. Otro producto, reputado en ésta zona del sudoeste francés, son sus nueces y aunque su utilización conocida más antigua se remonta al siglo X, fué en el año 2002 que han obtenido la consigna de AOC, 'Apelación de Origen Controlado' y que gracias a la cooperativa de productores del Valle de la Dordoña, podremos degustar mediante 'La Ruta de las Nueces', . ¿Y qué tal si acompañamos algunos de los platillos elaborados a base de éstos productos de excelencia, con un buen vino local? ... y aunque nos parezca increíble, es muy reciente la elaboración profesional de éstos vinos. La 'Cooperativa de Viñedos de Rocamadour' nace en el 2006, marcando el regreso de los vinos de Rocamadour al plano comercial. Denominados 'L'Amadour', éstos vinos los podremos degustar en su versión 'rouge' y 'rosé'. En cuanto a los amantes del senderismo y las peregrinaciones, sepamos que podremos emprender numerosos caminos, dependiendo del tiempo que podramos dedicarles a los mismos, pero que sin dudas, partiendo o llegando a Rocamadour, constituyen una excelente razón para descubrir otros secretos de la región. Personalmente he visitado las 'Gouffre de Padirac', un descenso en las entrañas de la tierra que nos quita el aliento. Una visita que se realiza en canoa, navegando misteriosos lagos y que ha sido una de las grandes experiencias de mi vida como viajero. No poseo fotos de la misma, porque no se permite tomar imágenes, pero pueden visitar 'virtualmente' éste sitio INCREIBLE acercándose a su página web presionando aquí ... En nuestro próximo reportaje conoceremos nada menos que el 'Castillo de Castelnaud', otra recreación fidedigna de una fortaleza medieval, sus maquinarias de guerra en tamaño natural y todo lo que tiene que ver con la vida cotidiana en aquellos tiempos algo turbulentos... Después, no me digan que no les avisé!

15 comentarios:

Luis G. dijo...

Y vaya milagro que nos pones hoy, amigo Gus. Que espectáculo, que maravilla de pueblo medievalcolgado de las rocas. Me iría ya a conocer Rocamadour. Tu texto atrae mucho, tus imagenes también y el vídeo es una pasada. Todo tu reportaje resplandece y nos engalana de conocimientos de esa hermosa región, repleta de bellezas para estar.... ¡mucho tiempo!

Un fuerte abrazo,

Luis.

kai51 dijo...

Que reportaje nos traes hoy, impecable,tanto las fotos, como tu escrito sobre Rocamadour, que yo creo que son para meternos en ganas de visitar tan hermoso lugar.
Un saludo

Bleid dijo...

Me encanta Gus, un sitio al que quiero ir, parece que el tiempo no haya pasado

un abrazo

Viajesdeprimera dijo...

Trés jolie Gus!

Abi E. dijo...

Hola Gus, hay que ver que lugar mas "enrocado", jejeje.
El repotaje es impecable en todos los aspectos, tanto por las fotos como por los datos con todo lujo de detalle.
¡Ah! y el video que recomiendas, una delicia con esas imagenes aereas.

Un abrazo

GUSPLANET dijo...

Hola Luis: yo sabía que te iba a gustar especialmente éste reportaje. Claro, Rocamadour, como todo éste rincón del sudoeste francés, esconden ésas leyendas ancestrales de lo que está revestido el ADN de ésos pobladores...

Kai, muchísimas gracias por tus palabras, una vez más diré que ésta zona me inspira muchísimo!

GUSPLANET dijo...

Bleid, amigo, tienes que armar ése viaje. Verás que, partiendo desde tú Barcelona, pasarás por pueblos maravillosos, impregnados de todo el 'savoir faire' de su gente!

Viajesdeprimera: Merci beaucoup et a trés bientôt!

Gracias Abi, tú siempre tan amable!
Sinceramente éste video, como todos los de la Of. de Turismo de los Grandes Parajes, los he visto decenas de veces. Las vistas son espectaculares, la edición impecable y la música perfecta: invitan a que uno se sumerja en todos ésos fantásticos pueblos!

fosi dijo...

Menuda maravilla,debe ser una gozada pasear por sus calles y como no,picar algo en algun bar.
Un abrazo.

Johnny dijo...

Hola Gus, realmente estas fortalezas del sur de Francia te trasladan a los misterios de esa orden religiosa tan enigmática de la que tanto se ha escrito.
Un abrazo

ANZAGA dijo...

Buenas Gus, Acabo de pasar unos dias en la Vendée y vengo encantado. Me apunto Rocamadour para un nuevo destino.abrazos.

GUSPLANET dijo...

Hey Fosi, amigo, tú eres 'de los mios': no me imagino una visita sin probar un bocadillo en algún bar o resto local JAJAJAJA Siempre la jornada será diferente, no? Claro, pero ése bocadillo hay que acompañarlo y he allí cuando todo ... se mejora aún más!

Johnny, gracias por tú visita y realmente éstos pueblos fortificados tienen un encanto muy especial!

Hola Ánzaga: La Vendée? pero que buenoooooooo, me imagino o es mi deseo, que te haya tocado muy buen clima, como el que gozamos en Paris desde hace una semana... ya sabes, la próxima debes acercarte al Sudoeste, estoy persuadido que tampoco te defraudaremos!

cirita dijo...

Qué lugar tan hermoso!!!!, pero lo que más me impresiona es la belleza de esa virgen que parece etíope...
y, mirá vos, que yo no sabía de este lugar, pero siempre adoré su nombre, porque ( vos lo sabés bién) llena las líneas del capítulo 32 de Rayuela:

...Rocamadour, me equivoco, porque a lo mejor soy mala o estoy enferma o un poco idiota, no mucho, un poco pero eso es terrible, la sola idea me da cólicos, tengo completamente metidos para adentro los dedos de los pies, voy a reventar los zapatos si no me los saco, y te quiero tanto, Rocamadour, bebé Rocamadour, dientecito de ajo, te quiero tanto, nariz de azúcar, arbolito, caballito de juguete.

me encanto tu entrada,
un abrazote grande
Cirita

Fran dijo...

Precioso lugar Gus. Me está encantando conocer la zona de tu mano. Y sobre la gastronomía estamos de acuerdo en que hay que deleitarse con la cocina local de cada lugar. ¡Eso en mis viajes es imprescindible!. Por cierto, acabo de regresar de Lisboa y me ha encantado. Eso sí, una ciudad dura para viajar con niños. He fortalecido mi piernas de lo lindo.
Un abrazo y espero tus siguientes entradas.

M.Eugenia dijo...

Me entusiasma toda la historia del lugar y todo lo que ocurrió con la virgen, los barcos, la campana.....
En cuanto al sitio, espectacular, como bien dices desafiando la gravedad y para rematar se puede degustar delicioso foie, eres un autentico lujo.
Saludos

El Guisante Verde Project dijo...

Una experiencia del medievo que no quiero terminar, Gus! Sensacional serie, y una vez más, esa gran mezcla que haces de historia, etnografía, paisaje, y gastronomía! Que más se puede pedir.
(Ir, claro!!)

Un abrazo!


Roberto
El Guisante Verde Project