"Ser cosmopolita no significa ser indiferente a un país y ser sensible a otros. Significa la generosa ambición de ser sensibles a todos los países y todas las épocas. El deseo de eternidad, el deseo de ser muchos" JORGE LUIS BORGES

24 de mayo de 2011

De cómo perder una mañana en el 'Centro Pompidou' de Paris

"Nada hay, en realidad, más peligroso para el joven artista que una concepción cualquiera de la belleza ideal; se ve constantemente arrastrado por ella, ya sea hacia una lindeza desmayada o hacia una abstracción muerta; por eso no debéis, para alcanzar el ideal, despojarlo de su vitalidad, Debéis hallarlo en la vida y re-crearlo en el arte". Oscar Wilde
"Recordad que, si sois fielmente un artista, no seréis el portavoz de un siglo, sino el dueño de la eternidad". Oscar Wilde
"Sin embargo, no esperaréis que se os conteste con una paradoja. ¿Cuáles son las relaciones del artista con el mundo exterior, y cuál es el resultado que para vosotros representa la pérdida de un ambiente magnífico? Es esta una de las más importantes cuestiones del arte moderno; no hay punto sobre el que insista tanto Ruskin como sobre la decadencia del arte originada por la decadencia de las cosas bellas; y que cuando el artista no puede nutrir su mirada de belleza, la belleza se aleja de su trabajo". Oscar Wilde
-
Cuando leo un artículo de cualquier interés simpre me atraen aquellos escritores 'profesionales' o 'amateurs' que definen su opinión frente a lo que escriben, que se involucran con lo que escriben, que nos otorgan una mirada diferente a éso que describen y es así como intento, no sé en realidad si lo logro, transmitir mis opiniones en éste mundo virtual de las bitácoras personales: finalmente, luego de varias indecisiones, he tomado coraje y visitado el famosísimo 'Centro Nacional de Arte y Cultura Georges Pompidou' de París... Como he comentado en algunas ocasiones, sinceramente me negaba a entrar en semejante sitio, viviendo a tan sólo diez minutos de allí y pasaje obligado en mi camino cotidiano, realmente no le encontraba interés alguno para detenerme y recorrerlo. Hace unos cuántos años, desde que comencé a viajar asiduamente, recorrer museos y centros de arte moderno era una de las atracciones que movilizaban mis viajes: recuerdo muy bien cuándo conocí los 'Museos Gugenheim' diseminados en algunas ciudades del mundo (Nueva York, Bilbao, Berlin, Venecia... ésas franquisias de mercaderes 'ultrasofisticados' del arte...) y pensaba que conocer éstos sitios personalmente enriquecerían mi vida. Sin embargo, con los años y las experiencias, fuí comprendiendo que el arte moderno, en la casi totalidad de su expresión, no es más que la materialización del ego de muchos 'artistas' seducidos por algunos 'marchands' y galeristas, que señalan según los vaivenes del mercado y las bolsas de valores, quién será la gran estrella y quiénes quedarán relegados al anonimato internacional. Cuando el talento y las oportunidades casi nunca van de la mano. Así, creo que el 'arte moderno' se ha convertido en la excusa de ésos vaivenes del mercado para atraer a las masas a ésos increíbles edificios cuyas máscaras son espectaculares (Gugenheim de Bilbao y New York City, Tate Modern de Londres, Centro Pompidou de París, etc.), pero cuyo contenido en realidad nadie 'comprende'. Así, en una ciudad como París, tal vez uno de los centros de arte más encumbrados del Planeta, observamos que se suceden exposiciones de artistas modernos cuyo tamaño de sus egos (pensando en gente como Damien Hirsch, Jeff Koons, Anish Kapoor, Richard Serra, Christian Boltanski y tantos otros 'monstruos sagrados'), van de la mano con el tamaño de sus billeteras y ésto es así porque desde ciertos círculos cerrados y elitistas, deciden que así sea. Relegando al ostracismo, a gente en quien realmente merecería la pena que fijemos nuestra atención.
-
Éstas 'obras' de arte es algo de lo que nos podremos encontrar por allí!
¡Qué maravilla: ¿qué 'artista superior' pudo imaginar ésto?!
-
Escribo éstas líneas como cierta introducción del por qué pienso que todo ése mundillo del arte moderno (como lo mismo pasa en el ambiente de la moda), es un caldera donde se cuecen las hogueras y vanidades de unos pocos que luego repercuten en millones: en el pasado he asistido a aperturas de exposiciones, he conversado con algunos artistas más o menos conocidos (o que aspiraban a serlo), he participado en algunos eventos de moda (trabajando como parte de la organización de ésos eventos), y creo que por ello me permito pensar que aquello constituye un mundillo artificial que nada tiene que ver con la gente que trabaja sincera, honesta, amable, humilde y laboriosamente y que constituyen el verdadero sentir de los artistas con los 'pies en la tierra' o de la gente que a veces pagamos entradas carísimas a ésos museos y galerías o leemos artículos de 'críticos de arte' que nos tratan de explicar ( ...y vender!) lo inexplicable, lo que nada tiene que ver con lo que le dió sentido primigenio al ser humano cuando elaboró la idea de que nos podíamos expresar a através de ése concepto abstracto, amplio, fabuloso, que llamamos 'arte'. Así fué como una mañana de mayo del 2011 pagué una entrada de 12 euros para por fin penetrar en una de las catedrales internacionales desde donde se cuece ése arte moderno: el 'Centro Pompidou' de París. El 'Centre national d'art et de culture Georges Pompidou' nació de la idea del antiguo presidente de la república, Georges Pompidou, para revalorizar una de las zonas más antiguas (el 'Beaubourg') que entonces se encontraba en su casi total decadencia. Desde su creación, el 'Centro Pompidou' se dedica a la creación actual, en todas sus formas: artes plásticas, arquitectura, diseño, actuaciones en directo, cine, etc. Situado en el corazón de París y abierto al público en 1977, reúne uno de los mayores museos de arte contemporáneo de Europa, una importante biblioteca de lectura pública, salas de espectáculos, salas de cine y un instituto de investigación y de creación musical. Prestigiosas exposiciones y actos demuestran su vocación interdisciplinaria. Los arquitectos Renzo Piano y Richard Rogers han diseñado el Centre Pompidou, un edificio emblemático que ha causado una gran polémica desde el momento de su apertura a mediados de los años '70. De 166 metros de largo, 60 metros de ancho y 42 metros de alto, ofrece 5 espaciosas plantas de 7500m2 cada una. Los conductos técnicos, situados en el exterior, están revestidos en diferentes colores: azul para el aire, verde para el agua, amarillo para la electricidad, rojo para los ascensores. Asimismo el 'Musée national d'art moderne', contenido en el 'Centre Pompidou', es el único museo del mundo que ofrece una visión del conjunto de la creación desde comienzos del siglo XX hasta nuestros dias, en un recorrido de 1300 obras, pertenecientes a las artes plásticas, la arquitectura y el diseño, la fotografía y los nuevos medios. El nivel 5 está dedicado al arte moderno, desde comienzos del siglo XX y hasta 1960, resaltando los fondos 'monográficos' (Matisse, Picasso, Braque, Kandinsky, Miró, Léger, Giacometti, Pollock). El nivel 4 incluye el arte contemporáneo, desde 1960 hasta la actualidad: el 'arte minimalista', el 'arte conceptual', el 'anti-forma', las 'prácticas pictóricas en las imágenes reproductibles', el diseño y la arquitectura.
-
-
En 'Centro Pompidou' comprende una biblioteca llamada 'BPI, Biblioteca pública de información' que abarca todos los campos del conocimiento. Gratuita, abierta a todo el público, de acceso libre y directo, propone más de 370000 documentos multimedia: impresos, audio, cinematográficos, , Cds, laboratorio de idiomas, acceso a internet, a programas informáticos, etc. Otro organismo que funciona dentro del complejo del 'Centro Pompidou', es el 'Ircam, Instituto de búsqueda y de coordinación acústico-musical', un laboratorio donde tanto científicos como músicos, procedentes del mundo entero, desarrollan nuevas tecnologías al servicio de la creación musical, junto con conferencias, talleres para jóvenes y adultos y una mediateca. El 'Centro Pompidou' contiene librerías, tiendas de souvenirs, un restaurante panorámico super caro ( ...para las élites del arte!) y una oficina de correos.
Hace un año exactamente han abierto la primera 'franquicia' del Centro Pompidou: se trata del 'Centro Pompidou-Metz', situado en ésta ciudad de la región de Lorraine, en el nordeste de Francia. Con un impresionante y vanguardista edificio (muchísimo más agradable que el de París!), desde su apertura ha significado un éxito rotundo tanto para el organismo como para la ciudad. Seguramente éste tipo de 'museos-franquicias' se extenderán por el mundo, ya que está previsto para éste año o el próximo, la apertura de la primera 'sucursal' del 'Museo del Louvre' en el mundo. Se trata de un mega proyecto de polo cultural construido (como no podía ser de otra manera) en el Emirato Árabe de Abu Dabi. Junto al Louvre se ubicarán franquicias del Gugenheim, de la Tate Modern de Londres y seguramente algunas más: ¡Larga vida al arte moderno y al mercado internacional (...o lavado de dinero?) que lo sostiene!
-
Algunas vistas de Paris desde diferentes niveles del Centro Pompidou.
Ésta es una vista algo 'diferente' de la Torre Eiffel...
-
Quelques Notes: En realidad, la razón que me sedujo para visitar el 'Centro Pompidou' fué la idea de ver personalmente una muestra del escultor francés Jean-Michel Othoniel, famoso en la ciudad por ser el creador de la 'corona' que se encuentra en la entrada de la estación de metro 'Palais-Royal / Musée du Louvre'. Había leído que JM Othoniel trabaja en su atelier conjuntamente con artesanos del vidrio de la famosa 'Isla de Murano' en Venecia y por lo tanto su obra me pareció interesante. Sin embargo la muestra del 'Centro Pompiduo' comienza con unas indescriptibles bolas de poliuretano pegadas en una pared (algunas se parecen a senos femeninos) y luego de atravesar ésto se accede finalmente a otra galería donde exhibían las esculturas que me importaban: bolas de cristal de murano, muy coloridas, que representaban 'collares' o simples objetos y fué en ése momento que lamenté no tener la costumbre de armar un 'arbol de Navidad' cada año. Realmente ésas bolas hubieran quedado muy bien, sobre todo si ése árbol es un pino real en nuestro jardín! Como no permiten tomar fotografías en éste tipo de muestras, las imágenes que acompaño debajo las he encontrado en internet. En realidad ésta galería compuesta de piezas elaboradas en cristal me ha encantado, sobre todo porque varias veces éstas obras han sido enseñadas en parques públicos y creo que ése es un buen sitio para exhibir éste tipo de obra contemporánea. -
Literalmente nos venden bolas y espejitos de colores!
Entrada del Metro de París 'Palais Royal-Musée du Louvre' (ubicada frente a la 'Comedie Française'):
"Pero en cuanto a la idea general de la primera parte de ese delicioso trozo de prosa, ¿será realmente cierto que un bello ambiente resulte necesario para el artista? No lo creo; estoy seguro de que no. En realidad, para mi, la cosa menos artística en nuestro siglo no es la indiferencia del público por las cosas bellas, sino la indiferencia del artista por las cosas llamadas feas. Pues para el verdadera artista nada es feo o bello por sí mismo. Él no tiene que ver con los hechos del objeto, sino solo con su apariencia, y esta es cuestión de luz y de sombra, de posición y de valores." Oscar Wilde

21 comentarios:

Bleid dijo...

Un lugar fantastico donde el arte cobra vida dentro de una ciudad como Paris donde la ciudad ya es arte...
buena entrada la que nos traes Gus, mostrandonos un recinto espectacular
un abrazo

gloria dijo...

Una sonrisa iba apareciendo en mi cara mientras avanzaba por tu interesante texto y tu meditación sobre el arte moderno y los artistas contemporáneos, sonrisa y aprobación, claro está. Aunque una somera aproximación al asunto podría llevar mucho, mucho tiempo, te acercas con muy buen tino.
Confieso que nunca he entrado en el Pompidou, me he acercado, me he sentado a ver alguna que otra actuación callejera y me he dado la vuelta tan campante.
Mis felicitaciones por este estupendo post.

Abilio Estefanía dijo...

Hola Gus, sigo sin entender que no dejen hacer fotografias en estos lugares, teniendo un minimo de precaución como puede ser el uso del flash.
El edificio por fuera mas bien parece una nave sin terminar en la que se ven los entresijos de la obra.
El arte moderno éste no te creas que me gusta mucho, debe de ser que ya soy viejillo y claro...
Recuerdo una vez en un museo de arte moderno que habia en una estancia una carretilla, con unos utensilios de trabajo, una escalera apoyada en la pared y un saco de cemento derramado por el suelo y un par de personas que se lo miraban por un lado y por el otro pensando en que podria ser, aquella obra y en lo que representaba.
En ésto llegaron un par de operarios con buzo de trabajo y se lo llevaron todo, quedandose los "entendidos" con cara de poker.
(este chiste me lo contaron hace ya algunos años)

Un abrazo

Mª Angeles y Jose dijo...

El edificio es fantastico y por lo que veo la exposicion que guarda tambien es sorprende y me gusta muchisimo.

Besos

Luis G. dijo...

Otro lugar extraordinario nos enseñas, amigo Gus. Y tanto que nos transmites interés en tus visitas. Mucho. Y gozo leyéndote y viendo el desfile hermoso de tus imagenes. Vaya atracción. El arte me entusiasma. Y parece que me he movido por esos espacios sagrados, llenos de horas de trabajo, de técnica y mágica habilidad.

Un fuerte abrazo,

Luisa.

M.Eugenia dijo...

A media que avanzaba mi lectura me sentía mas identificada con lo que cuentas.
Yo personalmente no entiendo de arte, mis parámetros son me gusta o no me gusta y esto sinceramente me parece una mamarrachada que solo se me ocurre pensar y penguntar al artista, ¿ Me estás tomendo el pelo o te estás riendo de mi?.
El sumum de todo esto lo vi la feria Arco de arte contemporáneo den Madrid. Un liezo virgen, sin nada, colgado en la pared con una firma y valía la friolera de 20.000 euros.Sinceramente no me acuerdo de quien era porque lo único que pensés es vaya jeta tiene este tío. Lo peor es que seguro que algún snob lo compró.
Por cierto he estado dos veces en Paris y no he entrado en el centtro Pompidu, seguro que hay una tercera y seguro que tampoco entro.
..... De la coronita ... sin palabras, mezcla de mundo Barbie con Princesas Disney.

Un besazo

CRISTINA dijo...

Estoy de acuerdo contigo en lo de ese "arte" que a mí personalmente ya me empieza a tocar las narices, por no decir otra cosa. Además, hasta hace unos años era simplemente feo (digamos Tapiès...ohhhh...qué pecado, hablar mal de Tapiès), pero es que después pasó a ser directamente desagradable. Ese "arte" que expone animales muertos, disecados, con sus vísceras, o esas exposiciones de basura....bufffff

Sin embargo, también es cierto que a veces hay obras excepcionales, que las miras y te gustan, así, sin más, que te llegan de una u otra manera y que además destacan honestamente entre tanta bazofia.

Por otra parte, a veces, en los museos, lo que más vale la pena es el edificio en sí. No recuerdo lo que he visto en el Gugenheim de Bilbao, por ejemplo, pero no puedo olvidar esa maravillosa estructura, por dentro y por fuera que es el propio museo. Y el Pompidou, como edificio, sé que tiene muchos detractores. A mí....¡¡¡me encanta!!!

Besossssssssss

fosi dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo,son esos "gurus del arte" los que deciden,al igual que los hay en la moda.La zona de las esculturas en el estanque tiene buena pinta.
Un abrazo.

GUSPLANET dijo...

Ahhhhhhh mi amigo Bleid!
No sé por qué pero me huele que no has leído mi nota JAJAJAJA o tal vez conoces el Centro y te gusta tanto, porque personalmente (y lo escribo aquí), éste sitio y todo lo que contiene no me gusta para nada, en fin...

Hola Gloria,(infinita!): sinceramente GRACIAS por haberte tomado la molestia de leer mi texto. Como tú dices, el debate sería muy largo y cada uno podremos tener ideas diferentes al respecto, pero creo que a veces los 'críticos de arte' y los medios que se dedican a escribir sobre ello, nos tratan de meter la idea que algo es 'maravilloso' porque tal o tal 'artista' lo concibió, cuando la mayoría de las 'obras' son engendros horribles y nadie, en su santo juicio, las puede 'comprender' o les puede 'movilizar' en su espíritu... (Sabes? la entrada al Pompidou es cara y 'entre nosotros', no te pierdas nada!).

GUSPLANET dijo...

Abi, pues amigo no hay nada que 'entender'. Lo que realmente me molesta es la 'confusión' general que existe al respecto y el inmensamente rico mercado que se mueve alrededor de ésto...
Sabes? tú chiste tiene mucho de veraz: como he escrito, vivo en un barrio (Le Marais) donde abundan las galerías de arte. Sólo en mi edificio tengo dos galerias y un estudio de arquitectura... así que lo veo 'a diario'. Hace unos meses en una de éstas galerías exhibían como arte precisamente nuestras viejas herramientas de carpintería. Ojo, yo creo que son una obra de arte por el uso que le dan los carpinteros, pero de ahí a exhibirlas como objetos preciosos que cuestan miles de euros... en otra galería exhibían ésos juguetes de plástico que los niños suelen utilizar en las playas, junto a globos con forma de perritos: todo 'firmado' por el gran 'Jeff Koons'. Realmente cuando ves ése mundillo cómo observan con deleite ésas piezas, sientes que estamos todos locos!

GUSPLANET dijo...

Ma.Angeles: bueno, al menos una vez amiga, no coincidimos para nada!

Luis, amigo, me estás 'hablando' en serio? JAJAJAJAJA como le comento a Ma.Angeles, al menos ésta vez no coincidimos en nuestras apreciaciones. Por las dudas lo repito: no me gusta el Centro Pompidou y mucho menos su 'valiosa' colección!

GUSPLANET dijo...

Ma.Eugenia: he gozado leyéndote y creo que coincido contigo cuando veo éstas 'obras' y pienso que nos están tomando el pelo... Luego también pienso: ¿cómo puedo perder tiempo con éstos mamarrachos?... y el tema del 'esnobismo' acompañando la 'moda' y el 'arte' modernos es algo que tampoco comprendo...

Cristina, pienso lo mismo amiga: hay piezas que valen la pena, y cuando encuentran 'su lugar' parecería que cobran otra dimensión. Por ejemplo me divierta la obra de la escultora 'Niki de Saint-Phalle' (autora, entre muchas otras piezas) de la fuente 'Stravinsky' situada frente al Centro Pompidou. Y me encanta la colección de la 'Fundación Maeght' en Saint-Paul-de-Vence. Obras diseminadas en los jardines de la Fundación, creo que allí éstas piezas cobran otra dimensión, otro 'regard' como dicen los franceses...

Fosi, exactamente, es la 'globalización' del gusto, del pensamiento, de lo que 'debemos' consumir (arte, ciudades, museos, tecnología, 'vuelos baratos', cadenas hoteleras, películas 'tanque', etc.) y creo que debemos tratar de luchar contra ésa idea nefasta de dirigir nuestras ideas...

Juliet dijo...

Muchas gracias por contestar a mi propuesta!!:)
siento que sea negativa, pero obviamente son puntos de vista!:) igualmente seguire trasportandome a Paris leyendo tu blog!jejej
si cuando veas la primera entrevista te animas a dar tu punto de vista, seria un placer!:)

Un besito enorme!
pd: QUE FOTOS TAN ALUCINANTES! paris es una ciudad muy especial!

Olga Ricci dijo...

Coincido con tu manera de decirlo...Todo ese circuito comercial-económico que rodea al arte contemporáneo no hace más que alejarlo del verdadero arte, del que emana tal vez de manera más sencilla de lo más profundo de cada artista... del que al verlo, conmueve y te llega al alma.
No pasa así, lamentablemente, en muestras donde el ego, el poder, el dinero empaña la visión.
Un gusto leerte Gus... y de tu mano conocer lugarles...
Besos patagónicos!

Olga Ricci dijo...

:) de nuevo...jajajaaaa...acabo de leer los comentarios y tus respuestas!
Gus, no me queda otra que felicitarte...pues no muchos dicen así de simple, lo que piensan y tu lo has hecho de manera tajante y profunda...me encantó!!!!!
Besos, de nuevo.

el viajero impresionista dijo...

...siempre quedarán las vistas (a 12 € la entrada)tomándose un café desde el restaurante.

Alfonso. dijo...

Hola Gus, he visitado un par de veces el Centro Pompidou y, como centro cultural, me parece interesante, pero en lo del "arte moderno" parece que coincidimos. No termino yo de entrar en esa moda; supongo que, como Abi, ya soy algo mayor. Tus comentarios son muy acertados. Un cordial saludo,

Maribel dijo...

Querido amigo,

me ha encantado tu crítica, comparto contigo mi desagrado por el "arte moderno", sobretodo por el, como comentas tú, el que es sólo de los oportunistas y no de la verdadera gente que sí hace arte de verdad.

Creo sinceramente que nuestros nietos se quedarán únicamente con los edificios fabulosos de este nuestro "arte moderno".


Un beso violeta,
Maribel

GUSPLANET dijo...

Gracias Juliet por tú buena onda! Sabes? la verdad que leyendo algunos de mis relatos sabrás que tengo una visión algo particular del mundo de los viajes y considero a las ciudades como un universo donde debemos mirar ésos detalles que las hacen tan fascinantes... por éso Paris, desde mi punto de vista, está muy lejos del 'glamour' o de los paseos típicos que ofrecen en el mercado... en fin!

Olga, amiga patagónica, muchas gracias por tus palabras, tan amenas y cordiales... Así es, lamento que el mundo tan mercantil en el que vivimos, quiera fagositar todo lo que lo rodea, confundiéndonos sobre lo que es realmente importante...

GUSPLANET dijo...

Amigo enmascarado: 12 euros la entrada, 12 euros el café, 60 euros un menú y todo, pero todo muy snob! Sinceramente paso de largo JAJAJAJAJAJA

Hola Alfonso: amigo, creo no es cuestión 'de edad', es cuestión de separar 'la aguja del pajar'! JE!

GUSPLANET dijo...

Maribel, mi Hada Violeta: claro que coincido contigo. Perdurán ésos edificios (aunque no todos fabulosos!) y el contenido variará según el dictado de las corrientes 'artísticas' del momento... pero claro: siempre tendremos al Louvre, el Orsay, el Museo Guimet... el Prado!