"Ser cosmopolita no significa ser indiferente a un país y ser sensible a otros. Significa la generosa ambición de ser sensibles a todos los países y todas las épocas. El deseo de eternidad, el deseo de ser muchos" JORGE LUIS BORGES

11 de mayo de 2011

Le Marais, mi aldea y el mundo

-
Alguna vez el gran escritor ruso León Tolstoi sugirió algo así como 'pinta tú aldea y pintarás el mundo', y no sé si éste será uno de ésos casos, pero personalmente considero al distrito parisino de 'Le Marais', mi aldea, mi mundo. Vivo en éste barrio desde octubre del año 2006 y sinceramente sigo observando cambios a diario, sinónimo del dinamismo increíble que envuelve las calles de ésta histórica zona del este parisino. 'Le Marais' es en realidad una fracción de dos distritos céntricos de Paris: el 3er y el 4to. 'arrondissement' de la ciudad. La parte donde vivo, cercana al 'Museo Picasso' y a la interesantísima 'Rue de Bretagne', la denominan actualmente como 'Haut Marais' (Alto Marais), siendo la fracción cercana al 'Bazar del Hôtel de Ville' ('BHV', una de las grandes tiendas departamentales parisinas) el centro 'neurálgico' del barrio. Alguna vez, 'Le Marais' fué una zona de pantanos, de allí deviene su nombre característico, pero todo cambió a partir del siglo XII, cuando la fundación de la 'Orden del Temple', siendo los templarios y monjes locales quienes parcealizan y urbanizan éstos antiguos pantanos. Durante los siglos XII y XIII 'Le Marais' fué una zona evidentemente agrícola, pero bajo el reino de Charles V se construyen las primeras murallas en la ciudad (hoy visibles en la zona del 'Barrio de Saint-Paul' y en el 'Quartier Latin', muy cerca de 'La Sorbonne') y con ello un incremento notable de la población.
-
-
Fué sin dudas Enrique II quién modificó para siempre la historia de 'Le Marais' y de los programas de ordenamientos urbanos en toda Europa: en 1605 dispone construir una plaza de armas donde antiguamente se hallaba el 'Hôtel des Tournelles'. Las obras de trabajo continuaron hasta 1612 cuando finalmente se inaugura la 'Place Royal' durante los fastos de la boda de 'Luis XIII' con 'Ana de Habsburgo'. Muy pronto se transformó en el prototipo de plaza residencial en Europa y gracias a la armoniosa arquitectura de sus residencias, se la considera una de las plazas más bellas de París. La apertura de la 'Place Royal' (luego de la Revolución francesa se la comienza a denominar como se la conoce actualmente 'Place des Vosges') produjo que la aristocracia parisina decida construir sus suntuosos palacios y residencias alrededor de la misma. Su apogeo máximo se produjo durante los siglos XVI y XVII, cuando decenas de éstas construcciones fueron levantadas en el barrio. Hoteles particulares, magníficas residencias y apartamentos, sin dudas Le Marais conserva lo mejor de la arquitectura parisina anterior a la Revolución francesa.
-
-
Sin embargo fué la comunidad hebrea, afincada desde siglos en la zona, la que ha marcado de alguna manera el ritmo comercial que aún hoy sustenta. Considerada la colectividad judía más numerosa de Europa, es en la 'Rue des Rosiers' y sus alrededores, donde podremos localizar sus comercios autóctonos, la 'Gran Sinagoga de París' y varios locales de restauración típica. Luego de décadas de decadencia y abandono, un cambio que benefició al barrio, fué la promulgación en 1962 de la 'Ley Malraux' (ministro de cultura de la época), lo que generó una reacción en cadena de restauración y puesta en valor del enorme patrimonio arquitectural y urbano francés. A partir de ésa época y hasta el presente, 'Le Marais' continúa siendo un barrio dinámico, aunque gran parte ha devenido demasiado snob: muy de moda entre turistas pijos que desean codearse con otros pijos de todo el mundo. Debemos decir que desde la década de los '80, una cierta parte de 'Le Marais' es conocido por ser el epicentro de la comunidad gai parisina, con bares y negocios exclusivamente dedicados a éste colectivo.
-
-
Condidero 'Le Marais' como una aldea porque a pesar de tanta modernidad y publicidad como 'el sitio' que hay que visitar en París, conserva muchas de sus tiendas de siempre, panaderías, tratorías y cafés típicos del barrio, mercados populares, señoras que salen a hacer sus compras cotidianas, artistas y artesanos afincados desde décadas y entre todos, numerosas galerías de arte que han puesto al barrio en el calendario de los marchand de arte contemporáneo del mundo entero. Mi calle favorita del barrio es sin dudas la 'Rue de Bretagne', aquí se encuentra el 'Marché des Enfants Rouges', el mercado cubierto en funcionamiento más antiguo de París (inaugurado por dos comisarios de guerra de Luis XIII en... 1615!). En éste imprescindible sitio para todos aquellos que desean vivenciar de primera mano cómo era la vida parisina de antaño, podremos encontrar un par de florerías, un local de fotografías antiguas y estudio sumamente original (su dueño, Fabien Brauvert, ha 'tomado' una de las paredes exteriores del mercado y realiza exposiciones temporarias, que hoy son todo un hallazgo como 'arte callejero' de vanguardias). También encontraremos una preciosa librería (llamada 'Comme un roman') que abarca toda la fachada principal, una tienda de vinos, 'Versant', especializada en la venta y degustación de vinos biológicos y naturales y varios locales o tratorías de comidas populares de Marruecos, las Antillas, Italia, Grecia, China y por supuesto una 'sabrosísima' tratoría francesa.
-
-
Debemos saber que en el 'Marché des Enfants Rouges' se come de maravillas (siempre compartes mesa con otros comenzales) y sus precios son muy módicos: a partir de cinco euros tendremos un plato de sabroso y suculento 'tajine' al mejor estilo marroquí. Ésta semana el mercado más popular del barrio ha festejado sus diez años desde su renovación y reapertura, créanme entonces que sigue siendo uno de los sitios más pintorescos, simpáticos y divertidos de la ciudad! Además de algunas tiendas de moda y diseño, sobre la 'Rue de Bretagne' encontraremos algunos de los mejores negocios de frutas, aves, pescados, carnes rojas, panaderías como 'La Fougasse' (sus panes artesanales, croissants y tortas gozan de un prestigio enorme), tratorías auténticas de Francia, Italia, Grecia y... España!, una de las mejores tiendas de vinos independientes ('Le Repaire de Bacchus') y uno de los más famosos restaurantes marroquí de Paris: 'Chez Omar'. Las calles que rodean a la 'Rue de Bretagne', como la 'Rue Charlot' y la 'Rue de Saintonge', poseen ésas tiendas y galerías de arte que todo amante de lo bello, bueno y novedoso debe visitar. A escasos metros, en la intersección de las 'Rue de Poitou' y de la 'Rue de Saintonge' se encuentra un pequeño hotel boutique, el 'Hôtel du Petit Moulin'. Abierto hace un par de años y localizado donde funcionaba la más antigua panadería de París (siglo XVII), ha causado sensación en la ciudad, pues cada una de sus habitaciones cuenta con murales y ambientaciones del famoso modisto y diseñador Christian Lacroix, siendo cada una de sus habitaciones diferentes entre sí.
-
-
En la intersección de la 'Rue de Bretagne' y la 'Rue des Archives' encontraremos la alcaldía del barrio ('Mairie du 3éme arrondissement'), de suntuoso edificio 'haussmannien' y frente a ella el 'Square du Temple', otro de los grandes ejemplos de plaza urbana: abierto al público desde 1857, allí se encontraba una fortaleza, jardines y prisión en forma de torre (donjon) del siglo XVI, construido por los templarios y destruido por orden de Napoleón en 1811. No sólo posee zonas parquizadas 'a la francesa', con su área de juegos para niños, mesas de ping pong, una pérgola donde se realizan conciertos todos los fines de semana de verano, un área donde todas las mañanas se realizan sesiones de 'tai chi', sino que también posee un espejo de agua con flores y plantas acuáticas, cascadas y varias familias de patos que han encontrado su mejor refugio: un rincón verde que resulta ser una auténtica maravilla! Me encanta deambular por Le Marais al atardecer y comienzo de la noche, es cuando cierran las tiendas y se retiran los transeúntes y turistas, sólo restamos los habitantes del barrio: en ésta época en especial, todos los bares y restaurantes abren sus terrazas, la gente acude numerosa pero muy tranquila, y uno se transforma en un observador de ésa atmósfera cálida que lo envuelve. Algunas noches arreglamos con amigos y nos encontramos para cenar en las veredas del Sena: a escasas cuadras de aquí se encuentran las intersecciones de las 'Ile de la Cité' e 'Ile Saint-Louis', siendo la altura del 'Pont Louis- Philippe' uno de los mejores sitios para realizar un pic-nic nocturno en la ciudad. De un lado tendremos la suntuosa arquitectura de la 'Ile Saint-Louis' (hoteles particulares del siglo XVI y XVII y una de las zonas más caras, a nivel habitacional, de la ciudad). Por el otro lado tendremos la parte posterior de la 'Catedral de Nôtre-Dame', una maravilla famosa mundialmente y considerada uno de los patrimonios de la Humanidad.
-
-
Entre ellos, navegan las barcazas de turistas del Sena y algunos botes particulares que rezalizan sus románticos cruceros por ésa emblemática arteria que sigue siendo testigo privilegiada de la historia, dos veces milenaria, de ésta simbólica ciudad. Como siempre recuerdo, más allá de las publicidades, las galerías de arte y los bares y restaurantes tan 'a la moda', debemos recordar que a las ciudades son la gente lo que las hace interesantes. Podemos admirar todo lo que generan, pero detrás de ésas 'máscaras' se esconde gente como todos nosotros, tratando de dar lo mejor de sí en sus respectivas áreas de incumbencia. Finalmente, cuando cae la noche, se encienden las velas y se descorchan las mejores botellas: cada uno podremos tener una cierta idea de lo que significa una ciudad como París, pero es en ésos instantes de intimidad, cuando me siento la persona más afortunada del planeta al poder ser testigo privilegiado de tanta magia!
¡Ésta historia debe continuar y así será!
-
-
¡Briviesca te llevo conmigo!
-
Según el 'contador' de éste espacio, con ésta entrada estamos en el número 400 de los reportajes editados en el Gusplanet. No quiero pensar en las horas de trabajo frente al ordenador que han significado ésas 400 entradas. Pero seguramente han sido muchas. Recuerdo que comencé con éste blog, allá por mayo del 2007, porque siempre contaba a mis familiares y amigos sobre mis viajes y aventuras y me pareció la mejor manera de recordar ésos viajes y enseñarles a mi gente ésas aventuras de alguna forma más amena. Recuerdo la época cuando vivía en New York City, escribiéndoles largos correos contándoles tantas maravillas que veía y tantas cosas que me sucedían en aquel entonces (entre ellos, el atentado a las 'Torres Gemelas' de septiembre del 2001, un acontecimiento que viví en persona, como lo he contado en alguna otra oportunidad). Luego, me mudé a París y desde entonces no he parado de viajar por el Viejo continente y algunos países vecinos... por éso éste blog desde el comienzo fué creado para los amigos, para poder canalizar mis experiencias de vida, tratando de donar una imagen más amena y accesible de éste fabuloso (aún lo sigo pensando!), Planeta Azul. Gracias a éste espacio he conocido, a través de la red y algunos personalmente, un puñado de amigos fieles y amables, que me inspiran en el momento de escribir y relatar mis historias. Uno de ésos amigos que aún no conozco personalmente, pero al que siento tan cercano, es Abi, del blog 'El lio de Abi'. Con Abi siempre intercambiamos comentarios amables, porque desde su espacio ha logrado que su ciudad, Briviesca, y su comarca, Burgos, figuren en el listado de los sitios que DEBO visitar. Pero no todo ha quedado en ésos comentarios amables (ya le he dicho a Abi que compartimos también el gusto por la música), a veces le he escrito en forma 'privada' para demandarle ayuda en ésto de editar un blog. Por supuesto Abi no sólo me ha respondido en forma profesional, sino que lo ha hecho casi a los pocos minutos de recibido mi correo. He aquí que hace unas semanas, le envié a su casa algunas postales y algún folleto muy humilde, sobre la Provence y sobre algunas rutas del Camino de Santiago francés... y Abi, en respuesta, me ha enviado también por el viejo y querido correo postal, un enorme sobre conteniendo material de difusión INCREIBLE, sobre Briviesca, Burgos, y los Caminos de Santiago en Bayona. Son unos folletos en español y francés, que le han facilitado en la 'Oficina de Turismo del Excmo. Ayuntamiento de Briviesca', el cual incluye, como si ésos folletos fueran escasos, un DVD sobre su ciudad, Briviesca! Abi, amigo me has conmovido con el gesto... y también debo confesarte que me siento un poco 'humillado', porque al lado del material que me has enviado, lo mio ha sido 'una merde' JAJAJAJA. Como decimos por aquí '¡Merci Beaucoup!' por tú gesto espontáneo y celebro tener éste canal de comunicación tan ameno y amigable. ¡GRACIAS! a todos los amigos por estar allí, por sus comentarios, por los mensajes en el correo personal y por la enorme paciencia en leer y seguir éste espacio, algo así como una ventana al mundo muy personal, pero que con el mismo trato de mostrar el costado más humano del fascinante mundo de los viajes y los descubrimientos.-
-

26 comentarios:

Luis G. dijo...

Que buenos amigos tengo. Enhorabuena, Gus, por esas 400 entradas, donde brillan tu excelente labor viajera, tu pasión por los viajes, tus excelentes dotes de narrador, y que mejor que dedicar este reportaje a Le Marais, donde alumbras aún más tu enorme caudal de viajero sensible y observador, un escritor de notable talento. Y me gusta mucho el gesto de Abi. Somos así.

Pues a seguir, estimado amigo, con muchos más trabajos. A hacernos soñar porque "lo que inspira ese sueño es el vigor primigenio de la naturaleza que hay dentro de nosotros".

Un fuerte abrazo,

Luis.

CARLOS dijo...

Guss, realmente impresionante!!! cada reportaje tuyo es como un gran viaje con esta literatura y descripciones que nos acercan aún más al lugar que no expones y hoy traes tu "aldea" como tu la llamas y tienes razón, es hermosa, un lugar precioso para vivir y vivirlo que es lo importante de estos lugares. Un placer visitar tu Mundo. Saludos.

Ana dijo...

Un gusto, un placer seguirte Gus, que las 400 lleguen a mil y luego se dupliquen. Qué talento para animarnos a meter el hocico en tu mundo e iniciemos nuestros propios recorridos, inventemos nuevas historias, recordándote como aquel que, quizás, con una imagen, una descripción dos o tres, (ó muchísimos datos) nos ofreció su experiencia, su disfrute un tremendo entusiasmo de vivir lo que quiere vivir.
Mis respetos, amigo! Te abrazo.

Olga Ricci dijo...

Preciosa tu aldea, tu mundo,tus imágenes, Gus!!! Un placer leerte y disfrutar de tus fotografías!
Saludos australes!

Sill Scaroni dijo...

Me gustó mucho tu planeta ... ;))
Las fotos geniales y los textos maravillosos.
Saludos.
Sill

GUSPLANET dijo...

Luis, estimado amigo, tú sabes que eres uno de mis grandes inspiradores, así que claro que pienso en ti en el momento de narrar mis aventuras ... Una vez más: MUCHAS GRACIAS POR TÚ AMABILIDAD!

Hola Carlos, un GRACIAS así de grande para ti también por tus cálidas palabras. Sabes? Le Marais es muuuuy bonito, pero no 'compro' la vida 'confortable' en las grandes ciudades. A pesar que estoy rodeado de tanta belleza urbana, me voy al Sur, prefiero la vida tranquila y los paisajes Naturales...

GUSPLANET dijo...

Ana, mi Condesa de los Vientos: sabes que yo también respeto tus escritos, tus historias, porque tú has visto mundo y sin embargo eliges vivir en la Patagonia infinita, tan lejos de lo urbano, pero tan cerca del cielo... nada menos!

GUSPLANET dijo...

Olga, mi otra Condesa patagónica: Muchas gracias guapa por estar allí y que tú digas que te gustan mis imágenes es un gran elogio para mi trabajo amateur!

Hola Sill: Gracias a ti por tus palabras y Bienvenida al Gusplanet. Espero que te guste lo que encuentres por aquí y nos visites seguido!

Lola Mariné dijo...

Pues si este es tu barrio vives en un barrio precioso.
¿la ultima foto es de tu casa? tampoco está nada mal.
Enhorabuena por esas 400 entradas.
Saludos

kai51 dijo...

La verdad es que vives en una hermosa ciudad.
Me encanto leerte y las fotos con que nos enseñas tu ciudad perfectas.
un saludo

Ignacio Santana dijo...

Hola Gus!!!...qué gusto poder volver a visitarte y ver que sigues compartiendo tus estupendos reportajes...este es impresionante!!!

Iré poniéndome al día poco a poco, hay mucho que disfrutar aquí y no quiero perdérmelo ;)

Un gran abrazo!!! ;)

gloria dijo...

¡Im...presionante! Esto sin que son fotos y no las que yo hago con mi máquina de "todo a cien"
Bello paseo éste que nos regalas por tu barrio y muy de acuerdo contigo en que es uno de los lugares más hermosos de París. ¡Ay! Algún que otro atardecer, en una vida ya lejana, viene ahora a mi memoria.
Me han encantado el dibujo, los colores, las letras y el sentimiento.
Un abrazo

GUSPLANET dijo...

Parece ser que a todos nos tocó en suerte éso de los 'problemas técnicos' de Blogger, porque evidentemente me han 'borrado' algunos comentarios: qué extraño, no?

GUSPLANET dijo...

Gracias Luis! Porque tú sabes que eres uno de mis grandes 'inspiradores' y claro, pienso en que tú vas a leerme cuando encaro una nueva entrada. Así que simplemente gracias amigo por estar allí, aquí!

Hola Carlos: gracias también, por tú enorme amabilidad... sabes? si, es precioso donde vivo, pero no 'compro' el confort de las grandes ciudades. Por éso me quiero mudar al sur de Francia, creo que la verdadera calidad de vida pasa por las ciudades o pueblos a escala más humana!

GUSPLANET dijo...

Ana, mi Condesa de los Vientos: ya te lo he dicho, pero tú sabes que aprecio muchísimo tú comentario. Como sé que alguna vez tu debes haber elegido vivir donde hoy vives y ésa elección es un sentimiento de libertad muy grande. Por éso grito: GRACIAS PARIS!, pero me voy en búsqueda de una mejor calidad de vida...

Olga, mi otra 'condesa patagónica': muchas gracias por tú aliento, que a ti, que eres una profesional de la fotografía, le gusten las mias, constituye un gran elogio para mi!

GUSPLANET dijo...

Gracias Manuel por tú visita: Paris es una ciudad preciosa en cada rincón por donde se la mire y cuando más te alejas de las 'atracciones turísticas', más te adentras en su verdadero espíritu!

Nacho, amigo, gracias por tú visita y amabilidad. Me honras con tú presencia en el Gusplanet!

GUSPLANET dijo...

Hola Gloria: muchas gracias también por tus palabras y Bienvenida al Gusplanet!
Como ves, mis paisajes 'urbanos' son muy diferentes a tus rutas, pero en el fondo ensayo de describir mi entorno de una manera más humana, cercana, y no tan atada a los 'clichés' que todos conocemos!

NuriaNómada dijo...

Gus, eres un privilegiado por habitar en esa "aldea" (me gustó la cita de Tolstoi) También me gustan los barrios históricos, todo lo que huela a pasado, y esos comercios de las fotos.
Es una casualidad que también resido en un barrio antiguo y elegido por los gays.

Por cierto, a ver cuando vienes a ponerte la piel canela por el Mediterráneo...
Felicidades por tus 400 entradas!
Un abrazo y Pura Vida!

Johnny dijo...

Jeje que sorpresa hace un par de dias que estuve paseando por tu barrio y justamente tengo una foto muy parecida de esa fuente de la una de las plazas más antiguas de Paris con sus 36 casa perfectamente alineadas y sobretodo su marcada tendencia gay que es muy evidente.
Un abrazo

Paco Nadal dijo...

Un excelente lugar para vivir, Gus. Para mi la place des Vosgues es uno de los sitios más encantadores de París. Y enhorabuena por eso 400 post. A por otros 400!!!

fosi dijo...

Vives en un sitio precioso,Gus.
Tampoco conozco a Abi en persona,lo raro es que no te haya llevado el los folletos,con lo que viaja el tio,jajaja.
Un abrazo y felicidades.

GUSPLANET dijo...

Hola Nuria:
Muchas gracias Guapa por tus palabras, siempre tan simpáticas y amables. Sabes? estuve por el Mediterráneo (Valencia, Alicante, Santa Pola...) a fines de marzo y primera semana de abril, pero claro que regresaré en pleno verano!

Johnny, ésa plaza que mencionas es nada menos que la 'Place des Vosges', considerada una de las más lindas de Francia, lo que no sabía es que la 'Place des Vosges' tiene una 'marcada tendencia gay', éso si que es la primera vez que lo leo! JAJAJAJA De todos modos amigo, cada uno 'remarca' lo que quiere, porque de todo lo impresionante que tiene éste barrio para recorrer, ver, disfrutar, fotografiar, si a ti sólo te destacó ésa parte de la población, estamos todos locos, JE!

GUSPLANET dijo...

Paco, gracias por tú visita y augurios! Como comenté antes, la 'Place des Vosges' es una maravilla de la arquitectura y el diseño urbano ...

Fosi, gracias amigo, me siento realmente un privilegiado, por que el barrio es precioso... y nuestro amigo Abi tiene ése 'don de gentes' que sólo encuentras en el 'interior', en los 'pueblos' y éso es lo que más valoro en ésto de las tecnologías modernas: conocer gente que tiene tanto para ofrecer y compartir!

El Guisante Verde Project dijo...

Hola Gus! Ya hemos comentado por aquí, y en nuestro blog, que el Marais es un barrio perfecto. Para nosotros, es París. Desde siempre nos ha fascinado esta parte de la ciudad, que sigue conservando una parte de aldea, de pueblo, donde la vida avanza a otro ritmo.
Sin duda eres afortunado. Y nosotros, al poder leer estas entradas!

Un abrazo!

Roberto

GUSPLANET dijo...

Gracias Roberto! La verdad que me encanta vivir por aquí, sobre todo me gusta disfrutar de sus atardeceres, acercarme al rio, presenciar el inmenso espectáculo de Paris y luego retornar muy lentamente a mi casa, disfrutando de cada instante...

Y gracias a todos los amigos que me han dejado sus comentarios y que por los problemas técnicos de 'blogger' que todos hemos padecido, simplemente se han 'evaporado'.
En uno de ésos mensajes, Lola Mariné me preguntaba si la última foto de éste reportaje correspondía a mi casa: la respuesta es afirmativa, y desde el escritorio a la izquierda de la foto es desde donde les escribo en éstos momentos...

M.C. dijo...

París siempre ha sido una ciudad donde me habría gustado vivir... Me tendré que conformar con ir de visita. En ninguno de los dos viajes que hecho a esta preciosa ciudad no he recorrido Le Marais, así que ya tengo escusa para volver. ;-)
Saludos