"Ser cosmopolita no significa ser indiferente a un país y ser sensible a otros. Significa la generosa ambición de ser sensibles a todos los países y todas las épocas. El deseo de eternidad, el deseo de ser muchos" JORGE LUIS BORGES

14 de junio de 2011

La Borgoña, a la gloria de Dionisio!

-
A veces un fin de semana largo puede darnos la oportunidad de descubrir algunos de los paisajes y pueblos más bellos e interesantes de la geografía rural. Y éso fué exactamente lo que me ocurrió éste fin de semana de Pentecostés, cuando partí de París buscando el sol y los viñedos de Borgoña, tal vez la provincia francesa más rica en términos culturales, históricos, gastronómicos y financieros. Fuí bendecido no sólo porque el sol se hizo presente en casi toda mi estadía en ésta fascinante región, sino porque también pude descubrir algunos de los monumentos medievales más increíbles de ésta parte de Europa (como lo son la 'Abadía de Fontenay' y el 'Hôtel-Dieu/Hospices' en 'Beaune'), extendidos entre verdes colinas y kilómetros de viñedos que dan fama internacional, desde la época de los romanos, a la agraciada 'Côte d'Or', uno de los paisajes vitivinícolas más bellos del Planeta.
-
-
En realidad la excusa, de partir hacia Borgoña, fué participar del 'Festival de Globos Aerostáticos' ('Les Montgolfiades 2011') que se desarrollaría a lo largo de tres días, en el pueblo de 'Chalon-sur-Saône', ubicado al sur de la ciudad de 'Dijon', pujante y aristocrática capital de la región y lo que parecía iba a ser un fin de semana más, se transformó en una de las 'escapadas' más bellas e instructivas de las que he realizado en éstos años viviendo en Francia.
-
-
Claro, uno podría saber que la Borgoña actual, representa una minúscula parte de lo que fué el Gran Ducado de Borgoña desde el fin del Imperio Romano y hasta la Revolución francesa. Su territorio conformaba parte de Francia, la provincia belga de Flanders, los Países Bajos y parte de Alemania. Éstos riquísimos duques, conformaban uno de los poderes políticos y financieros más ricos de Europa, y sus dominios y mecenazgos abarcaban todos los quehaceres humanos como lo evidencian actualmente la riqueza de los cientos de pueblos que componen su territorio. Al parecer ésa riqueza local se debió al cultivo de la vid, que aquí adquiere el dominio de 'arte mayor'. Importada y cultivada por los romanos, quienes debieron batallar duro para someter al pueblo galo que tuvieron en el general Vercingétorix, su defensor y quien lograra pasar a la historia como el gran desafiante de César, al ser considerado como el último general galo en rendirse al invasor romano. Según nos cuentan, luego de siglos de dominio romano y posteriormente a la caída de éstos, Borgoña fué la primera región en acoger las órdenes religiosas de los cristianos, ésa religión que pocos siglos antes comenzaría a extenderse por toda Europa. Aquí se crean las órdenes de los cistercenses que tuvieron y aún tienen en la 'Abadía de Fontenay' (fundada en 1120) a su máximo representante arquitectónico. Fontenay tiene a su vez una única rival en la 'Abadía benedictina de Cluny' (comenzada a construir en el 920), otro ejemplo mayor de éste tipo de construcciones románicas que fueron unas de las primeras de toda Europa en instalarse.
Qué decir entonces que, gracias a la fé y la pujanza de éstas abadías (debemos mencionar también a Vézelay, otro de los grandes ejemplos de éste tipo de órdenes cristianas, hoy preservadas como Patrimonios de la Humanidad por la Unesco), sumado a la riqueza y buen funcionamiento de las familias ducales borgoñesas (no sólo fueron 'señores feudales', también se caracterizaron por ser grandes comerciantes y mecenas de artistas de renombres) quienes construyeron palacios y fortalezas cuya arquitectura hoy podemos continuar admirando en todo su esplendor. Para terminar con ésta semblanza histórica, debemos mencionar que los Duques de Borgoña constituyeron un verdadero poder desafiante de los reyes de Francia, cuyo esplendor rivalizaba con las cortes europeas y que sin embargo tuvieron en Inglaterra a sus máximos aliados, tanto en el comercio, como en la política y las guerras que a través de los siglos fueron moldeando el carácter de todo un pueblo.
-
-
Hoy, alejados de éstos vaivenes de siglos, podremos visitar la Borgoña sin ningún tipo de inconvenientes, los que son considerados algunos de los más bellos paisajes vitivinícolas del mundo. Como siempre os comento, lo mejor es alejarnos de las grandes autopistas y recorrer sin prisa las maravillosas rutas departamentales, aquellas que nos conducirán a la entrañas mismas de los viñedos, pasando por pueblos que nos quitarán el aliento por la belleza de sus emplazamientos y la suntuosidad de sus campos cultivados, dispuestos como mágicos tapices que visten la riqueza de sus tierras. Éstas rutas departamentales se pueden denominar 'Rutas de los Grandes Crudos' (referidos a los cepajes), 'Ruta de las Abadías' o 'Ruta de los Duques de Borgoña', pero todas, permítanme decirles, conducen para los amantes de las artes, la historia, la arquitectura medieval, la gran gastronomía y los viñedos, a las puertas mismas del paraíso.
-
-
Aquí reina la vida rural y tranquila, y si nuestra curiosidad resulta insaciable, con una buena guía podremos adentrarnos en los secretos mejor guardados de la Borgoña, aquellos que sin embargo, para los que sepan observar, serán dispuestos al alcance de nuestros sentidos... y a la gloria de Dionisio, dios protector de los viñedos: Salud!
-
-
Quelques Notes: realmente cuando regreso de éste tipo de aventuras, me siento extasiado como un niño. He recorrido pueblos como 'Noyers-sur-Serein' y 'Flavigny-sur-Ozerain', clasificados entre los 'Pueblos más bellos de Francia'. He visitado algunos de los monumentos medievales más sorprendentes que pudiera imaginarme, como lo son la 'Abadía de Fontenay' y los 'Hospices' de Beaune, obras maestras de la arquitectura románica... he sido testigo de la riqueza y el esplendor de los Duques de Borgoña en su ciudad capital, Dijón. He presenciado un espectáculo único como lo fué el '25° Festival Internacional de Globos Aerostáticos' de 'Chalon-sur-Saône', donde no sólo nos deslumbramos con el vuelo de cerca de 50 de éstas maravillas mecánicas, si no que hemos presenciado el 'Vuelo con Ocas', donde la elegancia del vuelo de éstas aves acompaña la cración humana en una simbiosis única. He recorrido parte de la 'Ruta de los Grandes Crudos', donde se suceden campos de viñedos dispuestos en colinas y terrazas que, en ésta época del año, se encuentran en pleno verdecimiento y he descubierto decenas de pequeños pueblos, perfectamente conservados, urbanizados, preservados por sus habitantes, que habla muy bien del carácter del pueblo francés que, sin hacer comparaciones con otras latitudes, poseen ésa vocación única de preservar su inmenso patrimonio con todo el confort de la vida moderna, sin que una cosa se imponga sobre la otra, en perfecta armonía. Y por último he degustado y saboreado (como no podía ser de otra manera!) algunos de los mejores platos regionales, como ése 'Coq au vin' (carne de gallo marinado en vino) tan delicioso, o ésa 'Piece de boeuf a la bourguignonne' (carne de res 'charoleise' marinada en una salsa a base de vino), o ése platillo a base de pato llamado 'Confit d'oie'... aunque el plato que 'reina' en la alta gastronomía local sean los 'escargot' (caracoles), símbolo de la Borgoña. Sin mencionar los vinos, tanto los 'grandes crudos' como los de 'pequeños productores', que continúan otorgando fama internacional a la región, preservando ése 'savoir faire' milenario! En fin, obre todos éstos temas hablaremos en las próximas ediciones. Amigos ya conocen el sistema, después ¡no me digan que no les avisé!.

24 comentarios:

Luis G. dijo...

Sales, amigo Gus, extasiado de tus viajes.Así te manifiestas. Ahora la impar Borgoña. Y nosotros, contemplando tus imagenes y siguiendote con tu texto, nos sentimos viajeros contigo. Cuna del vino francés, los verdes imperan en los campos y la historia se recrea imperiosamente. Como amigo de los monasterios, la abadía de Fontenay me hechiza, con su imagen románica.

Bravo, amigo Gus.

Un abrazo,

Luis.

Maribel dijo...

Hola Gus,
veo que has pasado un fin de semana esplendoroso, me alegro que te acompañará el tiempo.
Las fotos son muy bellas, me encanta la mezcla de los verdes campos con el lila carmín del vino. Has conseguido que saboree los platos que mencionas y me embriague con el aroma del vino.

Un beso violeta,
Maribel

mari dijo...

Красивые фотографии! Мне интересно увидеть новые места!

el viajero impresionista dijo...

Hola Gus, veo que los dioses también visitan tu página, no me extraña, hablando de la Borgoña (todavía me acuerdo de los dos vinos de la región que tuve la suerte de probar), un lugar al que ir, sin duda. Saludos.

marc dijo...

¡Que paraiso...!

gloriainfinita dijo...

Has conseguido ponerme los dientes largos con este relato de una escapada por las tierras borgoñesas.
Estoy muy de acuerdo contigo en la capacidad de los franceses para conservar su patrimonio tal como fue y, a la vez, hacerlo vivible hoy, ganando en comodidad.
El derroche de imágenes que nos regalas son capaces de transportarme hasta tierras borgoñonas. ¡Salud!

Lola Mariné dijo...

Fantástico reportaje.
Seguro que conoces mejor Francia que muchos franceses.
Podrias ser guia turistico.
Besos

Ines_tables dijo...

Qué pasada de lugares. En la lista de los pueblos más bellos de Francia hay verdaderas joyas.
Un beso, Gus

Fran dijo...

Ostras Gus, como me ha gustado la entrada, los paisajes de la Borgoña y esas preciosas fotos que nos muestras. Has aprovechado bastante y has visto muchas cosas, se ve que planificas muy bien tus escapadas!!!
Gracias por enseñarme otra parte de Francia.
Un abrazo

Abilio Estefanía dijo...

Hola Gus, hay que ver como te ha cundido el fin de semana largo, jajaja.
Hasta las estatuas las hacen con la copa de vino en la mano, que bueno.
Y la foto del globo, las aves y el ultraligero es una pasada. De premio.

Un abrazo

GUSPLANET dijo...

Gracias por tus palabras querido Luis! Tú sabes muy bien que ésos paisajes son 'mi elemento' y la verdad que me siento totalmente en mi mundo cuando recorro éstos sitios tan, pero tan deslumbrantes...

Maribel, tuve la gran fortuna de que finalmente el buen clima me acompañara en gran parte del trayecto, claro, excepto cuando participé del Festival Aeróstatico. Por éso he podido gozar de casi tres dias muy intensos!

GUSPLANET dijo...

mari: !"#%/%&/)(=?&%... y Bienvenida al Gusplanet!


Ahhhhhh amigo enmascarado: tú sabes que cuando uno les implora, los dioses acompañan, y vaya que en Borgoña pregonan los placeres y beneficios del 'elixir de Baco'!

GUSPLANET dijo...

marc: ...un sitio inolvidable!

Hola Gloria, sabes que es algo que me sorprende gratamente cada vez que visito alguna región francesa: la forma cmo preservan su inmenso patrimonio y lo conjugan con todas las comodidades del mundo moderno... especialmente éstos pueblos de Borgoña, tan bellos, tan cuidados, tan valorizados y con tantas historias para contarnos... pura vida, puro placer!

GUSPLANET dijo...

Lola, gracias por tus palabras, me alegro que te gustara especialmente ésta entrada. Sabes? cuando hablo con amigos y/o conocidos farnceses, se sorprenden de la cantidad de sitios que conozco, sus regiones, departamentos, etc... sinceramente es una pasión que me ha nacido luego de conocer personalmente tantos sitios que ni me imaginaba... No sé si sería buen 'guía turístico', pero si tengo pensando algún día escribir un libro sobre la vida rural francesa...

GUSPLANET dijo...

Hola Inés: una verdadera 'pasada' o como dicen mis amigos mejicanos unos sitios 'padrísimos'... si conoces la organización de Los Pueblos más Bellos de Francia, sabrás que son muy rigurosos en su selección y que los pueblos que mencionan suelen ser una auténtica maravillas!

Fran, amigo, si supieras que en realidad suelo ser muuuuuuuy improvisado. Por lo general elijo un destino y luego leo sobre el mismo, pero durante el camino las cosas cambian o marchan según las ocurrencias del momento!

GUSPLANET dijo...

Gracias Abi! Que un experto fotógrafo como tú me done ésas palabras son un gran aliento, como siempre te agradezco amigo tú enorme amabilidad... y ésa estatua, descubierta frente a una casa en Dijon, representa al 'santo patrón' de la región: Dionisio/Baco.

M.Eugenia dijo...

Que envidia me das vaya fin de semana cargado de emociones, buena gastronomía y buen vino y que hambre me ha entrado al leer el confit d'oie uno de mis platos favoritos.
Saludos

Mª Angeles y Jose dijo...

otro recorrido lleno de belleza y curiosidades que despiertan nuestros sentidos.....

como siempre un reportaje magnifico.

Besos

Pablo dijo...

Hola Gus !! me estan encantando las últimas entradas,los jardines ,los invernaderos,Borgoña...estoy disfrutando!!
Genial!
Besos.

Elia dijo...

Gus,veras..., bueno,,, como te lo explicaría..el anterior comentario lo he escrito yo (Elia), estoy teniendo problemas con blogger y al final no se que ha pasado y la cuenta de mi novio ha acabado haciendo un comentario, de todas formas saludos de su parte, también le gusta tu blog!!
Besos y disculpa!!

CRISTINA dijo...

Qué bonita la foto que has puesto en la cabecera del blog. Qué chulos los globos, me encantan!!!

Y hablando de delicias gastronómicas, he comido varias veces confit de canard, pero nunca confit d´oie. Supongo que será igual de rico. Y en cuanto a los viñedos, ya decían los romanos aquello de "in vino veritas"...

Besossssssss

MTTJ dijo...

A veces los viajes de los que menos esperas son los que salen mejor. Qué preciosas fotos! Tengo muchas ganas de viajar a la Borgoña...Francia tiene tanto por ver!

Ana dijo...

Que bueno descansar mi vista en esas imágenes!Por aqui todo es gris, muy gris. Ojalá las cenizas no nos corroan el ánimo. Un abrazo, amigo.

M.C. dijo...

Qué sitios más lindos nos enseñas!! Cada día estoy más convencida de que tengo que pasar unas vacaciones recorriendo Francia!
Saludos