"Ser cosmopolita no significa ser indiferente a un país y ser sensible a otros. Significa la generosa ambición de ser sensibles a todos los países y todas las épocas. El deseo de eternidad, el deseo de ser muchos" JORGE LUIS BORGES

16 de agosto de 2011

Liubliana, una grata sorpresa eslovena!

-
Eslovenia es un pequeño país ubicado en el centro de Europa, y a pesar que cuenta con una tumultuosa historia reciente, cuando uno lo visita por primera vez, tiene la sensación de encontrarse en un bello país, con muchísimas facilidades para recorrerlo y con atractivos suficientes para deleitar a todos los viajeros. Y como todo país que uno visita por primera vez, comenzar por la capital nos puede servir de 'puerta de entrada' a lo que ésta interesantísima nación tiene para ofrecernos. Debo reconocer que mi interés por Eslovenia comenzó hace unos meses, cuando visitando la 'Feria Internacional de Turismo de París', pude acercarme al stand de la 'Oficina de Turismo de Eslovenia', quienes muy amablemente me entregaron una fabulosa folletería y me explicaron algunos sitios emblemáticos a visitar. Luego, hace exactamente tres meses, nuestra amiga bloguera, Maria Teresa, de la página 'Apuntes de Viajes', publicó imágenes y notas interesantísimas de su, por entonces, reciente descubrimiento del país. Leí atentamente todos los artículos publicados por María Teresa y fuí anotando los sitios que podría recorrer en mi primera visita a Eslovenia. Claro, participar como lo he comentado anteriormente, del 'IronMan' de Austria, en Klagenfurt, provincia de Carintia, fué la excusa perfecta para encontrarnos muy cerca de Eslovenia y finalmente acercanos hasta allí. Así fué como motivado por ésa insaciable curiosidad por conocer sitios novedosos y sobre todo motivado por las preciosas imágenes que Maria Teresa muy amablemente compartió con nosotros (¿vieron cómo 'seguir' y 'leer' otros blogs nos ayuda en el momento de decidir y planificar un viaje?), es que arribamos a Liubliana, la preciosa y tranquila ciudad capital de Eslovenia. Liubliana es una ciudad preciosa y a 'escala humana' de no más de 260000 habitantes, lo que sorprende al ser la capital administrativa, financiera y cultural del país. Su estratégica posición ha determinado su hsitoria como puerta 'natural' entre Europa Central y el Mediterráneo, los Balcanes o Europa del Este. En su territorio se han sucedido pueblos e imperios desde hace milenios, y a pesar que se cuenta como una leyenda su fundación, fueron los romanos quienes, entre el siglo I antes de Cristo y el siglo V de nuestra era, fundaron el primer poblado estable y la denominaron 'Emona'. Claro, han sufrido invasiones de Bárbaros y Hunos (sí, sí, el mismísimo Atila llegó hasta allí y destruyó aquel primer poblado!), luego de la caída del Imperio Romano, fueron los eslavos quienes fundaron los primeros regímenes feudales y su actual nombre se menciona por primera vez en textos que datan de entre 1112 y 1125. Sin embargo fueron los Habsburgo quienes dominan la ciudad entre los siglos XIII y XVIII y la establecen como la capital de Eslovenia, fundando el sistema administrativo, universidades, bibliotecas públicas y conventos, academias de Bellas Artes, de Ciencas y la Filarmónica, levantándose monumentos y edificios barrocos, que constituyeron la base de la preciosa ciudad que es en la actualidad.
-
-
Dos catástrofes naturales han marcado el destino de Liubliana, el terremoto de 1511 que destuyó gran parte de la ciudad y el terremoto de 1895, que dañó profundamente aquellos preciosos edificios barrocos. Tras éste último terremoto fué que se reconstruyó la ciudad con su aspecto actual y buena parte de ésa reconstrucción se la deben al arquitecto local Joze Plecnik (1872-1957), cuyo magnífico trabajo arquitectónico y urbanístico, dotó a Liubliana de unos preciosos edificios, puentes e iglesias 'art-nouveau', posicionando a ésta pequeña ciudad entre las capitales más agraciadas de Europa. El rio Liublianica, que atraviesa la ciudad, constituye el eje por donde pasa la vida cotidiana de sus habitantes, y recorrer las calles alrededor del casco antiguo de la ciudad es uno de los paseos más bellos que se puedan recomendar. Rodeado de terrazas, bellas callejuelas y algunas avenidas, monumentales edificios públicos, iglesias y catedrales barrocas, fachadas art-noveau, y un precioso ambiente cosmopolita y universitario, en Liubliana sientes que podrías pasarte días enteros entre ésa atmósfera tan particular y vibrante (supongo que uno lo siente así porque nos encontrábamos en pleno verano!).
-
-
Claro, visitar algunos edificios emblemáticos nos resultará imprescindible, pero creo que en Liubliana no hace falta seguir los preceptos de una 'guía': simplemente dejarnos llevar por nuestros instintos y dejar que nuestros sentidos nos sorprendan en cada esquina. Así, comenzando por el Castillo de Liubliana (Ljubljanski grad), ubicado en una colina desde donde se domina la ciudad, obtendremos la mejor panorámica posible, apreciando en toda su extensión, su preciosa arquitectura modernista en el casco antiguo, y los nuevos edificios que la posicionan perfectamente en el siglo XXI. Luego, nuestro recorrido arbitrario, nos puede conducir hacia la 'Iglesia Franciscana de la Anunciación', del siglo XVII, uicada en la 'Plaza Prešeren'. En ésta plaza central también se encuentra el precioso 'Puente Triple' y desde allí podremos continuar nuestro recorrido. Los puentes de Liubliana son muy diferentes entre sí, siendo el 'Puente de los Dragones' (Zmajski most), tal vez el más bello y representativo de la ciudad: efectivamente éste puente de estilo modernista construido entre 1900 y 1901, constituye uno de sus monumentos más característicos, ya que el dragón forma parte del imaginario popular y del simbolismo de la ciudad desde su mismísima fundación.
-
-
Tal vez nos se conozca demasiado, pero Eslovenia, como todo país con clima 'continental' y 'mediterráneo', produce una excelente variedad de vinos y aceites de oliva, entre muchísimos otros productos del terruño que constituyen gran parte de la riqueza cultural y gastronómica del país. Imprescindible para los amantes de los viñedos son las 'Rutas del Vino', que atraviesan gran parte de las 14 áreas vitivinícolas del país! Otra riqueza que posee Liubliana, son sus mercados populares, sus parques y jardines, sus numerosos museos y galerias de arte y la gran variedad de festivales que, temporada tras temporada, atrae a grandes artistas y a un público ferviente y cosmopolita, deseosos de compartir ésos dias de fiestas. Finalmente preciosos restaurantes, tiendas de diseño, bares de moda, hacen de Liubliana una vibrante ciudad que constituye sin duda alguna, una de las grandes sorpresas que me ha deparado el año, una ciudad a la que deseo regresar, para seguir descubriendo su precioso patrimonio y seguir compartiendo ése ambiente moderno y cosmopolita tan propio y que me ha cautivado enormemente.
-
-
Quelques Notes: Claro que por una cuestión de 'espacio', me resulta imposible describir el gran número de sitios emblemáticos e imprescindibles a descubrir en nuestra visita a Liubliana. Es por ello que los invito fervorosamente a acercarse a la página de nuestra amiga Ma.Teresa, 'Apuntes de Viajes', quien nos ofrece su particular y amena visión de los sitios que recorre junto a su familia, notas plenas de bellas imágenes y de una minuciosa descripción de pueblos y ciudades europeos y de otras latitudes. Una vez más debo agradecerte Ma.Teresa por tú paciencia en escribir tus notas, por compartir tús viajes con nosotros y por la 'inspiración' que nos regalas a los amigos que visitamos regularmente tú página! Otra mención especial es para la 'Oficina de Turismo de Eslovenia', quienes realizan un excelente trabajo de difusión internacional. Con una gráfica, folletería, mapas, videos y página webs en diferentes idiomas (incluido el español, increíble!), una atención amable y profesional, realmente dá muchísimo gusto acercarse a sus oficinas y demandar todo tipo de información. Bajo el eslogan de 'I FEEL sLOVEnia', realizan un gran trabajo de comunicación (www.slovenia.info). ... Y como todo buen viaje, ésta historia continuará!

18 comentarios:

Elia dijo...

Hola Gus !! inauguro los comentarios, estoy de vacatas totalmente, no quiero pensar demasiado , ni leer periódicos.....pero sucumbo a internet!!
Sigo pensando que lo mejor del viaje son las sorpresas, mejor si son agradables porque vas sin prejuicios, o tal vez por eso mismo,porque vamos con algunos prejuicios, las sorpresas estan ahí... y tienes que plantearte que el mundo no es siempre como uno cree.
Me ha gustado la psibilidad de plantearme ir a Eslovenia. Paris de momento tiene que esperar, te llamaré cuando yaya. Besos!!!

Luis G. dijo...

Vaya descubrimiento, amigo Gus. Me ha maravillado lo que cuentas de este país. Las fotos revelan su idiosincrasia y riqueza monumental y paisajística. Si te ha cautivado, a mi también...

Un fuerte abrazo,

Luis.

Japy dijo...

Tiene una pinta magnifica. Hay tantos lugares bellos que desconocemos... Saludos.

GUSPLANET dijo...

Hola Elia, vaya 'energía' con la que regresas, me ha encantado tú 'monólogo' JAJAJAJA y ésas ideas dispersas que tienes en mente JAJAJAJA Ojalá vengas a Paris antes de fin de año, porque parece que va 'en serio' éso que me mudaré a la Provenza!

Luis, te encantaría descubrir Eslovenia, tantos bosques, tantos paisajes sorprendentes, tantos sitios inolvidables, tanta historia, realmente un sitio para perderse un par de semanas!


Hola Japy, es cierto, tantos y tan bellos lugares, y muchos de ellos se encuentran aquí, 'a la vuelta de la esquina'!

MTTJ dijo...

Hola Gus,

Celebro que te gustara Eslovenia tanto como a mí. Muchas gracias por nombrarme y hacer referencia a mi blog. Me doy por satisfecha sabiendo que he aportado mi granito de arena en tu viaje a Eslovenia.

Un abrazo

Maribel dijo...

Querido Gus,

no sabes cuánto me ha gustado tu reportaje de Eslovenia, estoy contigo en que este círculo que formamos los blogueros nos sirve para conocer nuevos lugares y también para compartir experiencias, y además, si encuentras amigos como tú, que más se puede pedir?
Un beso violeta,
Maribel

Paco Piniella dijo...

Saludos de un gaditano, ahora en el Perigord.

P.d. Quieres intercambiar link en el blogroll?
Si es así dejame un comentario en el mío. Bon soir!

el viajero impresionista dijo...

Hola Gus, preciosa Liubliana. Si que es cierto que una fuente importante de información a la hora de decidir un viaje son los blogs.

Tienes razón en lo de recorrer la ciudad sin guía, simplemehte con la intuición se encontrarán lugares fantásticos.

Desconocía la ruta de los vinos. El país no es muy grande así que no debe ser difícil visitarlas.

Saludos

fosi dijo...

Hola Gus.
Bonita ciudad,tiene que ser un placer pasear por ella.
Esta vez no dices si se tapea bien o no,jajaja.Buen "descubrimiento".
Un abrazo.

El Guisante Verde Project dijo...

Buen dia, Gus. Eslovenia es uno de los países europeos que tengo ganas de conocer, porque tiene una gran oferta cultural y también de naturaleza. Además no está tan explotada turísticamente. De momento me atrae más que su vecina Croacia... :D

Un abrazo!

Johnny dijo...

Estos países del este de Europa tienen mucho que ofrecer y por descubrir, suerte que está tu para acercarnoslos con tus fotocrónicas.
Un abrazo

Abrujandra dijo...

En un ratín salgo a hacer cola al MNBA sede Nqn para ver, escuchar y disfrutar a Liliana Herrero ¿vamos? te llevo conmigo.

Fran dijo...

Hola Gus, pues creo que es un destino a tener muy en cuenta. Este tipo de países que no son "tan conocidos" pueden resultar sorprendentes. Lo apunto en mi repleta agenda de países por visitar!!
Un saludo.

Ana dijo...

Que buen guia de viaje, Gus! Me asomaré a la página de Maria Teresa. Claro que sí.
Entre nos... y por las fotos, en Liubliana hay árboles para trepar! Eso me deja más contenta. jajaja
Un abrazo enorme y gracias por tu dedicación y respeto hacia quien puede llegar a tenerte como referente. Y ahora hacia dónde?

Abilio dijo...

Hola Gus, desde luego Eslovenia parece una gran desconocida y con mucho por descubrir a saber por tu estupendo reportaje tanto fotográfico como de información y para rematar Apuntes de Viajes, ¿como se les ocurre meter el castillo dentro de esas rocas?. Precioso.

Un abrazo

Roberto Salas dijo...

Hola Gustavo: Primero te felicito por el blog y segundo te cuento que te escribo desde Mar del Plata. Mi gran sueño es conocer París y el año que viene voy a cumplirlo. Por eso te quería preguntar varias cosas de la ciudad de la luz para que me puedas guíar en el cumplimiento de mi mayor anhelo.

Te dejo mi mail: reydecopas_84@hotmail.com y mi página de facebook: https://www.facebook.com/profile.php?id=572124741

Muchas Gracias!!

Juliet dijo...

Que preciosidad!!:)
para empezar decirte que me apunto esa ciudad porque me chifla, es maravillosa!:) y dices que es "a escala humana" lo cual la hace todabia más fantastica!!

No conocía el blog de Maria Teresa, asi que ahora mismo voy a verlo!!:)
de verdad que me ha gustado muchisimo y soprendido esta ciudad!:)

UNBESAZO!!

M.Eugenia dijo...

Tomo nota, que abandonada tengo Europa, la lista ya es interminable.
Un besazo