"Ser cosmopolita no significa ser indiferente a un país y ser sensible a otros. Significa la generosa ambición de ser sensibles a todos los países y todas las épocas. El deseo de eternidad, el deseo de ser muchos" JORGE LUIS BORGES

2 de septiembre de 2011

En la Península de Istria eslovena

-
La bellísima 'Península de Istria', ubicada en el sector oriental del 'Mar Adriático', es compartida actualmente por las repúblicas de 'Croatia', en su mayor parte, otro sector corresponde a 'Eslovenia', el cual constituye su única salida al mar, y una tercera y muy pequeña parte corresponde a 'Italia', a pocos kilómetros de la importante ciudad portuaria de 'Triestre'. Como colorario de nuestra visita a la región de 'Estiria' en 'Austria' y un breve recorrido por 'Eslovenia', como lo describiera en nuestro reportaje anterior ('Liubliana, una grata sorpresa eslovena!'), hemos llegado a la 'Península de Istria' en el sector esloveno, que comprende básicamente cuatro puertos que varían en tamaño e importancia: 'Koper', 'Izola', 'Piran' y 'Portoroz'.
-
-
Debido que en el momento de nuestra visita nos encontrábamos en plena temporada de verano y dada la situación geográfica de éstos pueblos, donde es casi imposible penetrar en sus cascos urbanos debido al pequeño tamaño y la complejidad de sus calles, es que decidimos alojarnos en 'Portoroz', tal vez la ciudad más turística de todas, pero la única que nos posibilitaba encontrar alojamiento de 'último momento'. Fué por todo ello que por segunda vez en mi vida (la primera vez fué hace tres años en Túnez) es que me he alojado en un Hotel-Resort-Casino, de ésos complejos vacacionales que ofrecen 'todo incluido', y cuando menciono la palabra 'todo' me refiero a que poseen sus propias tiendas, sus propios restaurantes, su propio puerto de yates y hasta su propia... playa!. Sinceramente me sentí como inmerso en el film de Jim Carrey 'The Truman Show', donde todos te saludaban con una inmensa sonrisa cada mañana, te preguntaban cómo te sentías hoy y si deseábamos consumir algún producto y/o actividad de las abundantes que ofrecían. Realmente interesante como experiencia sociológica y para comprobar 'de primera mano' como funciona éso del turismo de masas 'todo organizado', pero sin dudas no constituye el tipo de alojamiento donde desearía repetir experiencia! Una vez que sales de éste micromundo, puedes descubrir la agradable sorpresa que en éstos pequeños pueblos costeros de la 'Península de Istria', hoy dedicados casi en su exclusividad al turismo de playa, se respira un aire muy 'mediterráneo' y la arquitectura que predomina en ellos, le otorgan un aire italiano o para ser más precisos, muy 'veneciano'.
-
-
Y ésto se debe a que éstos pueblos, habitados desde la antigüedad, resguardan entre el entramado de sus colinas y callejuelas, el paso de naciones legandarias que han dejado su impronta en cada trazo de la geografía local. Sus características contemporáneas se remotan a los pueblos de los ilirios, que a su vez conformaban las tribus de los 'Histrios' (se supone que de allí deriva su nombre), pueblos que fueron conquistados y asimilados por el 'Imperio Romano'. Éstos últimos fundaron varias dependencias portuarias en la zona y según leemos, después de la caída del Imperio romano occidental, la región fue conquistada por los godos, los lombardos, anexada al reino franco por Pipino III en 789, y después sucesivamente controlada por los duques de Carintia, Meran, Baviera y por el Patriarca de Aquilea. A partir del año mil la mayor parte de Istria fué anexada a la 'República de Venecia'. En 1797 sin embargo, pasa a manos de los 'Habsburgo', excepto entre 1805/13, cuando la península fue parte del Reino napoleónico de Italia. Durante el reino de los 'Habsburgo', Istria tuvo un gran desarrollo político y económico y a mediados del siglo XIX comienza a desarrollarse una intensiva industria turística. Luego de la victoria italiana en la Primera Guerra Mundial, Istria pasa a formar parte de la 'República de Italia' y a partir de la Segunda Guerra Mundial a la 'República de Yugoslavia'. Desde 1991, cuando Croacia y Eslovenia obtienen finalmente su independencia, la 'Península de Istria' se divide entre éstos dos países, a excepción de la pequeña ciudad de 'Muggia', cercana a Tristre, que permanece bajo dominio italiano. Las cuatro ciudades costeras eslovenas son dignas de visitar, pero personalmente me he quedado deslumbrado con 'Piran' y su aire de 'pequeña Venecia'. Fué en 'Piran' donde más disfrutamos de las bellezas locales, y donde hemos tomado una excursión para observar éstos pueblos desde el mar. Allí hemos podido visitar otros pequelos puertos, un gran criadero de ostras, las famosas salinas de Koper y disfrutar de ésos atardeceres preciosos que nos deslumbran cuando uno se encuentra embarcado.
-
De Península de Istria, Eslovenia
-
Cada verano éstos pueblos reviven con numerosos mercados populares y festivales culturales. Durante los dias que permanecimos en Piran, tuvimos la suerte de presenciar el 'Festival anual de Danzas Folklóricas de Pueblos del Mediterráneo', un espectáculo popular que se desarrolla cada noche sobre la bellísima 'Plaza Tartini', nombrada así en honor al famoso violinista Giuseppe Tartini, quien diera a conocer el nombre de Piran al mundo y cuya estatua constituye el punto principal de la plaza.
-
-
Desde ésta zona de la Península de Istria se pueden desarrollar varias excursiones hacia el interior de Eslovenia. Nosotros hemos optado por visitar el 'Castillo de Predjama', famoso por constituir una curiosa fortaleza medieval enclavada literalmente en la roca de una profunda montaña y las mundialmente reconocidas 'Grutas de Postojna', una fabulosa red de grutas y cavernas de aproximadamente 20 kms de largo, que constituyen una verdadera curiosidad en ésta región del Karst esloveno. Recordemos que Eslovenia posee uno de los sistemas de grutas más largos de Europa, y su suelo puede ser fácilmente comparado a un queso 'gruyere'.
-
-
Si bien las 'Grutas de Postojna' constituyen el atractivo turístico número uno del país, no por ello deja de ser atractivo la posibilidad de internarnos en ése mundo subterráneo. Para ello cuentan con un sistema de trenes que parten a cada hora, y gracias a los cuales es posible recorrer unos 5 kms de éstas maravillosas grutas. Todo el trayecto se encuentra muy bien organizado y una vez que llegas a destino, debes acercarte al guía que nos acompañará el resto de la excursión, dependiendo de nuestro idioma. Realmente vale la pena realizar ésta excursión, nosotros al menos no hemos salido defraudados! Así, entre descubrimientos naturales, culturales y arquitectónicos, las numerosas curiosidades que representan cada una de éstas localidades, y la preciosa gastronomía local (¡Ay ése fabuloso 'branzino'!), fué otra grata sorpresa descubrir ésta parte de Europa, hoy abierta al turismo internacional y que sin dudas constituye un agradable sitio para visitar en cualquier época del año.
-

7 comentarios:

Mª Angeles y Jose dijo...

Por lo que veo, tu nunca visitas lugares feos ...;-)).

un lugar precioso para perderse y olvidarse del mundo real...Gracias por la informacion.

Besos

Helena dijo...

Voy a tener que dejar de leerte Gus... ¡menuda envidia cada post que nos haces! jejeje
Un saludito y, como siempre, una genial entrada

CRISTINA dijo...

¡¡¡Cuánta belleza!!!

Muchos besos Gus.

Luis G. dijo...

Vaya lugares que visitas, mi admirado amigo Gus. Ínclito viajero en la sugestiva orbita europea. Creo que tengo más conocimiento de paisajes y lugares europeos que cuando estudiaba. Gracias a ti, voy almacenando imagenes y textos de sitios donde la belleza se posó para encanto de viajeros. Como me gustaría hacerlo. Mi tierra la conozco y me encandila. Pero tus trabajos, tan precisos y preciosos, son para mi la estela de lo mejor de los blogs viajeros. Graciassss.

Un abrazo,

Luis.

fosi dijo...

Hola Gus.
Un poco agobiante lo del centro vacacional ese,¿no?,hiciste bien en "salir" para enseñarnos estas maravillas.
Un abrazo.

El Deme dijo...

Deliciosa península repartida entre dos países. Me recuerda a mi estancia en Dubrovnik durante unas horas. La foto de la comida es maravillosa.

MTTJ dijo...

Tan sólo hace 4 meses que estuvimos por esos lares y me parece una eternidad. La Península de Istria tiene realmente unos pueblos preciosos. En cuanto a Portoroz, pasamos de largo precisamente por todo lo que cuentas.
Un abrazo