"Ser cosmopolita no significa ser indiferente a un país y ser sensible a otros. Significa la generosa ambición de ser sensibles a todos los países y todas las épocas. El deseo de eternidad, el deseo de ser muchos" JORGE LUIS BORGES

10 de octubre de 2011

El maestro Cézanne y la Montaña Santa-Victoria

-
"El arte debe hacer eterna a la Naturaleza en nuestra imaginación". (Paul Cézanne)
-
-
"Pintar la Naturaleza no es copiar un objeto, es la realización de una sensación". (Paul Cézanne)
-
-
Estimados amigos, el recorrido que hoy les propongo, se me ocurre que tiene que ver con la afición que a todos nos puede despertar el arte de los maestros impresionistas. Como sabemos, la fantástica región de la Provence ha sido testigo del paso y la obra de grandes maestros que hoy conocemos como 'Impresionistas' (Van Gogh, Monet, Manet, Pisarro, Matisse...), todos tienen en común que en algún momento de sus vidas, han elegido residir en ésta región del sudeste de Francia, en búsqueda de ésa luz especial que aquí a todos nos aguarda. Sin embargo, de ésos maestros impresionistas, sólo uno fué realmente original de la Provence, Paul Cézanne, siendo en su propia tierra donde buscaría y encontraría ésa inspiración.
Claro, ¿cuándo me iba a imaginar yo, que he nacido y crecido a unos 12000 kms de distancia, que algún día conocería personalmente ésos mismos paisajes?, teniendo la posibilidad de sentirme 'dentro' de ésos obras que tanto llamaban mi atención, cuando las observaba desde las enciclopedias de arte que mi padre acuñaba.
Y aunque les parezca utópico, ése es uno de los motivos por los que disfruto tanto vivir en Francia: cada viaje que emprendo, descubro que me encuentro dentro de un capítulo de la historia, dentro de un menú gastronómico, en las sensuales ondulaciones de una botella de vino, en el 'savoir faire' de la gente de campo y por supuesto, en las entrañas mismas de una obra de arte. He aquí algunas de las sensaciones/emociones que me fueron reveladas cuando descubrí, hace unas semanas, la fascinante ciudad de 'Aix-en-Provence' y los paisajes de su hijo más ilustre. Paul Cézanne nació en ésta ciudad provenzal un 19 de enero del año 1839 y si bien alguna vez 'coqueteó' con residir en París (las luces de la gran capital desde siglos atraen, como un imán encantado, a personajes de todo el mundo. ¡Si sabré de ésa historia!), sin embargo eligió regresar a su tierra, desarrollando su arte desde allí.
-
-
La historia personal de Paul Cézanne es sumamente particular, sobre ello nos referiremos en otro momento. En ésta ocasión sólo destacaremos que el maestro Cézanne luego de un largo 'periplo' artistico y emocional (como si en el arte una cosa puediera ir separada de la otra), encontró su mayor fuente de inspiración, su musa, en un cordón montañoso, vecino y perceptible desde su 'Aix-en-Provence' natal y que conocemos como 'Montaña Santa-Victoria'. Podríamos comenzar entonces, ésta breve semblanza, contándoles que el macizo de 'Santa-Victoria', es un cordón montañoso clasificado como 'Grand Site de France', (organismo gubernamental que tiene como misión destacar y preservar aquellos sitios emblemáticos de la cultura, historia y geografía de Francia), siendo uno de los primeros en obtener semejante distinción. Luego, conociendo un poco más, sabremos que el 'Grand Site Saint-Victoire' es un espacio natural de 34500has compuesto de una variedad única de paisajes arbolados, agrícolas y montañosos. Es el símbolo a su vez de todo lo que la Provence representa por su historia, su cultura y la riqueza de su patrimonio natural. Asimismo éste mosaico de paisajes resguarda una gran riqueza faunística y vegetal de carácter mediterráneo que integran la reseña europea 'Natura 2000'.
-
-
Algunas de las razones que hacen que la 'Montaña Santa-Victoria' sea catalogada entre los 'Grandes Sitios de Francia', es que no se trata solamente de un 'santuario' reservado para la contemplación de los paisajes. Todo lo contrario, estamos hablando de una región donde el 75% del territorio es privado y donde residen un puñado de familias que se dedican en general, a las actividades agrícolas. Por todo ello, es que ése grupo de habitantes, preservan las características paisajísticas, naturales y culturales de la zona, aseguran su gestión y su buena utilización en lo cotidiano, proponen actividades compatibles con las calidades patrimoniales del sitio. Integran el desarrollo económico local en los proyectos regionales, y por último resguardan que la frecuentación turística permanezca compatible con el carácter patrimonial y de las condiciones de vida de ésos mismos habitantes. Tal vez la mejor forma de conocer personalmente la 'Montaña Santa-Victoria' y acercarnos de cierta razón a la de vida de sus habitantes, sea recorriendo la 'Ruta Cezanne', un itinerario realizado por gestión de la 'Asociación Amigos de la Montaña Santa-Victoria' y definido el 30 de mayo de 1959 en decreto firmado por el entonces ministro de Cultura de la Nación, André Malraux. En realidad la 'Ruta Cézanne' es una pequeña ruta departamental que une la ciudad de 'Aix-en-Provence' con el pueblo de 'Le Tholonet'. Se trata de unos cinco kilómetros que permiten conocer algunos de los sitios emblemáticos de la vida y obra de éste genial artista. Desde las oficinas de turismo locales es posible obtener mapas y muy buena folletería indicando el trazado de la ruta y los espacios a visitar. Personalmente decidimos recorrer la 'Montaña Santa-Victoria' en su totalidad, itinerario que es posible realizar en una jornada. Efectivamente, saliendo desde 'Aix-en-Provence' en dirección este, tomamos la Ruta Deaprtamental D17 que, como comentamos en el párrafo anterior, en sus primeros cinco kilómetros de recorrido se denomina 'Ruta Cézanne'.
Una vez que atravesamos el pueblo de 'Le Tholonet', en escasos minutos arribamos a la aldea de 'Saint-Saturnin-Sur-Bayon', un pueblo muy pintoresco, reconocido porque alberga el 'Molino Cézanne', otro de los emblemas por siempre relacionado con el maestro del impresionismo. Debemos destacar que aquí se trata de paisajes sumamente agrícolas, donde destacan los grandes viñedos clasificados como 'AOC Côtes-de-Provence / Sainte-Victoire', con sus establecimientos vitivinícolas correspondientes, ubicados en las laderas de ésta mítica montaña.
Luego de recorrer algunos otros kilómetros de ésta ruta que por entonces nos resultaba fantástica, llegamos al pueblo de 'Puyloubier', otro de ésos sitios que se destacan por la belleza de sus casas y tramado urbanístico medievales y donde decidimos realizar un alto para almorzar y savorear algo de ésos 'crudos' que nos apetecían desde el camino. Una vez repuestos, retomamos la ruta para inmediatamente darnos cuenta hasta aquí llegaba. Fué algo difícil entonces, por lo apartado del lugar, descubrir otro tramo de la misma, el objetivo era retomar la Ruta Departamental D10 para continuar el recorrido de la montaña. Una vez salvado éste inconveniente gracias a la famosa consigna 'ensayo y error' logramos, ahora sí, retomar nuestro objetivo, entornando el 'Col de Pontes', para inmediatamente arribar al pueblo de 'Vauvenargues'. Desde la ruta habíamos identificado un castillo/fortaleza algo particular, era el edificio más grande que observáramos desde que hacía unas horas dejáramos atrás 'Aix-en-Provence'. Una vez que logramos aparcar el automóvil y acercándanos por simple curiosidad a ése castillo monumental, nos topamos con una señora muy amable que se sorprendió por nuestro desconocimiento del monumento: se trataba nada menos que del 'Castillo de Vauvenargues', última propiedad de un tal Pablo Picasso y de su mujer Jacqueline, actualmente en manos de Catherine Hutin, hija de Jacqueline Picasso. Tratándose de una propiedad privada, el 'Castillo de Vauvenargues' a sido abierto al público desde hace solamente dos años, pudiéndose realizar únicamente visitas guiadas en los meses de verano y como no teníamos mejores planes para las siguientes dos horas, pues decidimos tomar ésa visita guiada que se aproximaba.
-
-
Debo reconocer que a ésta altura el señor Picasso ha dejado de estar, por varias razones, entre mis pintores favoritos. Si bien desde algún punto de vista me resulta casi 'familiar' ( hace cinco años que vivo a escasos cinco minutos del 'Museo Picasso' de Paris), la idea de conocer una de sus últimas moradas y además, el sitio donde se encuentra enterrado, realmente la curiosidad pudo más que nuestras diferencias. Visita que comento en el párrafo inferior. Ahora sí, luego de ésta parada para conocer la vida íntima de don Pablo y su morada de descanso eterno, retomamos la Ruta Departamental D10 y luego de desviarnos unos minutos, arribamos al 'Barrage du Bimont'. Se trata de un embalse inaugurado en 1952 que permite, con la creación de un lago artificial, dotar de agua y electricidad a numerosas comunas locales, a los centros industriales de 'Aix-en-Provence' y de alguna forma su potencial logra llegar hasta la ciudad de 'Marseille'. Lo mejor de la visita al 'Embalse de Bimont' son las vistas espectaculares que se obtienen de la 'Montaña Santa-Victoria' y de los paisajes vecinos. Debemos destacar que la comuna más cercana al 'Embalse de Bimont' se denomina 'Saint-Marc-Jaumegarde' y como tantas otras de la región, resulta muy agradable de visitar. Para finalizar nuestro recorrido de la 'Santa-Victoria' decidimos desviarnos unos escasos kilómetros más para acercarnos al 'Moulin de Montfuron', uno de ésos preciosos molinos de piedra medievales, perfectamente restaurado y que se encuentra en ... pleno funcionamiento!
-
-
Sin dudas fué otra jornada intensa plena de buenos recuerdos y visualización de bellísimos paisajes. Claro, cada vez que visite un Museo o una exposición donde nos enseñen obras del maestro Cézanne, sabré muy bien de dónde viene su obstinación por tratar de captar la luz y los paisajes de la 'Montaña Santa-Victoria', otro de ésos rincones provenzales que atrapan y que me permiten soñar con ser parte, algún día no muy lejano, de ésa tierra bendecida por sol y por la historia!
-
Visitando el 'Château de Vauvenargues':
Como comentáramos en otro párrafo, una de las posibilidades de visita en un recorrido por la 'Montaña Santa-Victoria', constituye conocer el 'Château de Vauvenargues', una antigua fortaleza, clásica y austera, de severas líneas, alguna vez propiedad de Pablo Picasso y su última esposa, Jacqueline. Se trata de un castillo medieval eregido sobre los dominios de una antiquísima fortaleza romana y que se encuentra ligada durante siglos a la historia de la Provenza, ya que perteneció a los Condes de Provenza y al famoso rey 'René, el Bueno', hasta 1474, cuando es legado al médico personal del rey, Pierre Robins d'Angers. Durante los siglos siguientes pertenecerá a otras familias hasta que, en 1720, el Château de Vauvenargues y sus dominios obtienen el título nobiliario de 'marquisado', otorgado por el rey Luis XV como reconocimiento a sus propietarios por haber atendido a la población local durante la epidemia de peste de aquellos años. Luego de pasar a otras manos durante los siglos siguientes, en 1929 Vauvenargues es inscripto en la lista de Patrimonio Histórico. Cuando, en 1958, Picasso descubre el 'Castillo de Vauvenargues', gracias al crítico de arte Douglas Cooper, quien le informa que se encontraba a la venta, lo adquiere inmediatamente sabiendo que sería el propietario de una parte de la 'Santa Victoria'.
Tal es así que cuenta la anécdota que al adquirir el castillo, Picasso llama a su 'marchand' en París diciéndole: 'He adquirido la Santa-Victoria de Cézanne!'. El marchand, pensando que se trataba de una pintura le demanda: 'Cuál has adquirido?' y Picasso le responde 'la verdadera, la original'.
Visitando los aposentos de 'Vauvenargues', descubrimos que todo el mobiliario se encuentra intacto tal cual lo dejaran Picasso y Jacqueline. Sus objetos personales, los caballetes del maestro, sus mesas de trabajo, sus obras coleccionadas en décadas, etc. Llama la atención la austeridad de ésos ambientes y la forma algo 'ascéptica' de su vida. Según nos cuentan, en realidad Picasso al adquirir el Castillo de Vauvenargues, deseaba de alguna manera 'apropiarse' de ésa mítica montaña que su admirado Cézanne había pintado en más de 60 de sus obras y a su vez deseaba revivir algo del ambiente 'rústico y austero' de su España natal (según ellos cuentan!). Es cierto que los colores rojo y amarillo son los que sobresalen en gran parte del decorado. Tal es así que como 'cabecera' de su cama matrimonial dispusieron una gran bandera a rayas verticales en colores rojo y amarillo (personalmente me pareció muy parecida a la bandera 'catalana' y/o a la bandera de la 'Provence'). Una de las gratas sorpresas de ésta visita personalizada que, como comentáramos, se compuso de un grupo de quince personas y dos guías, fué descubrir en exclusiva una serie de grabados 'taurinos' sumamente eróticos y subjetivos. Se trata de una serie de grabados de un imponente 'Minotauro' acosando una 'Doncella' y en otros representan escenas de bacanales, creo que se trataría una parte de la serie 'Suite Vollard' y que personalmente me fascinaron!
-
-
Luego recorrimos los jardines, donde observamos otras vistas espectaculares de la 'Montaña Santa-Victoria', terminando el recorrido frente a la puerta de entrada, donde se encuentra una bella escultura de Picasso, representando un pájaro, y donde nos indican que debajo de ésa escultura se encuentran la tumbas de Pablo y Jacqueline Picasso. Una visita que valió la pena, la cual nos permitió acercanos a otra etapa de la vida de éste gran maestro, cuyo genio no sólo se relacionó con el arte, sino también con la forma de 'manejar y comercializar' su carrera, alguien que en vida fué muy consciente del poder 'atrayente' de una buena firma y de una buena 'puesta en escena' de la vida como forma de arte!
-
-
Imposible, cuando uno visita algo relacionado con Picasso, no acceder a una tienda muy bien organizada, con bellos y caros objetos que continúan llenando el arca de sus herederos e imposible fué tomar imágenes, tanto del interior del castillo y de sus jardines, porque se encuentra estrictamente prohibido... Si uno desea guardar imágenes del inteior, debe pasar por la tienda, donde ofrecen las respectivas 'cartas postales' y/o 'guías visuales', libros, películas, tazas, lapiceros, reproducciones de objetos del dominio...

15 comentarios:

Mediterráneo dijo...

Haces unas descripción absolutamente artística del lugar.

Pero me quedo con tres momentos:

- Tener la sensación de estar dentro de una obra.

- Caminar por el espacio de quien creo tanto arte, con su alma como testigo.

- Tocar un molino medieval.

Amén de las preciosas fotografías que nos enseñas (para nuestra envidia);)

Maravilloso recorrido, Gus!

Un abrazo

Luis G. dijo...

Otro recorrido fantástico, amigo Gus. Destacas esos paisajes donde su poder evocador captó las delicias de tan geniales pintores. Tecnica y visión sensible. Esa visión que tienes tu para hacernos gozar con esas tierras plantías y esas montañas donde se descuelga el azul como un velo prodigioso.

Un fuerte abrazo,

Luis.

gloriainfinita dijo...

Bellísimos paisajes y no menos bellas descripciones las que haces de ellos, Gus. He tenido la suerte de recorrer la Provenza en distintas ocasiones, de recrear todos los sentidos en Aix y estoy totalmente de acuerdo contigo: es una de las zonas más bellas del país vecino.
Se me ha escapado una sonrisa al leer lo de "un tal Picasso", también coincido contigo: hace tiempo que le taché de la lista de los importantes y es que, como bien dices, emociones y arte van de la mano, si no hay de lo primero, a lo segundo le falta el alma.
Besos.

Maribel dijo...

Querido Gus,
qué maravilloso recorrido por el camino de Cezanne, me encanta como has ido entrelazando la historia con sus cuadros, y la sorpresa final del castillo donde vivió Picasso, una aventura impresionista picasiana, un beso violeta, Maribel

Elia dijo...

Hola Gus!! Me ha gustado mucho poder admirar los paisajes donde ha trancurrido la vida de artistas con gran sensibilidad y pasión, el molino y como dice Maribel la sorpresa del castillo de Picasso, un recorrido artistico! Besosss

Japy dijo...

Magnifico reportaje. Cierto que pintar la naturaleza no es copiar un objeto sino captar con la pintura (o con la fotografía) las sensaciones que ese objeto te proporciona. Saludos.

GUSPLANET dijo...

Hola Catarina: muchísimas gracias guapa por tus palabras, los tres ítems que destacas claro que reflejan algunas de las sensaciones que uno vive cuando visita un lugar fantástico como la 'Montaña Santa-Victoria'. Un saludo grande!

Luis, una vez más gracias amigo por tú 'fidelidad' y claro, estoy seguro que tú encontrarías mil historias y otra tanta inspiración en ésos paisajes!

GUSPLANET dijo...

Hola Gloria, un placer 'leerte' de nuevo por el 'Gusplanet'. Tú si que eres una viajero de los mundos y claro, la Provence no podía haber estado ausente de ésos periplos... Ah don Picasso, en realidad me gusta bastante su arte, lo que pasa es que me parece que (como a muchísimos otros!) lo han sobredimensionado con tanta fama, tantas muestras, tantos millones en danza y éso genera que no 'surgan' a la luz del gran público otros artistas tan importantes o más que él. Simplemente éso.


Maribel, mi Hada Violeta, sé que tú gozarías como una 'musa' sobrevolando ésos campos y buscando 'él' artista que sepa plasmar tús visiones... sí, sin dudas que te veo por allí! Tal vez cuando nos mudemos ????

GUSPLANET dijo...

Hey Elia! A ti también te veo por allí, penetrando en cada pequeña iglesia, en cada casa, en cada pequeña calle de piedra y disfrutando de ése sol tan intenso y de ésos campos tan verdes. Vienes entonces ????


Hola Japy: muchas gracias por tú visita. Sabes? El maestro Cézanne fué vanguardista en lo suyo. Claro, según nos cuentan él mismo fué influenciado por Delacroix y a su vez 'se adelantó' a otros que luego definieron su propio arte como 'cubismo'. Pero más allá de las definiciones 'técnicas' lo que nos queda claro es que fué alguien que supo plasmar en un lienzo su sensibilidad y su pasión por ésa tierra mítica de la Provence!

iglesiasoviedo dijo...

Gracias por tu visita y amables comentarios.
He de felicitarte por esta magnifica entrada, para mi los pintores preferidos son los impresionistas, comprenderás así mejor, lo mucho que he gozado leyéndote y recreándome en ese magnifico y maravilloso recorrido de paisaje, naturaleza, sentimientos y pintura que nos ofreces. Un a autentica delicia para los sentidos.
Un abrazo.

Juan C. Sánchez dijo...

No en vano el paisaje es la disciplina más difícil y más decepcionante a la vez pues lo fotografiado muchas veces no corresponde con el momento vivido.

Si me lo permites utilizaré las palabras de Cesanne para mi próximo post.

pd. Muchas gracias por avisarme de que tienes problemas para entrar en el blog, no se a que se puede deber, tampoco nadie , excepto tú, me ha dicho nada.
Un abrazo

Paco Piniella dijo...

Que interesante comparar la realidad de un paisaje con la de un cuadro.
Saludos viajeros

MTTJ dijo...

Me ha llamado la atención cuando nos comentas el por qué disfrutas tanto de tu vida en Francia

"cada viaje que emprendo, descubro que me encuentro dentro de un capítulo de la historia..."

Realmente, no hay pueblo, montaña, valle... que no esconda parte de historia, mejor dicho, Historia con mayúsculas. De todas formas, me parece que esta sensación la tendrías también en muchos otros lugares de Europa.

Muy interesantes las anécdotas que nos cuentas sobre Pablo Picasso y deliciosa la foto del campo de girasoles.

Un abrazo

GUSPLANET dijo...

Hola José, me halagas con tú visita, pero mucho más al sabes que te he complacido con ésta entrada. Ya sabes, si eres un amante de los 'Impresionistas', como muchos de nosotros, no debes perderte de visitar la mítica Provence!


Johnny, gracias por tus palabras y seguramente lo que me ha ocurrido con tú blog es simplemente un problema de conección. Pero no dudes que allí regresaré!

GUSPLANET dijo...

Gracias Paco por tú visita!

Ma.Teresa: tienes absolutamente toda la razón! A veces me dejo llevar por el entusiasmo del descubrimiento.

Claro, todos tenemos nuestros sitios 'especiales', y yo, que en cierta manera he sido un vagabundo, tengo la enorme fortuna de elegir donde vivir y por éso me encuentro en ésta tierra.