"Ser cosmopolita no significa ser indiferente a un país y ser sensible a otros. Significa la generosa ambición de ser sensibles a todos los países y todas las épocas. El deseo de eternidad, el deseo de ser muchos" JORGE LUIS BORGES

18 de octubre de 2011

Otoño en los Jardines de Luxemburgo

-
Paris es una de ésas ciudades donde resulta un placer inmenso observar el transcurrir de las estaciones del año. Cada una de ésas temporadas poseen su encanto pero, para muchos, el otoño es 'la estación' ideal para recorrer la ciudad y, en los días soleados, dejarnos llevar por el instinto, tratando de descubrir cada uno de los mágicos rincones que la envuelven. Ésa atmósfera especial del otoño es muy factible de vivenciar en el que tal vez sea uno de los parques públicos más bello de la ciudad: los 'Jardines de Luxemburgo' ('Jardins du Luxembourg' en francés), donde las imagenes que acompañan ésta nota, fueron tomadas éste domingo último. Situado en uno de los barrios más característicos y reconocidos, 'Saint-Germain-des-Prés', éstos históricos jardines ofrecen un apacible refugio en el corazón de una ciudad que posee numerosas muestras de éste tipo de jardines 'a la francesa'. Los 'Jardines de Luxemburgo', con una superficie de unas 23 hectáreas, comprende el sorprendente 'Palacio de Luxemburgo', diseñado y construido a partir de 1615 por orden de 'Maria de Médicis', por entonces reina de Francia y viuda de Henri IV. Según nos cuentan la reina italiana deseaba alejarse del 'Palacio del Louvre', demasiado grande, oscuro y medieval (actual Museo y por entonces palacio real), y vivir en otro que le recordara su Florencia natal.
-
-
Por éso se dice que la primer etapa del
'Palacio de Luxemburgo' recordaba a otro famoso: el 'Palazzo Pitti' de Florencia, centro del poderío de la familia Médicis. Durante quince años se suceden los trabajos, dando por resultado una verdadera joya de elegancia dentro de la arquitectura clasisista parisina. Si bien el 'Palacio de Luxemburgo' poseía ésa resemblanza con su homólogo florentino, en su estilo de construcción no dejaba de lado el plan final de 'hôtel particulier' a la francesa. Y ésto fué evidente en la decoración de las galerías interiores del palacio, cuando la reina 'Maria de Médicis' encarga a su pintor favorito, Rubens, nada menos que 24 pinturas que trazan los grandes momentos de su vida! (Hoy son posibles de observar en el 'Museo del Louvre'). Sin embargo ésta 'reina italiana', que tuviera gran influencia en la corte del siglo XVII, no pudo ver terminada su obra, ya que por intrigas políticas de palacio, fué expulsada de Paris y exiliada en el 'Chateau de Chenonceau' sobre el 'Valle de la Loire'. A pesar de las reformas que siguieron a la expulsión de 'Maria de Médicis', la mayor parte llevadas a cabo por la familia de Orleáns ( propietarios del palacio hasta 1779), el 'Palacio de Luxemburgo', actual 'Senado de la Nación' y 'Museo de Exposiciones Temporarias', constituye uno de los mejores ejemplos del arte monumental parisino del siglo XVII.
-
-
Rodeando el 'Palacio' se encuentran los
'Jardines de Luxemburgo', asimismo diseñados y construidos en época de 'Maria de Médicis' bajo un estilo 'renacentista italiano' pero que sin embargo , con los cambios de gusto según las épocas, fué adquiriendo aspectos que reflejan estilos diferenes: un jardín 'a la francesa' (notamente la parte central con sus fuentes, estanques y esculturas 'románticas' de todas las reinas y regentes de Francia), un jardín 'a la inglesa', con sus arboledas que combinan el color de sus hojas según el cambio de estaciones, un 'Jardín de Frutales' que data de la época de Luis XVIII (mediados del siglo XIX) y la 'Orangerie' que vive sus mejores jornadas, regalando sus fragancias, en cada primavera. En los 'Jardines de Luxemburgo' nos encontraremos con sillas metálicas situadas en todos los rincones del parque, las cuales son posibles de desplazar según el sitio donde nos pareza: mucha gente disfrutando del calor que nos regalan los dias soleados, otras tantas concentradas en sus lecturas cotidianas, parejas y grupos de amigos que comparten sus pic-nics por aquí, algunos abuelos con sus nietos por allá: los 'Jardines de Luxemburgo' constituyen sin dudas uno de los mejores sitios para observar la belleza de la naturaleza 'diseñada' por la mano del hombre y la vida de los parisinos en sus vaivenes cotidianos. Otro de sus rincones encantadores lo constituye la 'Pérgola', donde cada primavera y verano ofrecen conciertos gratuitos, notamente sinfónicos durante el mes de junio y la famosa 'Fête de la Musique' (21 de Junio).
-
-
Un monumento emblemático, y único por su estilo en la ciudad, es la 'Fuente de Médicis', creada en el siglo XVII al gusto de las 'grutas italianas': un estanque que refleja todo el año las ramas de 'plátanos centenarios', rodeado de vasos y esculturas renacentistas. Como pieza maestra central, una colosal escultura en bronce de 'Polifemo' en acción de disparar una piedra y reflejando su rostro en el estanque: sin dudas mi fuente preferida en una ciudad que cuenta en centenares las obras de éste tipo... especialmente en otoño, cuando las hojas de tonos terracota caen sobre el estanque y los patos regresan en búsqueda de su baño cotidiano, les puedo asegurar que resulta uno de los sitios más 'románticos' que uno se pueda imaginar. Con un pie en Florencia y otro en Paris: ¿no me digan que no resulta una auténtica maravilla?
-
-
Continuando nuestro recorrido, nos toparemos con seis courts de tenis donde es posible alquilarlos por hora, con reserva al menos una semana en avance. Cerca de allí algunos hombres juegan a los 'pétanque' o 'boules', el deporte nacional francés, tan popular en las plazas públicas de los pueblos de Provence. En otra parte, las mesas donde se reúnen los aficionados del ajedrez... y los habitués que gustan comentar cada figura! Para los niños tendremos paseos en ponys y pequeños carruajes, el 'teatro de marionetas' que dona funciones desde 1933, o para los niños que lo prefieren pueden alquilar y hacer navegar barcos con la ayuda de un bastón en el estanque central o montarse a un bellísimo 'carroussel' clasificado 'Monumento Histórico' y que da vueltas por aquí desde... 1880. Son los 'Jardines de Luxemburgo', una de las joyas del patrimonio francés, y tal vez uno de los parques públicos urbanos más bellos del mundo!
-
-
Quelques Notes: Vale recordar que actualmente se lleva a cabo en el 'Museo de Luxemburgo' la exposición 'Cézanne y Paris', uno de los eventos faros de la temporada cultural en la ciudad. Si lo que deseamos es prolongar nuestra jornada en los alrederores de los fabulosos 'Jardines de Luxemburgo', podremos optar por visitar el 'Barrio Latino' de Paris con su imponente 'Pantéon', donde restan los 'Grandes Hombres de Francia' (ejem!), lo que es lo mismo decir, las tumbas de Victor Hugo,Voltaire, Rousseau, Zola, Pierre y Marie Curie, André Malraux, entre otros. El 'Quartier Latin' (llamado así porque allí se sitúan la 'Universidad de la Sorbonne' y los grandes liceos de Francia, donde el 'latin' era la lengua hablada en la Edad Media). Imperdibles recorrer los edificios universitarios, visitar el magnífico 'Museo Nacional de la Edad Media' y las antiguas termas romanas o perdernos en los trazados medievales de la 'Place Contrescarpe' y la 'rue Mouffetard', trazada en tiempos del... Imperio Romano! En otro sentido, cerca de los 'Jardines de Luxemburgo' se encuentran las Iglesias de 'Saint-Sulpice' (famosa por sus frescos de Delacroix y por las intrigas de la novela 'El Código Da Vinci) y de 'Saint-Germain', centro del que es considerado uno de los barrios más dinámicos y bellos de la ciudad, 'Saint-Germain-des-Prés', sede de algunos de los cafés más famosos, museos soprendentes, tiendas de maravillas y restaurantes, como 'Le Procope' fundado en 1686 y donde se reunían filósofos 'enciclopedistas' como Voltaire, Danton y Robespierre o personajes políticos como Benjamin Franklin!

9 comentarios:

Abilio dijo...

Hola Gus, bueno... la chabola que tengo yo para pasar las vacaciones y fines de semana es muy parecida a este palacio y no me doy tanta importancia, jajajajaja.
Que luminosidad que tiene las fotos, es que la luz de un día claro de otoño tiene difícil comparación.
Las fuentes son una preciosidad y buenas compañeras para una mañana de domingo paseando por los jardines.

Un abrazo

Abilio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
fosi dijo...

Hola Gus.
Este Abi...que callado se lo tenía.
Tiene que ser una gozada pasear por ahi,y coincido contigo,echar un ratito en esa fuente tiene que estar muy bien.
Un abrazo.

Mª Angeles y Jose dijo...

Que bonito! es maravilloso...

Por cierto ese reflejo en las gafas me tiene atrapada....

me encanta el reportaje.

Besos

CARLOS dijo...

Como tu demuestras en tus fotos es una preciosidad de lugar, la verdad es que da gusto entrar en tu blog, es como coger un libro, la descripción es precisa y la fotografía espectacular. Una vez más un precioso reportaje. Por cierto, si, cocino yo... si no lo hubiera echo no estaría la foto en mi blog. Un enorme saludo.

Maribel dijo...

Querido Gus,
este es mi sitio preferido de Paris, has dado en el clavo, no hay nada que no me guste del parque Luxemburgo, lo mejor? ... las sillas para sentarse y tomar el sol, entre colores amarillos y violetas del otoño, MARAVILLOSO !!!!

El barrio latino junto al parque es fabuloso, tengo fotos de las curiosas y preciosas tiendas, y sobretodo recuerdo un creppe cerca del Panteón, en creppes a gogó, te los recomiendo, te encantarán.

Me estoy emocionando demasiado, cuando visité este barrio es realmente cuando me convencí que podría vivir en Paris.

Besos violetas, Maribel

Juan C. Sánchez dijo...

Hola amigo Gus, tuve la oportunidad de pasar una tarde de primavera en ese jardín, en la que parecía que todo parís se había echado a al calle a disfrutar del buen tiempo en esas sillas tan típicas de París. Bonito reflejo. Un abrazo

El Guisante Verde Project dijo...

Gus!
Para nosotros el otoño es una estación fantástica, nos encanta salir y pasear por los hayedos. Los colores, los cielos... Los jardines de Luxemburgo los descubrimos relativamente tarde, ya habíamos estado algunas veces en París sin visitarlos, y nos encantaron.
Este post sería motivo suficiente para viajar hasta la capital de la luz, y descubrir, no solo los jardines, sino esa visita que propones, y por supuesto, la expo de Cézanne.

Un abrazo!
Roberto

ANZAGA dijo...

Muy apañados estos jardines Gus. - He estado un par de veces en ellos. El año pasado, sin ir más lejos, en agosto, me di en ellos un buen paseo, pese a que no dejaba de llover. En cualquier caso, mereció la pena...

Abrazos.