"Ser cosmopolita no significa ser indiferente a un país y ser sensible a otros. Significa la generosa ambición de ser sensibles a todos los países y todas las épocas. El deseo de eternidad, el deseo de ser muchos" JORGE LUIS BORGES

24 de octubre de 2011

Una tarde en los 'Jardines de las Tullerías'

-
En nuestra entrada anterior ('Otoño en los Jardines de Luxemburgo') nos referíamos al encanto otoñal que guarda una ciudad como París y la posibilidad de observar el transcurrir de las estaciones a través de sus parques y jardines. Ése atractivo encanto otoñal, es el que me llevó a visitar, una vez más, los famosos 'Jardines de las Tullerías', siendo el más antiguo y tal vez el más conocido de todos los parques públicos parisinos. Lo que es seguro es que los 'Jardines de las Tullerías' resultan el sitio emblemático, para todos aquellos visitantes, por su situación concéntrica entre algunos de los edificios y monumentos más reconocidos de París. Así es, éste inmenso parque de 27 hectáreas, conforma el eje central de la 'monumentalidad' parisina: si dirigimos nuestra mirada hacia el este, nos toparemos con el fabuloso 'Museo del Louvre'. Si nos dirigimos hacia el norte nos hallaremos frente a la 'Rue de Rívoli', siendo que hacia el sur se encuentra el río 'Sena' (con el maravilloso 'Musée d'Orsay' como atractivo principal, pero no el único!) y en su eje oeste, se perpetúa hacia la 'Place de la Concorde' (reconocida por su obelisco egipcio y por sus dos fuentes 'orientalistas'), la 'Avenida de los Campos Elíseos', el 'Arco del Triunfo' y más allá el barrio futurista y de las finanzas 'La Defensa' y su monumental 'Arco'. Trazando un poco de historia diremos que los 'Jardines de las Tullerías' fueron diseñados, en su contexto primitivo, en el siglo XVI y por orden de la reina 'Catalina de Médicis' (a quien conocimos en la nota anterior 'Otoño en los Jardines de Luxemburgo') la cual ordena la construcción (1564) de un palacio y jardines 'a la italiana', los cuales se convertirían 'en los más bellos de Occidente en aquella época'. Aunque hoy no podremos observar ningún vestigio de aquel suntuoso 'Palacio de las Tullerías' (sus fachadas llegaron a medir 226 metros de largo, fué residencia real de Henri IV, Louis XIV, Louis XVI, Louis XVIII, Napoleón I° y Napoleón III°... finalmente fué incendiado y luego demolido bajo el sitio de 'La Comuna' a partir de 1871), los primitivos jardines florentinos de Catalina de Médicis, agrandados y transformados en los siglos siguientes, demuestran el sentido profundo y la maestranza de grandes arquitectos, (como el reconocido Le Notre), quienes supieron trazar aquí los lineamientos de los 'jardines a la francesa', escuela que luego sería tomada como modelo de cómo deberían ser los parques públicos en casi todo el mundo.
-
-

Compuesto por una avenida central que en el siglo XVII era considero el sitio donde se 'exhibían' los nobles parisinos, en éstos fantásticos jardines nos encontraremos asimismo con un gran estanque en su entrada desde la 'Place de la Concorde', con espectaculares esculturas que evocan varios siglos de arte y algunas otras fuentes y juegos de agua, haciendo que todo el conjunto luzca con una extrema armonía y belleza.
Obra de artistas, arquitectos y jardineros que realizaron en los 'Jardines de las Tullerías' su mejor trabajo.
Debemos destacar que los 'Jardines de las Tullerías' es un sitio muy animado durante todos los dias de la semana, siendo que a veces nos podremos topar con músicos, otras con eventos de todo tipo (muchas novias suelen acercarse hasta allí para realizar sus álbumes, donde también se llevan a cabo algunos de los desfiles que constituyen la 'Semana de la Moda' en Paris). En los últimos años se han convertido en el gran muestrario, al aire libre, de las obras de arte más vanguardistas durante los dias de la 'Feria Internacional de Arte Contemporáneo' o 'fiac'.

¿Arte? ¿Pero de cuál 'arte' estamos hablando?

La 'fiac' ( o 'Foire International d'Art Contemporain' en francés) es uno de ésos mega eventos culturales que me demuestran, cada año, que en el mundo (al menos del arte contemporáneo) las cosas se encuentran cada vez más confusas: se trata de cuatro días donde se reúnen, principalmente en el 'Grand Palais' de Paris, la élite de las galerías de arte de todo el mundo. Una verdadera 'hoguera de las vanidades' donde discuten, entre monstruosidades llamadas 'obras de arte', los vaivenes del arte 'contemporáneo', poniendo en juego millones de dólares sobre el mercado cada vez más confuso e irracional de ésto mal llamado 'arte'.
-
-
Y lamentablemente, no contentos con realizar éstas ferias en recintos cerrados, han decidido que los jardines de Paris son demasiado bellos así como se encuentran y que deben arruinarlos con algunas horribles piezas que suelen necesitar un 'manual de instrucciones' para 'comprenderlas'. Como ya saben algunos amigos de la casa, no me gusta para nada ésto que llaman 'arte contemporáneo' y mucho menos me gusta el ambiente que suele rodear éste tipo de eventos... Pero, como trato de abrir los sentidos y no quedarme sólo con mis ideas, en lo posible suelo visitar muestras de 'arte contemporáneo' en galerias, museos o, como en ésta caso, en los jardines públicos parisinos. Y una vez más salgo convencido que pierdo totalmente mi tiempo observando y tratando de entender algo que no tiene ninguna explicación. Como muestra, 'valga un botón': en medio de los fantásticos, clásicos y bellos 'Jardines de las Tullerías' han colocado, entre otras monstruosidades, la obra 'monumental' de un argentino, Adrian Villar Rojas quien posee la obra más grande presentada en la 'fiac' (en éste link 'tándem 2011 Paris- Buenos Aires' pueden observar el proceso de instalación de su obra).
-
-
Se trata de un objeto enorme (90 metros de largo y 4 de alto!) en forma de tubería blanca (como las grandes tuberías de las cloacas), realizada en un material parecido al yeso y que según el autor 'representa lo que quedará de nuestras civilizaciones cuando arribe el fin del mundo'. Ésta obra, llamada 'Poems for Earthlings', se presenta como una 'ruina', el vestigio de una civilización 'futura' y como todas las esculturas monumentales del artista, ésta obra efímera fué construida para ser 'destruida'... (¿¿¿ ???) En fin, me podrán llamar 'anticuado', 'conservador', 'arcaico', pero me quedo toda la vida con el arte clásico de todos los pueblos del mundo, con los impresionistas franceses, con las obras de Rodin, de gente que concebía el arte como exaltación de la belleza, de la vida, de la naturaleza y no como piezas abstractas para ser aduladas entre galeristas y críticos que tratan de 'vendernos' que, en el arte contemporáneo, todo vale mientras ellos así lo dispongan. Ah! qué actuales me siguen resultando las palabras de ése gran tango llamado 'Cambalache' (del maestro Enrique Santos Discépolo) y que en una de sus estrofas dice así:
¡Hoy resulta que es lo mismo ser derecho que traidor!... ¡Ignorante, sabio o chorro, generoso o estafador! ¡Todo es igual! ¡Nada es mejor! ¡Lo mismo un burro que un gran profesor! No hay aplazaos ni escalafón, los inmorales nos han igualao. Si uno vive en la impostura y otro roba en su ambición, ¡da lo mismo que sea cura, colchonero, rey de bastos, caradura o polizón!...
-
-
Quelques Notes: Como complemento de ésta entrada les cuento que en cada una de las esculturas montadas en los 'Jardines de las Tullerías' podríamos conversar con chicos y chicas 'moredadores' que, amablemente, ensayaban de explicarnos cada pieza, como si de un manual de instrucciones se tratara. No quisiera convertirme en alguien que critica por 'desconocimiento' el trabajo de éstos 'artistas', pero si hubieran podido ver personalmente las otras esculturas distribuidas en éste fantástico parque (unas piezas metálicas sin ninguna forma, unas esculturas de humanoides que me recordaban a los extraterrestres de 'Rockwell', una figura gigante de un conejo inflable instalado sobre un gran camión, etc), entenderían el desconcierto que produce éste 'arte contemporáneo' que cada año presentan en la 'Feria Internacional de Arte Contemporáneo' de Paris. Como alguna vez escribí en la entrada sobre el 'Centro Pompidou' de Paris "... Sin embargo, con los años y las experiencias, fuí comprendiendo que el arte moderno, en la casi totalidad de su expresión, no es más que la 'materialización' del ego de muchos artistas seducidos por algunos 'marchands' y galeristas que señalan, según los vaivenes del mercado y de las bolsas de valores, quiénes serán las próximas 'estrellas' y quiénes quedarán relegados al anonimato...".

16 comentarios:

Abilio dijo...

Hola Gus, como te lea tu paisano... jajajaja el también lo sabe y como él, casi todos los llamados contemporáneos, pero como viven de ello se montan el "rollo",jajajaja.
Bonito tango el Cambalache.
De todas las formas los que vivís ne grandes ciudades siempre tenéis grandes parque para visitar a pesar de las grandes "tuberías".

Un abrazo

Luis G. dijo...

Vaya, estimado amigo Gus, no me gusta ese objeto instalado entre el lujo y la belleza de esos jardines. Hacen cada una, que ya, ya. Las fotos son magníficas, pero esos jardines aparecen masificados. Supongo que será porque es un fin de semana. Yo los visitaría entre semana, un día cualquiera, disfrutando de su empaque natural y arquitectónico, de sus colores, de sus virtudes líricas, de su escenografía radiante....

Un fuerte abrazo,

Luis.

GUSPLANET dijo...

Abi, estimado amigo, tienes razón, en Paris tenemos otros parques, pero éste realmente es sorprendente porque fué el primer parque público que se concibió en la ciudad, porque todo lo que lo rodea es sencillamente magnífico (empezando por el Museo del Louvre, el Museo de Orsay, el Museo de la Orangerie, el Jeu de Paume, el Museo de las Artes Decorativas, de la Publicidad, la Place de la Concorde, los Campos Elíseos, el Museo Nacional de la Marina y sigue la lista!), porque es un parque central, y porque fué concebido con un sentido de la armonía y belleza casi perfectos!

... y sabes algo? parece mentira, pero creo que el 'tango' a muchos nos comienza a interesar cuando vivimos lejos de Argentina (... y me considero la persona menos nostálgica del mundo, no extraño nada de mi país de origen, me siento feliz donde vivo...) o tal vez sea algo que tenemos en los 'genes', pero últimamente siempre recurro a sus letras ensayando de 'comprender' la vida misma ...

GUSPLANET dijo...

Luis, tienes toda la razón en cuanto a la 'masificación' de ésos jardines y las fotos fueron tomadas éste último domingo cuando fuimos regalados con ésos soles de otoño tan 'abarcadores'... y tienes razón cuando dices que los dias de semana se vive otro ambiente: aunque sean los jardines más visitados de Paris (por su posición 'central' en la ciudad), disfruto siempre de la belleza paisajística con que fué concebido, y como comento más arriba, de todo el patrimonio monumental que lo envuelve!

CARLOS dijo...

Gus, no me extraña que sea el lugar elegido por muchos novios para realizar sus reportajes de boda, ciertamente es un lugar muy espectacular por como lo describes y se ve en tu excelente reportaje fotográfico, aquí ya es de noche al escribir esto, pero me he transportado a esa tarde de cielo azul y nubes blancas que me muestras. Magnifico reportaje como todos los tuyos. Un enorme saludo y buena semana.

Elena dijo...

Hace poco que he descubierto tu blog pero me encanta. Me hace echar un poco menos de menos París y Francia en general.
Un saludo

NuriaNómada dijo...

Querido Gus, tú siempre sacas provecho de una tarde, de una escapada, de cualquier viaje.
Coincido contigo en tu opinión sobre la "hoguera de las vanidades"...el Arte, en mayúsculas, se reconoce en seguida, y es intemporal.

PD. Ya tengo el billete para los próximos días a tu tierra, Buenos Aires (por tercera vez)y desde allí a Montevideo y más...Te recordaré allí. Besos.

alfonso dijo...

Aisss Paris Paris ... aún recuerdos el tiempo que allí viví (por trabajo) ...

Los jardines de Luxemburgo preciosos ... pero me sorprendió mucho que en ese precioso entorno haya tantas vásculas ... ¿?¿?¿? realmente la gente necesita pesarse tanto ??? jajaja

Un saludo y gracias por compartir.
Alfonso. www.thewotme.com

El Guisante Verde Project dijo...

Hola Gus!
Desapareció el comentario!! Decía que este jardín por su ubicación y belleza es visita obligada en París. Nosotros hemos tenido la fortuna de poder disfrutarlo en varias ocasiones, fuera de los fin de semana, y libre de aditamentos contemporáneos... :D

Un abrazo!

Elia dijo...

Hola Gus!! Me alegro muchísimo que hayas hecho las entradas sobre los parques, no sé si llamarles parques porque son "sueños", pasear por ellos es de las cosas que más me gusta cuando voy a Paris, disfrutar de los jardines, las flores del Luxemburgo son perfectas....los parisinos tienen una gran delicadeza para diseñar jardines, bellos ,livianos....dulces!!
Me ha guastado también la letra del tango, es tan precisa, tan certera que asusta. Cuando paseas por Luxemburgo o las Tullerías por un momento te evades de todo lo que pone en este tango!!!
Besosssssssssssssssss

GUSPLANET dijo...

Carlos, gracias mil (una vez más) por tus amables palabras... a mi también me pasa que visito blogs amigos y 'viajo' a través de sus historias!

Hola Elena: Muchas gracias por tus palabras y Bienvenida al Gusplanet! Así que has vivido en Paris? qué tal ésa experiencia? En éstos dias te estaré devolviendo la visita, ya que he visto que escribes desde Londres, y ésa es una de mis ciudades favoritas (... además estaré por allí una semanita en diciembre!)

GUSPLANET dijo...

Hola Nuria: tú me 'matas' con tús aventuras 'exóticas' y a mi no me queda otra que consolarme con las salidas 'citadinas'! Pero bueno, tú conoces bien y sabes que Paris tiene sus encantos ! Gracias, por adelantado, por recordarme en BsAs... pensándolo bien, soy yo el que debe recordar que alguna vez salí desde ciudad taaaaan lejana JAJAJAJAJA


Es cierto Alfonso! Tienen unas básculas antiquísimas, donde debes poner una moneda para que té el peso... mmmmmmmm pensándolo bien no tengo la menor idea de dónde salió ésa costumbre? Tendré que ponerme 'mano a la obra' para averiguarlo!

GUSPLANET dijo...

Hola Roberto: No tengo dudas que la gente amiga del Guisante ha estado por allí, porque sé muy bien que Paris es una de vuestras ciudades favoritas. La próxima vez que nos visiten, con gusto les indicaré algunos sitios un tanto 'insólitos' y verás que ésta ciudad guarda miles de otros rincones mágicos!


Elia, tienes toda la razón, a mi también me gusta 'evadirme' en los jardines de Paris, pero a veces, como en éste caso, me 'superó' la situación: te prometo en las próximas entradas regresar al 'Gusplanet' óptimista de siempre !!!!!!

Elena dijo...

Gracias Gus,

Pues mis tiempos en París fueron tan buenos que la sigo echando de menos aún ahora que hace seis años que la dejé. Sigue siendo mi ciudad preferida aunque las cosas de la vida me hayan traído a Londres.
Buen viaje para ti y un saludo.

fosi dijo...

Hola Gus.
¿Un conejo inflable...?,¿en un camión?,como ya te he dicho otras veces y coincido con Abi y Luis en que hay cada uno...menos mal que nos queda tu magnifico reportaje.
Un abrazo.

Johnny Sánchez dijo...

Hola Gus,
Ha sido como visitar París por tercera vez y quedo impresionado por tu capacidad para describir y observar lo que te rodea. Solo me queda una duda y es referente a la cuarta foto y esas especies de tubos de ensayos la coronan la escultura.
Buen trabajo. Un abrazo