"Ser cosmopolita no significa ser indiferente a un país y ser sensible a otros. Significa la generosa ambición de ser sensibles a todos los países y todas las épocas. El deseo de eternidad, el deseo de ser muchos" JORGE LUIS BORGES

29 de noviembre de 2011

El asombroso destino de la Basílica Catedral de Saint-Denis

-
La 'Basílica Catedral de Saint-Denis', situada al norte de Paris y en la ciudad del mismo nombre, es reconocida unánimamente como la primer obra monumental del arte gótico y por albergar la mayoría de las tumbas de los reyes y reinas franceses quienes, desde el siglo VII° de nuestra era, eligieron 'Saint-Denis' como 'necrópolis real'. Curioso destino de ésta basílica, que se eleva en el antiguo emplazamiento de un cementerio galo-romano. Primitivamente albergó la tumba de' Saint-Denis', considerado el primer obispo cristiano de París y quien fuera martirizado por los romanos alrededor del año 250 de nuestra era. Sin embargo, la basílica que podemos observar actualmente, fué reconstruida sobre las bases de otro templo románico-cristiano que databa del siglo V° y que tuviera al rey Dagoberto I° como su principal benefactor en el siglo VII°. Gracias al culto (muy popular entre los ciudadanos locales de entonces), del mártir 'Saint-Denis', la basílica vinculó muy pronto su destino con el de la realeza. Convertida en una de las principales necrópolis de los aristócratas merovingios y soberanos carolingios, asocia definitivamente su destino al de la realeza bajo la dinastía de los Capetos, convirtiéndose en un lugar de sepultura de los reyes de Francia. Cabe destacar entonces que ésta abadía real iluminó la historia artística, política y espiritual de la Edad Media, ya que desde entonces fué también considerada un centro importante de las grandes peregrinaciones de la época.
-
-
Sin embargo debemos saltearnos algunos siglos para resaltar otro hecho importante que cambiaría la historia del arte para siempre: fué durante el siglo XII que el 'abad Suger' (entonces consejero de Louis VI), hiciera derribar el antiguo templo carolingio y en su lugar decidiera construir otro templo, monumental, basado en nuevas técnicas arquitectónicas (rosetón y bóveda sobre crucero de ovijas), inundando el edificio de luz 'celestial'. Como podemos leer: "La luz es entendida como la sublimación de la divinidad. La simbología domina a los artistas de la época, la 'Escuela de Chartres' considera la luz el elemento más noble de los fenómenos naturales, el elemento menos material, la aproximación más cercana a la forma pura. El arquitecto gótico organiza una estructura que le permite, mediante una sabia utilización de la técnica, emplear la luz, luz transfigurada, que desmaterializa los elementos del edificio, consiguiendo claras sensaciones de elevación e ingravidez." En el siglo XIII, durante el reinado de 'Louis IX' (Saint-Louis) nuevas obras dieron a la 'Basílica Catedral de Saint-Denis' su aspecto actual. Los soberanos de Francia acudían entonces a 'Saint-Denis' (o 'Santo Dionisio' en español), como centro de oratoria, antes de partir a las guerras y/o cruzadas. Como toda obra monumental y tan significativa, como lo es la 'Catedral Basílica de Saint-Denis', a través de los siglos ha sufrido deteriodos y cambios que han profundizado las modificaciones encaradas por muchos de ésos soberanos. Así sucedió durante las 'Guerras de Religión' del siglo XVI y sobre todo durante la 'Revolución francesa' de fines del siglo XVIII que precipitaron su decadencia.
-
-
Durante los acontecimientos que se sucedieron a la 'Revolución francesa' de 1789, los revolucionarios de la época se tornaron con saña contra la 'Abadía de Saint-Denis', considerada como símbolo de ésa monarquía que languidecía. Fué por ello que muy pronto la 'Abadía de Saint-Denis' fué desafectada y los restos de aristócratas de doce siglos de monarquía francesa fueron exhumados y enterrados en fosas comunes (1793). Entre los años 1794 y 1795 desaparecen los magníficos vitrales originarios del siglo XIII y fué recién en 1805, con la llegada de Napoleón I° al poder, que se ordenan los primeros trabajos de restauración de la 'Basílica de Saint-Denis'. Restauraciones que continuaron a lo largo del siglo XIX, especialmente bajo el mando del arquitecto 'Viollet-le-Duc' quien, como vimos en el reportaje referido a la 'Catedral de Chartes', puede ser consdiderado (a pesar de las críticas que continúa suscitando, entre los académicos, su trabajo) el 'padre' del salvataje del Patrimonio arquitectónico francés.
-
-
Como vimos en un párrafo anterior, la 'Basílica de Saint-Denis' (consagrada como 'catedral' a partir de 1966), se convirtió en la necrópolis privilegiada de los soberanos franceses y cada nueva dinastía perpetuó ésa tradición afirmando su legitimidad. Así, en 'Saint-Denis' fueron enterrados 42 reyes, 32 reinas, 63 príncipes y princesas y diez 'grandes del reino'. El primer soberano en ser enterrado allí fué Dagoberto I° (quien fuera también el primer soberano en nombrar a París como capital del Reino de los francos en el siglo VII°), pero sólo a partir del rey Hugo Capeto (fundador de la 'Dinastía de los Capetos' en el siglo X°) los soberanos fueron inhumados sistemáticamente. Las primeras historias 'oficiales' del reino de Francia fueron escritas por los monjes dionisianos y el propio Napoleón I° intentó convertir a 'Sanit-Denis' en necrópolis imperial. Todo aquello configura que la 'Basílica Catedral de Saint-Denis' sea considerada como un museo de arte funerario de excepción: alberga más de 70 'yacentes' y tumbas, una colección única en Europa que permite apreciar la evolución del arte funerario, desde los yacentes del siglo XII esculpidos con los ojos abiertos, hasta las grandes composiciones del Renacimiento que asocian la muerte con la esperanza de resurreción.
-
-
A pesar que a mediados del siglo XIX fuera Louis XVIII (último soberano borbón de Francia) quien ensayara devolver a 'Saint-Denis' algo del brillo de otras épocas, reagrupando las tumbas y monumentos de todos sus antecesores, creando la famosa necrópolis real y rehabilitando la cripta como 'capilla real de los borbones', la 'Basílica Catedral de Saint-Denis' nunca obtuvo la suficiente atención que tal vez su legendario pasado requeriría, y ello es palpable realizando una simple visita.
-
-
Efectivamente, visitar la 'Basílica Catedral de Saint-Denis' me significó tomar conocimiento de gran parte de los principios de ésa arquitectura gótica que hoy admiramos en toda Europa, teniendo la posibilidad de recorrer el sitio donde tantas historias de monarcas se sucedieron. Sus muros interiores nos hablan de la monumentalidad de las obras llevadas a cabo a través de los siglos, percibiendo en persona algo del legado de ésos monarcas. Sin embargo, es la vista exterior la que nos permite conocer el triste destino de ésos soberanos ya que, además del deterioro claro de sus muros y las modificaciones realizadas a partir de la 'Revolución francesa' (sobre todo falta una de las torres de la fachada principal y las dos agujas góticas que coronaban ésas torres), la 'Basílica Catedral de Saint-Denis' se sitúa en una de las aglomeraciones suburbanas más pobres y conflictivas de Paris. Una zona que ha saltado a los titulares de los noticieros debido a las revueltas callejeras del 2006 y que es considerada una de las mayores áreas de reagrupamiento de las poblaciones de inmigrantes (magrebíes y subsaharianos) y paradójicamente (muy a pesar de las ONG´s que constantenmente trabajan allí), una de las zonas más peligrosas. Curioso destino!
-
-
Quelques notes: Sin tratar de ponerme en el lugar de 'sociólogo' (y considerándome todo lo contrario a alguien con ideas de 'derechas'), me llama la atención cómo son considerados los sitios 'pobres' y 'conflictivos' en, precisamente, un país 'rico'. Visitando la 'Basílica de Saint-Denis' me llamó la atención lo 'fea' y 'gris' que es la zona donde se sitúa, cuando ésa fealdad tiene que ver con las construcciones urbanas típicas de los años '70, jamás podría considerar un lugar así como 'pobre', comparándolo sobre todo con el concepto de pobreza en oros sitios del mundo donde , lamentablemente, la pobreza es una situación social 'instalada'. Personalmente creo que los hechos que hace pocos años se desencadenaron en Saint-Denis, tiene mucho que ver con los 'mensajes' erróneos que se les envían a los chicos de hoy y que ellos perciben con respecto a los 'valores' de una sociedad laica, y con una cierta 'auto-exclusión' (como hijos de inmigrantes que no aceptan la idea que viven en una país con valores culturales diferentes al de sus ancestros), que con la situación de 'abandono' por parte de los gobiernos como se reclama. Muchas veces pienso que tampoco se debe esperar todo del gobierno de turno, y que si uno desea verdaderos cambios en su comunidad, debe comenzar por los principios de solidaridad existentes y por una movilización pacífica y armoniosa en ése sentido... Claro, el tema es más complejo, pero creo que siempre los cambios reclamados deben comenzar por uno mismo...

15 comentarios:

Luis G. dijo...

Que belleza de catedral, amigo Gus. Tus imagenes son fantasticas, mostrándonos la belleza de toda esa monumental arquitectura gótica, que encierra tan grandioso templo.

Las catedrales, así como los monasterios, son los monumentos preferidos para mi en cualquier visita. Forman parte de las preferencias turísticas.

Lastima del lugar que ocupa hoy. Pero nada, ni los monumentos, se pueden alejar del apartado conflictivo. Una lástima, repito.

Un fuerte abrazo,

Luis.

Abilio dijo...

Hola Gus, bonita y majestuosa es por fuera pero por dentro es una delicia, las fotos así lo atestiguan haciéndola justicia.
El texto toda una lección de cultura e historia y como guinda del pastel una extraordinaria reflexión. Siempre pedimos que hagan los demás lo que nosotros somos incapaces de hacer. ¡Ay! si cambiáramos nosotros primero.

Un abrazo

Helena dijo...

Menudo repaso nos estás pegando ultimamente a las "necropolis" parisinas... La verdad es que las fotos que has adjuntado (sobre todo las interiores) son una verdadera maravilla; es una pena que el barrio esté tan "dejado de la mano de Dios" como comentas.
Un saludo :)

Mediterráneo dijo...

Me encantan tus entradas, Gus.

Tanto la información que nos das con todo detalle, como esas fotografías de lo que ves y tanto como trasmiten.

Precioso!

Un abrazo enorme! desde Madrid.

CARLOS dijo...

Sigo empapado de tu reportaje, espectacular como todos los que publicas, una paradojica historia
la de esta catedral, una joya como se aprecia en tu excelente reportaje fotográfico. Excelente post una vez más. Saludos.

el viajero impresionista dijo...

Purs si que es curioso su destino. Tumbas de reyes entre mareas de plebeyos. El origen del gótico entre el feísmo de los 70. Tasl vezsea señal de una grandeza mayor. Saludos.

GUSPLANET dijo...

Hola Luis, sabes que pensé mucho en éso después de visitar la 'Catedral de Saint-Denis', pero creo que ésa 'ironía' del destino tiene que ver con que la historia la forjamos todos y a cada época le toca su lugar. Seguramente ésos 1200 años de 'monarquía' han marcado uno de los más grandes capítulos de la historia de Francia, pero es ahora al 'pueblo' al que le toca participar en su propia construcción como país...


Amigo Abi, tienes toda la razón, pero claro que el tema es complejo, la situación social en Saint-Denis es bastante difícil... y claro que mis ideas también han evolucionado, porque cuando me mudé por aquí hace cinco años, pensaba: "Uf, éste gobierno que no se ocupa de ésos 'pobres' vecinos". Luego aprendí que entre ésos 'pobres vecinos', se esconden un gran porcentaje de delincuentes que no aceptan y no les conviene que haya mejoras en su propia Comunidad...

GUSPLANET dijo...

Hola Helena! Bueno, como referencia a las 'necrópolis' creo éste es el primer artículo que escribo, los anteriores han sido sobre la arquitectura gótica en un par de catedrales francesas. De todos modos muchas gracias por la visita y tús amables palabras!


Gracias Mediterráneo por tus siempre encantadoras palabras, me inspiras para mejorar y tratar de escribir cosas que nos interesen a todos!

GUSPLANET dijo...

Carlos! Gracias, mil veces gracias, como le comenté a Mediterráneo en el párrafo anterior, tú también me 'inspiras' para tratar de superarme en cada entrega. Espero entonces seguir 'cautivándote' con la próxima referida nada menos que a la 'Sainte-Chapelle' de París!


Así es amigo Impresionista, la paradoja de todo ello es el símbolo de ésos dos mundos que hoy se cruzan en ése rincón tan gris, urbano y que no tiene una buena reputación en la ciudad... Tal vez Saint-Denis sea el símbolo, entonces, de una nueva Francia...

Mª Angeles y Jose dijo...

Me recuerda muchisimo a la catedral de León! esas vidrieras son espectaculares y el interior es otra maravilla.

besos

Fran dijo...

Un lugar fascinante aunque un poco "tétrico" verdad??.Tanta tumba junta debe causar mucho respeto! Tus fotos dan fe de la belleza de este templo y me lo apunto para futuras visitas.
PD: supongo que no habrá problemas para visitarla aunque el barrio no sea de los mejores...
Saludos y gracias por enseñarnos tanto sobre París!!

kai51 dijo...

Que maravilla de sitio y de imágenes nos traes esta vez, La verdad es que el gótico es una forma arquitectónica muy bella, pero ademas tiene un montón de tumbas de reyes talladas en mármol de lo más bonitas.
Gracias por enseñarnos tanta hermosura.
Un saludo

Johnny Sánchez dijo...

Otra maravilla de la fe, cuanta historia se encierran tras las columnas y muros de esos mausoleos de reyes.
Un abrazo

MI BAÚL DE VIAJES, BLOGS y RUEDAS dijo...

Hola Gus. Permíteme que te ponga enlazado en un rincón que tengo de la catedral de San Denís http://www.mibauldeblogs.com/2011/09/catedral-de-san-denis-el-nacimiento-del.html. El único reparo que me da es que puede empequeñecer mi trabajo, pero todo sea por la expansión de la cultura.
Excelente trabaj y, como siempre, excelentes fotos.

El Guisante Verde Project dijo...

Hola Gus!, que alegría nos das al haber visitado este lugar. Ya sabes que a nosotros nos parece magnífico, y creo que hay motivos para ello.
Con toda probabilidad no merece ni las visitas, ni la atención que merece debido al lugar donde se ubica, un barrio al que muchos no quieren ir por la conflictividad social y la marginalidad en la que se ve incluido.

Un abrazo!