"Ser cosmopolita no significa ser indiferente a un país y ser sensible a otros. Significa la generosa ambición de ser sensibles a todos los países y todas las épocas. El deseo de eternidad, el deseo de ser muchos" JORGE LUIS BORGES

16 de noviembre de 2011

Notre-Dame de París en un sueño medieval

-
"...Y la catedral no era sólo su compañera, era el universo; mejor dicho, era la Naturaleza en sí misma. Él nunca soñó que había otros setos que las vidrieras en continua floración; otra sombra que la del follaje de piedra siempre en ciernes, lleno de pájaros en los matorrales de los capiteles sajones; otras montañas que las colosales torres de la iglesia; u otros océanos que París rugiendo bajo sus pies." 'Notre-Dame de París', Victor Hugo
-
-
Recuerdo que cuando era chico en casa teníamos una pequeña, pero muy buena, biblioteca que mi padre fué construyendo de a poco como regalo para mi hermano mayor. En ésa época, (vivíamos en la Patagonia argentina), mi padre coleccionaba unas enciclopedias de origen francés, de la casa editora Larousse. Algunos de ésos volúmenes tenían por nombre '¿Dime dónde está?', '¿Dime qué es?', '¿Dime cómo funciona?' o '¿Dime por qué?', recuerdo muy bien que cuando comencé a leer e interesarme por ése mundo fascinante y al alcance de mi mano, podía pasar las largas tardes de invierno que no subíamos al 'Cerro Chapelco' a esquiar o no tenía que cortar leña, escapándome hacia los mundos lejanos que nos enseñaban en ésos excelentes libros, siempre impregnada nuestra cabaña con el aroma a pan recién horneado en la cocina de mi madre. Creo que ésas lecturas fueron el inicio de todo un proceso personal, la germinación de una gran curiosidad y fascinación que siempre tuve por los viajes y las diferentes culturas. Claro, un poco en búsqueda de ése otro mundo y un poco por una cuestión de espíritu independiente, que abandoné (literalmente) la casa familiar a la temprana edad de 19 años y ya nunca más supe sobre ésas enciclopedias que tanto habían alimentado mi infancia y adolescencia. Entre ésos tomos, sobre todo en el referido a '¿Dime dónde está?', recuerdo que nos enseñaban los grandes monumentos edificados por el hombre, realizando una sinopsis de la época de su construcciones: ¿Dime dónde está el Taj Mahal?, ¿dime dónde está la Gran Muralla?, ¿dime dónde está la Mezquita Azul? ¿dime dónde está La Alhambra?, ¿dime dónde está la Estatua de la Libertad? y entre muchos otros más, ¿dime dónde está la Catedral de Notre-Dame?. Claro, en aquellos años nunca podría imaginarme que luego de muchas historias vividas y sendos caminos recorridos, alguna vez tendría la oportunidad de conocer personalmente muchos de aquellos grandes monumentos y hasta vivir cerca de algunos de ellos. Como en el caso de la ciudad de Nueva York: mi segunda residencia fué en un barrio llamado 'Battery Park City', donde mis ventanales daban hacia ésa preciosa estatua soñada por tantos millones de inmigrantes (Ah la Libertad!). O como me ocurre actualmente, que vivo en ésta París tan cercana a mis sueños.
-
-
La 'Catedral de Notre-Dame de París' es, sin dudas, un sueño medieval. La concreción de una obra monumental llevada a cabo en una época donde los medios técnicos empleados en éste tipo de construcciones, eran escasos y rudimentarios. En una época donde casi no existían otros ejemplos de éste tipo de construcciones, entonces había que 'inventarlos'. Y vaya que se tomaron su tiempo! Ciento ochenta años de construcción (1163-1345) y una armada de obreros, picapedreros, escultores, arquitectos, ingenieros, artistas de todo tipo, para llevar a cabo ésta obra, que simbolizaría el incipiento poder de una burguesía urbana asociada a la Iglesia Católica. Podremos imaginarnos que en aquella época de turbulencias políticas y religiosas, quienes detentaban el poder en las ciudades, deseaban erigir obras que pudieran enseñar a los demás el nivel de desarrollo político, pero sobre todo financiero, por ellos alcanzado. Fué así como surgieron, de la mano de ésa burguesía acomodada y urbana, (los aristócratas, el clero, los comerciantes, los altos jefes militares), las grandes ciudades y sus catedrales, como elevando hacia los cielos el alto rango por ellos alcanzado. Y así fué como París, ya por entonces capital de un reino naciente (recordemos que en 1154 es creado el Imperio angevino, rama de la dinastía anglonormanda que se inicia con Enrique Plantagenêt, conde de Anjou y rey de Inglaterra: Enrique II), se vería embellecida por algunos de los primeros grandes monumentos de un estilo que llamaríamos gótico. El estilo gótico, representado por las grandes catedrales, surgió en el siglo II, en tiempos de creciente erudición y prosperidad, de cruzadas y de una monarquía cada vez más dominante. Así, las cortes rivales de Francia y de Borgoña se convirtieron en modelos de moda y etiqueta para toda Europa. Las 'Chansons de geste' (poemas épicos) interpretadas por trovadores celebraban el código de la caballería. Fué así que también surgieron el culto a las reliquias de los santos: durante toda la Edad Media muchas iglesias se enorgullecían de poseer al menos una reliquia de un santo, su culto atraería peregrinos y más riqueza.
-
-
'Notre-Dame de París' se inscribe en ésa época y en ése tipo de 'propaganda pública' (luego veremos que no es el único símbolo gótico de aquellos tiempos): mandada a construir por el Obispo Maurice de Sully, fué eregida en la 'Ile de la Cité', un lugar que fué el primer emplazamiento urbano de París (sus primeros pobladores fueron miembros de una tribu de celtas llamados 'parissi', conquistados luego por los romanos), y donde existió precisamente un templo celta y luego otro dedicado al dios de los romanos llamdo Júpiter. Como podemos leer por allí: "Existe en esta catedral una dualidad de influencias estilísticas: por un lado, reminiscencias del románico normando, con su fuerte y compacta unidad; por otro lado, el ya innovador aprovechamiento de las evoluciones arquitectónicas del gótico, que confieren al edificio una ligereza y aparente facilidad en la construcción vertical y en el soporte del peso de su estructura (siendo el esqueleto de soporte estructural visible sólo desde el exterior). La planta está demarcada por la formación en cruz romana orientada a Occidente, de eje longitudinal acentuado, y no es perceptible desde el exterior. La cruz está «incrustada» en el edificio, envuelta por un doble deambulatorio, que circula por el coro en la cabecera (al este) y se prolonga paralelamente a la nave, dando lugar, así, a cuatro naves laterales." Desde su construcción original, la 'Catedral de Notre-Dame de París' ha sufrido varias alteraciones en su estructura arquitectónica, notamente durante el siglo XVII, reinado de Luis XIV, cuando varias paredes y vidrieras del lado este fueron destruidas para dar cabida a un nuevo estilo del gusto de la época: el barroco. En 1793, luego de la Revolución francesa y bajo el culto 'de la razón', más elementos de la catedral fueron destruidos y muchos tesoros robados, acabándose por utilizar como granero público.
-
-
Con el florecimiento de la época romántica (mediados del siglo XIX), la 'Catedral de Notre-Dame de París' se vuelve a mirar con otros ojos y sobre todo la filosofía "se vuelca hacia el pasado, enalteciendo y mistificando en un aura, poética y etérea, la historia de otras épocas y su expresiones artísticas." Fué así que nace un movimiento de revalorización de la Catedral y surge un programa de renovación de su estructura, sobre todo impulsado por el dramaturgo Victor Hugo, admirador de la construcción y majestuosidad de Notre-Dame. Su gran obra, cumbre del romanticismo, 'Notre-Dame de París', sitúa a sus personajes y aventuras en la famosa catedral describiendo, con maestría, el ambiente medieval de París en aquella época e iniciando una revalorización de la Edad Media y sobre todo de la 'Catedral de Notre-Dame'. Entonces, cada vez que me asomo por allí y observo el gentío que cotidianamente se agrupa en los alrededores, disfruto de las vistas que de la famosa Catedral se obtienen desde cada lado, (dependiendo de la luz del momento, algunos detalles resurgen y otros son escondidos por las sombras) y entonces pienso en aquella infancia en las montañas, en la cabaña de madera y en la biblioteca de mi padre: 'Vieron Viejos, hemos recorrido un largo camino'... y ésto recién comienza!
-
-
Quelques Notes: En Francia, como así también en Inglaterra, Alemania, Bélgica, Holanda , la República Checa y España, son numerosos los ejemplos de arquitectura 'gótica'. Considero que en París el mayor ejemplo de éste estilo es la 'Sainte-Chapelle', una obra maestra que, según los expertos, contiene los mejores vitrales de Occidente. Ubicada sobre la 'Ile de la Cité', y muy cerca de Notre-Dame. Mandada a construir, entre 1242 y 1248, por el rey Luis IX ('Saint-Louis'), en principio fué erigida para contener las reliquias de la 'corona de espinas' y de un trozo de la cruz de Jesús Cristo! Según la leyenda, ésta reliquias fueron adquiridas por el rey de Francia al Emperador de Constantinopla, durante una de sus cruzadas. Y también según la leyenda, ésas piezas son posibles de admirar actualmente en la sala del Tesoro de... Notre-Dame de París: ¿ver para creer?.

16 comentarios:

kai51 dijo...

Preciosas, no hay una sola que se pueda decir que no me gusta, unas perspectivas de lo más interesantes, así como tus comentarios.
Un abrazo

Mediterráneo dijo...

Gus!

Alucinada me dejas con tanta belleza. Sin duda París tiene un sabor especial.

Gracias por compartir tus vivencias y acercármelas.

Un fuerte abrazo!

fosi dijo...

Hola Gus.
Tiene que ser impresionante verla.
Vaya lección de historia,te aprendiste de memoria esas enciclopedias,¿eh?,jajaja.
Un abrazo.

Abilio dijo...

Hola Gus, al final las cosas que se viven de niño se quedan en uno para toda la vida, ya lo creo.
Esperaba a ver al "Jorobado" en cualquier momento por la catedral, que realismo que tienen las fotografías.
La mejor forma de disfrutarlo desde la silla en casa.

Un abrazo

Luis G. dijo...

Amigo Gus, que placer leerte con ese entusiasmo que pones al describir detalles de esa hermosa catedral. Hermoso texto donde desfilan tus recuerdos y esas vivencias que enriquecieron tu mundo viajero, ese mundo que sigo con toda ilusión, porque desde que sigo tus andanzas me doy cuenta donde está la belleza en todos los aspectos.

Como dice Mediterráneo "Paris tiene un sabor especial".

Gracias, amigos Gus.

Un fuerte abrazo,

Luis.

El Guisante Verde Project dijo...

Hola Gus!
Esta serie de París acaba con nosotros! Ya se que siempre lo mencionamos -en España- pero es que es verdad!!. Envidio que puedas salir de tu casa y te encuentres en unos minutos paseando por el Quai du Louvre, o el de Saint Michel, y captes la luz sobre Notre Dame... Nuestro primer encuentro con ella fue durante una Semana Santo, baño de multitudes, y un poco agobiante. Luego ya hemos tenido distintas ocasiones de visitarla sin prisas, sin gente -relativamente- y de disfrutarla.
Realmente merece la pena acercarse a la Sainte-Chapelle, y, como siempre, reivindicamos Saint Denis, para nosotros una obra maestra del gótico francés, y que sorprenderá por su belleza a muchos viajeros.

Un abrazo!
Roberto

Mª Angeles y Jose dijo...

Que maravilla de luz tiene esta ciudad...

Un reportaje magnifico.

Besos

CARLOS dijo...

Curioso Gus, yo también tuve esas enciclopedias del saber y ahí me empape de muchos rincones que quise conocer, esta catedral siempre llamó mi atención por la guapa que es, en la época que la construyeron llegar a Paris y verla tenía que ser impresionante porque para nosotros aún lo es y eso que vemos muchas, pero para aquellas gentes uffffffffff. Un enorme reportaje nuevamente querido amigo. Mi saludo.

GUSPLANET dijo...

Gracias Manuel, sos muy amable con tus palabras, espero seguir entusiasmándote con las próximas entradas!

Hola 'Mediterráneo Azul', gracias linda por tú visita, como tú dices, Paris es sumamente especial!

GUSPLANET dijo...

Fosi, amigo, Notre-Dame es 'impresionante' en todo momento, pero personalmente la prefiero de noche, cuando la iluminación hace de ella un sitio realmente fantástico!

Abi, tienes razón, es imposible no asociar Notre-Dame de París con la gran obra de Victor Hugo y su entrañable personaje 'Quasimodo'... sabes? se visita la 'gran campana' de la Catedral, la llaman 'Emmanuel', pesa trece toneladas, el 'soporte' (todo original del siglo XVII) pesa tan sólo... 500 kilos y suena únicamente durante las grandes fiestas del catolicismo.

GUSPLANET dijo...

Hola Luis: ¡GRACIAS AMIGO! así 'de grande', por tan amables palabras y por tú 'fidelidad' con éste espacio!

Roberto, estimado, muchísimas gracias por tus palabras. Notre-Dame, así es, se disfruta mejor en ciertos momentos de la jornada, como he comentado, la prefiero de noche, con ésa iluminación tan especial y cierta tranquilidad en la zona... No conozco aún la Basílica Real de Saint-Denis (donde se encuentran enterrados numerosos reyes y reinas de Francia), pero es una deuda pendiente que me he prometido 'saldar' muy pronto!

GUSPLANET dijo...

Hola Ma.Angeles: Paris es nada más y nada menos que 'la Ciudad Luz'! Alguna vez he escrito sobre su luminosidad tan particular, realmente un sitio muy inspirador que cada momento de la jornada posee un encanto y una diferencia de matices...

Carlos, tienes razón amigazo, por éso el tamaño monumental de las catedrales, para 'imponer' autoridad y 'peso' sobre el pueblo y vaya que lograron su cometido!

Juliet dijo...

PRECIOSA!
me impresionó la primera vez que la vi, y me sigue impresionando! es increiblemente bonita!:)

UN BESOO!

Fran dijo...

La catedral de las catedrales es una obra de arte en sí misma. He estado dos veces en diferentes viajes y tengo un recuerdo entrañable. Por cierto, hice una promesa hace unos años y se cumplió y de que manera. así que tendré que volver con mi descendencia!!
PD: La capilla gótica de Saint Chapelle me puso los pelos tan de punta que todavía la recuerdo y me emociono!!
Un abrazo Gus

M.Eugenia dijo...

Que grande Victor Hugo, es un lujo como empieza el post. Me ha encantdo leer tus experiencias con los libros, creo que a todos nos ha marcado algo para empezar a viajar y me acordado de yo miraba una bola del mundo y la hacia girar buscando entonces solo ciudades.... bueno que me enrollo demasiado.
La fotos preciosas y creo que el roseton es uno de los mas bellos del planeta.
Saludos

Bleid dijo...

Sueño, mito , espejo , musa todo tipo de adjetivos para esta grandisima maravilla parisina
no la he visto en vivo pero seguro es impresionante, me conformo por el momento con la que hay en Saigon que esa si la pude ver en persona

este año viajo a Paris seguro
abrazos