"Ser cosmopolita no significa ser indiferente a un país y ser sensible a otros. Significa la generosa ambición de ser sensibles a todos los países y todas las épocas. El deseo de eternidad, el deseo de ser muchos" JORGE LUIS BORGES

7 de diciembre de 2011

La 'Gran Mezquita de París', a las puertas de Oriente

-
"¿Qué puedo hacer, oh musulmanes?, pues no me reconozoo a mi mismo. No soy cristiano, ni judío, ni mago, ni musulmán. No soy del Este, ni del Oeste, ni de la tierra, ni del mar. No soy de la mina de la Naturaleza, ni de los cielos giratorios. No soy de la tierra, ni del agua, ni del aire, ni del fuego. No soy del empíreo, ni del polvo, ni de la existencia, ni de la entidad. No soy de India, ni de China, ni de Bulgaria, ni de Grecia. No soy del reino de Irak, ni del país de Jurasán. No soy de este mundo, ni del próximo, ni del Paraíso, ni del Infierno. No soy de Adán, ni de Eva, ni del Edén, ni Rizwán. Mi lugar es el sin lugar, mi señal es la sin señal. No tengo cuerpo ni alma, pues pertenezco al alma del Amado. He desechado la dualidad, he visto que los dos mundos son uno; Uno busco, Uno conozco, Uno veo, Uno llamo. Estoy embriagado con la copa del Amor, los dos mundos han desaparecido de mi vida; no tengo otra cosa que hacer más que el jolgorio y la jarana". (Fragmento extraído del libro de Yalal ud-Din Rumi, Poemas sufíes)
-
-
Una de las visitas más originales que podremos realizar en París, es acercarnos hasta la 'Grand Mezquita', el mayor sitio del culto musulmán en Francia. Situada en el carismático barrio del 'Jardin des Plantes' en el VI° arrondissement, lo primero que nos puede llamar la atención es la torre o 'minarete' de 33 metros de alto que sobresale ante la tradicional arquitectura parisina y desde donde, cinco veces al día, suena el llamado a las plegarias cotidianas de la comunidad. Sin dudas ésta es uno de mis barrios favoritos en París, y siempre que lo recorro, descubro un nuevo rincón que me agrada y asombra: comenzando por el sorprendente y ultra moderno 'Instituto del Mundo Árabe' y continuando por el fabuloso 'Jardín de Plantas', una maravilla de oasis verde en la ciudad que, como comentamos en el reportaje 'El fascinante Jardin des Plantes de Paris', abarca fabulosos museos ('Museo de Historia Natural', 'Gran Galería de la Evolución', 'Menagerie', 'Galería de Paleontología y Anatomía Comparada', etc.) y jardines ('Jardín Ecológico', 'Jardín Alpino', 'Escuela de Botánica', 'Grandes Invernaderos'). Frente a éste complejo se sitúa precisamente la 'Grand Mezquita de París', un conjunto religioso que contiene algunos prodigios a descubrir.
-
-
Inaugurada en 1926 por el presidente francés Gastón Doumergue y el entonces Sultán de Marruecos Moulay Youssef (abuelo del actual rey Mohamed VI), la 'Grand Mezquita de París' ha sido inspirada en la 'Mezquita El-Qaraouiyyin' de 'Fés', una de las más importantes de Marruecos. Cabe aclarar que la 'Grand Mezquita de París' fué erigida en homenaje a los musulmanes 'muertos por Francia' durante la Primera Guerra Mundial (algunos autores hablan de hasta 70000 víctimas!) y fué la primera en su tipo en ser construida en el país. Aunque sus antecedentes son más antiguos ya que el proyecto para asentar una gran fundación musulmana en Francia se remonta a 1767, idea de Luis XV y del sultán de Marruecos, sólo vería su realización en los años 1920. En cuanto a su estilo arquitectónico, como hemos comentado, se encuentra inspirada en la 'Mezquita El-Qaraouiyyin' de 'Fés' (considerada una de las más antiguas del mundo), poseyendo todos los elementos clásicos de la arquitectura hispano morisca: el gran patio o pila central, alrededor del cual se organiza la vida ordinaria del centro, es semejante al de la Alhambra granadina y gracias a sus preciosas fuentes y bellos y exhuberantes jardines, constituye un verdadero oasis de paz y solitud en la ciudad. Arcadas esculpidas sobre columnas, mosaicos, pasarelas bajo cúpulas geométricamente misteriosas, fueron construidas para la mezquita por diferentes artistas magrebíes según antiguas técnicas artesanales, siendo que el minarete está inspirado en el de la 'Mezquita Zitouna' de Túnez y la puerta principal está adornada con motivos florales dentro de la tradición islámica.
-
-
La 'Gran Mezquita de París' es abierta a la visita turística todo el año, exceptuando las salas de sermones de los imanes, la sala de lectura del Corán, de oraciones y la sala de meditaciones reservadas a los practicantes del Islam. La visita es gratuita para los musulmanes y paga para los no musulmanes (tres euros). Me encanta el aire auténticamente oriental que uno encuentra en éste sitio: jardines que contienen naranjos, jazmines y todo tipo de plantas aromáticas, ésos rincones arquitectónicos con sus detalles sorprendentes y claro, la populación asidua al templo que nos pueden transportar con su vestimentas, acentos y gestos, a cualquier sitio del norte de África, lo que en Francia denominan como el 'Maghreb'.
-
-
A éste complejo religioso se integra perfectamente un restaurante tradicional llamado precisamente 'Aux Portes de l'Orient', donde podremos probar variedad de platos tradicionales de la cocina del Maghreb (infinitas variedades de 'tagine' y 'couscous', siendo mi favorito el 'tagine de pollo, olivas y limones confitados', un auténtico placer para los sentidos!), y donde sus salones poseen ésa decoración digna de cualquiera de los mejores patios árabes: arcadas en cedro, sillones bajos, cojines, banquetas mullidas, todo alrededor de grandes platos de cobre que cumplen la función de mesas, envuelto como corresponde, en una deliciosa música oriental. Asimismo poseen un 'Salón de té' donde no sólo preparan el aromático 'té a la menta', sino que tendremos la posibilidad de probar ésa sabrosa 'patisserie' árabe ('cornes de gazelle', 'mamouls aux dattes', 'baklawas') o donde podremos 'cautivarnos' con el famoso 'narguilé' o 'shisha', la tradicional pipa de agua oriental a tabaco de diferentes sabores. Éste 'Salón de té' merece un capítulo aparte, porque cada tarde se recrea allí uno de los ambientes más cosmopolitas y encantadores de la ciudad. Es cuando algunos viajeros que conocen el sitio, por que han escuchado sobre él y/o leído en guías especializadas, o bien gente del barrio que se instala cada tarde a disfrutar (sobre todo en verano) del fresco que ofrece ése jardín, rodeados de naranjos, higueras y gorriones que, junto al aroma oriental del lugar, producen ése momento mágico presente en todo su esplendor.
-
-
Otro espacio que encontraremos es un tradicional 'hammam' de orientación 'bizantina', con la particularidad de ser mixto, pero donde cada sexo posee su día específico de utilización. Por último nos hallaremos frente a una tradicional y caótica tienda árabe, el 'Souk', donde he podido encontrar objetos originales, coloridas telas y cerámicas, lámparas, platos, elementos para prepar la narguile, libros especializados y todo aquello que hace a un auténtico bazar oriental. Por todo ello, la 'Gran Mezquita de París' constituye uno de los paseos más originales en nuestro recorrido por la ciudad!
-
-
Quelques Notes: Estimados amigos, he deseado compartir ésta nota, sobre la 'Gran Mezquita de París', para que no piensen que sólo le hago 'publicidad' al Vaticano, JE! Agradezco asimismo el apoyo 'logístico' prestado por mi amigo Fabio A., con quien hemos tomado algunas de las fotos que aquí aparecen, mientras discutíamos 'acaloradamente' sobre el 'islamismo en Europa'... Vaya tema actual si los hay! Debo confesarles que desde que me he mudado a París he descubierto todo un mundo que antes desconocía: el de las antiguas colonias francesas de población musulmana en general. He aprendido bastante sobre las relaciones franco-árabes (en el pasado y en la actualidad) y el doble discurso siempre presente en la política exterior de éste país (¡ni más ni menos como en muchas otras partes!). Mi visión de ése mundo islámico ha cambiado en los últimos tiempos y ésa mirada 'inocente' que antes depositaba sobre ésa cultura, en particular, hoy casi ha desaparecido completamente. Más allá que en general no comparto los principios dogmáticos de ninguna religión y más cuando ésos valores son entendidos por algunos para someter a parte de ésa población, prefiero 'enfocarme' en todo lo que he aprendido sobre su cultura, sus artes, sus poetas, sus músicos, sus grandes viajeros de la antigüedad, esperando que alguna vez triunfe el sentido común y podamos entender todo lo que nos une, sin guiarnos por las barreras ideológicas/religiosas que hoy nos tratan de imponer... Dos de las grandes personalidades que han contribuido a ése mejor entendimiento entre los pueblos, han sido el músico argentino-israelí Daniel Barenboim y el escritor e intelectual palestino (hoy desaparecido) Edward Said, a través de su proyecto de la 'Orquesta West-Eastern Divan' y de la 'Fundación Barenboim-Said' con sede en Sevilla. Recomiendo entonces que visiten la página de la 'Fundación' para conocer de qué se trata y tal vez leer una obra tan actual de Edward Said como lo es 'Orientalismo', donde expone muchos de ésos temas que hoy generan tantos debates y divergencias en ambas márgenes del Mediterráneo ... 'Inch Allah!'

12 comentarios:

CARLOS dijo...

Paris es una enorme fusión de culturas y estas fotos que me traes me recuerdan a nuestra Granada o Cordoba, también como tu bien dices a las de Marruecos. Un enorme saludo y como siempre un post para disfrutarlo.

gloriainfinita dijo...

No me has defraudado, amigo, bien al contrario: me quito el sombrero.
Empezando por la cita literaria con la que comienzas, de uno de los libros que más estimo releer a retazos por momentos y siguiendo porque (mira que he ido veces a París) nunca he visitado la Mezquita. El día que lo haga, me llevaré connmigo todas las enseñanzas que aquí nos dejas sobre ella.
Besos.

Mª Mercè dijo...

Ya veo que tendré que volver a París una tercera o cuarta vez, quizás.

Es una "tentación" la visita de los jardines, que recomiendas, y la de esta bellísima mezquita.

Una vez más, gracias por todas tus aportaciones.

Un abrazo!

M.C. dijo...

Veo que voy a tener que volver a París porque hay muchos sitios que no he visto en mis anteriores visitas.
Qué chula es la mezquita! Y no es cara la entrada. Así que lo apunto! Así como también una comidita en el restaurante!
Saludos

Abilio dijo...

Hola Gus, ni me había planteado lo de la publicidad, jajajajaja, pero ya me ha gustado ver y leer este reportaje sobre la Gran Mezquita de París y conocer algo mas sobre ella.

Un abrazo

GUSPLANET dijo...

Carlos, muchas gracias por tú atenta amabilidad! París posee zonas, barrios (... y no me refiero sólo a los suburbios!) dónde ésa fusión de culturas es muy palpable y aunque no se muestre tanto, tenemos calles donde te puedes sentir 'transportado' a cualquier rincón de Estanbul, Moscú, Pekín, Seúl, Rabat, Dakar... o Kinshasa!

Hola Gloria: son tan amables y simpáticas tus palabras que me 'inspiran' para seguir progresando en mis reportajes. Cuando nos visites nuevamente no dudes en avisarme y tal vez compartiremos un 'té a la menta' o un 'tagine' en éste precioso rincón de la ciudad!

GUSPLANET dijo...

Ma.Mercé ya sabes: éste barrio resguarda muchos tesoros. Desde el impresionante 'Jardin des Plantes', (un universo aparte por sí sólo), el 'Instituto del Mundo Árabe' y sus muestras temporarias o conciertos multifacéticos, las antiguas 'Arenas de Lutecia' (vestigios de un anfiteatro romano), la 'Place Contrescarpe y la Rue Mouffetard' y claro está, el complejo de la 'Gran Mezquita de París': después, no me digas que no te avisé!

GUSPLANET dijo...

Hola Carmen! Como le comentaba 'más arriba' a otros amigos, no te pierdas la visita a ésta zona de París, seguro saldrás con el espíritu 'más abierto' al conocer un poco sobre otras culturas y sobre todo saldrás con el espíritu 'reconfortado' con todas las maravillas que sirven por allí!


Abi, lo de la 'publicidad del Vaticano', es una 'broma' entre amigos, por todo lo que estuve escribiendo y compartiendo, en las últimas semanas, sobre las catedrales góticas! También me suelen decir que 'mantengo al Papa' porque suelo comprar miel, incienso y velas a las monjas de un monasterio cercano... ¿viste como es la gente que comenta y critica? JAJAJAJAJA

Driada dijo...

La fotografia me encanta, y por eso he venido hasta aquí.
Un paseo por un París que hace falta volver a él muchas veces y cuando no se puede , contentarse con fotografias como las tuyas.
Un saludo

Anónimo dijo...

Hola Gus,
Me fascina tu blog, hermosas fotos, buenos consejos y lindos mensajes.
Lo voy a seguir visitando.
Gracias!
Juli

alfonso dijo...

Aisss, precisamente te escribo desde Cordoba donde he venido a pasar un par de dias y alejarme de la fria Alemania o inglaterra que es donde habitualmente trabajo...
Desconocia que en Paris hubiese una mezquita de este tamaño... Pero bueno, despues de mi visita a la mezquita de Cordoba (precisamente hoy).... nada volverá a ser lo mismo en mi percepcion sobre lugares de culto del mundo arabe ya que la qye tenemos aqui en Cordoba es increíble!

Gracias por compartir.
Alfonso. www.thewotme.com

Bleid dijo...

super bonita Gus
debe ser como trasladarse a Oriente como dices sin moverte de Francia

siempre me han fascoinado las construcciones arabigas y los materiales que utilizan , con muchos toques decorativos de gran elaboracion

un abrazo