"Ser cosmopolita no significa ser indiferente a un país y ser sensible a otros. Significa la generosa ambición de ser sensibles a todos los países y todas las épocas. El deseo de eternidad, el deseo de ser muchos" JORGE LUIS BORGES

18 de enero de 2012

Un domingo en el 'Petersham Nurseries Café' de Richmond

-
Aquella fué mi segunda visita a 'Richmond' y fué entonces cuando tomé la desición que debía pasar allí, al menos, una semana del próximo verano... Situado al sud-oeste de Londres, 'Richmond-upon-Thames' es uno de los distritos más característicos, genuinos y resplandecientes del Reino Unido. Históricamente situado sobre tierras que han pertenecido a la realeza británica desde el siglo X de nuestra era, el que hoy conocemos simplemente como 'Richmond', es un pueblo que ha crecido en torno al Castillo que porta su mismo nombre, eregido por Enrique VIII en el siglo XVI. Se trata de un área que bordea el río Támesis a su paso por las colinas de 'Richmond', y lo que puede resultarnos realmente interesante y agradable en una visita, es que el distrito de 'Richmond' es uno de los que contiene mayores espacios verdes y algunos de los mejores ejemplos de arquitectura clásica, contenidos en varios siglos de historia inglesa.
-
-
Varias de las casas y palacios 'eduardianos' y 'victorianos', construidos principalmente a partir del siglo XVIII, se resguardan allí en perfecto estado y, las callecitas del centro de Richmond, constituyen uno de los paseos más encantadores cuando iniciamos nuestro itinerario por éste fantástico distrito. Ubicado al sud-oeste del centro del Londres y conectado, via metro, a escasos minutos del centro de la ciudad, parece increíble que en tan poco tiempo podremos saborear un buen ejemplo de lo que nos ofrece la campiña inglesa. Entre sus numerosos parques y atractivos, 'Richmond' combina un armonioso ritmo de vida, conjugación de espectaculares parques, museos, jardines y, como mencionamos anteriormente, preciosas mansiones y casas que adquieren, cuando bordean el río Támesis, sus mejores semblanzas. Una vez descendidos del tren o estacionado nuestro vehículo, y luego de recorrer, en pocos minutos, algunas de las intrincadas callecitas del centro de 'Richmond', deberíamos acerarnos hacia el 'Richmond Bridge', el cual nos ofrece la mejor perspectiva para iniciar nuestra visita: preciosas casas cuyos jardines se 'continúan' hacia el río, numerosas barcazas utilizadas como vivienda, lo cual le otorga a éste rincón una aureola de bohemia y placidez, sin por ello desentonar con el resto del paisaje. Muchos son los típicos pubs y restaurantes ingleses con los cuales nos toparemos en éste recorrido los cuales, además de ofrecernos los típicos 'fish and chips', cuentan con una gastronomía de lo más selecta. Éste nivel de servicios, que incluye una muy cotizada hotelería, se debe a que 'Richmond Hill' ha sido el sitio que, históricamente, han elegido los 'ricos y famosos' para establecerse. Por ello, como me han comentado mis amigos anfitriones, algunos dias no es extraño toparse con gente como Mick Jagger, Anthony Hopkins y tantos otros que residen por aquí, cuando se encuentran en la ciudad.
-
-

Si de parques se trata, 'Richmond Park', 'Kew Gardens' y 'Hampton Court Park', constituyen los mejores ejemplos (y algunos de los más bellos de todo el Reino Unido), lo que puede resultar el amalgama del trabajo de la Naturaleza diseñada por la mano del hombre, a través de siglos de suntuosa atención. 'Richmond Park' forma parte del fabuloso y exclusivo grupo de los 'Royal Parks' ingleses, siendo el parque urbano más grande de Europa y uno de los dominios 'cerrados' más grandes del mundo. En el perímetro de sus 955 hectáreas (¡tres veces más grande que el 'Central Park' de Nueva York'!) nos toparemos con una formidable colección de plantas y animales habituados desde siglos a ésta semi-libertad y la presencia constante de visitantes. De las numerosas especies que podremos fácilmente observar en 'Richmond Park', son los 'ciervos colorados' los que acaparan la mayor atención. Considerados verdaderos tesoros vivientes de 'Richmond', no creo que exista otro sitio donde podremos intereactuar tan fácilmente con varias de las manadas que pastan tranquilamente en éste perímetro. La mejor forma de recorrer el 'Richmond Park' y por ende, algunas de las zonas vecinas o los senderos que bordean el río Támesis a su paso por la región, es hacerlo en bicicleta, las cuales podremos alquilar en algunas de las entradas de éste fabuloso parque. Son tantos los atractivos de la zona, las fabulosas vistas, lo bucólico del entorno que deberíamos, sin dudas, dedicarle unos cuantos dias a una perfecta visita por la zona.
-
-
Como comentamos en algunos párrafos más arriba, tal vez otra interesante via para recorrer una parte de ésta basta región, sea realizando una caminata de 90 minutos entre las estaciones de 'Metro' de 'Richmond' (donde podremos obtener muy buena información y algunos mapas en la Oficina de Turismo local) y aquella de 'Kew Gardens', a través de los senderos que bordean las orillas del 'río Támesis': aquí podremos observar la vida cotidiana local, algunos de los palacios, monumentos, teatros y puentes que, armoniosamente, constituyen un compendio de bella arquitectura y nos menos esplendorosos paisajes.
Petersham Nurseries Café
A través de éstos senderos, seguramente podremos detenernos en algunos de los numerosos cafés, pubs y restaurantes que constituyen parte de nuestro recorrido en Richmond. De todos ellos (sin dudas destacan por el nivel y la calidad de sus servicios), quizás uno de los más encantadores que he tenido la oportunidad de visitar, es el 'Petersham Nurseries Café', cuyos propietarios, Gael y Francesco Boglione, han tenido la visión de crear éste multiespacio situado en un precioso invernadero de estilo victoriano. En el 'Petersham Nurseries Café' podremos encontrarnos con: invernaderos y tiendas de plantas, herramientas para jardinería, antigüedades relacionadas con el mundo de los parques.
-
-
Así como un 'Café' cuya cocina, dirigida por la chef de origen australiano, Skye Gingell, ha logrado una amalgama de platos que resultan de su experiencia adquirida en grandes nombres de la gastronomía y la hotelería, tanto en Francia como en el Reino Unido y donde seguramente (¡previa reservación muy anticipada!) podremos obtener una mesa para compartir con amigos ése buen momento de relajación, rodeados de tanta belleza. Un placer para todos los sentidos! En otro de los invernaderos situados dentro del complejo, nos encontraremos con el 'Teahouse' de 'Petersham Nurseries': aquí su propietario ha deseado conjugar, en éste sitio tan relajado y despojado, algunos platos orgánicos de la cocina italiana: pastas, sopas, ensaladas, tartas y varios ítems de una pastelería que nos ha resultado deliciosa.
-
-
'Petersham Nurseries Café' ha sido referenciado en algunas de las mejores revistas de viajes, jardinería y diseño y arquitectura del mundo. La revista 'Vogue', en su edición británica, ha realizado notas de moda desde allí y entre algunos de los premios que han ganado ha sido el de las guías 'Time Out' por 'mejor restaurante al aire libre' (2005), el premio de 'The BMW 1 series Good Food Ride' por 'mejor receta de sopas para el almuerzo' del año 2006, el 'Tatler Award' como el 'restaurant más original', también del año 2006. Dos veces el 'Observer Food Monthly Award' por 'el mejor menú de almuerzo en domingos' (2006 y 2008), así como el 'Garden Retail Awards' en la categoría de 'mejor catering' (2007) y el 'Hedonist Guide Award' en 2008/09.
-
-
¿No les ha pasado alguna vez, cuando se topan con un sueño vuestro que alguien ha tenido la suerte de llevar a cabo, sentirse inspirados?, descubriendo entonces que nos encontramos 'en el camino' de lo posible. Todo éso y mucho más nos deparó aquel domingo pasado en el bello 'Richmond' y una vez más debemos agradecer a nuestros anfitriones, Larry y Marly, por su enorme amabilidad y simpatía y por transmitirnos su pasión por el sitio donde ellos han creado su hogar y al cual llaman 'su lugar en el mundo'!
-
-
Quelques Notes: Como comento en el primer párrafo, deberemos regresar a Richmond, en primavera o verano, para disfrutar de ésta maravillosa zona de las afueras de Londres. La vistas que hemos obtenido desde el rio y a través de sus puentes han sido inolvidables. Si así nos resultó en un día netamente invernal, me imagino que en otras estaciones del año debe lucir aún más atrayente. Como nos contaban nuestros amigos, y anfitriones, salir de casa todos las tardes para caminar en Richmond Park dando de comer a los ciervos en tu propia mano, es todo un privilegio que pocos habitantes de las ciudades podremos contar. Si además contamos lo bucólico que puede resultarnos una tarde de práctica de remo por las calmas aguas del Támesis, a su paso por Richmond Hill, así como las numerosas atracciones históricas, culturales y gastronómicas contenidas en éste distrito, se trata sin dudas de un excelente lugar para visitar y/o instalarse!

11 comentarios:

prestiti on line dijo...

Hola gus, acabo de descubrir tu blog y ya me he leìdo tres de tus post y tu perfil. Me encanta tu forma de ver las cosas, tus ganas de viajar y el modo en el que sonrìes. Te sigo,ok?
Sara M.

Abilio dijo...

Hola Gus, hay que ver... como para ponerse a caminar y tener que pasar por el Petersham Nurseries Café, vamos que no das ni un paso mas, jejejejeje.
Esperaré a la versión de primavera, que seguro es tan deliciosa como ésta.

Un abrazo

kai51 dijo...

Estos ingleses tienen unos negocios de lo más originales como este que enseñas hoy, comer bien, ambiente agradable ¡y encima le puedes dar de comer a un ciervo de tu mano!.desde luego es un sitio para estar un buen rato. Gracias por enseñarnos un sitio como este.
Un abrazo

Maribel dijo...

Hola Gus, te noto muy inspirado, ¿cogiste muchas ideas para tu sueño?, espero que sí, a mi me han encantado las bolas rojas colgando del techo resaltando entre el follaje verde de las plantas, ¿y la vajilla?, maravillosa.
Me encantó la foto de las plantas violetas ;-)
Muchos besos violetas, y ya tenemos otro sitio para visitar en Londres, con cariño, Maribel

CARLOS dijo...

Hola Gus, de nuevo una preciosa entrada y encantadora, que tranquilidad dan esos lugares, me encanta ese bar en el jardín, magnificas fotos como siempre y el texto una delicia. Un enorme saludo y gracias una vez más.

Mª Angeles y Jose dijo...

Seguimos disfrutando dia a dia de tu mano....preciosos lugares como siempre.

Gracias por toda la informacion que nos regalas.

Besos

fosi dijo...

Hola Gus.
Tiene que ser una delicia perderse por ese parque y también entrar en los pubs,tan distintos a los bares aquí en España,cuando hemos estado los hemos disfrutado mucho,pero eso de no poder tirar las cabezas de los langostinos al suelo...,jajaja.
Esta entrada me la apunto.
Un abrazo.

alfonso dijo...

Geniales Fotos!!! Un saludo.

José Ramón dijo...

Tiene un blog fabuloso.
Saludos desde
Creatividad e imaginación fotos de José Ramón

MTTJ dijo...

No tenía ni idea de ese distrito. Eso es lo bueno de Londres, que nunca te acabas los lugares a descubrir. me lo apunto para la próxima vez.

Un abrazo

Fran dijo...

Una localidad preciosa y un local encantador Gus. Desconocía por completo su existencia y es que Londres es tan grande....
Abrazos