"Ser cosmopolita no significa ser indiferente a un país y ser sensible a otros. Significa la generosa ambición de ser sensibles a todos los países y todas las épocas. El deseo de eternidad, el deseo de ser muchos" JORGE LUIS BORGES

22 de mayo de 2012

Paris y el Sena, una armonía casi perfecta! Segunda Parte



-
Como casi ninguna otra capital europea, Paris es una ciudad que se define a partir de su río, siendo que nos resultará imposible disociar uno del otro. Claro, el Sena es el punto esencial de referencia de la ciudad: las distancias se miden a través del río, los números de las calles comienzan a partir del río y a su vez el Sena divide a la ciudad en dos zonas distintas. 
La orilla derecha ('Rive droite'), hacia el norte, comprende una serie de monumentos, parques, museos, galerías de arte y comercios de alta sofisticación. Es considerada la orilla donde se encuentran algunos de los sitios más emblemáticos de la capital: el 'Museo del Louvre', la 'Ópera Garnier', el 'Centro Pompidou', la 'Avenida de los Campos Elíseos', el 'Arco del Triunfo', la 'Place de la Concorde', la 'Place Vendôme', el 'Palacio (presidencial de) Elíseo', por sólo citar algunos.

 
La margen izquierda ('Rive gauche') ha sido considerada históricamente como el sitio de los primeros edificios que se construyeron en París más allá de la ‘Isla de la Ciudad‘, el lugar donde comenzó a forjarse el destino de la capital. Como podemos leer:
“Más que una mera situación geográfica, la expresión ‘Margen izquierda’ (
en francés, ‘Rive gauche‘) designa igualmente un modo de vida, una manera de vestir y aparentar. Los distritos VI y V, antiguos barrios bohemios, artísticos e intelectuales de la primera mitad del siglo XX, caracterizaron lo mejor de dicho estilo, ahora llamado 'bobo' (de bourgeois-bohème, 'burgués-bohemio'), en oposición a los barrios burgueses más clásicos y conservadores de los distritos situados en la margen derecha”.

-



-
Sobre la margen izquierda ('Rive gauche') descubriremos grandes monumentos como la 'Torre Eiffel', los museos de 'Quai Branly' y 'd’Orsay', el 'Palacio de la Moneda', el 'Palacio del Instituto y la Academia de Francia', la ’Conciergerie’, el 'Instituto del Mundo Árabe', la 'Biblioteca François Miterrand', los 'Jardines de Luxemburgo' y los barrios 'Saint-Germain-des-Prés', 'Montparnasse''Latino'.
Claro, como toda ciudad en sutil mutación, realizando un descripción de la Capital, no me gustaría utilizar y repetir ‘tópicos’, pues cada uno de nosotros podremos apreciar y considerar la vida parisina desde una perspectiva personal. 

 
Es cierto que la margen izquierda del Sena continúa reflejando la opulencia de los grandes ‘hotel particulier’ y es una zona netamente residencial y donde se encuentran las casas de estudios, la vida científica, los ministerios, las embajadas, los hoteles lujosos. Sin embargo considero que la ‘vida vibrante’ de la ciudad hoy pasa por la margen derecha: desde el muy de moda barrio de ‘Le Marais’ (donde sus tiendas son unas de las pocas de la ciudad que abren los domingos, generando un auge creciente de visitantes que se encuentran con una zona peatonal, comercial y muy activa), hasta los históricos barrios de 'Belleville', 'Menilmontan', 'Bastilla' y  'Montmartre', los cuales resguardan sitios con un ambiente más relajado, alternativo, bohemio, moderno, con una actitud más rock. Cafés, bares, salas de conciertos y espectáculos, galerías de arte, aquí el 'leit motiv' de la vida cotidiana es la diversidad. ¡Es allí donde se hacen visibles las comunidades étnicas que hoy conforman el mosaico poblacional de la ciudad! 

 
Como comentamos en otro párrafo, prácticamente todos los edificios notables de París, los grandes monumentos, se reúnen cerca o sobre el río Sena. Sus muelles se encuentran bordeados de hermosos apartamentos, de magníficas fincas urbanas, de museos de renombre mundial, de sorprendentes monumentos.

 
Si lo que deseamos es simplemente recorrer las riberas del Sena, tranquilamente caminando y/o en bicicleta (temprano por la mañana o al caer la noche son los mejores momentos), tal vez deberíamos realizar un circuito entre el 'Pont de Grenelle' y el 'Pont de Sully'. Se trata de un itinerario de varios kilómetros, donde podremos apreciar dos tramos bien distintivos: una primera parte la podríamos contener entre el citado 'Pont de la Grenelle' y el 'Pont de la Concorde', en ambas orillas podremos apreciar fabulosos edificios remanentes de las épocas Napoleónicas e Industrial.


-

-
En uno de los extremos de la 'Ile aux Cignes' ('Isla de los Cisnes') y cercano al 'Pont de la Grenelle' se encuentra una réplica de la 'Estatua de la Libertad' diseñada, como su original de Nueva York, por el ingeniero y escultor francés Fréderic Bartholdi. Ésta pieza fué donada a la ciudad, e inaugurada en 1889, por miembros de la 'Asociación de residentes franceses en los Estados Unidos'.

Por allí nos encontraremos con la 'Maison de Radio France', un edificio modernista inaugurado en 1960 que alberga los estudios y un museo de la radio pública de Francia. Seguramente nos llamará la atención, no lejos de allí, el 'Puente-acueducto de Bir-Hakeim': se trata de una obra mayor de ingeniería, declarado Monumento Histórico, que se compone de dos pisos. En el primero circulan los automóviles y los peatones y posee un pequeño parque donde domina una escultura equestre muy bella llamada 'La Francia que renace', donada a la ciudad por la comunidad danesa, e inaugurada en 1930. En el segundo piso circula el metro de Paris, línea 6. Cabe destacar que la vista de la Torre Eiffel que se obtiene desde aquí es sumamente atractiva, siendo popularizada en numerosas películas, notamente, 'Último tango en París'.


Sin ir muy lejos tal vez deberíamos acercarnos hasta el ‘Parc André-Citroën’: inugurado en 1992, ésta gran jardín reemplaza las antiguas usinas de la fábrica Citroën, cerradas en 1980. Además de visitar éstos preciosos jardines, con sus cascadas, fuentes y una importante diversidad de flora, nos sorprenderemos con un globo aerostático situado a 150 metros de altura, en el corazón del 'Parque Citroën'. 
-

-
Se trata del ‘Ballon d’Air de Paris’, un sitio de vigilancia meteorológica y de medición de la calidad del aire en la ciudad. Realiza vuelos de reconocimiento públicos los días soleados: con una duración de una decena de minutos y con una capacidad de treinta personas por vuelo, estamos frente a uno de los ‘globos aerostáticos’ más grandes del mundo!
Otro edificio que puede llamar nuestra atención es la muy moderna ‘Maison de la Cultura de Japón en Paris’, un centro cultural, que genera constantemente lazos de amistad e intercambio cultural entre Japón y Francia, recorriéndolo tal vez sea la mejor manera de acercarnos a la cultura nipona en nuestra visita a la ciudad.

-



-
Nuestro recorrido seguramente nos llevará por sitios del que algunas personas han sentido hablar: la 'Torre Eiffel' y los ‘Campos de Marte’. El 'Palacio de Trocadero' con sus espectaculares fuentes y los 'Museos de la Marina', de la 'Arquitectura', el 'Museo del Hombre' y el 'Teatro Chaillot', donde fué firmada la 'Declaración Universal de los Derechos del Hombre' (30 de Octubre de 1948).
Continuando nuestra ruta, pronto arribaremos hacia un complejo de estilo art-déco, conocido como ‘Palais de Tokio’ (no confundir con la anteriormente citada ‘Maison du Japon’), que alberga el museo de ‘Arte Moderno de la Ciudad de Paris’, recientemente reconvertido en un centro de creación contemporánea, siendo uno de los más grandes de Europa con sus 22000 metros cuadrados de creación y exhibición de arte en estado de ebullición permanente.

Detras del ‘Palais de Tokio’, las personadas cercanas a la moda, no deberían perderse el ‘Museo Galliera’, un palacio de estilo neo-renacentista, transformado en el ‘Museo de la Moda de la ciudad de Paris’, en sus exhibiciones podrán apreciar los cambios que se han producidos en la moda de la indumentaria, desde el siglo XVIII hasta el presente. En éstos momentos se encuentra cerrado por renovaciones.

Por el contrario, en la margen izquierda ('Rive gauche'), y situado a metros de la 'Torre Eiffel', se encuentra uno de mis museos favoritos en la ciudad: se trata del 'Museo del Quai Branly', inaugurado por Jacques Chirac en 2006, posee una de las colecciones de arte y objetos étnicos más completos del mundo. Sus colecciones son sumamente importantes y poseen objetos traidos desde todos los continentes. Su arquitectura es sumamente llamativa y rompe con el clasisismo que lo entorna. Aconsejo visitarlo dedicándole una jornada completa, ya que por el tamaño de sus galerías, los eventos que organizan, sus restaurantes, su impresionante tienda y sobre todo sus jardines y una fachada que posee un 'muro vegetal vertical' sorprendente (creación y realización del paisajista francés Patrick Blanc quien, luego del éxito y reconocimiento internacional obtenido por éste muro de proporciones gigantescas, ha realizado otros en varios países. Notamente en España se debe a su estudio los muros vegetales de la 'Caixa Forum' y de la 'Torre de Cristal', ambos localizados en Madrid). Realmente es un sitio absolutamente imperdible!
-


-
 Continuando nuestro camino, deberíamos detenernos sobre el ‘Puente del Alma’, posee una réplica, en tamaño original, de la llama de la 'Estatua de la Libertad' de Nueva York. Visitado por numerosos nostálgicos de la Princesa Diana de Gales quien, como todos sabemos, falleció en un accidente de automóvil atravesando los túneles situados debajo de éste puente.

Ahora sí, arribaremos a otro de los puntos fuertes de nuestra visita: se trata del espectacular arco de monumentos y edificios que comprende el complejo denominado ‘Los Inválidos’, antiguo hospital militar, fundado por Luis XIV para recibir a los mutilados de guerra y que hoy comprende el 'Museo del Ejército' y ... la fastuosa tumba de Napoleón! (allí hay tanto espacio, que seguramente el ex-presidente Sarkozy alguna vez será enterrado junto a su colega!).

Atravesando los jardines de 'Los Inválidos', llegaremos al sorprendente y bellísimo puente 'Alexander III': allí no sólo podremos apreciar la magnanimidad de la  belleza de éste puente, si no que también podremos contemplar una de las mejores panorámicas de la ciudad.
Es entonces cuando observaremos dos de los edificios emblemáticos de la gran arquitectura de Paris: se trata de los centros culturales ‘Grand Palais’ y ‘Petit Palais’, inaugurados durante la Exposición Universal de 1900, reflejando uno de los mejores estilos de la Escuela francesa de Arquitectura de finales del siglo XIX. Debemos destacar aquí que, el 'Grand Palais' posee una de las cúpulas de cristal más sorprendentes de Europa: se trata nada menos que de una gran cúpula de 240 metros de largo y 45 metros de alto que, en su conjunto (entre las vidrieras y sostenes de acero), pesan 8500 toneladas. Su construcción fué una verdadera hazaña para la época!

En éste punto seguramente tendremos la gran duda de si continuamos recorriendo las márgenes del Sena o nos dedicamos a recorrer los magníficos parques, palacios, restaurantes, tiendas y grandes hoteles de una de las avenidas más famosas: ‘Champs Elysées’. Pero ésa difícil elección la dejaremos al criterio del viajero!
Recordemos entonces que éstos magníficos edificios, el 'Grand Palais' y el 'Petit Palais' además de albergar importantes exposiciones temporarias, cada uno posee un museo diferente: en el ‘Petit Palais’ encontraremos el excelente ‘Museo de Bellas Artes de la Ciudad de Paris’. Por otro lado, en las instalaciones del ‘Grand Palais’ se encuentra el también monumental ‘Palacio de los Descubrimientos’ o ‘Museo de Ciencias’.

-


-
Continuando nuestro recorrido hacia el ‘Puente de la Concordia’ y luego de observar los numerosos barcos-viviendas amarrados a ambos márgenes del ‘Puente Alexander III’, nos encontraremos entonces con la ‘Asamblea Nacional’ (rive gauche), antiguo ‘Palacio Borbón’ construido en el siglo XVIII como residencia de una de las hijas de Luis XIV y que hoy alberga la ‘Cámara de Diputados de la Nación’.

Sobre la margen derecha del ‘Puente de la Concordia’, se encuentra la monumental plaza del mismo nombre, ‘Place de la Concorde’, llamada así para ‘reconciliar’ las partes: fué aquí donde se encontraba la famosa guillotina que acabó con las cabezas y los privilegios de la monarquía y de algunos revolucionarios.
Actualmente en el mismo sitio donde se emplazaba la ‘guillotina’, se erige un monumental obelisco, donación del gobierno egipcio (en épocas que se hallaba bajo el dominio del Imperio otomano), al pueblo de Francia en el siglo XIX. Éste fabuloso monumento, alguna vez se situó en la puerta de entrada del no menos sorprendente 'Templo de Luxor', bajo el reino de Ramsés II, en las afueras de 'El Cairo'. El 'Obelisco de Luxor' pesa 250 toneladas, posee una antigüedad de más de 3000 años y en cada uno de sus lados, contiene una serie de jeroglíficos que narra las hazañas del faraón Ramsés II.

-

-
El 'Obelisco de Luxor' constituye una de las tantas piezas que recuerdan la fascinación que ha causado el antiguo Egipto entre las élites parisinas de los siglos XIX y XX.

Desde la ‘Place de la Concorde’ podremos vislumbrar el comienzo de la 'Avenida de los Campos Elíseos', el conjunto arquitectónico conformado por el ‘Hôtel Crillon’, la 'Embajada de los EEUU', y el ‘Hôtel de la Marine’. Por aquí se estrenan los ‘Jardines de las Tullerías’ que nos conducen al 'Museo del Louvre', la muy comercial ‘Rue de Rívoli’ y los muelles del Sena que continuaremos describiendo en nuestra próxima entrada!

-



-
Quelques Notes: Una vez más, debo hacer referencia a las companías que ofrecen cruceros turísticos y que circulan por éste tramo del Sena. Especialmente en el área que hacemos referencia en ésta nota, se encuentran los amarraderos de casi todas éstas companías de turismo fluvial. Muchos de ustedes han visto y/o utilizado los servicios de ésos gigantes (siempre repletos de turistas) llamados 'Bateaux Mouches' (barcos moscas). Si bien considero que nos pueden resultar prácticos cuando no disponemos de tiempo o no sabemos cuáles otras companías ofrecen el mismo servicio, personalmente prefiero otras dos companías que poseen una excelente flota de barcos y que nos pueden resultar a escalas muchos más accesibles. Como comentamos en la nota anterior, éstas companías son: 'Vedettes de Paris' (mi favorita), posee una flotilla de barcos pintorescos y de tamaño pequeño si los comparamos con los otros gigantes. Éstos barcos parten y concluyen su recorrido (de una hora y media a dos horas de duración) debajo de la Torre Eiffel (mirándola de frente, a la derecha). La otra companía que os recomiendo es 'Batobus Paris', siendo la única que nos ofrece la posibilidad de realizar 8 escalas en nuestro recorrido. Se trata de ocho sitios prestigiosos de la capital, donde podremos bajar en cada una de ellas y volver a tomar otro barco en la misma parada o en una de nuestra elección. No olvidemos que todas las companías de turismo fluvial sobre el Sena, ofrecen cruceros gastronómicos (mediodia o noche) y dependiendo de nuestros deseos y/o presupuestos, podremos optar por una amplia gama de servicios. Inolvidable es realizar éstos cruceros de noche: la iluminación de los grandes puentes y monumentos de Paris, nos ofrecerán otra visión de la Capital. Es de noche cuando la magia opera de otra manera y cuando Paris eterniza su cliché de 'la ciudad más romántica del mundo'... y yo, sé muy bien de qué les hablo! (JA)

15 comentarios:

CARLOS dijo...

Esperaba la segunda parte y no me ha decepcionado, impresionante artículo aderezado con una excelente fotografía para seguir disfrutando contigo de ese paseo que nos has regalado por el Sena en bateau como siempre habíamos visto en tv. Que preciosidad!!!! Otro de tus excelentes reportajes. Un enorme abrazo.

Luis G. dijo...

Me encanta tu texto y tus imagenes sobre esta bella ciudad. Sabes, voy a imprimir tu texto, para cuando vuelva a Paris. Seguiré fielmente el recorrido. Será como si mi amigo Gus estuviera a mi lado, enseñándome tantas bellezas...

París... París...!!!!

Un fuerte abrazo,

Luis.

GUSPLANET dijo...

Ahhhhhhhh! Muchas gracias amigos por la paciencia de leer éstas larguísimas notas y dejar vuestro mensaje. Aprecio realmente vuestra consideración!

Carlos: no sé amigo si has estado en París, pero el día que nos visites, no te pierdas por nada una excursión por el Sena. Creo que es ahí cuando obtenemos una visión de la belleza que ha resultado del amalgama de un rio con el diseño y la arquitectura de una ciudad pensada y realizada 'para la eternidad'!

Luis, gracias poeta por tu apoyo constante: la próxima vez que visites París, claro que estaré aquí y con gusto seré vuestro anfitrión. Discutiremos sobre tus paisajes y montañas y sobre la arquitectura de ésta fascinante ciudad. Que así sea!

JOSE MANUEL IGLESIAS RIVEIRO dijo...

He visitado Paris, creo que es la ciudad mas bella, por lo menos de las que yo conozco y son unas cuantas. Sueño con regresar allí y espero hacerlo pronto. Como tu dices el paseo por el Sena es algo imprescindible y obligatorio.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Divino todo como siempre, que ganas me dan de volver! Recuerdo de mi visita el edificio con las paredes cubiertas de vegetacion, nos llamo mucho la atencion x lo original.
Te queria consultar porque no lo encuentro, hay algun post en tu blog del Palacio de Versailles? Es una de las cosas que no llegue a visitar y me quede con la intriga.
Saludos desde BA,
Juli

Japy dijo...

Que ganas me estan entrando de visitar Paris. Gracias por enseñarnoslo. Un abrazo.

fosi dijo...

Hola Gus.
Perdona por estos retrasos en leer tus entradas,pero mas vale tarde que nunca.
Ya te he comentado mas veces las ganas que tenemos de ir y con estos apuntes que nos das,¿quien se puede resistir?.
Un abrazo.

Paco Piniella dijo...

Uno no se cansa de París y de sus monumentos, y de sus paseos, y de sus vistas, y de... tantas cosas

Bleid dijo...

apuntado queda Gus
y tanto es asi que estoy recopilando toda la info que nos brindas para mi futuro viaje a Paris, asi que gracias
un abrazo

GUSPLANET dijo...

Hola José! Qué bueno que conozcas París y sabes amigo? me encantaría ver las fotografías que TÚ harías por aquí. No dudo que tú trabajo sería fabuloso, París es una ciudad que inspira a fotógrafos (profesionales o aficionados) del mundo entero!

GUSPLANET dijo...

Hola Juli, qué bien que disfrutas de éstas imágenes... ése edificio es el Museo del Quai Branly, como menciono en el reportaje y claro que ésa 'pared vegetal' es realmente impresionante. La verdad que no he escrito sobre Versailles, entre nosotros, es un sitio que me abruma! Pero, pero, éste año decidí regresar en bicicleta, para recorrer sus jardines y la ciudad. Así que prometo que éste año finalmente escribiré ésa nota y compartiré las imágenes que tome. Saludos!

(el fin de semana pasado estuve (siempre en bicicleta) por Fontainebleau y Vaux Le Vicomte, así que muy pronto subiré las notas)

GUSPLANET dijo...

Japy, ojalá que la próxima vez que nos visites o si será tú primera vez, descubras una ciudad diferente y con cambios permanentes!

Hola Fosi: gracias amigo, por tú visita al blog y comentarios, también es mi deseo que muy pronto nos puedas visitar personalmente!

GUSPLANET dijo...

Paco, tienes razón, cada día me digo que es un regalo recorrer éstas calles, observas ésos monumentos, compartir las bellezas de una ciudad que nos continúa deslumbrando... y personalmente me encanta observar a los turistas (aunque sean tantos!), ver sus reacciones, tratar de entender sus comentarios...

GUSPLANET dijo...

Hola Bleid! Ya sabes, tú me haces una señal y con gusto te ayudaré en el armado de ése viaje... y la verdad que me encantará visitar el 'Museo Guimet' (uno de los más importantes de arte asiático en Europa!), contigo para que me cuentes sobre tus viajes al sudeste asiático! Abrazos!

El Guisante Verde Project dijo...

Si algo tiene París es que no importa las veces que la visites. Leyendo tus entradas, Gus, reconocemos tantos lugares..., pero lejos de sentirlos como algo conocido, lo que nos provoca es el impulso de volver, como si nunca los hubiéramos visto.
Ya no te digo los que nos descubres, como ese museo de tintes vegetales...

En fin, puede que este año sea el año, hace ya demasiados (pocos en realidad, pero parecen muchos), que no caminamos por allí.

Un abrazo!