"Ser cosmopolita no significa ser indiferente a un país y ser sensible a otros. Significa la generosa ambición de ser sensibles a todos los países y todas las épocas. El deseo de eternidad, el deseo de ser muchos" JORGE LUIS BORGES

30 de mayo de 2012

Paris y el Sena, una armonía casi perfecta! tercera parte




-
En ésta tercera entrega relativa al rio Sena en su paso por Paris, nos referiremos al trazado comprendido entre el 'Pont de la Concorde', los parques, monumentos emblemáticos, puentes, edificios  y el 'Pont de Sully', que une las orillas derecha (rive droite) e izquierda (rive gauche) en el extremo este de la 'Ile Saint-Louis'.
Si recorriéramos la orilla derecha del Sena, desde el 'Pont de la Concorde', lo primero que descubriremos son los 'Jardins des Tuileries' y el 'Museo del Louvre', uno de los paisajes urbanos más reconocidos de la ciudad y uno de los sitios más bellos de la Capital.
Los 'Jardins des Tuileries' se asocian al 'Quai d'Orsay' (orilla izquierda) a través de la 'Passerelle Solférino', donde encontraremos el famoso 'Musée d'Orsay', antigua estación de trenes reconvertida  grandiosa galería de arte de los maestros Impresionistas.
El 'Museo de Orsay' es mi favorito en la ciudad: por la monumentalidad de su edificio (en general me gusta la arquitectura de las grandes estaciones de trenes), por el valor incalculable de su fabulosa colección y porque acaba de ser renovado en gran parte y ésa renovación lo ha dotado de un aire de juventud muy apreciada.
Frente al 'Museo de Orsay' se encuentra el 'Museo Nacional de la Legión de Honor y de las Órdenes de Caballería': se trata de un fabuloso 'Hôtel particulier' (mansión) construido a fines del siglo XVIII y que desde 1804 es la sede de éste prestigioso premio, 'la Legión de Honor', medalla otorgada a quienes con 'sus servicios y virtudes' contribuyen al 'esplendor' y la historia de Francia.
Cabe destacar que, cada presidente de Francia, al entrar en funciones de su mandato (como ocurrió recientemente con François Hollande), es nombrado como 'Gran Canciller de la Legión de Honor' y es quien decide quiénes serán los próximos dignatarios que meriten recibir ésta alta recompensa.
La visita a éste Museo nos puede resultar sumamente interesante por dos motivos. Primero porque su entrada es gratuita y segundo porque todos aquellos amantes de la arquitectura podremos descubrir un fabuloso sitio, representante del Siglo de Oro de Paris (siglo XVII) y que ha inspirado a otras construcciones, netamente la 'Casa Blanca' de Washington, en los EEUU.


En éste punto deberíamos destacar que nos puede resultar muy interesante recorrer las calles situadas detrás del 'Museo de Orsay': se trata del distrito 8° de la capital y hogar de la mayoría de los ministerios públicos nacionales (también situados en fabulosos edificios que de por sí meritan su visita).

-

-
Por aquí se encuentra el 'Instituto Geográfico Nacional', el 'Museo Rodin', y por supuesto, el famoso 'Boulevard Saint-Germain' y la 'Maison de l'Amerique-Latine', entre tantos otros.

Continuando nuestro recorrido a través de la orilla izquierda del Sena (rive gauche), muy pronto arribaremos al 'Pont des Arts', una pasarela peatonal que une las galerías del Louvre con la 'Escuela nacional de Bellas Artes', el 'Instituto de Francia' (cuya cúpula es característica de éste paisaje urbano), la 'Biblioteca Mazarin' y el 'Palacio de la Moneda' ('Hôtel des Monnaies'), un edificio donde se diseñan y se venden las monedas nacionales, contiene un museo que traza la historia de la moneda desde tiempos romanos hasta la actualidad.
Detrás de éste complejo edilicio nos toparemos con calles repletas de galerías de arte y tiendas de anticuarios. En una de éstas calles, la rue des Beaux-Arts, se encuentra un hotel de pasajeros llamado simplemente 'L'Hôtel', reconocido porque allí habitó y falleció durante su exilio parisino, el escritor irlandés Oscar Wilde. Otro de los pasajeros ilustres de éste hotel, fué el escritor argentino Jorge Luis Borges quien, durante sus visitas a la ciudad en los años '60 y '70 solía hospedarse allí. Ambos escritores son reconocidos por placas de mármol situadas en la entrada principal de éste singular rincón de la ciudad.
-

-
Recorriendo éstas calles, rue Bonaparte y rue de Seine, arribaremos en diez minutos al corazón del barrio de 'Saint-Germain-des-Prés' y la Iglesia del mismo nombre (una de las más antiguas de la ciudad, los domingos ofrece misas en español). Por aquí no deberíamos perdernos visitar los famosos cafés literarios 'Les Deux Magots' y el 'Café de Flore', la 'Brasserie Lipp', el cercano 'Museo Delacroix', el 'Marché Saint-Germain' y las fabulosas tiendas especializadas de la zona.


Ahora sí, nuestro recorrido por las orillas del Sena nos acerca a las dos grandes islas situadas en éste tramo de la ciudad: 'Isla de la Ciudad' e 'Isla San Luis'.
Como hemos mencionado anteriormente, la 'Isla de la Ciudad' es el centro histórico de Paris, el lugar donde se asentaron las primeras tribus célticas. En sus 2000 años de historia, la 'Isla de la Ciudad' continúa marcando el ritmo político y social de los parisinos y es el sitio donde se encuentran innumerables monumentos emblemáticos, como la 'Catedral de Nôtre-Dame', la 'Sainte-Chapelle', el 'Palacio de Justicia' y la 'Conciergerie', los 'Tribunales de Comercio', la 'Prefectura de Policía', el 'Hospital Dieu' (el hospital más antiguo de Paris), el pintoresco 'Mercado de las Flores', el 'Memorial de la Deportación' (recuerda a los miles de parisinos de confesión judía que fueron deportados a los campos de exterminio nazis durante la segunda guerra mundial), etc.
En el extremo oeste de la 'Isla de la Ciudad' nos hallaremos frente al 'Pont Neuf' que, en despiste de su nombre (Puente Nuevo), es el más antiguo de la ciudad.
-


-
Aquí nos encontraremos con uno de mis rincones favoritos: se trata de la muy escondida 'Place Dauphine', edificada bajo 'Enrique IV' en 1607 (cuya estatua ecuestre se encuentra situada sobre el 'Pont Neuf'), se trata de un rincón cuya encantadora arquitectura permanece intacta desde el siglo XVII. Es muy popular por los empleados del Palacio de Justicia en los mediodías y desértica en las noches. Ideal para una cena tranquila y a la luz de las velas, en algunos de sus bistró.

En el punto extremo al oeste de la isla se encuentra el 'Square du Vert-Galant', una de las plazas más bellas de la ciudad y uno de los mejores puntos para observar el paisaje urbano parisino: las vistas que desde allí se obtienen del 'Pont des Arts' y por ende del 'Museo del Louvre' y del 'Instituto de Francia' son espectaculares. Popular (como todas las orillas del Sena) entre los amantes del picnic, no deberíamos perdernos la experiencia de sentarnos allí a observar la vida (y los barcos del Sena) pasar. Es allí donde se sitúa el muelle de la compañía de barcos turísticos 'Vedettes du Pont Neuf'.

La 'Isla de la Ciudad' se une, a través de los citados 'Pont Neuf', el 'Pont au Change', el 'Pont Notre-Dame' y el 'Pont d'Arcole' con la orilla derecha (rive droite). Aquí se localiza otra serie de edificios emblemáticos como la 'Iglesia Saint-Germain-l'Auxerrois' y la 'Alcaldía' del 1° distrito de París (visibles cuando salimos desde el 'Museo del Louvre' en dirección al 'Pont Neuf').
Continuando por el 'Quai de la Mégisserie' convergeremos con unas cuantas tiendas de plantas y mascotas, populares entre las familias y que dotan de un gran colorido a las veredas de éste rincón de la ciudad.

Una vez que atravesamos éstas pintorescas tiendas, arribaremos inmediatamente a la 'Place du Chatelet' dominada por una fuente de inspiración egipcia que posee una columna en cuya cima se encuentra un preciosa escultura de un ángel con sus alas desplegadas. Frente a ésta plaza se encuentran dos teatros públicos: el 'Theatre de la Ville' y el 'Theatre du Chatelet'. Detrás de éstos teatros, podremos distinguir la silueta gótica de la 'Tour Saint-Jacques', único vestigio de lo que alguna vez fué la 'Iglesia de Santiago', punto de partida de los peregrinos hacia Compostela!
Es entonces cuando, atravesando el 'Pont d'Arcole', uniremos la 'Catedral de Notre-Dame' con el 'Hôtel de Ville', sede de la alcaldía central de París (recordemos que la ciudad de Paris se encuentra dividida en veinte distritos y que cada uno de ellos posee su propio 'mairie' o 'alcalde' elegidos en sufragio universal).
Claro, detrás del 'Hôtel de Ville' arribaremos al cercano 'Centro Pompidou' y los populares barrios de 'Les Halles' ('Beaubourg') y 'Les Marais'.

La 'Isla de la Ciudad' se encuentra unida, en su extremo este, con la 'Isla de San Luis' a través de un puente peatonal.
-

-
A su vez, la 'Isla de San Luis' se unifica con la margen derecha del Sena, a través del 'Pont Louis-Philippe' desde donde, continuando exactamente en sentido derecho y a diez minutos de marcha se toparán con la los jardines del 'Museo Picasso' y... mi casa!

Regresando a la 'Isla San Luis', deberíamos saber que ésta 'aristocrática' isla es urbanizada a partir del siglo XVII: observando su imponente arquitectura parece mentira saber que, hasta entonces, sus tierras se utilizaban para la agricultura y el pastoreo.
La 'Isla de San Luis' posee un conglomerado de 'hoteles particulares' (mansiones) construidas por la aristocracia a partir del siglo XVII, actualmente constituye uno de los sitios más onerosos para vivir. Sus hoteles particulares son legendarios y se encuentran inventariados como algunos de los más bellos. Por allí se encuentra la 'Sociedad Histórica y Literaria' polaca: alguna vez hogar del poeta romántico Adam Mickiewicz, en sus facetas como escritor y como personaje implicado activamente en la vida de los exiliados polacos en la ciudad. Su casa-museo preserva una importante colección de arte y literatura polacas y resguarda recuerdos de los años que su ilustre coterráneo, Fréderic Chopin, vivió en la ciudad.
-

-
Retomando nuestros pasos, podremos alcanzar las orillas izquierdas del Sena (rive gauche), a través de los citados 'Pont Neuf', 'Pont Saint-Michel', el 'Petit Pont', el 'Pont au Double' y el 'Pont de l'Archéveché', que unen la 'Isla de la Ciudad' con éstas márgenes izquierdas. Muy pronto arribaremos a la zona conocida como 'Barrio Latino', sede de la vida estudiantil desde que en el siglo XIII se fundara el 'Colegio de la Sorbona' (1257).

Por aquí no deberíamos perdernos visitar la monumental 'Fuente de Saint-Michel' (situada literalmente sobre la fachada de un edificio), las antiquísimas iglesias de 'Saint-Séverin' y 'Saint-Julien Le Pauvre' (que ofrecen conciertos cada día de la semana), aunque tendríamos que pasar de largo por las atestadas callejuelas plagadas de turistas, tiendas de recuerdos y restaurantes griegos e italianos de muy dudosa reputación: aquí se encuentra una de las mayores colonias de ratas de la ciudad y simplemente la higiene de éstos 'bares al paso' deja muchísimo que desear!
Una vez que atravesamos éstas callejuelas 'atrapa turistas', podremos arribar a los principales puntos de interés del citado 'Barrio Latino' (una vez más debemos aclarar que 'Latino' refiere al idioma hablado hasta hace poco en éstas facultades): el 'Museo y Termas de Cluny' que engloba el fantástico y muy interesante 'Museo Nacional de la Edad Media'.
 

Entre éste 'Museo de la Edad Media' y el edificio del 'Panteón' se encuentran situadas la sede del rectorado y numerosas facultades de la Sorbona, como así también prestigiosos colegios e institutos. Notablemente el 'Liceo Henry IV', la 'École Normale Supérieure', la 'École Nationale des Arts Decoratifs', el 'Instituto Oceanográfico', el 'Instituto Pierre et Marie Curie', entre muchísimos otros.
-



-
Quelques Notes:

14 comentarios:

Luis G. dijo...

Amigo Gus, me has llenado mi retina de tantas imagenes de Paris, que me siento como un viajero privilegiado por tan mágica ciudad desde mi despacho. Vamos, que con tus explicaciones, sugerencias, lugares típicos, parques, monumentos... uno se siente tan atraido por Paris, que ya me estoy haciendo la idea de visitarlo. Que maravilla todo. Un gran documento viajero.... extraordinario...!!!!

Un abrazo,

Luis.

Alfonso. dijo...

Magnífico reportaje, Gus. He visitado París innumerables veces, desde mi primer viaje en auto-stop en el verano de 1968, en mi época de estudiante (recuerdo cómo gritaban a los CRS en el barrio latino: !CRS=SS!) (pronúncialo en voz alta en francés y verás qué curioso juego de palabras); pero cada una de tus imagenes me despierta de nuevo el deseo de volver. Gracias y un cordial saludo,

Abilio dijo...

Hola Gus, de nuevo por aquí, después de un parón casi obligado.
He estado leyendo las dos anteriores entradas sobre París y has realizado una trilogía estupenda, lleno de imágenes que corroboran tus textos en este reportaje por "capitulos" que ayuda a comprender a esta ciudad romántica.

Un abrazo

Johnny Sánchez dijo...

Hola Gus, Yo no conocí Paris hasta que no pasee por el Sena.Un abrazo

GUSPLANET dijo...

Gracias Luis por tus palabras! Sabes que cuando visité ésta ciudad por primera vez (allá por setiembre del '99), claro que París me había gustado mucho. Luego, cuando me mudé aquí hace exactamente seis años, pasé un periodo que me abrumaba y que le prestaba demasiada atención a los parisinos... ahora, me sigue encantando, ya no presto ninguna atención a los parisinos y me dejo llevar por las numerosas sorpresas que cada día me ofrece ésta bellísima ciudad... y sí, es un sueño y un enorme privilegio tener ésta experiencia de vivir por aquí!

GUSPLANET dijo...

Hola Alfonso! Muchas gracias también por tus palabras y por compartir con nosotros tús anécdotas. Parece ser que por ésa época se vivía una revolución especial en todo el mundo y qué bueno que has sido testigo de un momento clave en la historia de ésta ciudad. No dudes en hacerme una señal cuando nos visites la próxima vez!

GUSPLANET dijo...

Gracias, muchas gracias Abi... por tú enorme paciencia en leer mis larguísimos reportajes! JAJAJAJA y gracias amigo por tús palabras, sabes que las aprecio especialmente.

Qué bueno Johnny, lo interesante es (como comentan muchos amigos cuando nos visitan por primera vez), que al pararte frente a la Torre Eiffel y frente al Sena, finalmente sientes que has 'arribado' a Paris, no es así?

Paco Piniella dijo...

Fantásticas las fotos

fosi dijo...

Hola Gus.
Unos amigos que estuvieron el año pasado vinieron encantados,en cuanto tenga la oportunidad nos escapamos,lo del barco me llama la atención,ummm....
Un abrazo.

kai51 dijo...

Sabes Gus... casi ya no necesito ir a París...entre tus imágenes y tus escritos que tan bien reflejan las rutas y recovecos de una hermosa ciudad como esta en la que vives...Pero así y todo algún día iré y me llevare estos magníficos reportajes como ayuda para visitar la ciudad.
Un abrazo

el viajero impresionista dijo...

Hola Gus, muchas gracias por tu viaje virtual. Me has recordado los pasteles que me comí en la plaza del Museo D´Orsay, la fantástica compañía de todo el picnic al lado del Sena y me has enseñado otras plazas para anotar. Siempre quedará París. Saludos!

www.thewotme.com (The world thru my eyes) dijo...

Un buenísimo reportaje ... que da para más de tres post por cierto, porque París y el Sena ... son mucho más que un simple rio un una simple ciudad.

Un saludo.

Japy dijo...

Magnifica guia para visitar Paris. Y si no lo podemos visitar por lo menos nos hacemos una idea y nos pones los dientes largos. Un abrazo.

El Guisante Verde Project dijo...

Gus, ahora ya te lo decimos a las claras, nos vamos a bajar estas entradas y construirnos un PDF, para cuando tengamos morriña parisina (que es a menudo, sobre todo últimamente).

Recuerdo, cuando en una de nuestras visitas, llevamos a cuatro amigos, y al tercer día en París, visitando las Termas de Cluny, nos preguntaron: Chicos, ¿cuando vamos a ver los grandes monumentos...?

Ahí nos dimos cuenta que nos habíamos pasado un pelín... jajaja.

Abrazos!