"Ser cosmopolita no significa ser indiferente a un país y ser sensible a otros. Significa la generosa ambición de ser sensibles a todos los países y todas las épocas. El deseo de eternidad, el deseo de ser muchos" JORGE LUIS BORGES

21 de septiembre de 2012

Cicloturismo en Luberon, Provenza!


-
Voy a tomar la ruta 3
una mañana para no volver
cantando bajito me voy para el campo...
Total la ciudad como siempre dormida,
ni se va a enterar que me llevo la vida
...y la música también!
-

-
Por el camino me iré soñando,
todas las tardes que me guarda el verano,
el trigo me espera para darme trabajo...
Me espera la lluvia, también la sequía,
el viento que arranca cualquier alegría,
me dará tanta música la naturaleza...
-

-
He aquí la continuación del relato de un descubrimiento que ha cambiado mi estilo de vida de una forma ciertamente 'sorprendente'. En otras ocasiones, y los amigos que siguen las aventuras del 'GUS PLANET' desde hace unos años lo sabrán, hemos hablado de la región de la Provenza, ése territorio del sud este de Francia que comprende tres regiones bien diferenciadas: la Provenza propiamente dicha, los Alpes del sur o Marítimos y la afamada Costa Azul.En los últimos años he estado descubriendo y recorriendo varios rincones de ésta fantástica región, tratando de conocer sitios naturales y tratando sobre todo de ir al encuentro de la gente local, conocer sus historias, sus costumbres, sus quehaceres.
Fué así como conocí el departamento de Vaucluse y al sur de éste, el fabuloso Parque Natural de Luberon, un territorio marcado por valles, colinas y macizos montañosos como lo son los Montes de Vaucluse y las Montañas de Luberon.

Tanto ha sido mi encantamiento con la zona, con ésos pueblos medievales literalmente 'colgados' de las colinas, con sus castillos y fortificaciones, con sus mercados populares, con sus costumbres, pero sobre todo con ésos paisajes que tan bien combinan sitios naturales protegidos y la mano del hombre, que ha sabido modificar y al mismo tiempo preservar ése riquísimo patrimonio, que he decidido vivir entre París y Provenza. Persiguiendo la idea que los sueños se deben perseguir y realizar, es que he tenido la suerte de encontrar 'el sitio' que considero perfecto: una casa situada en un valle algo alejado de las poblaciones, rodeado de viñedos, colinas, paisajes protegidos, algunos campos donde se desarrolla una agricultura totalmente orgánica, y rodeados de algunos de los pueblos más bellos de la región (y de Francia), como lo son Roussillón, Gordes, Saint-Saturnin-les-Ápt, Goult, Bonnieux, Lacoste, Ménerbes, Lourmarin, etc.
Una primera etapa ha sido cumplida: pasar casi un verano entero allí y sentir de primera mano cómo es éso de vivir rodeados de naturaleza y de tantos sitios encantadores, con una profunda historia, con un clima mediterráneo y bajo un intenso sol que nos cobija durante todo el año.
-

-
Algo que ayudó a convercerme que me encuentro en el camino correcto, es la posibilidad que ofrece ésta región de realizar todo tipo de actividades en medio natural y la posibilidad de recorrer hasta sus rincones más alejados en bicicleta, ya que los departamentos de Vaucluse y Alpes de Alta Provenza, ofrecen una infinita gama de itinerarios.
Para ello desarrollan, desde hace décadas, un circuito perfectamente señalizado y protegido de bicisendas que comprenden pequeñas rutas departamentales, antiguas vias férreas, antiquísimos caminos romanos (como lo es la 'Via Domitia'), pequeños senderos privados y otras rutas desarrolladas y trazadas con el fin de alcanzar los rincones más lejanos y por ende, protegidos, del Parque Natural de Luberon.
Por aquí también se encuentra el que es considerado el 'Olimpo' de los ciclistas, el afamado 'Mont Ventoux' que, con sus 1912 mts y sus pendientes de 10° de promedio, lo convierten en un paraíso para los grandes deportistas del ciclismo. Pero regresando a nosotros, simples mortales, debemos reconocer que el Luberon cuenta, en sus 450kms de bicisendas señalizadas, con el privilegio paisajístico que ostentan ésos valles, ésas colinas, ésos pueblos medievales sobre los que hacemos referencia más arriba.
Primero deberíamos saber que existe una excelente y muy profesional red de cicloturismo, en francés se denomina 'Vélo Loisir en Luberon', que provee de mapas y folletería (por ahora sólo en francés, inglés y alemán... veremos si puedo cambiar ésa situación, JA!), la cual agrupa a todos los agentes que intervienen en la práctica de ésta fabulosa actividad. Se trata de reunir a las oficinas de turismo locales, a los prestatarios de servicios turísticos (oficinas de alquiler de bicicletas, talleres de reparación, alojamientos rurales, restaurantes y bares locales, tiendas), sabiendo que así, reunidos, pueden ofrecer un servicio de calidad que se corresponda con lo esperado por los miles de visitantes que cada año recorremos ésas sendas.
En cada oficina regional o local de turismo, nos ofrecen excelentes mapas con todos los itinerarios propuestos y señalizados. También nos ofrecen folletería para conocer a todos los prestatarios de servicios adheridos al sistema y que corresponden con las normas, estrictas, de preservación del medio ambiente. Y ése es un tema mayor a la hora de pensar en Luberon: ésta región ha hecho del medio ambiente una causa mayor de existencia y su protección, una tarea emprendida por sus habitantes.
-


-
Cuando pensemos en Luberon deberíamos asociarlo con el paraíso para los amantes de los productos orgánicos y créanme que, una vez que conoces personalmente de dónde provienen ésos productos que consumiremos, fácilmente nos podremos convertir en 'activistas' de la causa medioambiental y orgánica.
Tal vez influenciados por ésa rica diversidad, por el testimonio de agentes locales que trabajan duro por la preservación de ésos paisajes, por mantener en alto el patrimonio legado por sus antepasados, por contribuir al desarrollo del turismo local en permanente comunión con los agricultores y artesanos, que uno no puede menos que tratar de poner un granito de arena en ése engranaje de separar lo que es orgánico, medio ambiental, de todo aquello que proviene del uso industrial del medio ambiente y de los productos de la tierra (ver rúbrica 'Luberon Bio').

Cada mañana he tratado de recorrer un circuito diferente de bicisendas, de todos los propuestos por las oficinas de turismo locales. Así pude descubrir el circuito de 'Luberon en bicicleta' el cual se trata de 250kms de senderos entre las ciudades de Cavaillon, Apt, Folcalquier y Manosque. Situado principalmente sobre el departamento de Vaucluse, éste itinerario comprende pequeñas rutas tranquilas y algunas vías verdes. Otros itinerarios que he recorrido son las 'Rutas de los Ocres', que comprende (como hemos mencionado en la nota anterior), aquellos sitios históricos y naturales que tienen que ver con la antigua explotación de canteras de ocres, situados entre Apt, Rustrel, Villars, Saint-Saturnin-lés-Apt, Roussillon y Gargas: pequeñas rutas pintorescas, poco frecuentadas, un itinerario accesible a todos que atraviesa algunos de los paisajes más bellos y algunos de los pueblos más remarcables del Parque de Luberon.
La próxima ruta se denomina 'Ciclovía de Calavon' ('Véloroute du Calavon') en nombre del río cuyo lecho acompaña. Se trata del desarrollo de una fabulosa ciclovía que el Consejo General de Vaucluse en sociedad con el Parque Natural de Luberon y la Unión Europea a elaborado y puesto en marcha desde el año 2004.
-

-
En realidad la 'Ciclovía de Calavon', con sus 28kms de recorrido, intenta ser parte de otra ruta, mucho más ambiciosa, que se denomina la 'Eurociclovía del Mediterráneo' ('Eurovéloroute de la Mediterranée'), un proyecto a escala continental que unirá en un futuro cercano, las ciudades de Lisboa y Atenas a través del Mediterráneo!

Con la renovación en curso de las 'Via Venaissia' y de la 'Via Rhôna', la 'Ciclovía de Calavon' y sus 28kms abiertos, es una de las realizaciones estructurales exclusivamente ciclística más grandes de la región. Ésta muy pronto se constituyó en  mi ruta favorita, ya que a través de éste circuito, casi en su totalidad diseñado en tierras planas, es posible desarrollar una actividad deportiva desarrollada para toda la familia y para todos los niveles de ciclistas y a su vez nos permite atravesar algunos de los paisajes (principalmente viñedos) más bonitos de la región.

Otra de las características destacables de la 'Ciclovía de Cavalon' es que, en gran parte, continúa el trazado de la vía romana denominada 'Via Domitia', que unía las antiguas colonias de Narbona (Colonia Narbo Martius) con Turín (Augusta Taurinorum). Por aquí perdura otro testimonio del genio constructor de los romanos: se trata del 'Puente Julian' ('Pont Julien'), tradicionalmente datado en el año 3AC y que se sitúa a 5km de Bonnieux y a 8kms de Apt (la antigua colonia Apta Julia).
Así, atravesando el 'Puente Julián' dos itinerarios son propuestos: al este, hacia la mencionada Apt y hacia Saint-Martin-de-Castillon, donde por ahora termina. Y hacia el oeste hacia Beaumettes (tramo realizado) y hacia Cavaillon (tramo en pleno trabajo de realización).
-



-
Otras ciclovias demarcadas y populares en la región son las denominadas: 'Pays de Forcalquier' en los Alpes de Alta Provenza' o 'Pays d'Aigues' en Vaucluse. Así como 'Las Puertas de Ventoux' que recorre gran parte de las fantásticas 'Gargantas del río Ventoux' a partir de Bedoin, 'Entre viñedos y granjas de Pays de Sorgues', 'Las terrazas del Mont Ventoux', 'Ruta de los Pueblos medievales' a partir de Vaison la Romane y 'Los viñedos de Châteauneuf-du-Pape', por sólo citar algunos!
-




-
Quelques Notes: Ahhhh el campo, la naturaleza, el olor a cosecha, a lluvia recién estrenada y que no me permite volver, ya no quiero volver! Ésta es una 'vieja' canción folk ('Mi querido Coronel Pringles', por el nombre de su pueblo natal) de una artista argentina llamada Celeste Carballo, era un 'clásico' de los fogones, las guitarreadas, los campamentos, los encuentros de varias generaciones (¿me pregunto si hoy la seguirán cantando?), que bien define la sensación que me embarga cuando emprendo la ruta hacia la Provenza... he cambiado el campo argentino por la campiña francesa, pero el sentimiento es el mismo, porque la naturaleza y los sueños no conocen de geografías, no?. La verdad que es difícil describir con palabras (...y no sé si mis fotografías le rinden homenaje?) lo que significa recorrer ésos senderos, ésas ciclovías entre colinas, campos labrados, viñedos como mares infinitos, campos de lavanda, pueblos medievales. Como comentáramos en la nota, en el Luberon existe todo un circuito desarrollado para la práctica del clicloturismo; así, es posible alquilar bicicletas en plaza (actualmente se está popularizando la práctica de bicicletas con pequeños motores eléctricos, sobre todo en personas mayores) y se pueden organizar circuitos de varios días con la posibilidad de reservar con antelación dónde dormir (desde pequeños hoteles rurales, granjas, casas de familias, grandes dominios vitivinícolas, etc.). Algo muy interesante cuando arribamos a una Oficina de turismo local, es demardar folletería sobre los eventos de la temporada, sobre el calendario de mercados populares, sobre los dominios vitivinícolas abiertos a la degustación, los sitios donde venden cerámicas artesanales o aquellos sitios donde venden productos realmente catalogados como 'bio' u 'orgánicos'. En fin, todo un mundo de posibilidades al alcance de nuestras manos y posibilidades!


6 comentarios:

Abilio Estefanía dijo...

Hola Gus, te veo viviendo en Luberon en un pis pas, con tu bici y rodeado de Naturaleza por todas las partes.
Ciertamente es un lugar privilegiado y que te llena por la forma en que lo describes.

Un abrazo

fosi dijo...

Hola Gus.
Me alegro que al final hayas logrado tu sueño,yo este año lo hago al reves,me voy de lunes a viernes a la ciudad.
A ver si me voy organizando un poco porque como veras no tengo mucho tiempo para el ciberespacio.
Un abrazo,amigo.

Anónimo dijo...

Que hermoso Gus! Que linda manera de recorrer esos paisajes tan magicos! Yo no me subo a una bici desde que tenia 17 años (ahora tengo 37) Aca en la ciudad me da miedo andar por el tema del transito pero por suerte dentro de poco me voy a mudar a las afueras y ahi voy a retomar ese habito tan saludable.
Un deleite tu blog, como siempre.
Besos desde BA!
Juli

M. Teresa dijo...

Veo que estás muy en forma !! La cuesta que hay de Gordes a la Abadía de Senanque es apta sólo para profesionales.

Un abrazo

CARLOS dijo...

Gus, espectacular tu entrada, bueno todas lo son, pero en esta que mezclas la fotografía, el deporte y la descripción de una zona preciosa, es de lujo. Para aquellos que como yo nos tenemos que conformar con viajar virtualmente, acercarnos a tu blog es un placer en todos los sentidos y todo un lujo leer tus artículos y la descripción de lugares tan hermosos como este. Un enorme abrazo desde Asturias.

Marisa, el rincón de mi niñez dijo...

Holaaaa
Que imàgenes madre de Dios.
CUanto hacìa no paseaba por blogger, y hoy retomè el camino nuevamente y me encuentro que los paseos, las imàgenes bien bellas. de naturaleza y arquitectura siguen en el mismo lugar de siempre.
Un saludo desde argentina Gus