"Ser cosmopolita no significa ser indiferente a un país y ser sensible a otros. Significa la generosa ambición de ser sensibles a todos los países y todas las épocas. El deseo de eternidad, el deseo de ser muchos" JORGE LUIS BORGES

23 de mayo de 2013

En Lourmarin y junto a Albert Camus


-
No camines delante de mí, puede que no te siga. No camines detrás de mí, puede que no te guíe. Camina junto a mí y sé mi amigo. Albert Camus
-

-
La tiranía totalitaria no se edifica sobre las virtudes de los totalitarios sino sobre las faltas de los demócratas. Albert Camus
-

-
 Situado en las planicies al sur del Parque Natural regional de Luberon, Lourmarin es uno de ésos pueblos provencales íntimamente ligados a su patrimonio y a las personalidad que forjaron su destino y dejaron una huella indeleble entre los pobladores locales: Lourmarin ha sido el pueblo elegido por, nada menos, que dos de los más importantes escritores en idioma francés: Henri Bosco y muy especialmente Albert Camus, Premio Nóbel de Literatura de 1957 y destino trágico.

Muchos siglos antes que éstos dos monstruos sagrados de la literatura encontraran su refugio de paz en Provence, Lourmarin fué una comuna que se forjó a través de siglos de instalación de tribus celtas-ligures y luego de la conquista romana por piamonteses.

Si bien es partir del siglo XII de nuestra era que Lourmarin entra en la historia con la fundación de una fortaleza bajo el patrimonio de los Caballeros Hospitalarios du Pont de Bonpas, instalados aquí por ser un sitio de pasaje entre las comunas de Aix-en-Provence y Apt.
Conjuntamente con la fortaleza de los Caballeros Hospitalarios du Pont de Bonpas, se funda la Abadía Saint-André de Villeneuve-lés-Avignon. Si bien ambos sitios hoy han desaparecido, los trazos arquitecturales y urbanos son visibles en varios puntos de éste bellísimo pueblo provenzal.

En el siglo XV, durante el Renacimiento francés, en las entonces ruinas de la fortaleza de los Hospitalarios, se funda un castillo que perteneció a la familia de los Foulques d'Agoult, quienes otorgan un cierto bienestar a sus habitantes y a muchos otros que descienden de las altas montañas para instalarse en éste valle próspero y muy bien protegido.
-


-
Es interesante conocer la historia de las corrientes poblacionales que han forjado la Provence actual, porque la influencia de la vecina Italia es evidente en tanto su arquitectura, diseño urbano, agricultura y artesanado. Cuando no, hablando de los pueblos instalados aquí, como fueron los Vaudois del Piemonte, llegados a partir del 1470 (claro, recordemos que en aquellos siglos no existían las fronteras modernas que hoy conforman nuestros países y sobre todo recordemos que las corrientes migratorias han existido desde siempre!).

Seguido de siglos de grandes cambios, debido sobremanera a las guerras de religión y las pestes que asolaron gran parte de la Provence, y durante el periodo de mediados del siglo XIX y pormenores del siglo XX, Lourmarin sufre con el éxodo rural y su posterior caída en desgracia.

Sin embargo es a partir de 1920 cuando el Castillo de Lourmarin es adquirido por un riquísimo industrial lyonés y su posterior restauración despierta el interés por éste poblado adormecido por tantos siglos.
A la muerte del industrial lyonés, el Castillo de Lourmarin es legado a la comuna y transformado en una residencia de artistas, escritores, pintores, músicos. Actividad que desde entonces nunca ha cesado y que le ha otorgado a Lourmarin un encanto muy especial que continúa atrayendo a numerosos artistas. Entre ellos, nuestros amigos Henri Bosco y muy especialmente Albert Camus.
La historia de amor entre Albert Camus y Lourmarin se debe en principio a otro escritor, René Char, instalado desde tiempo en el poblado (gracias evidentemente a las ventajas que otorgaba el castillo transformado en residencia de artistas) y quien lo entusiasma para adquirir una casa en Lourmarin.
Aparentemente Camus, cansado de la vida literaria y sobre todo de las críticas que recibía por ciertos círculos literarios de izquierda de la época debido a su oposición al régimen fascista soviético y cansado de tener que asistir a fiestas mundanas y eventos organizados por sus editores (la familia Gallimard), que decide invertir el dinero ganado al recibir el Premio Nobel de Literatura en 1957, en ésa residencia local.
-



-
A pesar que Camus alcanzó a vivir solamente dos años en Lourmarin (recordemos que fallece trágicamente en un accidente de auto ruta, el 4 enero de 1960, en un viaje entre Lourmarin y Paris, auto que es conducido por Michel Gallimard, sobrino del fundador de la famosa casa de edición), su recuerdo es aún vigente gracias a que, muchos años antes de adquirir su casa, Camus frecuentaba el pueblo y gracias netamente a su participación activa en el apoyo a instituciones culturales, políticas y deportivas locales.
Luego de ése trágico accidente de auto, Albert Camus es trasladado a Lourmarin donde es enterrado en el cementerio local. Su viuda y en la actualidad sus dos hijos, residen en Lourmarin, pueblo que organiza permanentemente eventos para revivir la memoria de su más ilustre habitante.
Para los amantes de la literatura de éste gran escritor, considerado una de las mentes más brillantes del siglo XX, se ha creado un ‘Circuito Albert Camus en Provence’, una visita sumamente interesante que nos permitirá conocer sitios emblemáticos frecuentados por Camus, acompañados por la recitación de pasajes de su extensa obra.
Perdernos por las callecitas de Lourmarin nos permitirá recorrer un precioso pueblo, netamente provenzal, arraigado en las mejores costumbres locales: preciosas tiendas donde adquirir productos regionales, un número interesante de bares y restaurantes, confortables y modernas residencias hoteleras, bellísimos jardines públicos y privados, así como galerías de arte que reflejan la dinámica vida cultural local.
Una vida cultural centralizada en el Castillo de Lourmarin, donde se organizan festivales de música, de creaciones artísticas, teatro, encuentros literarios y todo aquello que hace al bienestar de un pueblo y sus numerosos habitantes.
-


-
Como no podía ser de otra manera, Lourmarin conforma ése abanico de poblados que integran la prestigiosa organización de ‘Los Pueblos más bellos de Francia’, quienes reconocen la belleza y autenticidad de éste rincón, uno de mis favoritos, del Parque natural regional de Luberon, en la Provence.
Si sólo contamos con unas horas para visitar Lourmarin, no deberíamos perdernos el espectáculo popular que representa su mercado provenzal de los viernes por la mañana!
Considerado uno de los más bellos y dinámicos de la región, el mercado callejero de Lourmarin es un sabroso muestrario de los mejores productos que podremos descubrir en éste rincón del sudeste de Francia: desde los productos de granja, como verduras y frutas, chacinados, fiambres, salames, quesos, derivados de la miel, flores, panes caseros, ceramistas, bordadores, pintores, acuarelistas, en fin, un sinnúmero de puestos bellísimamente presentados y que recrean, cada viernes, el mejor teatro de la vida provenzal... y todo en un marco de arquitectura, clase, ambiente, viñedos, campos de lavanda, girasoles, olivares, en fin, la vida misma!
-

-

Quelques Notes:
Estimados amigos, realmente aqui nos estamos refiriendo sin dudas a uno de los sitios imprescindibles en nuestra visita de éste rincón del Parque Natural Regional de Luberon, en Provence. En Lourmarin se respira un ambiente muy agradable, sus callecitas, sus casas y edificios, sus increibles parques y jardines, sus terrazas, todo pareciera que fuera dispuesto armoniosamente para el disfrute de nuestros sentidos. Como he comentado más arriba, visitar su mercado popular de los viernes por la mañana es recorrer uno de los eventos más destacables y coloridos de la región. Los productos que se ofrecen suelen ser de excelente calidad y la posibilidad de deletirnos con tantas maravillas se encuentra al alcance de nuestras manos.
Siendo uno de los privilegiados de la lista de 'Los Pueblos más bellos de Francia', aquí estaremos recorriendo ése típico pueblo provenzal, con encanto y dinamismo, claro, ¿qué más podremos desear al recorrer ésta famosa región del sur de Francia?
Como también mencionáramos, la presencia de Camus es evidente y si tenemos la posibilidad de realizar la visita guiada sobre sus pasos (lamentablemente solamente se ofrece en francés), podremos aprender y apreciar mucho más sobre la vida y obra de éste escritor, filósofo, militante, una de las personalidades más brillantes de su época y uno de los escritores cuya obra no se separa de su vida, sus ideales y sus convicciones. Algo realmentes muy raro de encontrar!

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Gus,
Que hermoso post! Tomo nota para en el futuro hacer un viajecito por el interior de Francia y visitar un lugar tan lindo y colorido. Ya me estoy preparando con clases de frances :-)
Me encanto!
Un saludo desde BA,
Juli

Bleid dijo...

Preciosa entrada GUs
Poco a poco estoy preparandome un buen itinerario por esa zona gracias a tus post
Por cierto nos hemos cambiado de pagina www.volandovoyviajes.es
nos gustaria te pasaras por alli y nos digas que te parece
un abrazo fuerte

El Guisante Verde Project dijo...

Hola Gus! Ya no podíamos dejar más tiempo dejar una (pequeña) huella en tu casa. Poco a poco el tiempo va pasando, y de pronto, nos damos cuenta de que han transcurrido meses... Si hemos estado atentos a tus andanzas, tu "renacer", si es puede llamarse así, en Provence, aunque nos cuesta imaginarte fuera de París, a la que no sabemos si has vuelto ya, porque comentabas que estarías a caballo entre ambos lugares.
Por otra parte, leyendo y viendo lo que nos cuentas de tu nuevo hogar, tampoco nos extraña porque de hecho, también nosotros nos hemos planteado en múltiples ocasiones algo así; tal vez, es que aun no hemos encontrado el lugar, quien sabe.
En cualquier caso, seguimos ahí.
Un abrazo!

Paco Piniella dijo...

Me gustan mucho los post de viaje con relación a la literatura, este es genial,

Saludos viajeros
El LoBo BoBo

el viajero impresionista dijo...

Hola Gus

Camus supo elegir. Se fue demasiado pronto pero seguro que se alegra de vivir eternamente en Lourmarin. Saludos.

Aldana Palmieri dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
David dijo...

Un post muy bueno.
El Pueblo me recuerda vagamente a Carcassone, no tan turistico ni medieval, pero si por lo cuidado de las plazas y calles.
Felicidades